Anuncios
Tag Archives: aceitunas

Quiche mediterránea: con tomatitos secos, aceitunas, menta y mozzarella

6 Abr
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Y la cosa continúa de quiches, tartas o pasteles salados como sean llamados aquí, allá o acullá. Son una opción deliciosa que acepta el relleno que más guste en casa. La semana pasada os presenté una versión muy popular con puerros y bacon, y en la misma entrada hablaba de nuestra otra preferencia a la hora de elaborar uno de estos platos tan ricos y completos. Pues aquí está: una quiche mediterránea, que quise llamar así por el origen de sus ingredientes.

Cuando bautizamos con apellido mediterráneo algún plato no estamos dando por sentado que sean los únicos ingredientes posibles. nada más lejos para una dieta riquísima en sí por la variedad de productos, mediterráneamente hablando. Pero para nadie es hoy secreto que cuando nos referimos a ella estamos hablando de salud, sabor y colorido en un todo. Por eso nuestra quiche de hoy va de tomates, aceitunas, hierbas frescas, aceite de oliva, mozzarella y poco más.

Esta vez no hay muchos más preámbulos porque en el post anterior ya me extendí bastante en las historias tras la receta, solo invitaros a preparar nuestra tarta salada de hoy, ligera y contundente a la vez, una opción de lujo con ensalada verde para cualquier almuerzo o cena, o para llevar un plato estrella a la fiesta que nos han invitado.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Quiche mediterránea  (4 personas)

  • 70 gr de tomates secos
  •  80 gr de aceitunas sin hueso (la que prefieras)
  • 1 cebolla grande
  • 1 puñado de hojas de menta o hierbabuena
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca (o bien otro puñado de hojas frescas)
  • 300 ml de leche
  • 180 gr de queso mozzarella rallado
  • 3 huevos grandes (L)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pizca de mix de pimientas
  • sal (utiliza escamas de sal mediterránea si tienes a tu alcance)
  • 1 masa quebrada

Cómo preparar Quiche mediterránea

  1. Coloca en un cuenco con agua los tomates secos para que se re-hidraten durante 30 minutos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. Una vez hinchados y tiernos escúrrelos de agua, pica en tiras finas y reserva.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. En una sartén vierte las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una vez haya calentado incorpora la cebolla que picarás en cubos no muy finos. Añade una pizca de sal.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Una vez comience a pochar la cebolla agrega la albahaca seca y deja unos minutos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. A continuación añade el tomate que teníamos reservado, las aceitunas troceadas y las hojas de menta fresca. Remueve y deja un par de minutos.
  6. Vierte la leche, añade otra pizca de sal y la mitad del queso. Deja que espese todo durante unos minutos removiendo alguna vez.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  7. En un cuenco aparte bate los huevos sazonados con otra pizca de sal y el mix pimientas más la otra mitad del queso rallado.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  8. Mezcla el contenido de la sartén con los huevos y queso batido y vierte todo finalmente sobre un molde con la masa quebrada previamente colocada. Recuerda poner un chorrilo de aceite en el molde y pringarlo muy bien para que no se peque la masa y pinchar la masa quebrada en el fondo con un tenedor una vez colocada.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  9. Lleva al nivel más inferior del horno (no en el suelo del horno) previamente calentado a 180 grados. Deja hornear durante 35 minutos y luego otros 10 minutos en la posición del medio. Esos primeros 35 minutos yo suelo cubrir la quiche con papel vegetal o de aluminio, pero hay hornos que no lo requieren, tenlo en cuenta. Prefiero cubrirla y luego elevar para que termine de dorarse bien en los últimos minutos de horno sin riesgo de dorarla demasiado antes de tiempo. No pongas más relleno del posible sobre la masa quebrada. SI te quedó un poco haz como yo: añada dos cucharaditas de maizena y distribuye en dos moldecitos de magdalenas engrasados con algo

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo, después que salga del horno, déjala reposar unos 10 minutos para te sea más fácil de manejar y no te quemes. A mi me encanta tomar el trozo que haya quedado a temperatura ambiente más tarde o al otro día. Los sabores están más concentrados. Recuerda que puedes tomarla con una ensalada para completar de forma equilibrada una comida o una cena.

Anuncios

Picadillo a la habanera: un clásico de la cocina cubana

2 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

A inicios de mi experiencia en la cocina de este rincón virtual compartí una receta de tamalitos de col o repollos envueltos, rellenos de picadillo a la habanera, cuya receta retomo hoy con algunos ajustes que me parecieron oportunos compartir, ya que además de utilizar otros ingredientes, sin saltar los que no pueden faltar a este plato de la gastronomía cubana, ha quedado realmente delicioso, casi como el de mi abuela, y digo casi porque es muy difícil igualar la sazón de nuestras mayores, incluso si has crecido viendo cada detalle y mimo que dedican a nuestras comidas.

Como es casi norma en Cuba, el picadillo a la habanera se come con arroz blanco desgranado que puedes preparar de la forma que te muestro AQUÍ o de otra manera, también efectiva y más rápida, que encontrarás más abajo en esta misma receta. Para hacer una completa estoy segura que mis paisanos incluirían unos plátanos machos maduros fritos, los mismos que ponemos a lo que se conoce aquí en España como arroz a la cubana. Para esta combinación son mis preferidos, pero tal vez unos tostones o mariquitas os pueda servir también para el menú.

 Ingredientes para preparar Picadillo a la Habanera (4 personas)

  • 300 gr carne picada mixta vacuno/cerdo
  • 2 patatas cortadas de cubitos
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo morrón o de asar
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 tomates bien maduros
  • 1 vasito de vino tinto (100 ml aproximadamente, también puedes utilizar blanco)
  • 1 puñado de pasas
  • 6-7 aceitunas sin hueso troceadas
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de mezcla de cilantro con achiote*
  •  pimienta negra
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional) para rectificar la acidez del tomate
  • sal al gusto

Cómo preparar Picadillo a la Habanera

  1. Pula y trocea las papas en cubitos pequeños, ponlas un rato en agua con sal y después de escurridas fríelas en aceite de oliva suave antes o durante la preparación de nuestro picadillo. Pásala por papel de cocina una vez fritas para retirar el exceso de grasa y resérvalas.
  2. Pela y pica el ajo en finas láminas, ponlo a dorar en las 3 cucharadas de aceite de oliva caliente con cuidado de no quemarlos. Antes de que pueda suceder añade la cebolla muy finamente cortada en brunoise. Corta los dos tipos de pimientos en cubitos no necesariamente demasiado pequeñitos e incorpóralos una vez la cebolla esté pochada (transparente). Pon una pizca de sal y deja sofreír a fuego medio unos 3-5 minutos vigilando que no se queme.
  3. Mientras, sazona la carne con sal y pimienta, y escalda, pela y trocea los tomates que no te tomará más de 2 o 3 minutos.
  4. Echa la carne sazonada a la cazuela o sartén (asegúrate de utilizar una que puedas tapar más tarde) con la cebolla y los pimientos, desbarata bien la carne, mezclando todo muy bien y deja que se dore toda, para ello remueve cada rato, esto te llevará unos 5 a 8 minutos a fuego vivo pero no demasiado alto.
  5. Una vez toda la carne haya cambiado su color añade el vino a fuego fuerte hasta que se evapore y a continuación suma el tomate muy bien troceado, el comino y la mezcla de achiote y cilantro y remueve todo muy bien, agrega las pasas, las aceitunas troceadas y las alcaparras y vuelve a mezclar. Tapa y deja cocinar 20 minutos.
  6. Transcurrido el tiempo destapa y rectifica de sal y añade la cucharadita de azúcar si fuera necesario aunque con el dulzor de las pasas debe ser suficiente para neutralizar la acidez del tomate. Si aún la salsa te parece muy líquida déjala otros pocos minutos destapada, pero no la seques demasiado porque este plato necesita de ella para untar el arroz blanco.
  7. Incorpora en el último momento las papas fritas, mezcla y reserva caliente mientras preparamos el arroz blanco desgranado.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para el arroz necesitaremos:

  • 1 taza de 250 ml de arroz  largo (unos 250 gr)
  • 1 1/2  taza de agua (380 ml)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Cómo cocinar el arroz:

  1. Pon la medida de arroz en un colador y lava muy bien hasta que salga el agua transparente.
  2. Mientras pon a hervir el agua en una cazuela honda y amplia con tapa. Una vez alcance el punto de ebullición añade la sal y baja bien el fuego (para que calcules más o menos en una intensidad máxima de 9 ponlo al 3).
  3. Añade el arroz, tapa y deja cocinar hasta haya absorbido toda el agua y el grano esté cocido (entre 8-12 minutos dependiendo del fuego).
  4. Transcurrido el tiempo apaga el fuego, añade un hilo de aceite, vuelve a tapar y deja reposar entre 5 y 10 minutos.
  5. Pasado el tiempo de reposo destapa y remueve todo para que no queden granos pegados. Verás que el arroz así te queda especialmente desgranado.

Ahora solo queda servir el arroz coronado con el picadillo a la habanera y a disfrutar. Este arroz es el mismo que podemos preparar para un arroz a la cubana, con su huevo frito, tomate y los platanitos.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Recuerda que puedes acompañarlo de plátanos, fritos o maduros naturales, o tosotones. Puedes disfrutarlo como plato único o de segundo con una ensalada de tomate, aguacate y aros de cebolla como primero.

*El achiote es un condimento y colorante natural rojizo muy empleado en la cocina de América y el Caribe. Tiene múltiples usos medicinales y sobre todo para dar color, las civilizaciones antiguas de los mayas e incas los empleaban como especie en sus preparaciones culinarias e incluso en sus pinturas para el cuerpo. Si os encontráis en algún producto industrial el código E160b dentro de los ingredientes estarán en presencia de un alimento que ha utilizado achiote para dar color.

Pastel de pollo con champiñones: receta con masa de hojaldre

3 Jul

Aunque ya estamos en pleno verano en esta parte del universo y no apetece mucho encender el horno, me cuesta renunciar a algunas recetas que lo único de incómodo que tienen es el calor que le acompaña. Pero como es tan sencillo y resulta ideal para llevárnoslo a un picnic o a cualquier otra excursión ahora que tenemos oportunidad de irnos a la playa o a la piscina, quiero compartir este pastel con un relleno riquísimo que si te sobra puedes acompañar con un arroz blanco por ejemplo.

Con dos masas de hojaldre y básicamente pechuga de pollo y champiñones conseguiremos dos pasteles grandes para compartir entre cuatro personas y quedarnos más que satisfechos. Es un plato completo y equilibrado así que podemos comerlo sin cargo de conciencia si no tenemos un régimen muy estricto de reducción de peso. La masa de hojaldre cubre las necesidades de carbohidratos para no perder la energía, la pechuga de pollo nos ofrece proteínas de alta calidad con muy escasa grasa; en los champiñones encontramos minerales y vitaminas, una alta concentración de agua y por consiguiente un efecto saciante.

La cebolla y el ajo ayudan a mantener las defensas del sistema inmunitario y las aceitunas y el aceite de oliva proporcionan grasas monosaturadas que protegen el corazón, ya por muchos es sabido que con moderación ayuda a incrementar el colesterol bueno que a su vez mantiene a raya al colesterol malo. Y después de este breve balance nutricional de nuestra receta de hoy, pongámonos manos a la masa.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pastel de pollo con champiñones (4 personas)

  • 2 masas rectangulares de hojaldre (yo usé de la Casa Tarradellas; en el supermercado las venden listas para usar)
  • 1 huevo batido (para barnizar los pasteles)
  • 2 pechugas de pollo (troceada un cubitos pequeños)
  • 1 bandeja de champiñones (200 gr más o menos laminados)
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 1 cebolla troceada en cubitos pequeños
  • 1 pimiento verde italiano también en cubitos
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharadita de pimentón de la Vera (puedes utilizar otro pimentón dulce)
  • 8 aceitunas (yo utilicé unas rellenas de pimiento rojo)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • sal
  • pimienta

Cómo preparar Pastel de Pollo con champiñones

  1. Lo primero será ponernos con el relleno, para lo cual dispón las 3 cucharadas de aceite de oliva (puedes emplear otro que tengas) en una sartén con el ajo, y una vez doradito pero antes de que pueda quemarse agrega la cebolla y el pimiento italiano.
  2. Cuando haya pochado la cebolla agrega el pollo en cubitos previamente sazonado con sal y pimienta al gusto. Si te olvidaste de hacerlo entonces ponle sal y pimienta enseguida que lo eches a la sartén. Déjalo unos minutos con fuego medio hasta que la carne se cocine y comience a cambiar de color.
  3. Pon ahora el pimentón, remueve y suma el champiñón laminado que se cocina en muy poco tiempo. En cuanto cambie de color agrega el tomate frito y las aceitunas y deja que reduzca toda el agua que puedan liberar los champiñones. Debe quedar bastante seco, ten en cuenta que si no es así luego se sale cuando rellenemos el pastel. Pásalo a otro recipiente para que se atempere antes de formar los pasteles.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Precalienta el horno entre 200 y 220 grados según el tipo de horno que tengas o guíate por las instrucciones que ofrece el fabricante de la masa de hojaldre. Mientras vamos a trabajar ya la masa de hojaldre: Corta cada masa en dos partes de forma que obtengas dos rectángulos (en total tendrás 4 rectángulos, dos para la base y dos para tapar).
  5. Echa en dos de ellos el relleno que hemos preparado que ya debe estar atemperado. Trata de ponerlo en el centro de manera que luego puedas cerrar bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  6. Coloca encima los otros dos rectángulos de hojaldre y sella los bordes enrollando y aprisionando un poco.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  7. Barniza con huevo batido con una chispa de sal, pincha con un tenedor para que libere el calor mientras se cuecen y ponlo en el horno el tiempo que te indique el paquete del hojaldre. Suele ser unos 10 a 15 minutos dependiendo del horno. Siempre vigila y cuando ya esté dorado es qué está listo.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Si te gusta espolvorea un poco de pimienta recién molida antes de ponerlos en el horno que le da un toque más sabroso a la masa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un pastel fácil de preparar como habrán visto aquí, así que si no te importa encender el horno en el verano, aquí tienes una buena excusa para ello. Frío está buenísimo también y lo mejor es que podrás llevártelo contigo y disfrutarlo después. También para aquellos que me leen en otras latitudes donde es invierno y un pastel como este, acabado de hornear, es una maravilla para calentar el espíritu.

Si quieres ver otras recetas con masa de hojaldre y pollo pincha aquí. Si deseas preparar unos pastelitos dulces para ofrecer como postre no dejes de ver este otro enlace.

Conejo al ajillo con aceitunas

17 Jun

La carne de conejo es una de mis favoritas. Cuando era pequeña era una de las pocas que asimilaba y además me gustaba. Ya habré comentado en un “post” reciente lo pesada que podía ponerme a la hora de sentarme a la mesa. Teniendo en cuenta esto, mi padre decidió hacer una cría de conejos, con los que la familia entera se alimentaba. ¡Cómo hay que cuidar y mimar a estos animalitos! Son francamente delicados y se deben mantener muy limpios y en vigilancia permanente. Me encantaba llevarme adentro de casa alguna cría para observarla mejor. Constituía la recompensa por ayudar a ponerles la comida, cambiarles el agua o cortar la hierba fresca que más le gustaban. Tan suaves y esponjoso su pelaje.

Lo que jamás pude soportar era ver o participar de forma alguna en la matanza. Mi padre se encargaba de ello, como mi abuela con los pollos, con una eficacia tremenda, porque jamás sentí un gemido de ninguno. A la hora de sentarnos a la mesa, nunca sentí cargo de conciencia porque sabía perfectamente que eran animales para el sustento humano, criados de manera ecológica y con todo el amor posible. Y lo disfrutaba doblemente porque como lo cocinaba mi abuela, nadie más lo lograba ;). Hoy les enseñaré a hacer uno tan rico, muy parecido al de ella, pero con mi toque personal.

Para aquellos que puedan tener dudas de consumir carne de conejo, les animo a que la preparen porque es un alimento especialmente nutritivo y sano, además de económico. Posee muchísimas proteínas con muy alto valor biológico, es baja en grasas y colesterol, y con una presencia significativa de minerales como el hierro, el zinc y el magnesio; así como vitaminas del grupo B como la vitamina B12 (cianocobalamina), la vitamina B3 (niacina) y la vitamina B6 (piridoxina), fundamentales en varias funciones metabólicas del organismo.

El ejemplo de su excelente asimilación por el organismo es que una niña con serios problemas digestivos y de la vesícula (yo misma), pudiera agilizar sus lentas digestiones con éxito y evitar el problema de la intolerancia a la grasa animal.  Hoy ya he superado casi completamente aquellos padecimientos. Podemos asegurar entonces que la carne de conejo es ideal para aquellos que hacen deporte, los que padecen problemas del estómago o quienes están pasando por regímenes de adelgazamiento y control de peso. Y lo bueno es que se puede preparar de muchas maneras, igual de sabrosas que la que propongo hoy.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Conejo al ajillo con aceitunas (para 3-4 personas)

  • 1/2 conejo
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • 1 puntita de guindilla
  • 4 cucharadas colmadas de aceite de oliva
  • 200 ml de vino para cocinar “Abuela Carola” (puedes utilizar un vino fino de Jerez u otro vino seco)
  • 1 vasito de los de chupitos o ron de vino Pedro Ximénez
  • 12 aceitunas verdes sin hueso
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar Conejo al ajillo con aceitunas (para 4 personas)

  1. Trocea el conejo de acuerdo a la cantidad de comensales. Salpimenta y dóralos muy bien en una sartén con el aceite de oliva. Una vez bien dorados, retira a una fuente y reserva.
  2. Pica a la mitad la cabeza de ajos y limpia la punta de guindilla de las semillas que pueden darle más picor al plato. Fríelas en el aceite donde doraste el conejo y una vez empiecen a tomar color y antes de que puedan quemarse echa el vino para cocinar. Cuando hierva y comience a evaporar el alcohol introduce las piezas de conejo y el tomillo seco, tapa y deja cocinar tapado durante unos 30 a 40 minutos según cómo te guste más la carne.
  3. Unos 8 minutos antes de finalizar el tiempo indicado, destapa, agrega las aceitunas y el chupito de vino Pedro Ximénez y deja reducir la salsa hasta cumplir el tiempo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

A mi me gusta la carne bien blanda, por eso lo dejo de 40 a 45 minutos en total, y para completar lo acompaño con un arroz basmati que pueda mezclar con algo de la salsa riquísima resultante. Si quieres puedes acompañar con una ensaladilla de zanahoria o con una ensalada de espinacas con piña. Eso sí, no te prives de unas rebanadas de pan para rebañar la salsa. Espero guste tanto como en mi casa. Nos vemos pronto con más.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Ensaladilla de zanahoria rallada: una receta fresca a tono con el verano

17 May

Ahora que se acerca el verano, y con él, el calor y los días de mucho sol, estaría muy bien tener siempre a mano una receta fresca y nutritiva. La que propongo hoy, además de estar muy rica, tiene una propiedad añadida. Como la base es la zanahoria, rica en beta-carotenos que podemos identificar por su color naranja, esta receta, además de saciarnos, facilitará la protección de nuestra piel de los radicales libres y hará posible que nuestro bronceado sea más duradero y saludable.

Al consumir la zanahoria cruda aprovecharemos mejor todas las propiedades que nos ofrece esta hortaliza, disponible todo el año y además muy económica. Entre sus valores más significativos: ayudan a mantener la salud intestinal evitando el estreñimiento y algunos parásitos como las lombrices intestinales, también evita la aparición de diverticulosis o tumores y cáncer de colon.

Incluirla en nuestra dieta facilitará que tengamos garantizadas nuestras necesidades de carotenos, sin los cuales nuestra vista podría verse perjudicada con la aparición de ceguera nocturna, cataratas y envejecimiento en general. Con una adecuada ingesta de carotenos, presentes en la zanahoria y otros alimentos con este color anaranjado, podemos evitar la sequedad de la piel o por el contrario el acné. Por eso es muy común el uso de la zanahoria en la cosmética natural.

Por otra parte y para aterrizar en nuestra receta, señalar que al poseer elementos alcalinizantes y depuradores de la sangre, la zanahoria es otro fuerte aliado en la lucha contra el colesterol y la arteriosclerosis. ¿Os animáis entonces a preparar esta ensaladilla de zanahoria rallada?

ensaladilla de zanahoria rallada 2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ingredientes para preparar Ensaladilla de zanahoria rallada

  • 3-4 zanahorias
  • 1/2 cebolleta finamente picada
  • 2 latas de atún al natural escurridas (puedes utilizar en aceite pero deberás escurrirlo bien y tener en cuenta que suma calorías)
  • 4 palitos de cangrejo picados en 4
  • 1 manzana troceada en cubitos (yo puse una Golden pero puedes poner tu preferida)
  • 6-7 cucharadas de mayonesa ligera (yo utilizo una Ligeresa)
  • 8 aceitunas rellenas de anchoa troceaditas
  • sal

Cómo preparar Ensaladilla de zanahoria rallada

  1. Lava las zanahorias y con un cuchillo ráspalas muy bien. Rállalas con un rallador fino, espolvorea un poco de sal al gusto y mezcla bien.

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  2. Agrega todos los ingredientes sólidos: cebolleta finamente picada, el atún escurrido, los palitos de cangrejo troceaditos, las aceitunas y la manzana, a la cual dejo la piel pero si prefieres puedes retirarla. Mezcla bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Teceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  3. Por último agrega la mayonesa ligera, remueve y chequea que todo haya quedado bien untado.

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Lista esta sencilla pero rica ensaladilla de zanahoria que podrás utilizar de acompañamiento para pescados y carnes, o simplemente para disfrutar así sola, como suelo hacer yo en la cena. Puedes rallar toda la zanahoria que quieras y guardarla en la nevera bien tapada. Así cuando te apetezca solo tendrás que ponerte a preparar los ingredientes que lleva. Si le pones imaginación puedes agregarle otros que te gusten. El huevo cocido le va fenomenal a esta ensaladilla y si en vez de mayonesa quieres aliñarla con un buen aceite de oliva y una vinagreta, adelante.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.