Anuncios
Tag Archives: horno

Lunette di zucchini: Ginos en casa

6 Nov
calabacinesempanados

Lunette de Zucchini o Calabacines empanados al horno. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Por estas latitudes tenemos un restaurante italiano, forma parte de una cadena en realidad, Ginos, al que una que otra vez solemos recurrir. En el último cumpleaños nos reunimos allí algunos amigos y disfrutamos, entre otros platos, de unos ricos Lunette di zucchini, calabacines en tempura con queso parmesano, que me propuse improvisar en este rincón extendido de mi cocina.

Se trata de una versión muy libre. En sustitución de la tempura y la fritura convencional opté por una mezcla de pan rallado con ajo, perejil y queso parmesano y el horno como método de cocción. La salsa tampoco tiene que ver con la salsa toscana con que acompañan los calabacines en Ginos. Hice uso de la despensa y terminé montando una salsa de tomate con queso fundido.

Por último adelantar que se trata de una receta muy sencilla, fácil para todos y sobre todo una manera muy rica y atractiva de presentar los vegetales, sobre todo para niños y renuentes a consumirlos.

Ingredientes para preparar Lunette de Zucchini o Calabacín empanado (2-4 personas)

  • 1 calabacín cortado en finas rodajas
  • 1 huevo batido
  • 1 taza de pan rallado
  • 1 taza de queso parmesano finamente rallado
  • 2 cucharadas de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo (opcional)
  • 2 cucharadas de perejil seco
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar Lunette de Zucchini o Calabacín empanado al horno

pasoapasocalabacines

Calabacines empanados al horno. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  1. Corta en rodajas finas los calabacines y salpimenta.
  2. Bate el huevo y pon una pizquita de sal.
  3. En otro recipiente mezcla el pan rallado, el ajo, la cebolla, el perejil, el queso y otra pizca de sal.
  4. Prepara la bandeja del horno con una hoja de papel para hornear o de aluminio. Pon un chorrito de aceite de oliva y con un pincel distribuye por toda la superficie.
  5. Pasa las lunas o rodajas de calabacín primero por el huevo batido y luego por la mezcla de pan y queso rallado.
  6. Coloca sobre la bandeja de horno y finalmente riega con un hilo de aceite de oliva.
  7. Hornea a 180 grados Celsius hasta que estén dorados por unos 30 minutos aproximadamente.
  8. En lo que se cocinan prepara una salsa de tomate frito con queso fundido o elige cualquier otra que te parezca adecuada o tengas a mano.
ginos_en_casa

Calabacines empanados al horno. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Para acompañar una comida o cena de inspiración italiana o simplemente para picar con una cerveza fría o un vino blanco. ¡Qué aproveche!

Anuncios

Pastel de chocolate con frutas: receta fácil y de inspiración propia

22 Abr
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Estaba pensando ayer mismo que hacía bastante no compartía una receta de postre con mis seguidores. Por ello, para endulzarnos con medida y ponerle un toque de alegría a un buen café o a un en cualquiera de las tardes venideras, traigo este pastel de chocolate con frutas con una masa quebrada que quedó del fin de semana y que no quise desperdiciar. Yo escogí plátanos, arándanos secos rehidratados y confitura de frambuesa, pero os invito a experimentar con otras frutas que más gusten en casa o estén en temporada.

En mi frutero nunca falta el plátano y la mezcla de éste con chocolate me parece gloriosa. Los frutos rojos le dan un plus de frescor, pero reitero la invitación a la aventura con lo que más deseen. Escribiendo de combinaciones sabrosas a la hora de hacer un postre, recuerdo la tarta de naranja con chocolate que ya tiene en este blog un par de años. Deliciosa.

Pero volviendo a la receta de hoy insistir en que se prepara bastante rápido si ya tienes la masa quebrada lista, por ello o bien puedes hacerla o comprarla ya lista. Hay muy buenas en el supermercado. El proceso es muy fácil y mientras tarda en hacerse en el horno terminas de preparar las frutas escogidas. ¿Animados? Pues vaya a por todas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pastel de chocolate con frutas (4 a 6 personas)

  • 1 masa redonda quebrada o brisa
  • 200 gr de chocolate para fundir o para postres (yo empleé negro con mínimo de 70%)
  • 90 gr mantequilla
  • 1 huevo talla XL o 2 talla M
  • 2 quesos frescos de Burgos
  • 2-3 plátanos
  • 2 puñados de arándanos secos rehidratados
  • 2 cucharadas de confitura o mermelada de frambuesas (baja en azúcar mejor)

    Cómo preparar Pastel de chocolate con frutas

  1. Primero, 20 minutos antes de ponerte manos a la obra deja en agua para que se rehidraten los arándanos secos.
  2. Unos 10 minutos antes saca la masa quebrada de la nevera y deja a temperatura ambiente unos minutos. Mientras precalienta el horno y una vez haya reposado al ambiente la masa, colócala en el molde que vayas a emplear. Ten en cuenta que si no antiadherente debes ponerle un poco de grasa para que no se te pegue la masa.
  3. Hornea unos 5 minutos hasta que se dore, retira del horno y reserva mientras preparamos el relleno. mantén el horno con una temperatura de 130 a 150 grados.
  4. En un cazo derrite la mantequilla a fuego suave conjuntamente con la tableta de chocolate troceada.
  5. Una vez esté bien fundido añade el queso fresco y un plátano y retira del fuego. Como este tipo de queso no suele integrarse como el de untar o queso crema, con ayuda de un brazo batidor o batidora obtendremos una mezcla completamente homogénea.
  6. Después de batida la mezcla, añadimos la mitad de los arándanos bien escurridos y la otra mitad la reservamos para decorar. También batimos el huevo y lo agregamos.
  7. Mezclamos bien y vertemos sobre la masa quebrada que habíamos reservado ya horneada.
  8. Ponemos en la parte más abajo del medio del horno y horneamos 30 minutos a 130 grados y los últimos 10 minutos a 150 grados.
  9. Comprueba con un palillo que esté cocida, saca del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla.
  10. Para decorar primero extiende la confitura o mermelada de frambuesas sobre el pastel de forma pareja.
  11. Por último cortamos los dos plátanos que quedaban en rodajas finas y hacemos dos coronas o el decorado que prefieras con estos; el resto de los arándanos los colocamos en medio. Listo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Es un postre que a pesar de ser contundente no lleva extra de azúcar. Con la que lleva el propio chocolate, mientras más por ciento de chocolate menos azúcares añadidos, y la propia del plátano, este postre encantará hasta a aquellos que no gustan de golosinas empalagosas. Ahora están las fresas y fresones de temporada. Aprovecha para hacer un plato de este tipo con ellas. Yo no dejaría de usar los plátanos tampoco. A estas alturas creo que he dejado claro a mis seguidores lo mucho que me gusta esta fruta. 😉  Nos vemos en la próxima incursión culinaria.

Pudin de pan con pasas y vino dulce

26 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Como había prometido hace poco, y aprovechando el tiempo libre entre trajines de mudanza, aquí os traigo un Pudin de pan con pasas y vino dulce que, con algunos ajustes propios de mis incursiones en la cocina, trata de emular aquel que solía preparar la hermana de mi abuela, nuestra Ori más querida y que tanto extrañamos todos sus sobrinos y nietos. A ella le quedaba riquísimo, como no podía ser de otra manera siendo su especialidad. Diariamente se daba su paseo a nuestra casa y cuando aparecía con su pudin, yo echaba a saltar igual que hacía el perro cuando su olfato le revelaba que Oristela ya estaba doblando la esquina de nuestra calle.

Mi abuela hacía el pudin con caramelo, a baño María, tal como si fuera un flan. Así continúa haciéndolo. De esta manera está riquísimo, pero el de mi tía abuela, horneado a la manera del pudin inglés, era diferente y con el toque que solo ella le daba. Guardo los mejores recuerdos de mi Ori querida, y seguramente este aliño especial hace que su postre esté grabado tan dulcemente en mi memoria. El pudin de hoy, con pasas, vino dulce y leche condensada no necesita más azúcares que los que ya encontramos en sus ingredientes principales. Espero os guste la mitad de lo que tanto gusto me da a mi compartir.

Ingredientes para preparar Pudin de pan con pasas y vino dulce

  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 1 lata de leche entera (la misma lata de leche condensada te servirá como medida)
  • 500 gr de pan (de barra y debe ser del día anterior)
  • 3 huevos
  • 100 ml de vino dulce de Jerez
  • 1 puñado de pasas Sultanas (las que te quepan en la mano)
  •  1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 cucharada de mantequilla (yo utilicé mantequilla light)
  • canela en polvo (para espolvorear encima al gusto)
  • 1 pizca de sal

Cómo hacer Pudin de pan con pasas y vino dulce

  1. Hidrata las pasas durante unos 10 minutos en el vino dulce de Jerez y un chorro de la leche entera que vamos a emplear.
  2. En una fuente rectangular apta para hornos ponemos la cucharada de mantequilla y distribuimos bien de manera que quede bien untado.
  3. Picamos el pan en rebanadas y lo colocamos en la fuente. Mezclamos la leche condensada, la leche entera y la cucharadita de vainilla y vertemos en la fuente para que el pan se empape pero sin trabajar (tocar) el pan. Deja que absorba bien mientras sigues con el resto de los ingredientes.
  4. En otro recipiente bate los huevos con una pizca de sal y agrega las pasas previamente hidratadas (estarán hinchadas) y el resto del contenido (vino y leche). Vierte en la fuente y ahora procede a mezclar suavemente todo haciendo presión ligera hacia el fondo con unas varillas manuales hasta que esté todo integrado pero no homogéneo. No tienes que desbaratar completamente el pan.
  5. Espolvorea con canela en polvo e introduce en el horno a 180 grados durante 30-40 minutos. Chequea que ya está listo introduciendo un palillo y si sale limpio, saca del horno y deja enfriar completamente.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Este pudin se come frío, en el desayuno, como postre o en una merienda con un café con leche o solo con azúcar como nos gusta en casa. Con este postre no corres riesgo alguno de emborracharte, pero si no te convence el empleo de una bebida de este tipo, sustituye el vino dulce de Jerez por leche entera en la misma proporción y pon unas 3 a 4 cucharadas de azúcar extra. Si por el contrario la cuestión es que no tienes vino de Jerez, emplea otro vino dulce de uva bien madura. Con un Pedro Jiménez te “pones las botas”.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Espero haber complacido a algunos de mis fieles seguidores. Ya más adelante tendré que poner el pudin de mi abuela a baño María, mientras me quedo con el flan de calabaza dándome vueltas en la cabeza. Pero ya para el próximo mes, cuando Halloween nos toque a las puertas. Si queréis ver otro postre casero pincha aquí. Saludos 🙂

 

Berenjenas empanadas al horno: receta fácil y sin grasas

10 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La berenjena es una de esas verduras a la que recurro una y otra vez porque además de que me encanta, es acompañamiento ideal para numerosas preparaciones. Una de las formas en que más me gusta es empanada y frita, pero evito hacerla muy seguido de esta manera ya que suele absorber más grasa de la cuenta. Es francamente una pena que tengamos que privarnos de comerla así, por ello la última vez me pareció que podría probar a hacerla en el horno con una ventaja adicional: agregar al pan rallado un complemento que suele gustar muchísimo a casi todos, me atrevería a decir.

Queso. El que más te guste mientras esté rallado le dará un toque extra de sabor a nuestras berenjenas, suaves como suelen ser en su interior pero crujientes por fuera gracias a esta mezcla para empanizado que vamos a preparar.  La berenjena es otro de esos alimentos milenarios; forma parte de la dieta humana hace más de 4000 años. Del persa al árabe, y del árabe al español, bēdinŷêna, berenjena, es así como se conoció y se sigue nombrado en Occidente. Hoy es protagonista culinaria de muchos platos típicos, como la Mousaka griega, el Baba Ganoush árabe, la Caponata o la Parmigiana en Italia, la Escalivada, en Cataluña, entre muchísimos otros.

Aunque estoy segura de que esta forma de prepararla os va a encantar, les voy a dar un truco por si os apetece freírla alguna vez. Si se pone la berenjena, ya cortada en rodajas, durante 24 horas en agua con sal, luego cuando la frías no absorberá grasas. ¿Por qué? Pues sencillo: la carne de la berenjena es cavernosa y está plena de aire. Si la ponemos en remojo ella sustituirá esos espacios por agua y no será capaz después, una vez puesta a freír, de hincharse con los aceites. Así que ya saben, si alguna vez os apetece freírla, ya sea rebozada o empanada, ponlas antes todo un día en agua con sal.  Ahora si vayamos a por nuestra receta de hoy.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Berenjenas empanadas al horno (2 personas)

  • 1 berenjena grande
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 1/2 taza de queso rallado (yo utilicé una mezcla pero usa tu preferido)
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 huevo batido
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar Berenjenas empanadas al horno (2 personas)

  1. En un plato o fuente mezcla muy bien el pan y el queso rallados, el tomillo y el orégano. En otro recipiente bate el huevo con una pizca de sal.
  2. Lava la berenjena y córtala en rodajas transversales de 1 centímetro o algo más (no tienes que medirlas 😉 fíjate en las imágenes). Salpiméntalas.
  3. Pasa cada rodaja primero por el huevo batido pinchándolas con un tenedor y posteriormente por la mezcla de pan rallado y queso. Colócalas en una fuente de horno con papel de hornear o en su defecto pinta con algo de aceite la placa para que no se peguen las berenjenas.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Hornea entre 170 y 180 grados Celsio durante unos 12-15 minutos, quizás antes dependiendo del horno. Cuando estén doradas pincha para chequear que ya están hechas.
  5. Sácalas del horno y sirve enseguida acompañadas con tomate frito y mayonesa o disfrútalas tal cual están.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Como ya habrán podido notar quienes me siguen, casi siempre las recetas están preparadas para dos personas, pero la mayoría son fáciles de interpretar si quieres hacerlas para más personas. En este caso, aconsejo hornear en dos tandas, a no ser que tengas más de una bandeja o placa de horno. La adaptación de los ingredientes es sencilla: solo doblar las cantidades . Ya veis, una receta fácil, sencilla, económica y saludable. Si quieres ver otra receta con berenjenas pincha estas Berenjenas rellenas gratinadas. O si prefieres completar el menú, acompaña la receta de hoy por estos Filetes de ternera al ajillo encebollados.

Pastel de pollo con champiñones: receta con masa de hojaldre

3 Jul

Aunque ya estamos en pleno verano en esta parte del universo y no apetece mucho encender el horno, me cuesta renunciar a algunas recetas que lo único de incómodo que tienen es el calor que le acompaña. Pero como es tan sencillo y resulta ideal para llevárnoslo a un picnic o a cualquier otra excursión ahora que tenemos oportunidad de irnos a la playa o a la piscina, quiero compartir este pastel con un relleno riquísimo que si te sobra puedes acompañar con un arroz blanco por ejemplo.

Con dos masas de hojaldre y básicamente pechuga de pollo y champiñones conseguiremos dos pasteles grandes para compartir entre cuatro personas y quedarnos más que satisfechos. Es un plato completo y equilibrado así que podemos comerlo sin cargo de conciencia si no tenemos un régimen muy estricto de reducción de peso. La masa de hojaldre cubre las necesidades de carbohidratos para no perder la energía, la pechuga de pollo nos ofrece proteínas de alta calidad con muy escasa grasa; en los champiñones encontramos minerales y vitaminas, una alta concentración de agua y por consiguiente un efecto saciante.

La cebolla y el ajo ayudan a mantener las defensas del sistema inmunitario y las aceitunas y el aceite de oliva proporcionan grasas monosaturadas que protegen el corazón, ya por muchos es sabido que con moderación ayuda a incrementar el colesterol bueno que a su vez mantiene a raya al colesterol malo. Y después de este breve balance nutricional de nuestra receta de hoy, pongámonos manos a la masa.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pastel de pollo con champiñones (4 personas)

  • 2 masas rectangulares de hojaldre (yo usé de la Casa Tarradellas; en el supermercado las venden listas para usar)
  • 1 huevo batido (para barnizar los pasteles)
  • 2 pechugas de pollo (troceada un cubitos pequeños)
  • 1 bandeja de champiñones (200 gr más o menos laminados)
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 1 cebolla troceada en cubitos pequeños
  • 1 pimiento verde italiano también en cubitos
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharadita de pimentón de la Vera (puedes utilizar otro pimentón dulce)
  • 8 aceitunas (yo utilicé unas rellenas de pimiento rojo)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • sal
  • pimienta

Cómo preparar Pastel de Pollo con champiñones

  1. Lo primero será ponernos con el relleno, para lo cual dispón las 3 cucharadas de aceite de oliva (puedes emplear otro que tengas) en una sartén con el ajo, y una vez doradito pero antes de que pueda quemarse agrega la cebolla y el pimiento italiano.
  2. Cuando haya pochado la cebolla agrega el pollo en cubitos previamente sazonado con sal y pimienta al gusto. Si te olvidaste de hacerlo entonces ponle sal y pimienta enseguida que lo eches a la sartén. Déjalo unos minutos con fuego medio hasta que la carne se cocine y comience a cambiar de color.
  3. Pon ahora el pimentón, remueve y suma el champiñón laminado que se cocina en muy poco tiempo. En cuanto cambie de color agrega el tomate frito y las aceitunas y deja que reduzca toda el agua que puedan liberar los champiñones. Debe quedar bastante seco, ten en cuenta que si no es así luego se sale cuando rellenemos el pastel. Pásalo a otro recipiente para que se atempere antes de formar los pasteles.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Precalienta el horno entre 200 y 220 grados según el tipo de horno que tengas o guíate por las instrucciones que ofrece el fabricante de la masa de hojaldre. Mientras vamos a trabajar ya la masa de hojaldre: Corta cada masa en dos partes de forma que obtengas dos rectángulos (en total tendrás 4 rectángulos, dos para la base y dos para tapar).
  5. Echa en dos de ellos el relleno que hemos preparado que ya debe estar atemperado. Trata de ponerlo en el centro de manera que luego puedas cerrar bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  6. Coloca encima los otros dos rectángulos de hojaldre y sella los bordes enrollando y aprisionando un poco.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  7. Barniza con huevo batido con una chispa de sal, pincha con un tenedor para que libere el calor mientras se cuecen y ponlo en el horno el tiempo que te indique el paquete del hojaldre. Suele ser unos 10 a 15 minutos dependiendo del horno. Siempre vigila y cuando ya esté dorado es qué está listo.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Si te gusta espolvorea un poco de pimienta recién molida antes de ponerlos en el horno que le da un toque más sabroso a la masa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un pastel fácil de preparar como habrán visto aquí, así que si no te importa encender el horno en el verano, aquí tienes una buena excusa para ello. Frío está buenísimo también y lo mejor es que podrás llevártelo contigo y disfrutarlo después. También para aquellos que me leen en otras latitudes donde es invierno y un pastel como este, acabado de hornear, es una maravilla para calentar el espíritu.

Si quieres ver otras recetas con masa de hojaldre y pollo pincha aquí. Si deseas preparar unos pastelitos dulces para ofrecer como postre no dejes de ver este otro enlace.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga, Meditation.