Anuncios
Tag Archives: azúcar

Tarta de queso y frambuesas: regalo para mamá

5 May
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para las madres que ya celebraron su día, para las que están por hacerlo en otras latitudes, el segundo domingo de mayo, hoy os traigo un regalo convertido en postre. Una tarta de queso y frambuesas, deliciosa, muy fácil de hacer y que no necesita horneado, algo que ya se va agradeciendo según se elevan las temperaturas. Es de entre muchas opciones mi preferida, porque no empalaga, ni es tan pesada y sobre todo te obsequia con una combinación delicada de sabores entre dulce y salado, así como textura crujiente, resultado de la base de galletas, y cremosa y suave por el relleno de queso Philadelphia y la corona de confitura.

Se dice que la tarta de queso estuvo incluida en el menú de los atletas que participaron en los Primeros Juegos Olímpicos de la historia, de ahí que cuando se habla de los orígenes de este plato se piense en la Grecia de 776 A.C pero que puede remontarse mucho más lejos teniendo en cuenta los moldes de queso encontrados por arqueólogos  y fechados en el 2000 A.C.

Seguramente en aquella época, como también en la actualidad, el tipo de queso que se empleaba podría haber sido diferente de un lugar a otro. El más común utilizado hoy en día es el queso crema tipo Filadelfia, el cual fue inventado accidentalmente por unos lecheros en Estados Unidos, cuando en 1872 intentaron hacer una réplica del queso francés Neufchatel y al final el resultado fue el tipo de queso para untar que disfrutamos hoy.

Lo cierto es que la tarta de queso se elabora, dependiendo del lugar, de requesón, de queso blanco fresco, de salsa agria, y seguramente de unas cuantas variedades más. Pero vayamos a ver concretamente cómo hacer la que hoy quiero obsequiar a todas las madres, abuelas, hijas y nietas que quieran homenajear a las autoras de la vida.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Tarta de Queso con frambuesas

  • 460 gr de queso cremoso tipo Filadelfia 
  • 250 ml de leche evaporada
  • 90 gr de galletas tipo Digestive
  • 40 gr mantequilla
  • 4 hojas de gelatina neutra + 1 hoja para la confitura
  • 40 gr de azúcar blanco
  • 1 bote de confitura de frambuesas (mermelada que si lo prefieres puedes hacer con tu fruto rojo preferido que ahora están en temporada)
  • 2 o 3 cucharadas de agua

Cómo preparar Tarta de queso con frambuesas

  1. Tritura en una fuente honda las galletas para hacer la base de nuestra tarta.
  2. Agrega la mantequilla derretida para obtener una pasta homogénea con las galletas bien trabajadas.
  3. Distribuye una capa de un centímetro de espesor en el fondo de un molde, preferiblemente desmontable para evitar romper la tarta cuando vayas a proceder a desmontarla. Deja en la nevera mientras sigues con la preparación de la receta.
  4. Pon en un recipiente con agua templada las hojas de gelatina neutra (no tiene sabor) para que se hidraten durante unos 8  a 10 minutos.
  5. En un cazo hondo pon a calentar a fuego medio la nata con el azúcar y el queso crema hasta que llegue a ebullición. Emplea unas varillas manuales para remover bien todo.
  6. Inmediatamente después retira del fuego y agrega 4 hojas de gelatina neutra y mezcla bien hasta que se disuelva. Deja atemperar. Saca entonces el molde con la base de galletas de la nevera y llénalo con la mezcla que hemos preparado. Vuelve a poner en la nevera y deja reposar al menos 1 hora.
  7. Transcurrido el tiempo prepara la confitura, para lo cual debes calentar en otro cazo el contenido del bote de confitura o mermelada con las cucharadas de agua. No pongas demasiada para que luego no quede muy líquido. Cuando rompa la primera ebullición, retira del fuego, agrega la hoja de gelatina neutra que quedaba, mezcla bien y cuela si quieres una cobertura mucho más fina.
  8. Cubre la tarta de queso con la confitura y vuelve a poner en la nevera. Mientras más tiempo esté en ella más sólida y más fácil será luego a la hora de desmoldar y servir.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Una tarta deliciosa para honrar a mamá. Una receta sin grandes complicaciones ni mucho trabajo, rica en calcio e ideal para los niños y todos aquellos que realizan actividades físicas. Espero que la disfruten tanto como en mi casa.

Anuncios

Buñuelos de manzana: receta fácil para celebrar la Navidad sin complicaciones

20 Dic

Este mes he visto un montón de ideas estupendas para hacer aún más deliciosas la Navidad y todas las celebraciones que se suscitan alrededor de estas fechas. Algunas muy tradicionales, otras con un toque innovador, todas con algo maravilloso: el de crear, sentarnos a la mesa y compartir. Hoy os traigo unos buñuelos de manzana, una receta fácil para hacernos los ratos en la cocina sin muchas complicaciones y que se me antojaron después de que mi abuela me recordara los que ella solía hacer por estas fechas cuando era niña, aunque con otro ingrediente principal: la yuca, y que pronto os prepararé sin dudas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Buñuelos de manzana (4-6 personas)

  • 3- 4 manzanas Golden dependiendo del tamaño
  • 250 gr de harina
  • 4 huevos
  • 200 ml de leche
  • 120 ml de nata líquida
  • 2 cucharadas de aceite de girasol + necesario para freír
  • 50 ml de vino blanco (puedes utilizar cerveza dorada clara)
  • 50 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • pizca de nuez moscada
  • pizca de sal

Para el almíbar:

  • 250 ml de agua
  • la piel de las manzanas
  • 120 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • piel de naranja o limón (solo un trozo como de un dedo de largo)

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar buñuelos de manzana

  1. Primeramente tamiza la harina con la canela y la nuez moscada. Reserva.
  2. Separa las yemas de la clara de los huevos. Bate las yemas y deja reservadas las claras.
  3. Forma un pozo con la harina tamizada junto con las especies y echa en él las yemas batidas y mezcla bien. Suma lentamente la leche, la nata, el aceite y el vino o la cerveza, el azúcar, una pizca de sal y sigue mezclando hasta que esté bien integrado. Déjala reposar en un sitio fresco durante unos 25 a 30 minutos.
  4. En lo que reposa la mezcla haz el almíbar: pon a hervir el agua con la piel de las manzanas, el azúcar, la rama de canela y la piel del cítrico que hayas escogido. Cuando hierva baja el fuego y deja cocinar unos 5 minutos. Apaga, tapa y cuela después que se haya atemperado. Reserva
  5. Pasado el tiempo de reposo de la masa monta las claras hasta que estén a punto de nieve e incorpora poco a poco a la mezcla que estaba en reposo con ayuda de una espátula hasta que obtengas una masa homogénea y fluida sin llegar a estar muy líquida.
  6. Mientras calientas el aceite en la sartén poco a poco, pela, descorazona y pica las manzanas en rodajas no demasiado finas.
  7. Cuando esté el aceite a punto (vigila que no alcance una temperatura muy alta, que no llegue al máximo el fuego para que no se quemen los buñuelos) sumerge las rodajas de manzana en la mezcla primero y a continuación ponlas a freír de tres en tres a lo sumo. Con que estén unos tres minutos por cada lado hasta que se doren es suficiente. Sácalos con una espumadera, ponlos sobre papel absorbente y sirve pronto acompañados de un poco de almíbar a gusto de cada cual.

Listo. Aunque se deben comer acabaditos de freír puedes hacerlos temprano en el día y poner el almíbar cuando vayas a comerlos. Si te parece mejor puedes hacer el almíbar con miel o simplemente usar un poco de miel encima de los buñuelos. Estarán riquísimos. ¡Buen provecho!

¿Ideas para las cenas navideñas? Aquí os dejo algunas:

https://traslareceta.wordpress.com/2013/12/10/entrante-de-mejillones-en-salsa-picante-suave/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/12/13/lomo-de-cerdo-en-salsa-especiada-a-la-vainilla-con-arroz-salteado/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/11/29/lomo-relleno-al-horno-con-salsa-al-queso-de-cabra/

Puedes elegir hacer un bizcocho de chocolate y hacer una cobertura de butter cream o crema de mantequilla con motivos navideños. Nos vemos pronto.

 

Tostadas francesas: las primas hermanas de las torrejas

29 Mar

¿Tostadas francesas o torrejas? Son mínimas las diferencias entre ellas. Las dos están igualmente sabrosas y en esencia, la manera de prepararlas difiere muy poco una de otra. Me encantan igualmente las dos, pero tengo que reconocer que suelo prepararlas más a la manera francesa, porque eso de freírlas con un poco de mantequilla, muy poca, además de darles una chispa extra de sabor, resulta ser más sencillo que freírlas en el abundante aceite caliente.

Puedes preparar unas tostadas francesas en un abrir y cerrar de ojos y así disfrutarlas en un desayuno, que es a la hora que más me apetecen a mi. Cuando hago torrejas suelo pasar más tiempo delante de la cocina y como me gusta ponerle almíbar, las prefiero cuando llevan más tiempo en el frigorífico y han absorbido más sabor. Unas tostadas francesas las preparo en el momento que las voy a comer. Calentitas están bien ricas y veréis lo fáciles y rápido que están listas.

tostadas francesas

Ingredientes para preparar tostadas francesas (2 personas)

  • 4 rebanadas de pan (yo empleé uno blanco de molde)
  • 250 ml de leche (1 taza)
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1/2 cucharada de canela en polo para espolvorear
  • 1 trozo de piel de limón o naranja (yo la rallo porque me gusta ver las pintitas)
  • una nuez de mantequilla (25 gr)
  • miel o más azúcar al gusto

Cómo preparar tostadas francesas

  1. Pon en un cazo la leche con la ramita de canela, el azúcar y la piel del limón o la naranja. Llévala a ebullición. En cuanto hierva aparta del fuego y tapa mientras se atempera. Yo pongo agua bien fría en el fregadero y la dejo que se enfríe un poco para que luego las tostadas no se rompan al empaparlas. Puedes hacer esto la noche antes y guardar en la nevera listo para usar en el desayuno.
  2. Bate los dos huevos y mezcla con la leche ya atemperada (esta es otra diferencia con las torrejas que el huevo no se mezcla con la leche). Dispón las rebanadas de pan en una fuente y riega con toda la leche.
  3. Calienta una sartén con la mantequilla. Con una buena temperatura (no muy alta) dora las rebanadas de pan con la leche que han absorbido. Hazlas de dos en dos y déjalas que se doren bien por cada lado.
  4. Retíralas a un plato y ponles un poco de miel por encima o espolvorea azúcar si te gusta más. Por último espolvorea con canela en polvo.

Si usas miel en vez de azúcar darás un toque extra de sabor y mejorarás el valor nutritivo de estas torrejas o tostadas francesas. La combinación de miel con canela tiene unos poderes realmente maravillosos para la salud. Nada aquí les dejo, espero haber despertado un poquito el apetito con estas ricas tostadas enriquecidas.

Tarta de Naranja: receta paso a paso

17 Feb

Hace algunas semanas presenté una tarta de limón que me dejó con ganas de más. Por eso hoy quiero compartir una tarta de naranja que el fin de semana pasado reunió a algunos amigos para celebrar un cumpleaños. Siguiendo los mismos pasos del bizcocho de limón, pero sustituyendo limón por naranja y alguna que otra modificación, el resultado fue maravilloso. Tengo que admitir que hasta ahora es mi favorita.

Y como es ya sabido que el chocolate y la naranja hacen una perfecta combinación de sabores, me decidí por una cobertura de crema de mantequilla de cacao con la que hemos trabajado ya en ocasiones pasadas. La tarta no duró mucho sobre la mesa. Cuando fui a tomar la foto de la porción ya no quedaba mucho que fotografiar, así que les debo la porción, segura de que pronto repetiré.

tarta naranja

Ingredientes para hacer Tarta de Naranja (18-20 cm de diámetro)

  • 175 gr de harina para repostería
  • 175 gr de mantequilla reblandecida
  • 3 huevos grandes
  • 175 gr de azúcar refino + 75 gr para el almíbar
  • 2 naranjas
  • 1/2 sobre polvos Royal o 1 cucharada de otra levadura
  • 1/2 vaso de agua

Cómo hacer bizcocho de naranja

Antes de comenzar a mezclar ingredientes, un consejo que reitero: deja a punto todo. Desde engrasar el molde que vas a utilizar (yo lo forro con papel de hornear para evitar luego tener mucho que limpiar) hasta medir los ingredientes, tamizar (pasar por un colador fino) la harina, tener a punto reblandecida la mantequilla, cascar los huevos y en el caso de hoy, rallar las dos naranjas y luego exprimir todo el zumo para poder utilizarlo en el momento adecuado.

  1. Ahora sí en un bol hondo mezcla el azúcar y la mantequilla y bate hasta que tengas una preparación homogénea pálida y cremosa. 
  2. Incorpora uno a uno los huevos: no pongas otro hasta que esté bien mezclado el anterior.
  3. Ahora agrega la mitad de la ralladura de la naranja y la mitad del zumo, sigue batiendo.
  4. Después incorpora la harina a la mezcla y remueve suavemente hasta que esté todo bien incorporado y vierte en el molde que has preparado.
  5. Introduce en el horno previamente calentado a 180 grados y deja cocer entre 35 y 45 minutos. Chequea más temprano que tarde, pincha con un palillo y si sale limpio ya está. Fuera del horno y déjalo enfriar en una rejilla.
  6. En el tiempo que está el pastel en el horno, prepara un almíbar de naranja. Para ello pon a calentar 1/2 vaso de agua (unos 125 ml) y llévalo a ebullición, baja entonces el fuego agrega 75 gr de azúcar, y el zumo y la ralladura que quedaron de las naranjas. Deja que reduzca y espese (unos 20 minutos a fuego suave a medio). Cuando esté lista deja atemperar antes de vertir en nuestro bizcocho.

Procede a cortar el bizcocho a la mitad. Ten en cuenta que si tienes dos moldes iguales puedes repartir la mezcla que preparamos en los dos y así te ahorras tener luego que picarlos por la mitad si no tienes un instrumento que lo haga con precisión.  Ahora riega con la ayuda de una cuchara un poco del almíbar sobre la mitad del bizcocho (hazlo primero con el que hayas elegido como base), no tiene que estar enchumbado, luego extiende una capa de crema de mantequilla, pon encima el otro bizcocho y procede de igual forma con la almíbar. Recuerda que no tiene que estar empapado a no ser que así lo prefieras.

La forma de hacer crema de mantequilla la tienes dando clic en el enlace. Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Tamízalo junto con el azúcar glas antes de empezar a batir. Esta misma crema la utilicé para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar. Si empleas uno con azúcar te aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. Pero si no te va el rollo o simplemente no tienes deseos de complicarte más. Cubre con la ayuda de una espátula la tarta y para darle un toque final espolvorea un poco de ralladura de naranja por encima. Listo, podrás disfrutar de una tarta con todo el sabor y la frescura de las naranjas de temporada.

Bizcocho de chocolate: base para tarta

17 Ene

Hoy quiero compartir con todos un bizcocho de chocolate, base de tartas, y que suele ser preferido de muchos. Nada mejor que un postre hecho en casa. Una ocasión propicia para reunir a los más pequeños en la cocina e interesarlos por ella desde temprano. Más allá de lo didáctico a ellos les encanta eso de mezclar ingredientes, meter los dedos para probar la mezcla o ponerse hasta los pelos de harina y azúcar.

Nada que si queréis disfrutar de una merienda “made in home”, un postre de vez en cuando para homenajear a vuestras visitas, anímate con esta propuesta dulce y con toda la explosión del chocolate. Esta tarta que les presento a continuación fue un auto-regalo de cumpleaños, que ya pasó hace unos meses, pero que ahora tengo la oportunidad de mostrarles. Espero que, si os animáis, os guste tanto como a mis invitados.

2012-10-09 20.08.53

Ingredientes para preparar bizcocho de chocolate (para 1 o 2 moldes de 18-20 cm)

  • 225 gr de mantequilla reblandecida
  • 220 gr de azúcar extrafino
  • 175 gr de harina con levadura (especial para repostería)
  • 4 huevos
  • 50 gr de cacao en polvo (especial para repostería no tiene azúcar)
  • 1 cucharada de agua o leche templada opcional

Cómo preparar bizcocho de chocolate

  1. Primeramente ten medidos y dispuestos en boles separados todos nuestros ingredientes, incluidos los huevos cascados. La harina tamízala, igual que el cacao, y mézclalos bien con una cuchara de madera. Yo también dejo preparado el molde o moldes, forrados con papel de hornear, antes de proceder a con nuestra masa.
  2. Ahora ya puedes comenzar batiendo la mantequilla y el azúcar en un bol hasta que obtengamos una mezcla suave y esponjosa. Puedes usar una batidora de varillas pero unas manuales también te servirán.
  3. A continuación añade los huevos uno por uno mientras sigues batiendo.
  4. Incorporado todo bien, deja las varillas, coge la cuchara de madera y suma a la mezcla la harina con movimientos envolventes hasta que esté todo unido.
  5. Vacía la mezcla en el molde que teníamos a punto y con el horno precalentado unos 4 minutos antes cuece entre 15 y 25 minutos. Comprueba que esté listo el bizcocho introduciendo un palillo. Si sale limpio, fuera del horno.

Deja enfriar en una rejilla antes de proceder a cortar el bizcocho en caso de que hayas utilizado un solo molde, o si vas a decorarlo, también tienes que dejarlo enfriar. Yo tengo un instrumento muy útil para cortar por la mitad el bizcocho, por eso solo utilizo un solo molde. Tampoco mi horno es muy grande, así que prefiero poner uno solo, cómodo, sin que esté pegado a las paredes del horno.

Ya frío, procedí a extender entre ambas partes de bizcocho una capa de crema de mantequilla de chocolate (que podéis ver cómo hacer dando click en el enlace). Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Esta misma crema la extendí para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar, tanto para el bizcocho como para la crema de mantequilla. Si empleáis uno con azúcar os aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. La flor blanca está hecha de glaseado real denso que les explicaré cómo hacer en otro momento.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.