Anuncios
Tag Archives: hierbabuena

Quiche mediterránea: con tomatitos secos, aceitunas, menta y mozzarella

6 Abr
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Y la cosa continúa de quiches, tartas o pasteles salados como sean llamados aquí, allá o acullá. Son una opción deliciosa que acepta el relleno que más guste en casa. La semana pasada os presenté una versión muy popular con puerros y bacon, y en la misma entrada hablaba de nuestra otra preferencia a la hora de elaborar uno de estos platos tan ricos y completos. Pues aquí está: una quiche mediterránea, que quise llamar así por el origen de sus ingredientes.

Cuando bautizamos con apellido mediterráneo algún plato no estamos dando por sentado que sean los únicos ingredientes posibles. nada más lejos para una dieta riquísima en sí por la variedad de productos, mediterráneamente hablando. Pero para nadie es hoy secreto que cuando nos referimos a ella estamos hablando de salud, sabor y colorido en un todo. Por eso nuestra quiche de hoy va de tomates, aceitunas, hierbas frescas, aceite de oliva, mozzarella y poco más.

Esta vez no hay muchos más preámbulos porque en el post anterior ya me extendí bastante en las historias tras la receta, solo invitaros a preparar nuestra tarta salada de hoy, ligera y contundente a la vez, una opción de lujo con ensalada verde para cualquier almuerzo o cena, o para llevar un plato estrella a la fiesta que nos han invitado.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Quiche mediterránea  (4 personas)

  • 70 gr de tomates secos
  •  80 gr de aceitunas sin hueso (la que prefieras)
  • 1 cebolla grande
  • 1 puñado de hojas de menta o hierbabuena
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca (o bien otro puñado de hojas frescas)
  • 300 ml de leche
  • 180 gr de queso mozzarella rallado
  • 3 huevos grandes (L)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pizca de mix de pimientas
  • sal (utiliza escamas de sal mediterránea si tienes a tu alcance)
  • 1 masa quebrada

Cómo preparar Quiche mediterránea

  1. Coloca en un cuenco con agua los tomates secos para que se re-hidraten durante 30 minutos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. Una vez hinchados y tiernos escúrrelos de agua, pica en tiras finas y reserva.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. En una sartén vierte las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una vez haya calentado incorpora la cebolla que picarás en cubos no muy finos. Añade una pizca de sal.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Una vez comience a pochar la cebolla agrega la albahaca seca y deja unos minutos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. A continuación añade el tomate que teníamos reservado, las aceitunas troceadas y las hojas de menta fresca. Remueve y deja un par de minutos.
  6. Vierte la leche, añade otra pizca de sal y la mitad del queso. Deja que espese todo durante unos minutos removiendo alguna vez.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  7. En un cuenco aparte bate los huevos sazonados con otra pizca de sal y el mix pimientas más la otra mitad del queso rallado.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  8. Mezcla el contenido de la sartén con los huevos y queso batido y vierte todo finalmente sobre un molde con la masa quebrada previamente colocada. Recuerda poner un chorrilo de aceite en el molde y pringarlo muy bien para que no se peque la masa y pinchar la masa quebrada en el fondo con un tenedor una vez colocada.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  9. Lleva al nivel más inferior del horno (no en el suelo del horno) previamente calentado a 180 grados. Deja hornear durante 35 minutos y luego otros 10 minutos en la posición del medio. Esos primeros 35 minutos yo suelo cubrir la quiche con papel vegetal o de aluminio, pero hay hornos que no lo requieren, tenlo en cuenta. Prefiero cubrirla y luego elevar para que termine de dorarse bien en los últimos minutos de horno sin riesgo de dorarla demasiado antes de tiempo. No pongas más relleno del posible sobre la masa quebrada. SI te quedó un poco haz como yo: añada dos cucharaditas de maizena y distribuye en dos moldecitos de magdalenas engrasados con algo

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo, después que salga del horno, déjala reposar unos 10 minutos para te sea más fácil de manejar y no te quemes. A mi me encanta tomar el trozo que haya quedado a temperatura ambiente más tarde o al otro día. Los sabores están más concentrados. Recuerda que puedes tomarla con una ensalada para completar de forma equilibrada una comida o una cena.

Anuncios

Mil hojas de berenjena y pollo a la hierbabuena

5 Jun
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para aquellos que gustan de los sabores exóticos hoy traigo estas mil hojas de berenjena con pollo a la hierbabuena, otra manera de disfrutar de la mezcla de proteínas con verdura, que no dejará indiferente a quien se anime con nuestra propuesta, una receta baja en grasa y fácil de preparar con unos ingredientes también fáciles de encontrar y que si combinas con un gazpacho andaluz y unas patatas confitadas, conseguirás un menú completo y equilibrado.
En esta misma entrada os contaré del resto del menú aprovechando un momento frente al ordenador del poco tiempo que últimamente me dejan otras obligaciones. Por tanto tendréis tres recetas en un solo post. Que os decidáis a hacer todo junto ya lo dejo a elección.
La receta de gazpacho andaluz la he decidido compartir por influencia de una buena amiga rusa, a quien le encantó esta sopa fría entre lo más tradicional de la gastronomía de estas tierras. A Olga está dedicado este plato frío que seguro va a refrescar sus días de verano por allá por Moldavia. Espero se anime a prepararla y nos cuente.
Las patatas confitadas, por otra parte, son una delicia, sobre todo si la materia prima son unas “papas bonitas” como las que vienen de las Islas Canarias. A ver si de las próximas hago unas ricas papas arrugás. Pero por ahora vayamos a la cocina por nuestros ingredientes del plato principal.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Mil hojas de berenjena y pollo a la hierbabuena  (4 personas)

  • 2 berenjenas cortadas en finas rodajas (previamente remojadas con agua y sal)
  • 400 gr de picada de pollo
  • 4 tomates grandes maduros
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla cortada en brunoise o cubitos pequeñitos
  • 2 ramitas frescas de hierbabuena finamente picada (unas 4 cucharadas ) + unas puntitas para decorar
  • 1 1/2 cucharaditas de canela
  • 50-70 ml de Cointreau, Triple sec o algún licor fuerte de naranja
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva + otro poco hacer las hojas de berenjena
  • pimienta negra
  • sal

Cómo preparar Mil hojas de berenjena y pollo a la hierbabuena

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Deja desde temprano la berenjena ya cortada en una fuente con abundante agua y sal. Esto quitará el amargor a nuestra protagonista y permitirá que, si te decides a freírlas en vez de hacerlas a la plancha como esta vez propongo, no se llenen de grasa.
  2. Calienta dos cucharadas de aceite y pocha la cebolla de conjunto con la zanahoria, igualmente troceada en cubitos pequeños, hasta que estén blandas (unos 8 minutos). Añade una pizca de sal.
  3. Sazona la carne con sal y pimienta negra mientras se hace la cebolla y la zanahoria. Trocea todo el tomate, esta vez no les retiré la piel pero puedes hacerlo si lo prefieres. Fíjate AQUÍ como hacerlo de forma muy fácil.
  4. Incorpora la carne a la sartén de la cebolla y la zanahoria ya tiernas y mezcla muy bien hasta que la carne comience a cambiar de color.
  5. Añade la canela y la hierbabuena, mezcla muy bien, y a continuación agrega el Cointreau u otro sustituto hasta que evapore.
  6. Ahora incorpora el tomate bien troceadito, remueve para que se integre bien, tapa y deja unos 10 minutos.
  7. Finalmente destapa y si aún tiene mucho líquido (es mejor que quede más bien seco) déjalo reducir con el fuego más bien alto pero sin dejar de vigilar para que se no se queme. Listo. Separa del fuego y deja atemperar.
  8. Ahora vamos a cocinar la berenjena para lo cual pringa una sartén bien amplia o plancha con algo de aceite (si haces más de una tanda pon un hilillo cada vez). Si no tienes una tapa que encaje para crear vapor improvisa una con papel de aluminio.
  9. Una vez caliente la plancha o sartén, baja el fuego a media intensidad y dispón las berenjenas. Deja 3-4 minutos por cada lado hasta que se dore y quede tierna su carne. No olvides tapar para que se hagan mejor. Una vez lista una tanda, saca, reserva, vuelve a untar con poco aceite tu plancha o sartén y ve con las restantes. Ponlas en la fuente llana o plato para comenzar a montar las mil hojas que en realidad se quedan en seis.
  10. Para unos 8 a 10 montaditos pon una primera hoja de berenjena, extiende una capa fina de la carne preparada, agrega una segunda hoja de berenjena más otra tanda de carne y por último otro piso de berenjena y carne. Corona con una hojita de hierbabuena.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Y como ya anuncié al inicio de este post, aquí va el gazpacho andaluz que dio entrada a las mil hojas de berenjena.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Gazpacho andaluz (para 1 Litro sobre lo espeso)

  • 500-550 gr de tomates bien maduros (yo mezclo de rama y pera)
  • 1/2 pepino (le quito la piel) + otro trozo cortado en cubitos muy pequeñitos (como tropezones)
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • media cebolla o cebolleta pequeña o 1/4 si es muy grande
  • 1 trozo (unos 20 gr) de pimiento rojo de California (opcional)+ otro pedazo en cubitos pequeñitos (tropezones)
  • 1 diente pequeño de ajo sin el nervio central
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 cucharadas de vinagre de vino blanco (al gusto)
  • 1 cucharadita de sal

Cómo preparar Gazpacho andaluz 

  1. Lava muy bien todos los ingredientes teniendo en cuenta que todos van ser procesados en crudo. A lo único que quito la piel es al pepino, el tomate se queda tal cual incluidas sus pepitas que suelen desaparecer con un buen triturado. No pongo extra de agua porque los tomates y el pepino se encargan de proporcionarla. Siempre tengo a mano un vaso para añadir luego si lo necesitara.
  2. Añade al vaso batidor el tomate, el pepino, el pimiento, la cebolla y el ajo, pon dos cucharadas de vinagre, el aceite y la sal y procede a batir muy bien hasta que esté todo muy bien triturado.
  3. Es el momento de poner el agua si no te satisface la consistencia, a mi me gusta más con cuerpo que muy aguado, pero aquí lo dejo al gusto de cada cual, así como la proporción de vinagre. Si te gusta más fuerte añade la otra cucharada o tanto como te guste. Yo tampoco pongo mucho porque me gusta decorar con un hilo de vinagre balsámico de Módena que le da ese plus de sabor. Habrá algunos detractores de esto último pero para gustos los colores, y claro está, también los sabores. Rectifica de sal.
  4. Sirve en platos o vasos según la ocasión y el público, añade unos tropezones de pepino y pimiento rojo de California que confiere un dulzor extra y verás qué contraste de sabores. Ah, y el hilo de balsámico de Módena es aquí cuando va pero solo si es así lo prefieren.

Listo. Y las patatas confitadas… tan fácil como escoger unas dos unidades por persona bien lavadas y sin pelar y ponerlas con un diente de ajo en una sartén, cubrirlas con aceite y dejarlas confitar a fuego muy lento durante casi 1 hora. Estarán listas cuando puedas pincharlas con un palillo y la notes tierna. La piel se pondrá muy brillante y satinada primero y luego comenzará a arrugar. Cuando las sirvas ábrelas y ponles un hilillo del mismo aceite y unas escamas o piedrecitas de sal gorda. Disfrútalas mucho.

Spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef

3 Feb
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para hoy os traigo unos spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef que he preparado más de una vez en casa y se ha convertido en una de las formas de acompañar la pasta que más me piden últimamente. Por ello quiero compartirla con todos vosotros, con la esperanza de que os guste tanto y que la hora de prepararlos se convierta en un rato corto, porque se trata de una receta sencilla, rápida, fácil, pero francamente deliciosa. En casa preparamos un plato de pasta al menos una vez a la semana y siempre trato de encontrar nuevas maneras de enriquecer esta experiencia.

Los ingredientes son muy sencillos y el chopped beef, una especie de mortadela o spam muy económico, nos encanta. Si no es de su preferencia este embutido podéis sustituirlo por lacón o simplemente por jamón cocido. La salsa es de tomates maduros naturales con cebolla y orégano, básicamente, pero el sabor que le otorgan el chopped beef o bien el lacón es realmente bueno. Muy bien podría convertirse en el plato principal de esa cena de San Valentín que ya estaréis planificando. Como primero esta ensalada de espinacas con jamón y piña o estas tostas con tomate y queso de cabra.  Para cerrar un postre como esta tarta de queso con arándanos.

La pasta ya sabéis que podréis prepararla de forma casera si tenéis suficiente tiempo y maña, aquí os dejo una receta por si os apetece enrollaros un poco más, pero en el supermercado encontramos pastas de calidad a las que ya seguramente sois fieles.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef (2-4 personas)

  • 250 gr de Spaghetti #3 (yo utilicé de Gallo)
  • 200 gr de chopped beef cortado en bastoncitos (recuerda también pueden utilizar lacón en lascas)
  • 125 gr de queso Parmesano rallado (puedes sustituirlo por un queso viejo de oveja y estará igualmente rico)
  • 2 tomates grandes maduros o 3 más pequeños (o 1/2 lata de tomates troceados sin piel)
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 1 cebolla grande cortada en juliana fina
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita de ajo deshidratado en polvo (puedes sustituirlo por un diente de ajo bien majado)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • una ramita de hierbabuena o albahaca
  • sal
  • abundante agua para cocer la pasta

Cómo preparar Spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef 

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Prepara la salsa: en una sartén con las dos cucharadas de aceite de oliva pon a pochar la cebolla en juliana con una pizca de sal. Una vez esté transparente y suave añade el tomate pelado y troceado con el orégano y el ajo y otra pizca de sal. Deja que se sofría el tomate durante unos 8-10 minutos. Agrega las cucharaditas tomate frito y la mitad del queso rallado y en lo que se reduce otro poco la salsa pon a hervir en una olla abundante agua para cocer la pasta.
  2. Añade el chopped beef, remueve, baja al mínimo el fuego solo para que se mantenga caliente la salsa en lo que cocinamos los spaghetti.
  3. Una vez haya alcanzado el punto de ebullición el agua añade suficiente sal y la ramita de hierbabuena o albahaca. Incorpora los spaghetti y deja cocinar según las instrucciones del fabricante. Recuerda que si los quieres al dente tendrás que dejarlos menos tiempo, así como si es pasta fresca recién preparada los tiempos de cocción se reducen a la mitad.
  4. Si la salsa está muy espesa coge un cucharón pequeño del agua de cocción de los spahetti y añádela a la salsa.
  5. Escurre muy bien la pasta e incorpórala enseguida a la salsa. Deshazte de la ramita. Remueve con cuidado para se integre todo muy bien y sirve enseguida acompañando con la otra mitad del queso para espolvorear por encima al gusto. Por unas hojitas de albahaca o hierbabuena para decorar.

Listo! Dependiendo de cuán goloso seáis los que os sentáis a la mesa, esta receta puede alcanzar para 4 personas o solo para 2 comensales si eres de los que cuando come pasta no come nada más. Confieso que estoy sin dudarlo un instante en el segundo grupo: un plato de pasta como plato único. Pero ya sabéis si perteneces al grupo de los más moderados y optas por un menú completo como el del inicio de la entrada esta receta da para 4 raciones equilibradas. Nada más por el momento, os dejo con esta otra receta de pasta y mis deseos de que tengáis la mejor de las semanas.

 

Arroz al coco con langostinos

27 Dic
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Después de unos días de relax total, noche buena incluida, vuelvo para proponeros una receta de arroz al coco con langostinos por si aún no tenéis claro qué preparáis en noche vieja. Aquí en España la mayoría de las familias siempre incluyen unos buenos langostinos en la cena navideña, y aunque casi nunca sobran, a veces unos pocos  pueden ser suficientes para montarnos un plato muy rico y con un toque exótico como el que les propongo hoy. No fue nada improvisado, tengo que reconocer; lo cierto es que yo los langostinos los separé desde un principio con idea de hacer esta receta.

Hace rato tenía dando vueltas esta idea, que encontré en un libro de recetas a base de arroz y que, con unas pequeñas variaciones ajustadas a los productos que tenemos más a mano, os presento inmediatamente. La receta original incluye setas chinas y albahaca tailandesa que yo sustituí por unas setas cultivadas y hierbabuena, el resto de los ingredientes son los mismos que aparecen en mi viejo libro de cocina. Con estos detalles os animo o bien a buscar estos productos específicos o a probar con los que yo he utilizado.

Ingredientes para preparar Arroz al coco con langostinos (4 personas)

  • 350 gr de langostinos cocidos y pelados
  • 225 gr de arroz jazmín
  • 120 gr de setas (o setas chinas)
  • 2 cucharadas de aceite de soja o de cacahuete
  • 6 cebolletas de las pequeñas troceadas
  • 50 gr de coco seco rallado sin azúcar
  • 400 ml de leche de coco
  • 1 guindilla verde fresca picadita sin semillas y nervaduras
  • 150 ml de caldo de pescado
  • 2 ramitas de hierbabuena (o albahaca tailandesa)
  • pizca de sal y pimienta al gusto

Cómo preparar Arroz al coco con langostinos

  1. Corta en juliana las setas (si consigues las setas chinas solo emplea el sombrerete y ponlas en remojo durante media hora). Las cebolletas pícalas en rodajas.
  2. Calienta una cucharada de aceite preferentemente en un wok (si no tienes emplea una sartén o cacerola amplia y alta en la que puedas cocinar el arroz cómodamente). Saltea la cebolleta, el coco rallado y la guindilla entre 3 y 4 minutos hasta que estén ligeramente tostados.
  3. Añade las setas y saltéalas durante 4 minutos más.
  4. Incorpora el arroz jazmín y saltéalo de 2 a 3 minutos hasta que cambie de color.
  5. Agrega el caldo de pescado y déjalo que hierva. Una vez conseguido baja el fuego, añade la leche de coco, rectifica de sal y deja hervir a fuego lento entre 12 y 15 minutos hasta que el arroz esté tierno.
  6. Una vez cocido el arroz incorpora los langostinos cocidos y pelados y la hierbabuena, deja calentar todo un par de minutos y sirve enseguida. Pon una pizca de pimienta al gusto de cada comensal.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Una receta fácil para poner un punto diferente a la cena de noche vieja o a cualquier otra en que te apetezca variar un poco. Espero que hayáis disfrutado mucho estas Navidades. Por lo que estuve viendo en las estadísticas de este blog estuvisteis bien ocupados, al menos buscando propuestas de recetas. Espero hayáis dado con la mejor opción y que os hayan felicitado por ser tan buenos anfitriones.

Les deseo un 2014 pleno de realizaciones y que sigáis acompañándome en mis incursiones en la cocina.

Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado

13 Dic
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hoy os traigo otra propuesta para una cena de Navidad. Con este lomo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado tendréis un plato principal con guarnición incluida que os hará quedar como anfitriones estrellas. Aún cuando es una propuesta atrevida que nos recuerda los sabores exóticos de algún lugar en el Lejano o Próximo Oriente es una receta muy fácil de preparar y con ingredientes que encontraréis en cualquier supermercado.

El origen de la receta, más allá de los puntos de contacto que lógicamente tendrá con algunas otras propuestas, radica en mi humilde cocina. Siempre ando experimentando con los sabores y de esta necesidad surgió este plato, que conjuga lo dulce con lo salado para hacernos más divertida la experiencia de paladear. Otra idea, con el mismo protagonista, el lomo de cerdo, puedes verla AQUI. ¿Os atrevéis con esta aventura de sabores? Pues ponte el delantal y a la cocina.

Ingredientes para preparar Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado (4 personas)

  • 1 kg de lomo de cerdo
  • 60 ml de salsa de soja
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 1/2 cucharadita de aroma o esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de curry amarillo
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • 7-8 dientes de ajo majados en el mortero
  • 6 cebollas francesas
  • 1 puerro (solo la parte blanca)
  • 1 ramita de hierbabuena fresca
  • 1/2 pastilla de caldo de carne Avecrem
  • pimienta negra
  • sal
  • 50 gr mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para el arroz salteado:

  • 1 1/2 taza de arroz Jazmín
  • 300 gr de espinacas frescas
  • 6 lonchas de beicon
  • 1 cucharada de coco rallado (sin azúcar)
  • 1 puñado de nueces troceadas
  • 2 dientes de ajo laminados
  • sal

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado

  1. Es necesario que dejes el lomo de cerdo marinando en el adobo al menos unas dos horas antes de cocinar la carne. Si decides prepararlo la noche antes mucho mejor. Para el adobo maja en un mortero los dientes de ajo pelados con una pizca de sal y la cucharada de jengibre previamente rallado. Añade el curry amarillo e integra bien con el ajo y el jengibre. El resultado será una pasta. Si el mortero en bastante grande sigue mezclando el resto de los ingredientes en él mismo sino pásalo a un recipiente más cómodo.
  2. Incorpora la vainilla, el vinagre de jerez, la salsa de soja y el vino blanco. Deslía todo muy bien con ayuda de unas varillas manuales. Reserva.
  3. Sazona el trozo de lomo con sal y pimienta negra, ponlo en una fuente y riega con el adobo que acabamos de preparar. Pon encima la ramita de hierbabuena. Tapa con plástico y guarda en la nevera hasta la hora de preparar la carne. Dale la vuelta alguna vez.
  4. En una sartén amplia funde la mantequilla y cuando esté bien caliente sella muy bien la carne (sin el adobo que utilizaremos después) por todos los lados hasta que se ponga bien dorada. Retira de la sartén y reserva.
  5. En la misma sartén y siempre que la mantequilla no se haya quemado demasiado (si es así cambia de sartén o lávala y agrega dos cucharadas de aceite de oliva) pocha el puerro finamente picado y las cebollas francesas partidas a la mitad con la media pastilla de caldo de carne.
  6. Coloca la carne sellada y dorada en una olla rápida o exprés, agrega el adobo que tenías reservado más el puerro y las cebollas pochadas. Ponle un vaso de agua extra si ves que tiene muy poco líquido. Tapa con la posición más alta del selector de presión, pon el fuego alto hasta que coja presión y cuando comience a pitar y liberar el vapor baja el fuego y cuenta 18 minutos. Una vez pasado el tiempo separa la olla del fuego y deja que libere sola la presión mientras te pones con el arroz salteado.

Para el arroz salteado:

  1. Cocina el arroz jazmín en abundante agua con sal unos 12 minutos o según las indicaciones del paquete. Cuando esté cocido, cuela y reserva bien escurrido.
  2. En lo que se hace el arroz, fríe en una sartén el beicon con una cucharada de aceite de oliva y los ajos laminados. Cuando esté bien doradito y crujiente añade el coco rallado para que se mezclen bien los sabores. A continuación incorpora las nueces troceadas (no muy desbaratadas)
  3. Añade las espinacas troceadas y saltea sólo un par de minutos más.
  4. Incorpora el arroz al salteado y mezcla, retira del fuego y reserva en lo que trinchamos la carne en rodajas no muy gruesas.

Presentación:

  1. En un plato pon una capa del arroz salteado con espinacas.
  2. Coloca encima dos rodajas del lomo, tres para los más golosos.
  3. Riega con la salsa de cocción del lomo y no te olvides de poner un poco de las cebollas francesas.

 

Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado

Lomo de cerdo en salsa especiada a la vainilla con arroz salteado. Todos los derechos reservados por Tras La Receta.

Si quieres ser aún más radical, corona el lomo con una rodaja de queso de cabra. Si te gusta este tipo de queso, lo encontrarás verdaderamente delicioso. Espero que os animéis con esta propuesta diferente para sacar de algún posible letargo a vuestros paladares. ¡Felices Fiestas! 🙂

 

 

Tortilla de patatas al estilo italiano

29 Jul

Esta entrada es un homenaje a dos culturas, la española y la italiana, que comparten mucho, sobre todo la riqueza y variedad de la dieta mediterránea. Hace ya algún tiempo, prometí en un comentario en uno de los blogs que sigo, la receta de una tortilla española con sabor a pizza, de ahí lo del estilo italiano. Estoy segura de que no soy la única que habrá pensado en ello; y como en casa nos encanta la tortilla de patatas, siempre ando reinventándola. Otra cosa que disfrutamos de vez en cuando es una pizza, y si es hecha en casa, mejor.

Este fin de semana tuve antojo de las dos. A falta de una masa casera, o mejor dicho de la disposición para ponerme en ella con antelación, opté por una tortilla española con un aderezo a lo italiano que me dejara satisfechas las ansias de pizza. Con un poco de queso, hierbas aromáticas y tomate consigues ese sabor, el resto de los ingredientes  primordiales: huevos y patatas. Con muy poco podemos prepararnos un aperitivo de lujo para brindar a nuestros amigos, para acompañar una cerveza o incluso para un almuerzo o una cena.

¿Os entusiasma la idea? Pues vayamos y cocinémosla.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Tortilla de patatas estilo italiano

  • 2 patatas grandes
  • 4-5 huevos
  • 3 tomates secos previamente rehidratados
  • 4 cucharadas de queso rallado Grana Padano (Parmesano)
  • 1 loncha troceadita de queso Mozzarella + otra para coronar
  • 1 cucharadita de orégano seco (otro poco para coronar)
  • 1/2 cucharadita hierbabuena seca (otro chin para coronar)
  • sal de ajo (puedes utilizar ajo deshidratado molido o un diente bien majado)
  • tomates cherry
  • Hojas de rúcula
  • aceite de oliva
  • sal

Cómo preparar Tortilla de Patatas estilo italiano

  1. En un vaso con agua deja que los tomates secos se hidraten durante unos 15-20 minutos.
  2. Pela y corta en rodajas muy finas las patatas. Fríelas en abundante aceite hasta que estén blandas y comiencen a dorarse ligeramente. No tienes que dejarlas dorar demasiado. Pásalas a un papel de cocina doble absorbente para quitar el exceso de aceite y espolvorea un poco de sal de ajo o en su defecto simplemente sal. Puedes cocerlas en agua hirviendo unos 5-10 minutos si quieres evitar el aceite, o en una bolsa para asar apta para el microondas unos 6-8 minutos a máxima potencia.
  3. Bate los huevos, ponles un poco de sal de ajo o sal normal (no te pases si pusiste suficiente a las patatas), agrega el orégano y la hierbabuena, bate otro poquito para que se integre todo, incorpora las patatas y con un tenedor escáchalas un poco para que se hagan trocitos más pequeños (así se hace la auténtica tortilla española). Añade el queso rallado y la loncha troceadita (recuerda reservar la otra loncha para coronar) y por último el tomate seco rehidratado muy finamente picado. Mezcla todo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. En una sartén antiadherente pon 2 cucharadas de aceite de oliva o del mismo conque freíste las patatas. Vierte la mezcla y empareja todo revolviendo enseguida con ayuda de una cuchara de madera (no temas que no harás un revuelto o revoltillo). Déjala cocinar tapada con el fuego bien bajo para que se cocine bien poco a poco hasta que empiece a burbujear encima. Fíjate que cuando muevas un poco la sartén esté cuajada: es el momento de darle la vuelta. ¿Cómo? Muy fácil: despega con cuidado de los laterales con una espátula, coge un plato a una tapa más grande que la boca de la sartén, tápala, gira y vuelve a colocar con cuidado la tortilla en la sartén. No pasa nada si queda algo de huevo en el plato.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Pon enseguida la loncha de queso mozzarella que habíamos reservado, tapa, deja 2-3 minutos más para que funda el queso mientras termina de cocerse la tortilla. Retira del fuego.
  6. Coloca la tortilla en un plato adornada con los tomates cherry y la rúcula y espolvorea con orégano y hierbabuena.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo, aquí tienes una forma más de preparar una tortilla de patatas. Yo no puse esta vez cebolla. Pero puedes incluirla sin lugar a dudas. Eso sí, no la pongas cruda, sofríela antes de agregarla a la mezcla de huevos. Fíjate en esta otra Tortilla de patatas, que compartí hace no mucho tiempo y que también podrás hacer agregándole los ingredientes de hoy o simplemente preparándola como explico en la receta.

Compártela con los amigos o tu familia con una cerveza bien fría o un refresco para los pequeños y no os arrepentiréis. Un saludo y feliz inicio de semana.

Asado de verduras con hierbas aromáticas

4 Jul

Hoy vengo con una receta de esas que se hacen solas y que puedes preparar en un “plis plas”. En realidad en este post van dos recetas por el trabajo de una sola :). Por un lado, un plato todo color y vitaminas apto para vegetarianos y veganos. Por otro, una “completa” o “plato combinado” para aquellos que no renuncian a la chuleta pero quieren agregar verde a su dieta. Y es que este asado de verduras con un aceite muy especial que preparé con lo que tenía a mano está tan bueno que hasta quienes no son muy amigos de las verduras se lo van a comer todo sin rechistar. No tenemos que renunciar a comer sano y rico al mismo tiempo y con esta receta encuentras esta fórmula resuelta. Sin más espera aquí vamos.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para Asado de verduras con hierbas aromáticas (2 personas)

  • 2 tomates maduros Daniela (puedes utilizar de rama, en temporada están todos buenísimos)
  • 6 cebollitas (si no encuentras pequeñitas sustituye por 2 grandes)
  • 2 pimientos italianos rojos (verdes si los prefieres)
  • 2 zanahorias (si son muy grandes córtalas a lo largo en mitades)
  • 1 pan de chapata pequeño para acompañar
  • sal gorda de mar

Para el aceite de hierbas aromáticas:

  • 3 ramitas de hierbabuena fresca con tallo y todo
  • 1 puntita de romero seco
  • 1 puntita de tomillo seco
  • 1 puntita de orégano seco
  • 1 punta de guindilla
  • 1 diente de ajo
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra (más o menos la cantidad para cubrir las hojas de hierbabuena)

Cómo preparar Asado de verduras con hierbas aromáticas

  1. Dispón ya lavadas las verduras en una fuente apta para horno: a las cebollitas retírales las dos capas exteriores, a los tomates hazles un par de cortes superficiales en cruz o déjalos tal cual, las zanahorias ráspalas bien y los pimientos vacíalos de pepitas sin romperlos. Ahora mientras preparamos el aceite aromático precalienta el horno a 180 grados.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. El aceite aromático es tan fácil como poner todos los ingredientes citados en el vaso de la batidora y triturar bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Con un pincel pinta el fondo de la fuente de horno y cada una de nuestras verduras. Pon unos granitos de sal gorda por encima y ya está. Tapa con papel de aluminio y al horno unos 30 minutos más o menos.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Ahora para aquellos que quieran completar el plato como hemos hecho en casa vamos a por ellas:

Ingredientes para preparar Chuletas a la plancha con aceite aromático (2 personas)

  • 2 chuletas de cerdo (4 si son pequeñas o no te conformas con una sola)
  • aceite de hierbas aromáticas

Cómo preparar las Chuletas:

  1. Barniza bien con el mismo aceite de nuestras verduras las chuletas y déjalas reposando con este marinado en la nevera mientras el horno se encarga de poner a punto nuestro asado de verduras.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. Una vez fuera del horno y mientras el asado se atempera un poco, para no quemarnos luego, ve a por una buena sartén antiadherente, y cocina las chuletas al punto que más te guste. Ponle unos granitos de sal gorda antes o después de la cocción, como prefieras, y no tienes que poner más aceite porque ya ellas llevan el necesario. Yo suelo calentar bien la sartén para que enseguida que ponga la chuleta coja color y selle los jugos de dentro. Ya después bajo el fuego y las dejo unos 2 – 3 minutos por cada lado, dependiendo del grosor. Así te quedarán completamente cocidas pero más suaves y jugosas por dentro y con ese color dorado que invita a comerlas pronto.
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ya ven lo fácil y rápido que son de hacer estas dos recetas. El éxito de este plato se debe en su mayor parte al aceite aromático. ¡Ah! casi lo olvido, también unta el pan con un poco, está verdaderamente delicioso. Le va de maravilla también a las verduras como a las chuletas, que advierto, están tan ricas que te comes las dos y no una sola como he hecho yo. Yo preferí guardar para la cena la otra con otra tanda de verduras asadas. Así se equilibran las calorías que consumimos a lo largo del día y no engordamos. No queremos lucir kilos demás en tiempos de ponernos el bikini e irnos a la playa o la piscina.

Auténtico Mojito cubano: la receta Havana Club

14 Jun

Ya es viernes, se avecina un fin de semana cálido y nos merecemos desconectar con una bebida que nos transporte, aunque sólo sea mediante el paladar. He aquí el auténtico mojito cubano, ese que preparan con tanta tradición en la Bodeguita del Medio, en pleno corazón de La Habana, a donde acudía el escritor Ernest Hemingway en los días que residió en la capital cubana, a tomarse, claro está, su mojito.

El origen del mojito aún hoy está muy discutido. Algunos entendidos afirman de forma categórica que el nombre de mojito viene por aquello del mojo, un aliño cubano preparado para aderezar varios platos y entre cuyos ingredientes se encuentran la lima y alguna hierba aromática. Incluso antes de que la bebida mejorara durante el siglo XIX con las innovaciones tecnológicas en el proceso de añejamiento del ron, una historia sitúa el nacimiento del cóctel cubano en el siglo XVI, entonces conocido como “El Draque”, para no olvidar al pirata inglés y traficante de esclavos, Francis Drake, que dejó su huella en La Habana de aquellos años.

Por entonces el mojito o “el draque” se preparaba con un predecesor primitivo del ron, denominado “tafia” y que era prácticamente imposible de beber “a capela”, quiero decir sin más acompañamiento que le quitara el sabor tan ríspido que poseía. De ahí que se ideara combinar este sucedáneo de ron con el azúcar, lima o limón, hierbabuena o menta, para hacer más digerible aquella bebida alcohólica.

De lo que no hay duda es que la cuna del mojito es Cuba. Allí nos transportamos hoy, cuando probemos la receta original que nos ofrece La Bodeguita del Medio. Como soy cubana, tengo que recomendarles que lleguen a este sitio si algún día deciden visitar La Habana, no solo preparan los mejores mojitos, también tienen la auténtica y más sabrosa comida criolla cubana. Ay, unos frijoles negros dormidos y unos ricos Tostones de plátano para picar mientras nos tomamos nuestro mojito de hoy. Pincha en los enlaces anteriores y podrás saber cómo prepararlos en casa.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar el Auténtico Mojito cubano

  • 45 ml de ron Havana Club 3 años
  • 1/2 lima o limón verde
  • 90 ml de agua con gas (agua carbonatada, agua de soda)
  • 2 ramitas de hierbabuena
  • 2 cucharadas de postre de azúcar
  • 3 cubitos de hielo

Cómo preparar el Mojito cubano

  1. En un vaso de tubo pon las 2 cucharadas de azúcar.
  2. Echa ahora el zumo de la 1/2 lima o limón verde (solo tiene que cubrir el azúcar).
  3. Incorpora las dos ramitas de hierbabuena con tallo y todo para que se aproveche todo su aroma.
  4. Agrega el agua carbonatada y macera para que la hierbabuena suelte sus jugos.
  5. Termina poniendo los cubitos de hielo y el ron. Remueve y listo.

Esta es la receta para un mojito. Si quieres preparar más de uno, pon todos los vasos necesarios alineados y ve llenando y comprobando que las medidas sean iguales. Quieres hacer una fiesta de mojitos, fíjate con qué rapidez lo prepara este barman en la barra de la Bodeguita del Medio. Pincha aquí para verlo. Hay un personaje entrañable que  pide identificación para entrar a la barra, así que no se asusten, es sólo para comprobar que tienen la edad requerida para consumir bebidas alcohólicas.

Ah, se me olvidaba, si pasan por alto el ron, los niños podrán disfrutar de un refresco riquísimo, también apto para abstemios o los que van detrás del volante. Ojo el fin de semana en la carretera. Sean responsables y no se priven de este tan popular cóctel, pero con medida, que así se disfruta más. A la salud de todos!!

 

Risotto de jamón cocido y espinacas

12 Jun

Como prometí en mi última entrada de los Aguacates rellenos aquí vengo con un risotto riquísimo, cuya receta encontré desempolvando mi pequeña biblioteca. El arroz es uno de los alimentos que más hago en casa, por eso siempre trato de variar la forma de comerlo. Es la herencia de Cuba, donde no hay un día en que no se coma arroz, a excepción de los días de espaguetis. La propuesta de hoy es casi idéntica a la del libro que tengo, pero como casi siempre trato de darle el toque personal.

Y como siempre también, alguna que otra pincelada del risotto, cuya naturaleza italiana para nadie ya es desconocida. Originaria de la zona noroeste de ese cercano país, específicamente del este de Piamonte, el oeste de Lombardía y de la zona de Verona, regiones donde más abunda de arroz, es un pilar de la gastronomía norteña en general. La seña característica de esta preparación es el queso, generalmente parmesano, y una variedad de arroz de alta calidad, de grano medio a pequeño con escasa cantidad de amilosa, que hace posible, al liberar más almidón, que quede un arroz más cremoso y absorba mejor el sabor.

Aunque en esta ocasión no utilicé ninguno de los arroces que más se usan en Italia para el risotto, menciono los que con más frecuencia se emplean allí. Ellos son Arborio, Baldo, Carnaroli, Maratelli, Padano, Roma y Vialone Nano. Las variedades consideradas mejores y más caras son el Carnaroli, Maratelli y Vialone Nano, con características ligeramente diferentes. La Carnaroli, por ejemplo, es menos propicia a pasarse que su hermana la Vialone Nano. Sin embargo ésta última se cocina más rápido y se impregna mejor de los sabores. La cuestión es que puedes escoger un arroz redondo de los que tenemos, muy buenos, aquí en España. Si sigues mis consejos tendrá el auténtico sabor.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Risotto de jamón cocido y espinacas (para 4 personas)

  • 1 litro de caldo de pollo hirviendo (puedes disolver dos pastillas en un litro de agua hirviendo)
  • 225 gr de espinacas frescas
  • 120 gr de jamón cocido
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolleta picada finamente
  • 280 gr de arroz arborio (esta vez empleé La Fallera)
  • 150 ml de vino blanco seco
  • 120 ml de leche evaporada (la receta original pone nata pero yo me quedo con la leche evaporada que es mucho más ligera)
  • 85 gr de queso parmesano rallado (Grana Padano)
  • 1 cucharada sopera de hierbabuena finamente picada
  • sal y pimienta al gusto

Cómo preparar nuestro Risotto de jamón cocido y espinacas

  1. Pica la cebolleta finamente en brunoise. Lava bien las espinacas y trocéalas en juliana. Corta el jamón en tiras finas. Reserva todo listo para usar.
  2. En una cazuela de base gruesa calienta a fuego medio el aceite de oliva con dos de las tres cucharadas de mantequilla hasta que ésta se derrita completamente.
  3. Incorpora la cebolleta finamente picada y pon una pizca de sal si la mantequilla empleada no tiene ninguna. Rehógala hasta que comience a dorar pero no dejes que se queme.
  4. Baja el fuego, echa el arroz, mézclalo bien con la mantequilla y la cebolleta y déjalo sofreír un par de minutos y cuando los granos estén transparentes agrega el vino y cuécelo 1 minuto hasta que haya evaporado.
  5. Ahora viene la parte donde tienes que poner el caldo cucharón a cucharón, removiendo tras cada cucharón que eches hasta que el arroz lo embeba. Sube el fuego un poco para que el líquido borbotee.
  6. Déjalo cocer unos 15 a 20 minutos dependiendo de la dureza del arroz que emplees o hasta que el caldo se haya absorbido.
  7. Unos minutos antes de terminar la cocción añade las espinacas y el jamón que teníamos reservado.
  8. Pasado el tiempo de cocción separa del fuego y agrega el resto de la mantequilla y la leche evaporada. Remueve bien, añade el queso y la hierbabuena y remueve hasta que se funda.
  9. Salpimenta al gusto y sírvelo enseguida.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Seguro que quienes gustan tanto como yo de comer arroz, van a querer repetir una y otra vez este risotto. No obstante, quieran repetir o no, pronto vengo con otro risotto para seguir tentando al paladar. Quienes sientan predilección por los sabores exóticos, no se pierdan mi Arroz meloso con pistacho y dátiles. Y para los que deseen saber algo más del arroz como alimento milenario, pinchen aquí.

Aguacates rellenos con tzatziki y atún

10 Jun

¿Quieres empezar la semana con una comida ligera, sana y nutritiva? Pues apúntante esta receta super fácil y que prepararás en “menos de lo que canta un gallo”, una frase del campo cubano para describir las cosas que haces muy rápido, y quizá heredada de la inmigración española y sobre todo canaria que arribó a la mayor de las islas antillanas. La expresión viene a colación porque de Canarias son los aguacates que he utilizado en esta preparación. Si bien los aguacates que encontramos generalmente en Madrid y otros sitios en España no son tan ricos como la variedad Catalina cubana, dulce y panuda como ninguna, de esta forma estará muy rico y definitivamente diferente y atractiva si quieres impresionar a tus invitados.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Con respecto al relleno, a base de tzatziki, tengo que mencionar que lo probé y conocí de sus orígenes griegos, en las vacaciones del año pasado, cuando un amigo francés nos lo ofreció en una tarde calurosa para acompañar unas tostadas de pan. Fue impactante la sensación fresca y sabrosa con la que me quedé. Hace poco utilicé una salsa parecida en una Mujaddara, pero la de hoy lleva un par de cosas más que la distinguen de aquella y que les revelaré enseguida. Nos contó de lo popular que es en las cocinas de Grecia y Turquía, un acompañamiento indispensable de los meze, una especie de tabla de aperitivos de la cocina del este mediterráneo y el Oriente Medio.

Ingredientes para preparar Aguacates rellenos con tzaziki y atún (para 4 personas)

  • 2 aguacates
  • 1 latica de atún al natural
  • 1 pepino grande o 2 pequeños
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 lima
  • 1/2 cebolleta
  • 1 yogur natural griego (puedes utilizar uno que no sea griego)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de hierbabuena fresca o menta muy finamente picada
  • pizca de pimienta negra
  • sal

Cómo preparar Aguacates rellenos con tzaziki y atún (para 4 personas)

  1. Prepara el tzatziki de la manera siguiente: pela el pepino y rállalo (hay quien lo tritura en alguna máquina pero yo lo prefiero así) mezcla con el yogur, el aceite de oliva, el zumo de la lima, el diente de ajo bien majado en un mortero, la pimienta, la hierbabuena y la sal al gusto. Deja que se integre bien y puedes dejarlo en la nevera bien tapado para que coja bien todo el sabor.
  2. Abre en dos los aguacates y abre también un poco más el espacio que antes ocupaba el hueso. Reserva los trocitos que quitaste para coronar al final.
  3. Mezcla el tzatziki con la cebolleta picada finamente en cubitos o brunoise y con el atún. Deja unas migas de atún para decorar.
  4. Rellena cada mitad de los aguacates con esta preparación. Coloca los trocitos de aguacate y el atún restante encima.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Este fue el entrante que puse en una comida del fin de semana para dar paso a un segundo plato de risotto de espinacas y jamón cocido que AQUÍ os dejo. Solo les adelanto que está para chuparse los dedos. Hasta muy pronto cociner@s!!!

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.