Anuncios
Tag Archives: garbanzos

Garbanzos Por Castilla y León

10 Sep
garbanzos_morcilla_manzana_cecina

Garbanzos con morcilla, manzana, almendras y cecina. TrasLaReceta

Hace un par de meses, quizás menos, la verdad es que últimamente el tiempo se escurre y no precisamente entre costuras, pasé un fin de semana allá por tierras de Castilla y León, entre la geografía accidentada y roja de Las Médulas y las capitales llenas de sabores de Burgos y León. Fue una escapada relámpago, pero a la que todos los amigos involucrados exprimimos el jugo.

Y volví a Madrid con paisajes memorables, un goce de haber desconectado de todo, pero sobre todo con los deseos de repetir ciertas experiencias gastronómicas.

Por cierto, para quienes me leen aquí en España, recomiendo 100% el bar-restaurante El Morito, de la ciudad de Burgos, uno de los mejores sitios en que he comido. Cierto que puede abarrotarse en menos de lo que canta un gallo pero las raciones tienen esas tres cualidades indispensables: buenas, bonitas y baratas. Además, variadas y con lo mejor de los productos de alrededor. La cola que se formó, por suerte después de nuestra entrada acabado de abrir por la tarde, habla por sí sola de la merecida fama que se ha ganado.

En Léon, Jamón Jamón es un clásico, con un servicio que me dejó boquiabierta por la inmediatez: aún no habíamos puesto un pie en el interior (aquello lleno a más no poder y sin donde sentarse nadie) y uno de los camareros detrás de la barra ya estaba poniendo atención al pedido. No hay mucho más allá de los embutidos clásicos: jamón, chorizo, salchichón, queso y cecina, pero eso sí, de calidad. Y por una bebida, la que sea, te sirven de todo esto sin cobrar más allá de lo que cueste una caña (cerveza), una copa de vino o aquello que elijas para tomar.

La receta de hoy no es una réplica de ninguna que hayamos probado en nuestra excursión. Se trata simplemente de un plato homenaje que incluye alguno de los ingredientes estrella de estas regiones castellanas. Morcilla de Burgos y Cecina de León hacen los honores a estos Garbanzos Por Castilla y León. Sin más dilación, vayamos a la cocina.

Ingredientes para preparar Garbanzos Por Castilla y León (2-4 personas)

  • 400 gr de garbanzos cocidos y escurridos (puedes utilizar un bote y si los vas a cocinar entonces serían unos 250 gr de garbanzos crudos secos)
  • 1 morcilla entera de Burgos sin tripa (deshaz la morcilla hasta obtener el picadillo)
  • 1 puñado de almendras crudas
  • 1 manzana no muy grande (yo utilicé Golden) cortada en dados pequeños
  • 2-3 lonchas de Cecina de León
  • 1 cebolla finamente cortada en brunoise
  • 1 diente de ajo fileteado finamente
  • 1 punta de guindilla (puedes utilizar guindilla seca)
  • 1-2 cucharada de perejil fresco bien picadito
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pimienta recién molida
  • sal

Cómo preparar Garbanzos Por Castilla y León

  1. Pon a tostar en una sartén las almendras a fuego bajo y removiendo cada rato.
  2. Mientras pon a calentar el aceite en una sartén grande. Añade los ajos fileteados y la guindilla, y antes de que puedan quemarse incorpora la cebolla bien picadita, pon un poco de sal y deja pochar.
  3. A continuación agrega el interior de la morcilla hecho picadillo y deja sofreír durante unos minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Cuando esté más negruzca de lo que ya es la Morcilla en sí echa la manzana en daditos y remueve. Deja cocinar otros cinco minutos con tapa.
  5. Escurre bien los garbanzos. Si son de bote lava antes con agua fría. Añádelos a la sartén, rectifica de sal y añade una pizca de pimienta recién molida al gusto y el perejil (deja un poco para poner por encima a la hora de llevar a la mesa).
  6. Por último agrega las almendras tostadas previamente, un poco machacadas pero con cuidado de no hacerlas polvo, y la cecina en tiritas (deja unas cuantas tiras para decorar) remueve, deja reposar un poco y a continuación sirve las raciones en cuencos.

Esta cantidad alcanza para cuatro raciones no muy largas. Si eres una persona golosa se puede reducir a dos raciones bien despachadas y, eso sí, como plato único.

Yo acompañé estos garbanzos untuosos y sabrosos con una ensalada de canónigos y peras aliñadas con aceite de oliva virgen y extra y vinagre balsámico de Módena. Nada más.

Ponle un vino tinto y se convierte en una comida o cena “10”.

Atrévete a prepararlos. Si no te gusta la Morcilla de Burgos (que es de arroz) y prefieres otra (a mí me encanta una que preparan en Salamanca con un toque picante) no dudes en emplearla. Las almendras pueden sustituirlas por piñones (más finos pero también más caros). Y si no eres fan de la cecina, sustituye por jamón ibérico o serrano. ¡Qué los disfrutes!

Anuncios

Hamburguesa de bacalao con hummus: de la receta original de Ernest Subirana

16 Abr
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hace ya un par de semanas desde que la Cocina sana de Ernest Subirana publicara su Hamburguesa de vigilia, una receta con la que quedé entusiasmada desde el primer momento y que hoy os traigo, después de haber comprobado que, efectivamente como me imaginé, está realmente deliciosa. El trabajo con la hamburguesa es fiel reproducción de la original. La masa es tan cómoda de trabajar que las hamburguesas se pueden formar con las manos perfectamente sin tener que recurrir a un molde cilíndrico, una anotación que destaco para quienes como yo no lo han tenido disponible en un momento dado.

A la crema de garbanzos solo agregué los únicos ingredientes que podían faltar a la receta de referencia para convertirse en el clásico hummus de la gastronomía árabe. Hablo de un par de cucharadas de zumo de limón, así como del tahine o tahina, una pasta que podréis preparar con dos cucharadas de sésamo o ajonjolí tostado, 4 cucharadas de aceite de oliva muy suave o agua (dependiendo de vuestras preferencias), y una pizca de sal. Tan fácil como pasarlo por una trituradora o prepararlo con la ayuda de un mortero como he hecho yo. Del resultado, solo se emplean para el hummus unas 3 cucharadas de tahine. Guarda el resto para utilizar en otro momento, en algún otro plato de la cocina del Medio Oriente.

Aunque la propuesta original de Ernest Subirana incluye como acompañamiento unas espinacas frescas, esta vez me decanté por una mezcla de brotes tiernos. Para completar la ensalada aguacate con cebolleta, todo aliñado con vinagre de módena, y unos panecillos integrales tostados para aprovechar y disfrutar aún más el hummus.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Esta vez me salto los pasos habituales de la receta porque podréis encontrarlos perfectamente explicados en el enlace que os he dejado un par de veces más arriba. Muchas gracias Ernest por regalarnos esta maravillosa receta, y espero de todo corazón que ganes el concurso en el que has participado con ella. Si por mí fuera te daba todos los votos posibles 😉 ¡Buena suerte!

Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica

30 Mar
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En más de una oportunidad he publicado sin peros que valgan lo mucho que nos gusta el arroz en casa. Lo mejor de todo es que siempre encuentro, como seguramente muchos harán, una manera de prepararlo para disfrute de todos. Esta vez he montado un arroz, con unos añadidos que he denominado sorpresa ibérica. Sin dudas un presente de la tierra española: el más sabroso chorizo tradicional, magro de cerdo ibérico y garbanzo Pedrosillano: una variedad de calidad más pequeña que otros granos de esta misma legumbre. El resultado un plato completísimo, lleno de sabor y fácil de hacer si no os perdéis el paso a paso de siempre.

Con esta receta comerán hasta seis personas, raciones equilibradas que podréis servir con una ensalada o con unas “mariquitas” o chips de plátano como he puesto yo a la mesa. Si os parece buena la idea, pongámonos ya manos a la obra con nuestro Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica. Ten en cuenta que el proceso comienza un poco antes, o para ser exactos la noche anterior, ya que tendremos que poner en remojo nuestra legumbre y marinar el cerdo. Aunque haya utilizado algunos ingredientes específicos como el garbanzo Pedrosillano o el cerdo, podréis utilizar el que prefieras o consigáis más fácilmente.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica

  • 2 tazas (200 ml) de arroz Brillante Sabros
  • 250 gr de garbanzos secos Pedrosillano
  • 400 gr magro de cerdo (masa sin grasa)
  • 1 trozo de chorizo largo tradicional (unos 90 gr)
  • 1 hueso pequeño de jamón garrón
  • 1 1/2 cebolla
  • 5 dientes de ajo para el adobo + 3 para cocer los garbanzos
  • zumo de 1 lima + zumo de 1 naranja
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1/2 pimiento rojo morrón
  • 2 ramitas de cilantro (una para decorar y otra finamente picada)
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de azafrán (puedes utilizar unas hebras previamente hidratadas en poco caldo de los garbanzos)
  • 1 cucharadita de cominos
  • 2 hoja de laurel
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 1/4 litro de agua

Cómo preparar Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. La noche anterior deja marinada la carne de cerdo, para lo cual maja en un mortero 5 dientes de ajo con una pizca de sal y la pimienta negra. Cuando tengas todo bien majado (machacado) como una pasta añade el perejil y el zumo de la lima y la naranja, mezcla bien con una cuchara y unta bien la carne con este adobo. Tapa muy bien con papel film y guarda en la nevera.
  2. En una fuente coloca los garbanzos secos, pon abundante agua y déjalos en remojo toda la noche.
  3. Al otro día, en una olla a presión coloca los garbanzos escurridos del agua de remojo, añade un litro y algo más de agua nueva, sal, el comino, la hoja de laurel, el pimentón dulce, 3 dientes de ajo sin pelar, la media cebolla sin cortar y el hueso de jamón, tapa y en cuanto comience a liberar el vapor cuenta unos 17-19 minutos. Ten en cuenta que el grano no podrá estar desbaratado porque después va a terminar de coger el punto junto con el arroz, de ahí este tiempo de cocción en la olla algo más corto de lo habitual. Una vez transcurrido el tiempo y liberada toda la presión, separa los granos del caldo, desecha la cebolla, los ajos y la hoja de laurel. Chequea que tengas un litro del caldo.
  4. En una sartén caliente con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra dora a fuego vivo la carne hasta que esté dorada. Baja el fuego a medio y agrega si está muy seca la otra cucharada de aceite. Incorpora la cebolla picada en brunoise o cubitos muy pequeños y después añade los dos pimientos troceaditos. Deja que se hagan por unos 5-8 minutos.
  5. Añade el chorizo en rodajas finas a la carne con el sofrito y deja por un par de minutos más. Pasa a una cazuela gruesa con tapa, añade el arroz, saltea para que se impregnen bien de los sabores y a continuación añade el litro de caldo de garbanzos previamente colado, añade el azafrán, otra hoja de laurel y dos tazas de granos de garbanzos bien escurridos (la misma de la medida del arroz) , rectifica de sal, tapa y deja cocer por unos 20 minutos o hasta que haya embebido todo el líquido. Separa del fuego, añade cilantro fresco finamente picado, deja reposar 8 minutos sin tocar y pasado el tiempo remueve, sirve enseguida y decora con unas hojitas de cilantro.

Listo. Recuerda que puedes servir este arroz con una ensalada verde y freír unos chips de plátano verde o mariquitas para disfrute de todos. Espero que disfrutéis tanto de este arroz con garbanzos y sorpresa ibérica como lo hemos hecho en casa. Aquí os dejo otros dos enlaces en los que encontraréis otras formas de preparar arroz. Feliz inicio de semana.

Garbanzos con chorizo: de la cocina tradicional española

19 Ago

Uno de los primeros platos tradicionales españoles, hecho en casa, que probé cuando llegué a España, fueron los garbanzos con chorizo. Me los preparó una amiga y compañera de piso y desde entonces se ganaron un lugar de privilegio en mi cocina. A menudo los preparo, con uno u otro tipo de chorizo, que siempre le dan a los garbanzos un toque distintivo. ¿Cuál más rico? Realmente no lo sé. Con chorizo dulce, con picante, fresco o tradicional, es que hay tanta variedad que todos le otorgan un sabor especial, como ha sido el resultado de éstos últimos garbanzos con chorizo de pavo que hoy quiero compartir.

Una cosa si no varía, al menos en los garbanzos que preparo de esta manera. Sea cual sea el chorizo que elija, el tomate que empleo es natural maduro y rallado en el mismo momento que voy a usarlo. No tengáis dudas, la diferencia es claramente palpable entre hacerlo así y cocinarlo con un tomate o salsa industrial. La otra cuestión es que los garbanzos con chorizo a la española se obtienen de cocer los garbanzos y escurrirlos para después saltearlos con el tomate y el chorizo. Por eso puedes utilizar un bote de garbanzos ya cocidos, o de lo contrario cocinar tú la legumbre como te explico más adelante.

Es una receta muy nutritiva, llena de proteínas tanto vegetales presente en los garbanzos, como de origen animal en el chorizo. Si es verdad que los garbanzos necesitan ser acompañados de pasta o arroz para sintetizar todos los aminoácidos necesarios al organismo, esta vez le vamos a poner algo de pan, yo utilicé de pita bajo en sodio, con lo cual la cuestión del balance nutricional queda saldada. Cebolla y ajo para defender el sistema inmunitario, y vitaminas, minerales y licopeno en el tomate, hacen de este plato, un plato saludable y sabroso. Entremos a la cocina.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

  • 400 gr de garbanzos cocidos y escurridos (si los vas a cocinar tú que sean 250 gr de garbanzos)
  • 200 gr chorizo de pavo Imperial (puedes utilizar el que prefieras o tengas a mano)
  • 1 cebolla
  • 3-4 tomates de pera maduros
  • 3 dientes de ajo (si cocinas los garbanzos tú necesitarás una cabeza entera)
  • 1 punta de guindilla (opcional)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • hojas de perejil para decorar
  • sal

Cómo preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Si vas a cocinar los garbanzos, deja una taza (250 gr) de garbanzos remojados en agua desde la noche anterior. Cocínalos con sal, 1/2 cucharadita de comino, una hoja de laurel y una cabeza entera de ajos sin pelar. En la olla a presión son 20 minutos a partir de que comience a liberar el vapor. En olla normal de 45 minutos a 1 hora dependiendo de la dureza del grano, aunque no es necesario que estén demasiado blandos. Escúrrelos, desecha los ajos y el laurel y resérvalos.
  2. Los garbanzos que ya compres cocidos, lávalos con agua bien fría en un colador, escurre bien y también reserva.
  3. Calienta el aceite en una sartén o cazuela de barro a prueba de cocción. Añade el ajo en láminas (si has cocido tú los garbanzos no pongas más ajo) y la punta de guindilla. Deja dorar y antes que pueda quemarse agrega la cebolla finamente picada en cubitos o brunoise y una pizca de sal.
  4. Cuando haya transparentado (pochado) incorpora el chorizo sin piel y troceado en medias lunas no muy finas. Para quitar la piel haz un corte transversal y despega con ayuda de la punta del cuchillo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Saltea y añade el tomate previamente rallado con un poco de sal, remueve para que se integre todo.
  6. Por último agrega el garbanzo bien escurrido, tapa y deja unos 10 minutos. Dos minutos antes destapa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¡Listos nuestros garbanzos tradicionales con chorizo!

Sírvelos en platos o cazuelitas de barro y decora con perejil

Como podrás apreciar, son más bien unos garbanzos fritos o salteados que un potaje. En España se suelen cocinar unos platos a base de garbanzos u otras legumbres, sobre todo en invierno, con los cuales se prepara una sopa que resulta el primer plato y luego el sólido se toma como segundo plato. Entre ellos, uno de los más famosos, contundentes y sabrosos, es el Cocido Madrileño. Os lo prometo pero hasta que el invierno no haga de las suyas otra vez, no hay Cocido Madrileño posible. Con estos calores imposible. Pero como ya sé que hay quienes me leen en otras latitudes les dejo este link.

Esta receta que he compartido hoy también puedes prepararla para 4 personas, doblando las cantidades por supuesto. Con respecto al pan, si no eres hipertenso escoge tu preferido, pero si sueles padecer de la tensión arterial te aconsejo mejor que le acompañes con algo de arroz blanco u otro pan bajo en sal. Espero que la disfruten tanto como lo hacemos en casa. Es una receta fácil y rápida para hacer incluso en los días de más prisas por salir de la cocina. Casi lo olvido, el agua de los garbanzos aprovéchala para hacerte una sopa o consomé. Un saludo.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga, Meditation.