Anuncios
Tag Archives: puerro

Ropa vieja cubana: la receta paso a paso de mi cocina

19 Ene
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hacía tiempo, por no decir desde el mismo momento en que creé este blog, tenía muchas ganas de compartir un clásico de nuestra cocina. Uno de los platos de la gastronomía cubana que más me gustan. En ello coincidirán muchos de mis paisanos. Y tanto es así que la ropa vieja es apuesta fija en la carta de los restaurantes especializados en este tipo de cocina; aunque tengo que decir, lejos de crítica alguna, que más de una vez me he llevado un fiasco a la hora de probar. Es una receta que tiene su cosa y no se trata de echar todo de una vez y dejar que cocine.

Nuestra ropa vieja, puedo asegurar ya con el conocimiento de mis años en España, es herencia de la sabrosa cocina peninsular, y más específicamente la de las Islas. No sé si fueron los canarios quienes llevaron consigo la idea, o contrariamente, la importaron de Cuba a su vuelta. Lo cierto es que tiene esa esencia de ambas culturas, materializada en un plato tan exquisito como éste, y del cual no se desperdicia absolutamente nada.

Mi receta de ropa vieja cubana, aún cuando pueda introducir algunos toques muy personales, no se aleja de la auténtica, o al menos de la más extendida, para no ser absoluta. Los extras puestos definitivamente la enriquecen y nos permite saborearla aún más. Utilizo la carne que recuerdo empleaba mi abuela para prepararla: una falda de res (ternera en este caso) con la grasa bien ubicada para poder eliminarla. La coceremos primeramente en agua, cuyo caldo resultante nos servirá para sopas, como consomé o para utilizar más adelante en esta misma receta. El restante se puede congelar y utiliza a conveniencia.

Y como muy cubana que es, esta propuesta os la presento en lo que llamamos una completa, la forma en la que usualmente se come en nuestra Isla, todo en un solo plato, ningún entrante, ningún alimento más importante que otro, todo mezclado así: arroz blanco, ropa vieja, tostones de plátano macho y aguacate en su estado más puro, una representación de ese “mejunje” que somos. Sencillamente irresistible a nuestras costumbres, a nuestra idiosincrasia, esa mezcla de razas y culturas. ¿Quién se anima?

Ingredientes para preparar Ropa vieja cubana (4 personas)

Para el cocido:

  • 850 gr de falda de res (vacuno)
  • 3 litros de agua
  • 1 nabo
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 1 ramito de perejil
  • 1 ramito de cilantro
  • 2 hojas de laurel
  • sal

Para la ropa vieja:

  • carne deshilachada resultante del cocido
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla (cortada en juliana)
  • 1/2 pimiento rojo (cortado en juliana)
  • 1/2 pimiento verde (cortado en juliana)
  • 1 tomate maduro sin piel y finamente troceado
  • 1 punta de guindilla fresca roja (finamente picada)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 poquito de cilantro
  • 3/4 cucharadita de comino
  • 1 vaso de vino blanco (100 ml)
  • 200 ml de caldo de carne (utiliza de cocido de la carne)
  • 150 ml de tomate frito
  • pimienta negra
  • sal

 Cómo preparar Ropa vieja cubana

Para el cocido:

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Primeramente limpia la carne del exceso de grasa. Si utilizas falda de calidad suele estar muy bien localizada por lo cual no tardarás nada en removerla.
  2. Con la ramita de apio, el puerro, el cilantro y el perejil prepara un atadillo que luego podrás remover fácilmente del caldo. Si lo deseas puedes poner las hierbas sin atar y luego batir o colar, como prefieras.
  3. En una olla exprés o a presión echa los 3 litros de agua de conjunto con la carne limpia de grasa, el atadillo, dos zanahorias bien lavadas, un nabo, dos hojas de laurel y una cucharada de sal.
  4. Tapa la olla, pon al máximo el fuego, coloca el selector de la presión en el número 2 (si tienes dos posiciones si no hazlo como siempre), deja que tome presión y cuando empiece a pitar y a liberar el vapor, baja a media intensidad el fuego y deja cocinar durante 30 minutos.
  5.   Una vez separada del fuego y con la presión totalmente liberada saca la carne, deja enfriar y a continuación procede a desenhebrar. Reserva 200 ml de caldo para la ropa vieja.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Puedes hacer este proceso el día antes, como hago yo usualmente. Una vez tengo la carne fría y deshilachada la cubro con film y a la nevera para el otro día, con calma, hacer la parte más divertida de la receta de ropa vieja. Con el caldo, una vez templado y desgrasado (la poca grasa que pueda quedar flota en la superficie y es muy fácil de eliminar con un cucharón) hago una rica sopa de fideos para esa noche.

Cómo preparar la Ropa vieja cubana

  1. Ya en el meollo del asunto, ten listos los ingredientes restantes de nuestra ropa vieja. Corta en juliana la cebolla, así como el pimiento rojo y verde. Trocea finamente la punta de una guindilla roja fresca. Maja en un mortero los ajos con el comino, el cilantro y solo una pizca de sal para que no salten los ajos, y una vez tengas una pasta, reserva. Con el tomate maduro procede a escaldar, quitar la piel y trocear finamente, reserva también. El resto de ingredientes tenlos listos para incorporar según corresponda.
  2. En una cacerola o sartén profunda con tapa pon a calentar el aceite de oliva. Una vez tenga una buena temperatura añade la cebolla. Cuando empiece a pochar agrega los pimientos, sazona con una pizca de sal y deja que se sofría unos 5 minutos.
  3. Incorpora el tomate maduro bien troceadito, mezcla bien y a continuación echa el majado de ajo, cilantro y comino que teníamos reservado. Vuelve a remover, deja sofreír otros 5 minutos.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. A continuación incorpora la carne desenhebrada, sazona con una pizca de pimienta negra, mezcla, sube el fuego un poco y rápidamente añade el vino blanco. Una vez haya evaporado agrega el caldo de carne, remueve, vuelve a bajar el fuego a media intensidad y pon el tomate frito.
  5. Revuelve todo para que se integre, prueba de sal y rectifica, pon una tapa sin llegar a cubrir perfectamente y deja cocinar unos 20 a 25 minutos hasta que tome la consistencia adecuada. Sin mucha salsa, que se vea bien el contenido, o de lo contrario como más te guste a ti. Separa del fuego y listo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En lo que reposa o incluso antes, para ganar tiempo, puedes preparar unos ricos tostones, un buen arroz blanco desgranado y una tajada generosa de aguacate para hacer la completa que te propongo. Si no estás por la labor total acompaña de lo que más te guste y más fácilmente se te de. Puedes poner la sopa, con el caldo como base, de primero, y la ropa vieja con el arroz, o unas patatas fritas o simplemente un buen trozo de panque la salsa invita a ello.

Si en vez de tostones prefieres unos plátanos maduros fritos, no dudes en escogerlos, como lo harían la mayoría de mis coterráneos. Yo prefiero los tostones, pero tengo que confesar que también pongo un plátano maduro de fruta, si es de Canarias mejor. Eso de mezclar, en una cucharada, arroz, ropa vieja y un trocito de plátano fruta es un orgasmo para mi paladar, al que es muy difícil renunciar.

El cilantro que utilizo es un guiño a las lindas Islas Canarias españolas, teniendo en cuenta que en Cuba mi abuela lo que ponía era culantro, un par de hojas alargadas con un sabor casi idéntico que se emplea en mi tierra natal. Os aseguro que si siguen el paso a paso de mi receta tendréis una auténtica y sabrosísima ropa vieja cubana.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¡Qué aproveche! Feliz lunes para todos.

Anuncios

Sopa de rape con fideos, como la recomendó la abuela

8 Abr
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Aunque ahora mismo en Madrid tenemos un tiempo primaveral, con unas temperaturas bastante cálidas, hace unos pocos días el invierno aún nos sorprendía con, quizá, uno de sus últimos coletazos. Y ahí sale a la calle desabrigada esta conocida vuestra para pescar lo que en toda la temporada de frío ni estuvo cerca de pillar. Unos días en que, salvo mis incursiones en la cocina, no tuve deseos ni fuerzas para hacer demasiado. Y de esas entradas en la cocina es esta sopa de rape con fideos, como la recomendó mi abuela. Aún desde lejos me aconsejaba tomar algo calentito, sustancioso y “que levante a un muerto”.

Y como nuestras abuelas, savia popular acumulada, la mayoría de las veces tienen razón pues allá fui a ver de qué disponía en la despensa para combatir desde el fogón ese malestar de la gripe. No tenía para hacer La caldosa de Kike y Marina*; ni siquiera para preparar mi preferida, la sopa de gallina que me hacía mi abuela con toda la convicción del mundo de que sanaba: al menos el alma te la deja a punto.

Pero sí que tenía una cola de rape, un pescado ideal para preparar platos como éste por la consistencia de su carne; el resto de los ingredientes os los cuento en nada. Es una receta muy fácil de hacer, riquísima y claro está para disfrutar no solo cuando el cuerpo lo necesite tan desesperadamente, sino para incluirla en nuestros menús saludables y perfecta para aquellos que suelen tomar al pie de la letra las constumbres culinarias de Semana Santa. Aprovecho para dejaros en enlace al tradicional Bacalao al Pil Pil para aquellos que ya tengan comprado una buena pieza de este pescado tan sabroso. Ahora volvamos a nuestra receta de hoy.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Sopa de rape con fideos (2-4 personas)

  • 1 cola de rape (400-500 gr)
  • 10-12 gambas
  • 1/2 puerro
  • 1/2 cebolla
  • 2 patatas pequeñas o 1 grande
  • 2 tomates maduros
  • 1/4 pimiento rojo morrón (de asar)
  • 1/2 guindilla roja fresca (puedes utilizar seca)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón picante de La Vera (utiliza dulce si lo prefieres)
  • 1 ramita de perejil fresco finamente picado
  • 1-2 hojas de laurel
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • caldo de pescado (1/2 litro a 1 litro)
  • 1/2 taza de fideos cabello de Ángel
  • sal y pimienta

Cómo preparar Sopa de rape con fideos

  1. En una olla o cazuela que puedas tapar más tarde sofríe en el aceite de oliva el puerro, la cebolla, la guindilla y los pimientos, todo cortado en bruniose o cubitos pequeños. Sazona y dejar pochar unos 5-8 minutos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. Escalda los tomates, pélalos, retira las pepitas, córtalos en cubitos y agrega al sofrito. Vuelve a sazonar. Mezcla bien y déjalos sofreír otros 5 minutos. Mientras, maja en un mortero los dos dientes de ajo, añade la cucharadita de tu pimentón preferido y la otra cucharada de aceite de oliva, remueve y pásalo también al sofrito.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Incorpora las patatas peladas y cortadas en pequeños cachelos, la cola de rape, el caldo de pescado solo hasta cubrir el rape, el perejil y las dos hojas de laurel, rectifica de sal, lleva a ebullición y una vez alcanzada, baja a media intensidad el fuego, tapa y deja cocinar unos 25 a 30 minutos.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Transcurrido el tiempo, saca la cola de rape, limpia de piel y alguna espina (el rape tiene solo unas pocas pegada al hueso), desmenuza su carne y vuelve a añadirla a la cazuela.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Agrega los fideos y las gambas, y cocina durante unos tres minutos más. Apaga, separa del fuego y listo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Si tienes otro pescado como el mero, utilízalo igual porque su carne compacta, firme y sabrosa, y su forma de llegar al consumidor, en rodajas, permiten limpiarlo con facilidad. Puedes utilizar unos mejillones frescos y limpios de barbas y arena, en sustitución de las gambas, o incluso almejas, dos opciones deliciosas.

Si no tienes un caldo de pescado preparado con anterioridad, utiliza una pastilla, preferiblemente de Avecream 100% natural. Prepararlo tú es muy fácil: con unos esqueletos de pescado y cabezas, puerro, zanahoria, apio y perejil es suficiente. Siempre cuélalo y guarda en el congelador listo para utilizar en recetas como la de hoy.

*La caldosa de Kike y Marina es un tema de la música tradicional popular cubana. Habla de una receta milagrosa que hace caminar empina´o al ser más cansado. Caldosa, ajíaco, sancocho, guiso caldoso, son distintas maneras de llamar a este tipo de recetas por allá por El Caribe. Aquí os dejo el tema musical, por si después de disfrutar la sopa os da por bailar un poquito 😉

Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado

13 Dic
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hoy os traigo otra propuesta para una cena de Navidad. Con este lomo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado tendréis un plato principal con guarnición incluida que os hará quedar como anfitriones estrellas. Aún cuando es una propuesta atrevida que nos recuerda los sabores exóticos de algún lugar en el Lejano o Próximo Oriente es una receta muy fácil de preparar y con ingredientes que encontraréis en cualquier supermercado.

El origen de la receta, más allá de los puntos de contacto que lógicamente tendrá con algunas otras propuestas, radica en mi humilde cocina. Siempre ando experimentando con los sabores y de esta necesidad surgió este plato, que conjuga lo dulce con lo salado para hacernos más divertida la experiencia de paladear. Otra idea, con el mismo protagonista, el lomo de cerdo, puedes verla AQUI. ¿Os atrevéis con esta aventura de sabores? Pues ponte el delantal y a la cocina.

Ingredientes para preparar Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado (4 personas)

  • 1 kg de lomo de cerdo
  • 60 ml de salsa de soja
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 1/2 cucharadita de aroma o esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de curry amarillo
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • 7-8 dientes de ajo majados en el mortero
  • 6 cebollas francesas
  • 1 puerro (solo la parte blanca)
  • 1 ramita de hierbabuena fresca
  • 1/2 pastilla de caldo de carne Avecrem
  • pimienta negra
  • sal
  • 50 gr mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para el arroz salteado:

  • 1 1/2 taza de arroz Jazmín
  • 300 gr de espinacas frescas
  • 6 lonchas de beicon
  • 1 cucharada de coco rallado (sin azúcar)
  • 1 puñado de nueces troceadas
  • 2 dientes de ajo laminados
  • sal

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado

  1. Es necesario que dejes el lomo de cerdo marinando en el adobo al menos unas dos horas antes de cocinar la carne. Si decides prepararlo la noche antes mucho mejor. Para el adobo maja en un mortero los dientes de ajo pelados con una pizca de sal y la cucharada de jengibre previamente rallado. Añade el curry amarillo e integra bien con el ajo y el jengibre. El resultado será una pasta. Si el mortero en bastante grande sigue mezclando el resto de los ingredientes en él mismo sino pásalo a un recipiente más cómodo.
  2. Incorpora la vainilla, el vinagre de jerez, la salsa de soja y el vino blanco. Deslía todo muy bien con ayuda de unas varillas manuales. Reserva.
  3. Sazona el trozo de lomo con sal y pimienta negra, ponlo en una fuente y riega con el adobo que acabamos de preparar. Pon encima la ramita de hierbabuena. Tapa con plástico y guarda en la nevera hasta la hora de preparar la carne. Dale la vuelta alguna vez.
  4. En una sartén amplia funde la mantequilla y cuando esté bien caliente sella muy bien la carne (sin el adobo que utilizaremos después) por todos los lados hasta que se ponga bien dorada. Retira de la sartén y reserva.
  5. En la misma sartén y siempre que la mantequilla no se haya quemado demasiado (si es así cambia de sartén o lávala y agrega dos cucharadas de aceite de oliva) pocha el puerro finamente picado y las cebollas francesas partidas a la mitad con la media pastilla de caldo de carne.
  6. Coloca la carne sellada y dorada en una olla rápida o exprés, agrega el adobo que tenías reservado más el puerro y las cebollas pochadas. Ponle un vaso de agua extra si ves que tiene muy poco líquido. Tapa con la posición más alta del selector de presión, pon el fuego alto hasta que coja presión y cuando comience a pitar y liberar el vapor baja el fuego y cuenta 18 minutos. Una vez pasado el tiempo separa la olla del fuego y deja que libere sola la presión mientras te pones con el arroz salteado.

Para el arroz salteado:

  1. Cocina el arroz jazmín en abundante agua con sal unos 12 minutos o según las indicaciones del paquete. Cuando esté cocido, cuela y reserva bien escurrido.
  2. En lo que se hace el arroz, fríe en una sartén el beicon con una cucharada de aceite de oliva y los ajos laminados. Cuando esté bien doradito y crujiente añade el coco rallado para que se mezclen bien los sabores. A continuación incorpora las nueces troceadas (no muy desbaratadas)
  3. Añade las espinacas troceadas y saltea sólo un par de minutos más.
  4. Incorpora el arroz al salteado y mezcla, retira del fuego y reserva en lo que trinchamos la carne en rodajas no muy gruesas.

Presentación:

  1. En un plato pon una capa del arroz salteado con espinacas.
  2. Coloca encima dos rodajas del lomo, tres para los más golosos.
  3. Riega con la salsa de cocción del lomo y no te olvides de poner un poco de las cebollas francesas.

 

Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado

Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado. Todos los derechos reservados por Tras La Receta.

Si quieres ser aún más radical, corona el lomo con una rodaja de queso de cabra. Si te gusta este tipo de queso, lo encontrarás verdaderamente delicioso. Espero que os animéis con esta propuesta diferente para sacar de algún posible letargo a vuestros paladares. ¡Felices Fiestas! 🙂

 

 

Pollo con piña y jamón: receta en olla rápida o express

5 Jun

Hoy traigo una receta fácil y rápida si decides hacerla en olla express. Seguirá siendo igual de fácil y riquísima si la haces en una olla sin presión, pero quería presentar este rico pollo al estilo hawaiano en olla rápida porque más de uno de mis lectores me han animado a compartir algunas. La verdad que tener una de estas herramientas en la cocina es fenomenal a la hora de descontar los minutos. El resultado es el mismo de una cocción a fuego muy lento pero en menos de la mitad del tiempo. O sea que si para hacer este pollo sólo tardé unos 12 minutos, de la manera tradicional hubiera tardado unos 4o.

Hay muchos detractores de la olla rápida o express pero a mi me va de maravilla con ella. En mi casa mi abuela no la dejaba reposar muchos días. Los alimentos quedan tan sabrosos como pudieran quedar sin someterlos a la presión y las propiedades se mantienen intactas. Eso sí, las carnes antes de ponerlas a cocinar en la olla, hay que sellarlas y dorarlas bien a fuego vivo para que luego no queden sin color. La comida entra por los ojos y unos alimentos que parezcan hervidos no apetecen igual.

Una piña preciosa que me encontré en el súper, unos cuartos traseros de pollo en oferta y un paquete de jamón serrano a taquitos que tenía en la nevera constituyen la materia prima de esta receta. Al estilo hawaiano porque lleva piña y jamón, pero una versión muy propia que ha quedado para chuparse los dedos. Me hubiera encantado hablarles más de por qué se llama estilo hawaiano, pero lo cierto es que encontré información muy contradictoria y que para nada nos remite a esa isla de sueños que es Hawai. Agradecería a mis seguidores si conocen algo al respecto me lo comentaran. Ahora sí vamos a por nuestro pollo con piña y jamón.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pollo con piña y jamón (2 personas)

  • 2 cuartos traseros de pollo sin piel
  • 2 rodajas de piña en cubitos + 1 rodaja para decorar (opcional)
  • 90 gr de jamón serrano o curado a taquitos (puedes utilizar jamón cocido pero entonces ponlo solamente al final de la cocción)
  • 1/2 cebolla dulce
  • 1/2 puerro
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de zumo de piña (aprovecha bien la pieza y prepárate una jarra de zumo batiendo unas rodajas de piña con 1/2 litro de agua, si la fruta está dulce no necesitarás más azúcar)
  • 1 pastilla de caldo de pollo Gallina Blanca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (puedes emplear el que tengas a mano)
  • sal
  • mix de pimientas recién molida (bote con molinillo que venden en la mayoría de los supermercados)
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Cómo preparar el Pollo con piña y jamón en olla express

  1. Primeramente quita la piel a los cuartos traseros donde se acumula la grasa del pollo. Ponles sal y pimienta por cada lado. Calienta dos cucharadas de aceite en una sartén a fuego alto y cuando esté caliente pon a sellar y dorar muy bien cada uno de los cuartos traseros de pollo. Sácalos y colócalos en la olla a presión fuera del fuego.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

  2. Corta el ajo en láminas, la cebolla y el puerro en brunoise y ten listos los dados de piña.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

  3. En la misma sartén donde doraste la carne pocha el ajo con la cebolla y el puerro, déjalos unos minutos y cuando cambien de color agrega la pastilla de caldo, el jamón a taquitos y la piña. Deja que se sofría todo un par de minutos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Agrega ahora el vino blanco, sube el fuego para que evapore, vuelve a la posición anterior, e incorpora el zumo de piña. Rectifica de sal.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Pasa el contenido de la sartén a nuestra olla rápida con el pollo, tapa, pon la posición más alta del mecanismo de presión, sube el fuego al máximo, y una vez comience a soltar el vapor y pitar, reduce el fuego a algo más de la media y déjalo cocer 12 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, deja que libere toda la presión antes de abrir la olla. Ten cuidado cuando vayas a sacar el pollo. Estará tan suave que necesitará de mucho mimo para extraerlo entero
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

Si quieres prepararlo para 4 personas, es tan sencillo como agregar dos piezas más de pollo y poner el doble de los ingredientes que empleé en esta receta. Ya sabes, y si lo haces a la manera tradicional, sin presiones, déjalo cocinar bien tapado a fuego muy bajo durante unos 40 minutos. Va a quedarte un pollo exquisito, diferente y con el que seguramente sorprenderás a tu familia o invitados, sea cual sea la manera en que lo cocines. Acompáñalo con arroz blanco o basmati para que puedas aprovechar al máximo la salsa riquísima de este pollo. Hay quienes suelen pasar las salsas por la batidora, pero triturar ésta es un sacrilegio, así que te aconsejo que dejes los pedacitos para mezclar con el arroz.

¿Quieres consejos para la cocción del arroz? Pincha aquí. ¿Te apetecen otras recetas en olla a presión, entonces da click aquí?

Crema de Calabacines: receta fácil y saludable

26 Nov

Para comenzar la semana compensando cualquier exceso del fin de semana, les traigo esta deliciosa crema de calabacines, tan fácil de hacer, saludable e igualmente deliciosa. Ya sabemos de sobra, nos lo tienen bien machacado, que los productos que más nos gustan son casi siempre una bomba de tiempo para nuestro organismo. También sabemos que lo mejor es tener una dieta balanceada donde primen las frutas y verduras sobre las grasas, carnes rojas y los azúcares. Yo no me privo de ninguno. La cuestión es saber equilibrar la balanza y sobre todo sacarle mejor partido a aquello que ciertamente nos beneficia.

A veces por facilismo, falta de tiempo o un poco de imaginación renunciamos a todo el sabor que podríamos sacarle a un par de calabacines, a un manojo de brócoli o unas judías verdes planas. A mi me encantan todos sin excepción y busco la forma de prepararlos de distinta manera, más allá de la simple cocción en agua, donde se quedan todos sus minerales y vitaminas.

Hoy vamos a preparar una crema de calabacines que a los peques les encantará y a los mayores también, claro está. Y aunque vamos a agregar algún que otro ingrediente con más salero, seguirá siendo una receta perfecta para aquellos que están sometidos a una dieta de adelgazamiento o de control de peso, ya que el calabacín tiene muy poco aporte calórico, debido a que su composición fundamental es el agua.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para Preparar Crema de Calabacines para 4 personas

  • 2 Calabacines grandes
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñitas
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • unas hojas de cilantro
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pastilla de caldo de pollo diluida en 500 ml de agua
  • 3 porciones de quesitos para fundir tipo La Vaca que Ríe light
  • sal y pimienta al gusto

Cómo preparar nuestra Crema de Calabacines

  1. Cortamos nuestras verduras en trozos (no tienen que ser muy pequeñas porque más tarde vamos a triturar todo).
  2. Ponemos a calentar nuestras 3 cucharadas de aceite en una sartén profunda donde podamos colocar todos nuestros ingredientes cómodamente. Cuando esté caliente agregamos el ajo, la cebolla y el puerro en ese orden. Dejamos pochar hasta que la cebolla y el puerro se transparenten.
  3. Agregamos entonces la zanahoria y nuestro calabacín troceado y salpimentamos (ojo con la sal porque vamos a utilizar una pastilla de pollo que generalmente ya trae. Yo uso Gallina Blanca que tiene menos sodio y no tiene conservantes ni colorantes).
  4. Dejamos sofreír todo unos 3 ó 4 minutos y a continuación vertimos el caldo de pollo con cuidado de no pasarnos si no queremos obtener una sopa en vez de crema. (Yo suelo dejar de echar caldo antes de cubrir todos los ingredientes. Reservo el caldo que me quede y al final, cuando bato todo, si me queda demasiado espeso entonces agrego más caldo).
  5. Sumamos por último las hojas de cilantro y nuestras porciones de la Vaca que Ríe light y dejamos cocer a fuego vivo, bien tapado, hasta que comprobemos que las zanahorias están blandas. Digo las zanahorias porque los calabacines siempre se ablandan primero.
  6. Cuando hayamos comprobado que está todo bien cocido, retiramos del fuego, dejamos reposar unos minutos y dependiendo de si la batidora aguanta temperaturas elevadas batimos inmediatamente o esperamos a que se atempere.
  7. Por último servimos y coronamos con unas pipas mondadas o semillas de girasol.

A mi me encantan estas pipas, y a falta de unos ricos croutons, suelo ponerle algún fruto seco que aporta más proteína, vitaminas y minerales que el propio pan. Una receta para calentar las cenas de invierno, fría en verano o como primer plato de un menú bien equilibrado. Espero os animéis con esta rica crema de calabacines.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.