Anuncios
Tag Archives: manzana

Ensalada Verano de frutas

25 Ago
ensaladaverano

Ensalada Verano de frutas. TrasLaReceta.

¡Cuántas combinaciones de frutas en ensaladas se me ocurren para aprovechar y refrescar el calor del verano! Lo cierto es que son una opción ligera, sabrosa y saludable para cualquier época, pero en tiempo de sofocones son como oasis en el desierto.

Aquí en este espacio he compartido algunas hace ya algún tiempo pero que valen la pena recordar. Entre ellas la de espinacas con piña y jamón, la de pasta con alioli de piña, la de sandía con pipas de girasol o el muy mediterráneo pincho de melón con jamón.

Pues la de hoy es una mezcla de lechugas con las últimas fresas del verano de este lado del planeta y manzana, como frutas protagonistas, acompañadas de un par de ingredientes más y un aliño con vinagre de Módena, pero entro en más detalles en instantes. Lo mejor: fogones apagados!!!

Y una última cosa antes de ir al meollo del asunto. Esta es una de esas recetas que es meramente orientativa. Estas son las frutas que escogí y tenía a mano, pero si cuentas con otras, no las deseches. Lo importante es que las aproveches y si son tus favoritas, mejor.

Ingredientes para preparar Ensalada Verano de frutas (1-2 personas)

  • Mix de hojas de brotes de lechuga con canónigos
  • 1 filete de pavo a la plancha (opcional) cortado a tu gusto
  • 5_6 fresas cortadas en rodajas
  • 1 manzana pequeña en dados
  • 100gr de queso fresco en dados
  • 6-8 tomates cherry cortados a la mitad (me encantan los Kumato)
  • 1 puñado de cebolla frita
  • 2 cdas de vinagre balsámico de Módena
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Cómo preparar Ensalada Verano de frutas 

  1. En un bol coloca los brotes de lechuga.
  2. En otro recipiente mezcla las fresas, la manzana, el tomate y aliña con parte de la mezcla de aceite, vinagre y sal. Deja un poco del aliño. Mezcla.
  3. Incorpora a las lechugas la mezcla anterior y vuelve a mezclar.
  4. Sirve en dos platos individuales y en estos reparte el queso y el pavo. Corona con la cebolla frita y para un toque extra adorna con glasa de vinagre balsámico o crema de vinagre balsámico (puedes encontrarlo con los dos nombres)

Así de sencillo. Podrás utilizar esta propuesta para acompañar carnes, de primer plato o también como único para una comida o cena ligera.

Anuncios

Buñuelos de manzana: receta fácil para celebrar la Navidad sin complicaciones

20 Dic

Este mes he visto un montón de ideas estupendas para hacer aún más deliciosas la Navidad y todas las celebraciones que se suscitan alrededor de estas fechas. Algunas muy tradicionales, otras con un toque innovador, todas con algo maravilloso: el de crear, sentarnos a la mesa y compartir. Hoy os traigo unos buñuelos de manzana, una receta fácil para hacernos los ratos en la cocina sin muchas complicaciones y que se me antojaron después de que mi abuela me recordara los que ella solía hacer por estas fechas cuando era niña, aunque con otro ingrediente principal: la yuca, y que pronto os prepararé sin dudas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Buñuelos de manzana (4-6 personas)

  • 3- 4 manzanas Golden dependiendo del tamaño
  • 250 gr de harina
  • 4 huevos
  • 200 ml de leche
  • 120 ml de nata líquida
  • 2 cucharadas de aceite de girasol + necesario para freír
  • 50 ml de vino blanco (puedes utilizar cerveza dorada clara)
  • 50 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • pizca de nuez moscada
  • pizca de sal

Para el almíbar:

  • 250 ml de agua
  • la piel de las manzanas
  • 120 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • piel de naranja o limón (solo un trozo como de un dedo de largo)

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar buñuelos de manzana

  1. Primeramente tamiza la harina con la canela y la nuez moscada. Reserva.
  2. Separa las yemas de la clara de los huevos. Bate las yemas y deja reservadas las claras.
  3. Forma un pozo con la harina tamizada junto con las especies y echa en él las yemas batidas y mezcla bien. Suma lentamente la leche, la nata, el aceite y el vino o la cerveza, el azúcar, una pizca de sal y sigue mezclando hasta que esté bien integrado. Déjala reposar en un sitio fresco durante unos 25 a 30 minutos.
  4. En lo que reposa la mezcla haz el almíbar: pon a hervir el agua con la piel de las manzanas, el azúcar, la rama de canela y la piel del cítrico que hayas escogido. Cuando hierva baja el fuego y deja cocinar unos 5 minutos. Apaga, tapa y cuela después que se haya atemperado. Reserva
  5. Pasado el tiempo de reposo de la masa monta las claras hasta que estén a punto de nieve e incorpora poco a poco a la mezcla que estaba en reposo con ayuda de una espátula hasta que obtengas una masa homogénea y fluida sin llegar a estar muy líquida.
  6. Mientras calientas el aceite en la sartén poco a poco, pela, descorazona y pica las manzanas en rodajas no demasiado finas.
  7. Cuando esté el aceite a punto (vigila que no alcance una temperatura muy alta, que no llegue al máximo el fuego para que no se quemen los buñuelos) sumerge las rodajas de manzana en la mezcla primero y a continuación ponlas a freír de tres en tres a lo sumo. Con que estén unos tres minutos por cada lado hasta que se doren es suficiente. Sácalos con una espumadera, ponlos sobre papel absorbente y sirve pronto acompañados de un poco de almíbar a gusto de cada cual.

Listo. Aunque se deben comer acabaditos de freír puedes hacerlos temprano en el día y poner el almíbar cuando vayas a comerlos. Si te parece mejor puedes hacer el almíbar con miel o simplemente usar un poco de miel encima de los buñuelos. Estarán riquísimos. ¡Buen provecho!

¿Ideas para las cenas navideñas? Aquí os dejo algunas:

https://traslareceta.wordpress.com/2013/12/10/entrante-de-mejillones-en-salsa-picante-suave/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/12/13/lomo-de-cerdo-en-salsa-especiada-a-la-vainilla-con-arroz-salteado/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/11/29/lomo-relleno-al-horno-con-salsa-al-queso-de-cabra/

Puedes elegir hacer un bizcocho de chocolate y hacer una cobertura de butter cream o crema de mantequilla con motivos navideños. Nos vemos pronto.

 

Lomo relleno al horno con salsa al queso de cabra

29 Nov
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Noviembre tocando a las puertas de diciembre, ya comienzan a sentirse los aires festivos de la Navidad y las celebraciones por la llegada de otro año. Por tales razones e imbuido en esa esencia de la cual es muy difícil escapar, Tras La Receta quiere compartir hoy una propuesta para presentar en la mesa de cualquier posible festejo. Aunque este lomo de cerdo relleno de manzana, beicon y queso de cabra está concebida para 4 personas, si sacáis bien las cuentas podréis prepararlo para más.

Es una receta fácil y económica, pero sabrosamente digna de presentar a nuestros invitados. La guarnición puede variar de acuerdo a vuestros gustos, aunque os doy la opción por la que me decidí esta vez: unos bastones de berenjena empanada fritaarroz blanco desgranado. Unas patatas duquesa le van fenomenal a este lomo relleno, pero podréis jugar con lo que tengáis a mano o con otras propuestas que querráis añadir. En este mismo blog seguramente hallarás alguna en el archivo. Por el momento vayamos a por los ingredientes de nuestro plato de hoy.

Ingredientes para preparar Lomo relleno al horno con salsa al queso de cabra (4 personas)

  • 1 trozo de lomo de cerdo de 1 kg
  • 8 lonchas de beicon
  • 1 manzana grande amarilla (la Reineta le va de maravilla)
  • 1/2 rulo de queso de cabra (deja el otro por si fuera necesario)
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de leche
  • 100 ml de vino Blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra
  • pizca de nuez moscada (opcional)

Cómo preparar Lomo relleno al horno con salsa al queso de cabra

  1. Primeramente precalienta el horno entre 170 y 180 grados Celsio mientras preparas el relleno. Limpia la carne de un posible exceso de grasa. Haz un corte a la mitad a lo largo de forma que quede en forma de libro. Si lo prefieres y se puede pídele al carnicero que lo haga por ti. Sazona con sal y pimienta.
  2. Pela la manzana y córtala en bastoncitos de los cuales utilizarás solo dos o tres para el relleno. El queso de cabra córtalo en unas 8 rodajas para emplear mitad en el relleno y la otra en la salsa. Del beicon emplea 4 lonchas para el relleno y las otras para la salsa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Dispón las 4 lonchas de beicon en el lomo abierto, y a continuación coloca la manzana y el queso de forma que puedas proceder a cerrar posteriormente. Ésta es la parte en que harás uso de tus habilidades manuales. Sin muchas complicaciones ata la carne, bien apretada, en tres partes, con un cordón apto para cocinar. No es nada difícil. Envuelve bien en papel de aluminio y hornea a 180 grados durante 1 hora. Fíjate bien en las imágenes y ellas te guiarán.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. En lo que tienes la carne en el horno deja lista la salsa, para lo cual pon en una sartén a freír el beicon restante finamente picado. Añade el aceite y cuando empiece a dorar el beicon agrega los ajos laminados. Antes que puedan quemarse los ajos suma la cebolla, que no tendrás que picar muy finamente porque más tarde trituraremos todo. Deja pochar a fuego suave hasta que la cebolla esté muy suave y transparente.
  5. A continuación incorpora la manzana sobrante, sazona con sal y pimienta y deja otro poco hasta que la manzana esté bien cocinada.
  6. Sube el fuego  y pon el vino blanco hasta que evapore. Vuelve a poner fuego medio, añade la leche, la nuez moscada y el queso de cabra hasta que se derrita. Una vez conseguido, rectifica de sal y tritura completamente en la batidora. Reserva.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  7. Transcurridos los 60 minutos de haber puesto el lomo al horno, desenvuelve del papel de aluminio con mucho cuidado de no quemarte, sube la temperatura y vuelve a ponerlo unos minutos para que se dore. En estos últimos momentos no pierdas de vista la carne para que no se te pase o queme.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  8. Saca del horno, deja reposar un poco y a continuación retira el cordón y corta en rodajas no muy finas. Dispón la carne en rodajas en una fuente y riega con la salsa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Si haces la carne temprano y dejas que se enfríe completamente antes de cortarla en ruedas te será muchísimo más fácil el corte y no correrás riesgo ninguno de que el relleno se salga de su lugar. Hazla por la mañana y por la tarde o un rato antes de la cena sólo tendrás que cortar, regar con la salsa y poner a calentar unos minutos en el propio horno.

Cuando envolvemos bien la carne en el papel de aluminio impedimos que, aún bien hecha la carne, quede más seca de lo que puede ser el lomo, una parte bastante magra del cerdo. Con solo liberarla unos minutos después de bien horneada será suficiente para terminar de dar el toque dorado tan apetitoso a la vista de los asados.

La berenjena es muy fácil de preparar, sólo tener la precaución de ponerla en remojo la noche anterior en agua con sal, o en leche, o en cerveza, como prefiráis, para que a la hora de freírla no absorba grasa. Un rato antes de servir la mesa, pásala primero por huevo batido con sal y pimienta, después por pan y finalmente al aceite bien caliente. Tendrás unas berenjenas crujientes y riquísimas como guarnición de este Lomo relleno con salsa al queso de cabra.

Cóctel de frutas con almíbar de canela y limón

29 Ago
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Me encanta la fruta cuando está plena de sabor y dulzor. Y se supone que la fruta de temporada deba estar mucho mejor, pero lo cierto es que las últimas que compré este verano me decepcionaron un poco. No sé si concluir que no estaban en su óptimo momento de maduración o simplemente que no eran piezas de calidad, lo que sí puedo asegurar es que la mayoría estaba insípida. Pero como no tiro o desecho nada, decidí hacer un cóctel de frutas con almíbar de canela y limón.

Lo del cóctel es una pasada porque lo prepararas de una vez y lo mantienes en la nevera listo para tomar en cualquier momento. Y si se trata de convencer a los niños de tomar fruta, de esta manera lo lograrás antes, teniendo en cuenta que resulta mucho más agradable a la vista y les ahorras el trabajo de tener que manipular la fruta o decidir cuál tomar. Si las piezas están dulces naturalmente, como suele suceder con las frutas tropicales (qué añoranza de mango, mamey y frutabomba*) no tendrás que ponerle almíbar, ni miel u otro edulcorante, pero si tienes que hacerlo aquí te doy una solución.

Es un almíbar suave y ligero con un toque de canela y limón que rescatará ese sabor escondido o perdido en la propia fruta. Algunas son de temporada, las encuentras durante los meses de verano aquí en España, otras no, pero suelo comprarlas casi siempre ya que se encuentran entre mis preferidas. Este combinado puedes hacerlo con la fruta que más te guste a ti, así que no te cohíbas de poner estas u otras.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para el Cóctel de frutas con almíbar de canela y limón 

  • 1 manzana roja grande
  • 2 peras
  • 2 kiwis verdes
  • 2 melocotones amarillos
  • 1 nectarina
  • 1 paraguayo

Para el almíbar:

  • 100 gr de azúcar
  • 250 ml de agua
  • como un dedo de largo de la piel de un limón
  • zumo 1/2 limón
  • 1 ramita de canela
  • 1 cucharadita de esencia de Vainilla (opcional)

Cómo preparar Cóctel de frutas con almíbar de canela y limón

  1. Lava y pela la fruta si lo prefieres. Excepto el kiwi y el melocotón, el resto puedes consumirla con piel. Corta a tu gusto las piezas de frutas, diferenciando un poco el corte entre unas y otras para que te quede más presentable.
  2. Haz el almíbar antes para que esté fresco cuando lo eches a la fruta. Pon todos los ingredientes en un cazo: agua, azúcar, zumo y piel de limón, canela y la vainilla. Lleva a ebullición, deja 3 minutos y listo. Separa del fuego y déjalo enfriar.
  3. Una vez frío baña las frutas, guarda en un recipiente con tapa y déjalo todo en la nevera para servir en cualquier momento.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todavía queda algo de calor por delante, así que este cóctel de frutas, bien fresquito, es una delicia para refrescarnos y alegrar el paladar; como tentempié entre comidas, para desayunar o incluso como postre. El almíbar también puedes hacerlo con miel, ya no será tan suave, pero estará igual de rico, sobre todo para los amantes de la miel; además con la canela resulta muy beneficiosa para la salud.

Entonces, ¿tienes algunas frutas sueltas por casa que pueden desperdiciarse si no las consumes pronto? Anímate y prepárate este “shoot” de vitaminas. ¿Quieres ver otra propuesta de postre con fruta como protagonista? Mira este Banana and Nuts bread o Pan de Plátano y Nueces.

*Frutabomba: Así se denomina América Latina a la papaya.

Ensalada batavia con bacalao y pepino

3 Jun

Hoy quiero compartir una receta sencilla, ligera y muy rica para empezar la semana con buen pie y mejor disposición si estás haciendo alguna dieta con vista puesta en el verano. Lo mejor es que con este plato, aún siendo único plato de un menú, está equilibrado desde el punto de vista nutricional. Vitaminas y minerales, proteínas y grasas de valor excepcional de la mano del pescado y el aceite de oliva, así como algo de carbohidratos presentes en el pan, por el que se aboga en una dieta de adelgazamiento, lejos de desecharlo completamente como generalmente se cree.

El éxito de una dieta de adelgazamiento, como últimamente se plantea con más fuerza, está muy alejado de esos regímenes restrictivos en los que únicamente de incluye un determinado grupo de alimentos. La cuestión es comer de forma balanceada y repartir la ingesta de alimentos en 5 comidas a lo largo del día. Mejor comer poquitos con una mayor frecuencia, que atracarnos una o dos veces. Evitar las frituras y los alimentos con mucha grasa y azúcares e incluir más fruta y fibra. Podría hablar un sin fin de estas cuestiones, pero el objetivo hoy es presentaros mi propuesta, una rica ensalada de lechuga batavia con pepino y bacalao, y algo más.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Ensalada batavia con bacalao y pepino (2-3 personas)

  • 1 lechuga Batavia (puedes utilizar una lechuga romana o iceberg, o simplemente la que prefieras)
  • 1 pepino
  • 150 gr bacalao desalado desmigado
  • 1 lata de atún al natural bien escurrida
  • 80 gr de queso de cabra con pimentón (picado en daditos)
  • 1 lata de maíz dulce
  • 1/2 manzana Golden
  • 1 cebolleta
  • 6-8 aceitunas manzanilla troceadas

Para la vinagreta: Aquí eres libre de poner el vinagre que prefieras

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico de Módena

Para las tostaditas:

  • 1/2 barra de pan del día anterior
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de postre de pimentón de la vera
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca (opcional) de comino en polvo
  • pizca de sal

Cómo preparar nuestra ensalada batavia con bacalao y pepino

  1. Lo primero será preparar las tostaditas. Pica el pan en rodajas finas y pon las a tostar en el horno o en una plancha como lo he hecho yo previamente untadas con el siguiente mojo: Ajo bien majado con una pizca de sal, aceite de oliva virgen extra, comino y pimentón de la vera, todo bien mezclado, úntalo con un pincel en las tostas de pan antes de ponerlas a tostar. En la plancha es muy fácil: con la plancha previamente calentada, baja bien el fuego, pon las tostadas y deja que se tuesten y doren por cada lado. Una vez tostadas déjalas en la plancha hasta que vayas a utilizar. Incluso si te quedan puedes comerlas después y estarán bien crujientes como acabadas de tostar.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. En lo que haces las tostaditas pon en una sartén antiadherente el bacalao desmigado y deja cocinar un par de minutos a fuego alto. Resérvalo y mientras ve preparando los ingredientes de la ensalada. No importa que se enfríe el bacalao pues nuestra ensalada se come a temperatura ambiente.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Lava y pela el pepino (déjale algo de verde, sólo retira las partes duras de la piel) y con un tenedor raya (haz rayas longitudinales) y luego corta en radajas finas. Mira qué bonito queda así el pepino.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

  4. Trocea el queso a taquitos, las aceitunas en mitades, la cebolleta en brunoise o si prefieres en juliana, la manzana en lascas más o menos finas o como te sea más cómodo.
  5. Pon en un recipiente amplio la lechuga con el pepino y la cebolleta y riega con la vinagreta (no le pongas nada más que una pizca de sal porque luego el atún y el bacalao acaban de darle el punto).
  6. Ahora agrega el maíz, la manzana, las aceitunas y el atún. Remueve un poco y por último corona con el bacalao y las tostaditas.

A disfrutar de esta rica ensalada.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Si quieres ver otra receta super sencilla, ligera y con todo el frescor de las verduras, pincha aquí. Si además te apetece otro plato con bacalao, mira cómo se hace el tradicional Bacalao al pil pil. Tengo cocinando unas cuantas recetas, sólo estoy tratando de hacer un poco más de tiempo para poder compartirlas con todos. Un saludo 🙂

Ensaladilla de zanahoria rallada: una receta fresca a tono con el verano

17 May

Ahora que se acerca el verano, y con él, el calor y los días de mucho sol, estaría muy bien tener siempre a mano una receta fresca y nutritiva. La que propongo hoy, además de estar muy rica, tiene una propiedad añadida. Como la base es la zanahoria, rica en beta-carotenos que podemos identificar por su color naranja, esta receta, además de saciarnos, facilitará la protección de nuestra piel de los radicales libres y hará posible que nuestro bronceado sea más duradero y saludable.

Al consumir la zanahoria cruda aprovecharemos mejor todas las propiedades que nos ofrece esta hortaliza, disponible todo el año y además muy económica. Entre sus valores más significativos: ayudan a mantener la salud intestinal evitando el estreñimiento y algunos parásitos como las lombrices intestinales, también evita la aparición de diverticulosis o tumores y cáncer de colon.

Incluirla en nuestra dieta facilitará que tengamos garantizadas nuestras necesidades de carotenos, sin los cuales nuestra vista podría verse perjudicada con la aparición de ceguera nocturna, cataratas y envejecimiento en general. Con una adecuada ingesta de carotenos, presentes en la zanahoria y otros alimentos con este color anaranjado, podemos evitar la sequedad de la piel o por el contrario el acné. Por eso es muy común el uso de la zanahoria en la cosmética natural.

Por otra parte y para aterrizar en nuestra receta, señalar que al poseer elementos alcalinizantes y depuradores de la sangre, la zanahoria es otro fuerte aliado en la lucha contra el colesterol y la arteriosclerosis. ¿Os animáis entonces a preparar esta ensaladilla de zanahoria rallada?

ensaladilla de zanahoria rallada 2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ingredientes para preparar Ensaladilla de zanahoria rallada

  • 3-4 zanahorias
  • 1/2 cebolleta finamente picada
  • 2 latas de atún al natural escurridas (puedes utilizar en aceite pero deberás escurrirlo bien y tener en cuenta que suma calorías)
  • 4 palitos de cangrejo picados en 4
  • 1 manzana troceada en cubitos (yo puse una Golden pero puedes poner tu preferida)
  • 6-7 cucharadas de mayonesa ligera (yo utilizo una Ligeresa)
  • 8 aceitunas rellenas de anchoa troceaditas
  • sal

Cómo preparar Ensaladilla de zanahoria rallada

  1. Lava las zanahorias y con un cuchillo ráspalas muy bien. Rállalas con un rallador fino, espolvorea un poco de sal al gusto y mezcla bien.

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  2. Agrega todos los ingredientes sólidos: cebolleta finamente picada, el atún escurrido, los palitos de cangrejo troceaditos, las aceitunas y la manzana, a la cual dejo la piel pero si prefieres puedes retirarla. Mezcla bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Teceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  3. Por último agrega la mayonesa ligera, remueve y chequea que todo haya quedado bien untado.

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Lista esta sencilla pero rica ensaladilla de zanahoria que podrás utilizar de acompañamiento para pescados y carnes, o simplemente para disfrutar así sola, como suelo hacer yo en la cena. Puedes rallar toda la zanahoria que quieras y guardarla en la nevera bien tapada. Así cuando te apetezca solo tendrás que ponerte a preparar los ingredientes que lleva. Si le pones imaginación puedes agregarle otros que te gusten. El huevo cocido le va fenomenal a esta ensaladilla y si en vez de mayonesa quieres aliñarla con un buen aceite de oliva y una vinagreta, adelante.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Crema de Manzana

24 Ene

Hacía tiempo estaba por hacer una receta de crema de manzana. En este tiempo me paso la vida tratando de encontrar nuevas sopas o platos que me calienten del frío y que a la vez me alimenten y sacien. No sé si habrá muchos por ahí que el invierno y el frío les abra el apetito, pero lo que es a mí, me pone a prueba definitivamente.

Estuve investigando en páginas y programas de cocineros algunas recetas de crema de manzana o sopa de manzana. La que he hecho es un híbrido de las dos que más me gustaron, o sea al final una receta propia con un poquito de otros.

Hice una primera crema con manzanas Reinetas. La crema me encantó porque el resultado fue una maravillosa combinación entre dulce y un toque ácido. A mi novio no le gustó mucho el ácido al final, y entonces decidí repetir la misma receta con unas manzanas Golden. Esta vez si quedó encantado porque esta variedad no tiene nada de ácido. Yo disfruté muchísimo las dos versiones. Con cualquier variedad de manzana que la hagáis, estoy segura que va encantar.

2013-01-17 20.57.03

 

Ingredientes para preparar crema de manzana

  • 4 manzanas Reineta 
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 cucharadita pequeña de canela
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de clavo de olor en polvo
  • 1 pizca de pimienta
  • 100 ml de nata para cocinar
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de vino blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal
  • 50 gr de jamón serrano cortado en taquitos
  • 3 rebanadas de pan sin corteza cortado en dados

Cómo preparar crema de manzana

  1. Corta la cebolla en juliana y ponla a pochar en las tres cucharadas de aceite caliente.
  2. Cuando se haya transparentado agrega la manzana previamente pelada, descorazonada  y cortada en medias lunas.
  3. Mezcla con las cebollas y pon la canela, la nuez moscada y el clavo de olor.
  4. A continuación agrega el vino y el caldo de pollo y cuando haya comenzado a hervir agrega la nata.
  5. Salpimenta, baja el fuego por debajo de la media, tapa y dejar cocer durante 15 minutos.
  6. Mientras, corta el pan en dados, por una cucharada colmada de aceite y fríe el pan hasta que esté tostado y dorado, resérvalo y úsalo para coronar nuestra crema después de servida, junto con el jamón serrano a taquitos.
  7. Pasados los 15 minutos destapa, si está muy espesa la crema aligera con un poco más caldo. Si por el contrario tiene mucho líquido, destapa, sube un poco el fuego, y deja espesar.
  8. Por último pasa por la batidora todo y sirve caliente con el pan y el jamón.

Aquí tenéis otra rica crema para cenar ligero o como primer plato de una comida. Son sabores que quizá a algunos puedan parecer raros. Más que raros son para paladares que quieran experimentar nuevos sabores. Eso de utilizar las frutas para elaborar platos salados, combinar con carnes, en cremas como la de hoy y en salsas para acompañar otros alimentos, me encanta y seguiré repitiendo.

 Y se me olvidaba, la ramita que adorna el plato, es de perejil. No crean que solo sirvió de adorno, también lo incluí en la cena.  

Rollitos de pechuga de pollo rellenos

20 Nov

Como había prometido en la primera receta publicada en este blog, aquí les dejo otra manera de hacer los rollitos de pechuga de pollo. Esta vez con un relleno de bacon, queso y manzana, pero que perfectamente podremos sustituir por otros ingredientes. Por ejemplo, con jamón cocido o jamón serrano, nuestro paté favorito y la fruta que tengamos a mano. Es una invitación a probar combinación de sabores y texturas.

De cualquier manera, esta forma de prepararlo y luego cocinarlo en el horno resulta fácil, delicioso e indiscutiblemente saludable. Si se animan, pongamos manos a la obra.

Ingredientes para preparar rollitos de pechuga de pollo:

  • 8 filetes finos de pechuga de pollo
  • 8 lonchas de beicon
  • 8 lonchas de queso (yo utilicé gouda, pero podéis emplear vuestro preferido)
  • 75 gr de queso mozzarella rallado
  • 2 manzanas Golden cortadas en bastoncitos
  •  Albahaca fresca picada finamente
  • Un chorrito de aceite de oliva para untar una bandeja de horno
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir para preparar rollitos de pechuga de pollo

  1. Salpimentamos cada filete de pollo y los disponemos de forma extendida para poder trabajarlos individualmente.
  2. Colocamos sobre nuestro filete la loncha de beicon de forma longitudinal, agregamos la loncha de queso y por último el bastoncito de manzana de forma horizontal, de manera que podamos enrollar sin complicaciones nuestra pechuga con todos sus ingredientes dispuestos.
  3. Enrollamos, colocamos en una fuente de horno previamente engrasada con el aceite de oliva y cuando estén todos preparados espolvoreamos con el queso rallado y la albahaca.
  4. Introducimos en el horno en posición media a 175 grados durante 15 minutos.

Si vemos que nuestros rollitos tienden a dorarse muy pronto ponemos papel de aluminio para protegerlos y solo cuando estén hechas las pechugas (que no deben tardar si son filetes finos) destapamos y dejamos que se doren un poquito.

Esta misma receta se puede preparar en el microondas en un recipiente apto para cocer alimentos en este tipo de equipos. En menos tiempo (8 minutos) tendremos un resultado muy parecido a si lo hubiéramos cocido en el horno. Así de fácil de preparar y riquísimo al paladar, a los niños les encanta y también es ideal para incorporar en una dieta de adelgazamiento o control de peso.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.