Anuncios
Tag Archives: cocina española

Arroz primavera: receta con espárragos, mejillones y langostinos

21 May
arroz_primavera

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hoy les traigo una receta de arroz que construí con tres o cuatro ingredientes que tenía en la nevera. Ideal para aprovechar las pocas cantidades que me fueron quedando y ofrecer a cinco comensales un plato completo y muy sabroso. Las proporciones, excepto las del arroz y el caldo para cocinarlo, depende de cada uno, pero de todas formas las comparto para que tengan el mejor resultado. Les doy libertad para sustituir algunos ingredientes. Vayamos a la cocina, manos a la obra.

Ingredientes para preparar Arroz primavera  (4-6 personas)

  • 2 1/2 tazas de arroz redondo (yo utilicé uno vaporizado)
  • 1 litro de caldo de pollo o vegetales
  • 1 1/2 taza de langostinos pelados crudos
  • 1 taza de mejillones cocidos
  • 500 gr de espinacas
  • 1 mazo de espárragos trigueros gordos troceados (quita la parte de abajo más leñosa) y cuida las puntas
  • 4-5 tomates secos en aceite (si usas secos sin aceite, debes hidratarlos antes) troceados a tu gusto
  • 4 gajos de ajos tiernos (cebollino en Cuba) con sus tallos verdes troceado en brunoise
  • 3 dientes de ajo troceados en láminas
  • 1/2 cucharadita de guindilla fresca
  • perejil
  • 3-4 cucharadas aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra recién molida
  • sal

Cómo preparar Arroz primavera

  1. Pon a calentar bien el caldo que hayas elegido. Cuando vaya a hervir apaga y tenlo listo para usar en un rato
  2. En una cazuela de fondo bien amplio pon a calentar el aceite de oliva. A fuego medio añade el ajo y la guindilla. Dora y antes de que se pueda quemar añade los langostinos con una pizca de sal. Déjalos solo un par de minutos. En cuanto cambien su tono gris a rosado saca y reserva en un plato.
  3. En el mismo fondo añade los cebollinos troceados, déjalos pochar unos minutos y a continuación añade las espinacas. Sazona con otro poco de sal y pimienta y en cuanto se “marchite” o reduzca agrega los tomates secos y los espárragos. Saltea un par de minutos.
  4. Añade el arroz, integra todo bien y deja que se impregne con la base de sofrito.
  5. A continuación vierte el caldo y deja cocer a fuego bajo por unos 20 minutos hasta que el arroz haya absorbido todo el líquido y esté tierno. Apaga y no remuevas hasta cinco minutos después.
  6. En este tiempo agrega los mejillones (que ya están cocidos) y los langostinos que habíamos dejado al punto. Solo integra todo cuando hayan pasado los cinco minutos de reposo del arroz. ¡Ahora sí, remueve y listo!
  7. A la mesa y a disfrutar este arroz con un buen vino blanco y una ensalada cruda de primero.

Si quieres nuevas ideas para preparar arroces. Mira este Fusion rice, para los amantes de los salteados, este con curry y plátanos fritos o para gustos más tradicionales este con garbanzos y productos ibéricos.

Anuncios

Gazpacho de sandía: mi versión de temporada

25 Jul
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En la tierra del gazpacho, donde la sandía* y el melón están ahora en su mejor momento, a quién no le apetece una sopa fría como esta para refrescar del calor, para saciar el apetito de la manera más sana y, cómo no, para disfrutar de unos sabores que combinados maridan a la perfección. Yo siempre tengo una jarra esperando en la nevera y para no aburrir los sabores lo mismo pruebo un gazpacho tradicional, otro de fresas, de melón o de sandía como el que les traigo hoy. Unos buenos tomates maduros son la clave de un buen gazpacho, sino el más tradicional de los platos españoles uno de los más representativos de la cultura gastronómica de la península y probablemente sus islas.

Recuerdo que aún viviendo en Cuba traté de preparar un gazpacho siguiendo las orientaciones de nuestra entrañable Nitza Villapol. Aquello fue un verdadero desastre. Sin el preciado aceite de oliva, ya no digo virgen extra, y con unas verduras francamente insípidas, además de la novatada frente a la batidora, el mejunje fue directo al tragante del fregadero y ciertamente hasta mucho tiempo después de llegar aquí el efecto fue el de no querer saber nada de él.

Hasta el año pasado no me atreví a preparar un gazpacho. Tomarlo de otras fuentes, sí, y gracias a ello me hice cada vez más fanática de esta sopa fría, me despojé del miedo al fracaso y siguiendo las recetas de unos cuantos consagrados comencé haciéndolos de una y otra manera, todas infalibles, hasta que ya hoy lo hago a ojo de buen cubero e introduciendo frutas como en la propuesta de hoy. Me encanta el sabor dulce salado de preparaciones como estas. Tengo unos amigos en Alcalá de Henares a los que siempre sorprendo gratamente. ¿Cuándo vienes a tomarte el gazpacho de melón Pepe de mi corazón? Espero que con esta receta os animéis a prepararlo vosotros mismos, así de fácil resultará.

 Ingredientes para preparar Gazpacho de sandía (1 1/2 litro aproximadamente)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  • 400 gr de sandía sin semillas y pesada ya sin piel + algunos tropezones para agregar al plato o vaso
  • 5-6 tomates de pera (puedes utilizar otro bien rojo)
  • 50 gr de cebolla (1/2 cebolla pequeña aproximadamente)
  • 30 gr pimiento verde italiano (mitad de uno pequeño o mediano)
  • 30 gr pimiento rojo de asar o morrón (una lasca mediana)
  • 1 diente de ajo pequeñito sin el nervio o germen central (puedes poner más si te gusta)
  • 3-4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana (si te gusta más fuerte el gazpacho puedes poner más vinagre)
  • 1 1/2 cucharaditas de sal

Cómo preparar Gazpacho de sandía

  1. Lava bien todas las verduras. Excepto el ajo y la cebolla, y por supuesto la sandía, todo lo demás va con piel. Corta en cubitos no muy pequeños todas las verduras y ponlos en el vaso batidor o en otro recipiente adecuado para batir muy bien todo. Sigue el siguiente orden: primero el tomate, luego la cebolla, los pimientos, el ajo y por último la sandía.
  2. Añade el vinagre, el aceite de oliva virgen extra y la sal.
  3. Bate muy bien todo hasta que todo esté perfectamente licuado.
  4. Pásalo por un chino o colador si lo quieres con una textura mucho más fina. Yo me salto este paso porque tengo una buena batidora y si queda algo no me molesta.
  5. Sírvelo en platos o vasos y decóralos con algo de sandía a tu gusto.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En esta receta de gazpacho, como en la mayoría de los gazpachos que suelo hacer, no pongo nada de agua, porque me gusta más bien contundente y además el tomate y en este caso la sandía ya ponen todo el líquido que es necesario. Tampoco pongo pan que es el recurso utilizado por la mayoría para dar esa consistencia deseada. Al no poner un extra de líquido esto no es necesario y queda un gazpacho mucho más ligero y sabroso.

El gazpacho tradicional lleva pepino. Lo que hice en esta receta fue sustituir el pepino por la sandía y en vez de emplear un vinagre de vino blanco preferí uno de manzana que le da también un toque muy especial. Pincha el enlace anterior y dentro del post encontrarás la forma de elaborarlo.

*Tengo que hacer una aclaración importante para mis paisanos cubanos. La sandía que menciono aquí es nuestro melón colorado de toda la vida, que aquí en España se denomina así. Melón para los españoles es la variedad de este fruto, blanco, utilizado en otra de las preparaciones más frescas y sabrosas del verano español: el melón con jamón, que podéis encontrar haciendo click AQUÍ.

Brochetas de jamón y melón: otra forma de presentar el tradicional plato español

2 May
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En cuanto comienzan a aparecer en los mercados y fruterías de España, los primeros melones de temporada, el típico plato de jamón con melón no puede faltar en la carta de bares y restaurantes. Al menos en Madrid es un clásico y si te mueves hacia otras regiones lo más probable es que también lo encuentres de una u otra forma. Es una combinación gloriosa para el paladar. Desde que la probé me he aficionado a ella y en días calurosos como los que ya comienzan a anunciarse es un bocado refrescante y saciante.

¿Quieres prepararlo en casa? Es más que fácil. Hoy lo presento en brochetas con unos brotes tiernos de espinacas y lechuga, ideal para empezar un menú y que podrás acompañar con un cava, vino tinto o vino dulce.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Brochetas de melón con jamón serrano (8 unidades para 4 personas)

  • 1/2 melón limpio de semillas y preferentemente frío
  • 200 gr de jamón serrano en finas lonchas
  • hojas de brotes tiernos (espinacas y lechuga)
  • 8 palillos de madera para brochetas

Cómo preparar Brochetas de melón con jamón serrano

  1. Trocea el melón en cubitos no muy pequeños. La piel úsala como base de las brochetas para decorar.
  2. Envuelve cada dado de melón con 1/2 loncha o una entera dependiendo del tamaño e introdúcela hasta la base del palillo, continúa con un par de hojas de los brotes, luego pon otro dado de melón forrado de jamón serrano y otras dos hojas de lechuga, y continúa así hasta que completes la brocheta con unos 4 o 5 cubitos en total.
  3. Procede de igual manera con el resto. Coloca la piel cortada en medias lunas en el plato y corona con dos brochetas de forma transversal. Sirve en una fuente todas las brochetas o dos en platos individuales.

    brochetas de jamón y melón 2

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo. Tan fáciles y tan escandalosamente ricas, además de muy saludables. Aquí te dejo otro enlace de recetas ligeras y refrescantes.

 

Garbanzos con chorizo: de la cocina tradicional española

19 Ago

Uno de los primeros platos tradicionales españoles, hecho en casa, que probé cuando llegué a España, fueron los garbanzos con chorizo. Me los preparó una amiga y compañera de piso y desde entonces se ganaron un lugar de privilegio en mi cocina. A menudo los preparo, con uno u otro tipo de chorizo, que siempre le dan a los garbanzos un toque distintivo. ¿Cuál más rico? Realmente no lo sé. Con chorizo dulce, con picante, fresco o tradicional, es que hay tanta variedad que todos le otorgan un sabor especial, como ha sido el resultado de éstos últimos garbanzos con chorizo de pavo que hoy quiero compartir.

Una cosa si no varía, al menos en los garbanzos que preparo de esta manera. Sea cual sea el chorizo que elija, el tomate que empleo es natural maduro y rallado en el mismo momento que voy a usarlo. No tengáis dudas, la diferencia es claramente palpable entre hacerlo así y cocinarlo con un tomate o salsa industrial. La otra cuestión es que los garbanzos con chorizo a la española se obtienen de cocer los garbanzos y escurrirlos para después saltearlos con el tomate y el chorizo. Por eso puedes utilizar un bote de garbanzos ya cocidos, o de lo contrario cocinar tú la legumbre como te explico más adelante.

Es una receta muy nutritiva, llena de proteínas tanto vegetales presente en los garbanzos, como de origen animal en el chorizo. Si es verdad que los garbanzos necesitan ser acompañados de pasta o arroz para sintetizar todos los aminoácidos necesarios al organismo, esta vez le vamos a poner algo de pan, yo utilicé de pita bajo en sodio, con lo cual la cuestión del balance nutricional queda saldada. Cebolla y ajo para defender el sistema inmunitario, y vitaminas, minerales y licopeno en el tomate, hacen de este plato, un plato saludable y sabroso. Entremos a la cocina.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

  • 400 gr de garbanzos cocidos y escurridos (si los vas a cocinar tú que sean 250 gr de garbanzos)
  • 200 gr chorizo de pavo Imperial (puedes utilizar el que prefieras o tengas a mano)
  • 1 cebolla
  • 3-4 tomates de pera maduros
  • 3 dientes de ajo (si cocinas los garbanzos tú necesitarás una cabeza entera)
  • 1 punta de guindilla (opcional)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • hojas de perejil para decorar
  • sal

Cómo preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Si vas a cocinar los garbanzos, deja una taza (250 gr) de garbanzos remojados en agua desde la noche anterior. Cocínalos con sal, 1/2 cucharadita de comino, una hoja de laurel y una cabeza entera de ajos sin pelar. En la olla a presión son 20 minutos a partir de que comience a liberar el vapor. En olla normal de 45 minutos a 1 hora dependiendo de la dureza del grano, aunque no es necesario que estén demasiado blandos. Escúrrelos, desecha los ajos y el laurel y resérvalos.
  2. Los garbanzos que ya compres cocidos, lávalos con agua bien fría en un colador, escurre bien y también reserva.
  3. Calienta el aceite en una sartén o cazuela de barro a prueba de cocción. Añade el ajo en láminas (si has cocido tú los garbanzos no pongas más ajo) y la punta de guindilla. Deja dorar y antes que pueda quemarse agrega la cebolla finamente picada en cubitos o brunoise y una pizca de sal.
  4. Cuando haya transparentado (pochado) incorpora el chorizo sin piel y troceado en medias lunas no muy finas. Para quitar la piel haz un corte transversal y despega con ayuda de la punta del cuchillo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Saltea y añade el tomate previamente rallado con un poco de sal, remueve para que se integre todo.
  6. Por último agrega el garbanzo bien escurrido, tapa y deja unos 10 minutos. Dos minutos antes destapa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¡Listos nuestros garbanzos tradicionales con chorizo!

Sírvelos en platos o cazuelitas de barro y decora con perejil

Como podrás apreciar, son más bien unos garbanzos fritos o salteados que un potaje. En España se suelen cocinar unos platos a base de garbanzos u otras legumbres, sobre todo en invierno, con los cuales se prepara una sopa que resulta el primer plato y luego el sólido se toma como segundo plato. Entre ellos, uno de los más famosos, contundentes y sabrosos, es el Cocido Madrileño. Os lo prometo pero hasta que el invierno no haga de las suyas otra vez, no hay Cocido Madrileño posible. Con estos calores imposible. Pero como ya sé que hay quienes me leen en otras latitudes les dejo este link.

Esta receta que he compartido hoy también puedes prepararla para 4 personas, doblando las cantidades por supuesto. Con respecto al pan, si no eres hipertenso escoge tu preferido, pero si sueles padecer de la tensión arterial te aconsejo mejor que le acompañes con algo de arroz blanco u otro pan bajo en sal. Espero que la disfruten tanto como lo hacemos en casa. Es una receta fácil y rápida para hacer incluso en los días de más prisas por salir de la cocina. Casi lo olvido, el agua de los garbanzos aprovéchala para hacerte una sopa o consomé. Un saludo.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.