Anuncios
Tag Archives: laurel

Fricasé de pollo a la cubana: para olla exprés o normal

19 Feb
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La cocina cubana es una gran mezcla de diferentes culturas, por ello puedes encontrar desde un plato que hace un guiño a los cocidos españoles hasta una receta con salsas parecidas a las italianas o con vocablos indígenas, ingleses o incluso franceses como este fricasé de pollo que hoy os quiero mostrar. No sabemos a ciencia cierta cuándo ni quién introdujo en nuestra cocina este rico guiso de ave. Se dice que fue la burguesía habanera por allá por los siglos XVIII o XIX. Tampoco conocemos cuál es la receta original definitiva debido a la variedad de ingredientes con que se ha preparado a lo largo de los años.

Lo cierto es que con unos u otros productos, respetando la salsa a base de tomate, se ha llevado a la mesa como una receta donde proteínas, verduras y carbohidratos se complementan magistralmente. Algunas referencias gastronómicas indican que en un fricasé la carne no se cocina demasiado, pero definitivamente ese no es nuestro fricasé en que solo se acortan los tiempos de cocción porque el pollo va en piezas más pequeñas y su carne suele cocerse antes. Nos gusta la carne bien cocinada y adobada (marinada) y nos empeñamos en que así sea. En la olla a presión este fricasé de pollo queda tierno pero bien hecho, así que aprovéchala si la tienes en casa.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Fricasé de pollo (para 2-3 personas)

  • 1/2 pollo troceado en partes: muslo y encuentro (cuarto trasero), ala y pechuga
  • 1-2 patatas
  • 1-2 zanahorias
  • 1 lata de tomate natural triturado (400 ml)
  • 250 ml caldo de pollo (puedes disolver una pastilla de caldo Avecream en la misma medida de agua)
  • 100 ml de vino blanco
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 12 aceitunas rellenas de pimiento (que aunque no utilicé esta vez la pongo como opcional)
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde cortado en cubitos
  • 1-2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de azúcar
  • perejil finamente picado para decorar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Para el adobo del pollo si te decides a hacerlo (marinarlo) previamente:

  • 4-5 dientes de ajo
  • pizca de pimienta
  • zumo de 1 naranja + 1 lima o limón (en sustitución de la naranja agria que siempre utilizamos en los adobos cubanos)
  • 1 cucharadita sal

Majando muy bien en el mortero el ajo con la pimienta y la sal haz una pasta con la que untarás todas las piezas de pollo. Yo le quito la piel porque no me gusta la grasa que acumula, pero puedes dejársela si lo prefieres. Coloca las piezas de pollo en un recipiente y riega con el zumo de la naranja y el limón. Tapa muy bien y déjalo en la nevera toda la noche. Este marinado marca la diferencia con un fricasé sin adobo anterior, pero si por cuestiones de programación o tiempo no tuviste en cuenta esto, podrás preparar una receta igual de rica siguiendo los pasos a continuación para un pollo marinado a no.

Cómo preparar Fricasé de pollo a la cubana

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. En una sartén calienta las 3 cucharadas de aceite de oliva (puedes emplear de girasol) y cuando esté bien caliente sella y dora bien por todos lados el pollo (hazlo en dos tandas si no tienes espacio para todas las piezas y si no lo marinaste asegúrate de salpimentarlo). Colócalas en la olla según vayas terminando de dorar  (yo siempre utilizo mi olla exprés para esta receta y en solo 12 minutos la tengo lista).
  2. Una vez todas las piezas selladas y doradas utiliza la sartén en que preparaste el sofrito. Ten cuidado que la temperatura del aceite restante no esté demasiado alta, baja bien el fuego o separa si es necesario hasta que tengas las sazones listas.
  3. Pon la cebolla en juliana a pochar junto con el pimiento hasta que se ablanden. Si tiene muy poco aceite pon otra cucharada y aprovecha para desglasar el fondo de la sartén para que la cebolla y el pimiento se impregnen de los sabores dejados por la carne del pollo.
  4. A continuación vierte el vino y deja evaporar el alcohol. Suma el tomate triturado y el caldo de pollo, el ajo bien triturado o majado, el orégano, el comino y el laurel y la cucharadita de azúcar. Prueba de sal y rectifica y deja sofreír todo unos 5 minutos.
  5. Mientras pela las patatas y córtalas en cachelos (trozos irregulares) y raspa y corta en rodajas la zanahoria. Añádelos al pollo.
  6. Echa el sofrito a la olla y agrega las alcaparras o aceitunas por último. Fíjate que la salsa cubra el pollo, si no es así pon algo más de agua para evitar que se pegue durante la cocción. Tapa, pon el fuego alto y una vez alcance la presión y comience a echar vapor, baja el fuego a la mitad y deja cocinar unos 10-12 minutos dependiendo de la olla. También puedes hacerlo en una cacerola con tapa durante unos 30 minutos. Espolvorea con perejil de forma opcional a la hora se servir, una costumbre que he adquirido aquí en España.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo, tendrás una receta de pollo en salsa exquisita y que podrás aprovechar para acompañar un arroz blanco desgranado o un trozo de pan para rebañar. En Cuba a un fricasé como éste podrían irle de maravillas unos Moros y Cristianos, unos Tostones y una buena tajada de aguacate. Una “completa” que puede incluirse perfectamente en nuestros menús criollos. Aunque solemos ser bastante golosos, en un menú como éste las porciones son más pequeñas, aunque hay algunos que muy bien repiten si todavía queda en la mesa. ¡Buen provecho!

Anuncios

Arroz Plebeyo: receta fácil y económica

21 Abr

Dice mi novio que ningún plato entre cuyos ingredientes se cuente el chorizo puede pertenecer de manera alguna a la realeza. De ahí el nombre con que hemos bautizado este arroz que preparé el fin de semana. Iba a llamarle arroz con suerte, un guiño a aquellos arroces en los que tuvimos que bucear literalmente para poder encontrar “la suerte”. Muy bien lo conocen quienes estuvieron becados alguna vez en Cuba.

Para aquellos que no tienen por qué conocerlo, les cuento que se trataba de un arroz cocinado en grandes cantidades (para comedores de escuelas multitudinarias) y con muy pocos ingredientes que lo enriquecieran. A pesar de los pesares era una de las mejores opciones que teníamos, al menos para quienes preferimos el arroz, con suerte o sin ella.

El arroz que preparé este fin de semana puede ser considerado para plebeyos, pues los ingredientes que empleé son económicos en una tierra tan rica gastronómicamente hablando como España y donde la crisis ha hecho que se coma de acuerdo a los ajustes del bolsillo. Chorizo, jamón de york y magro de cerdo (masitas sin grasa), así como un poco de verde: pimiento italiano o pimiento para freír y champiñones. Muy poquito de cada uno, quién podrá decir aquí en España que no es plato para cualquier bolsillo. No obstante, como la mayoría de los platos tradicionales, cocinados con ingredientes baratos pero de calidad, está para chuparse los dedos.

El arroz bomba u arroz redondo que utilicé para esta receta para plebeyos, el Brillante Sabroz, mucho tuvo que ver en el éxito de la receta. Ya había escuchado en más de una oportunidad hablar muy bien de él, pero como no soy de dejarme atrapar por los comerciales, no me había decidido a comprarlo. Lo cierto es que he logrado un resultado superior al obtenido con cualquier otro arroz de este tipo. No se pasa, soporta mucho líquido y tiene la exquisita cualidad de absorber todo el sabor que le pongamos.

Y ahora sí, si he logrado despertaros el apetito, les presento mi Arroz plebeyo.

Arroz Plebeyo

Ingredientes para preparar Arroz Plebeyo (para 4 personas)

  • 1 taza de arroz Brillante Sabroz
  • 3 tazas (la misma con que mediste el arroz) de caldo de verduras (o lo preparas tú o puedes comprarlo, en cuyo caso siempre aconsejo Gallina Blanca 100% natural)
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva (100 ml aproximadamente)
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gr de magro de cerdo
  • 80 gr de chorizo tradicional picante (si prefieres puedes usar uno sin picante)
  • 80 gr de jamón de York
  • 2 pimientos verdes italianos o pimientos para freír
  • 1 lata de champiñones
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de azafrán en polvo o puedes utilizarlo en hebras
  • pimienta negra
  • sal

Cómo preparar arroz plebeyo (para 4 personas)

  1.  Primeramente salpimenta las masas de cerdo, pon a calentar un chorrito de aceite en una sartén y una vez bien caliente (fuego alto) incorpóralas. Una vez selladas y bien doradas baja el fuego y déjalas que cocinen un poco más dentro. No te pases porque luego terminarán de hacerse con el arroz.
  2. Pela y trocea en láminas finas el ajo e incorpóralos a la sartén con el cerdo. Cuando comiencen a dorar los ajos, antes de pueda quemarse, agrega los pimientos troceados en aros, espera un par de minutos y luego sigue con el chorizo en medias lunas pequeñas y por último el jamón de york troceado como prefieras.
  3. En una sartén grande con tapa o paella vierte el resto del aceite y pasa los ingredientes que ya teníamos al punto, más la hoja de laurel. Pon a fuego medio. Incorpora la taza de arroz y remueve para que se pringue con el aceite y todos los ingredientes. Ahora vierte las 3 tazas de caldo (no tiene que estar caliente, basta con que esté a temperatura ambiente), pon el azafrán y la lata bien escurrida de champiñones y remueve. Rectifica la sal pero si el caldo ya tiene no pongas ninguna porque ya los ingredientes van sobrados.
  4. A fuego medio, en caso de sartén tapada, deja cocer unos 15 minutos, más o menos. Cuando haya absorbido el caldo, separa del fuego y deja reposar unos 5-7 minutos. Casi siempre suele quedar un poco de caldo que luego el arroz absorbe completamente una vez lo remuevas después de haber estado en reposo. Ahora sí lleva a la mesa y a disfrutar.arroz plebeyo 1

Cuando estés cocinando un arroz tipo paella no lo remuevas durante la cocción. Hazlo cuando pongas el arroz en crudo y luego una vez lo hayas dejado reposar. Dependiendo del tipo de arroz, tendrás que utilizar más o menos cantidad de líquido. Un arroz bomba siempre pide más agua o caldo. Otro consejo tiene que ver con el recipiente que vayas a utilizar. Las paellas o arroces de esta naturaleza, con varios ingredientes, necesita espacio de fondo, así que si utilizas una sartén de mayor diámetro y baja de paredes, obtendrás los resultados deseados.

Si quieres conocer algunos trucos para cocinar un arroz exitoso, pincha aquí. Otros dos enlaces que puedes visitar, con otras dos propuestas de arroz, las tienes aquí y aquí.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.

A %d blogueros les gusta esto: