Anuncios
Tag Archives: recetas sanas

Calamares al ajillo, a la plancha, receta sencilla y rápida

6 Sep
calamaresajillo1

Calamares al ajillo, a la plancha. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

En un reciente paso por Lisboa, Figueira da Foz y Oporto, en Portugal, pude probar el buen pescado siempre disponible en el más humilde de los restaurantes. Las sardinas más ricas que he probado las comí en Figueira da Foz, a pie de playa, en dos sitios diferentes, en A Muralha y en Vista a Mar. Este último es el único plato que ofrece. Por un precio de 12 euros puedes comerte toda la sardina que seas capaz. Viene acompañada con una ensalada sencilla, pero deliciosa, y unas patatas cocidas maravillosas.

En Oporto probamos las famosas francesinhas y el bacalhau à brás en Golfinho (Rua Sá Noronha 137) un lugar pequeño, alejado de las zonas para turistas, pero realmente auténtico, atendido por un camarero al que no le gusta que le echen prisas, pero tan auténtico como su lugar de trabajo. Si no me equivoco, es el propio dueño, de quien se dice se negó a que el chef francés recién fallecido Anthony Bourdain fuera allí a grabar uno de sus programas. No habría querido darle las señas de su plato estrella: las francesinhas, que le hacen la competencia a la croque monsieur. Una bomba calórica realmente sabrosa.

También en Oporto (Porto), al lado del río, probé los calamares a la plancha, de los que les traigo hoy una versión porque quedé maravillada. Se han convertido en mis preferidos por varias razones: es un plato económico, sencillo, fácil de hacer y muy rápido, una vez tienes limpios los calamares. Yo compré piezas pequeñas que se hacen de esta manera en un abrir y cerrar de ojos. Sin más preámbulos, vayamos a la cocina a preparar esta receta bien rica.

Ingredientes para preparar Calamares al ajillo, a la plancha (para 4 personas)

  • 1 kg de calamares (utilicé piezas pequeñas)
  • 70 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 3-4 dientes de ajo finamente picado
  • 2 cdas de perejil fresco bien picadito o 1 cda de perejil seco
  • sal
  • 1 limón+rodajas para decorar o poner extra según el gusto

Cómo preparar Calamares al ajillo, a la plancha

  1. Mezcla el ajo, el perejil, la pizca de sal y el AOVE y échala al calamar. Puedes dejarlo así de un día para otro en el frío.
  2. Pon a fuego vivo una plancha o sartén antiadherente. Cuando tenga bastante calor echa a pocos los calamares y déjalos par de minutos por cada lado. Baja un poco el fuego si es necesario para que no se quemen. No los tengas demasiado tiempo en el fuego para que no se pongan duros y pierdan sus jugos.
  3. Cuando los tengas todos preparados, retíralos y en la misma sartén echa el jugo del limón, desglaza y reduce un poco. Utiliza esta salsita para coronarlos.
calamaresajillo2

Calamares al ajillo, a la plancha. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Acompañé los calamares con unas patatas, primero cocidas en agua, enteras y sin pelar, y luego escachadas un poco para darles un toque de unos pocos minutos en el grill del horno con pimienta negra, AOVE y unas escamas de sal. Completé con una ensalada de lechuga, pimientos de piquillo asados y tomates negros. Puedes preparar tu ensalada preferida. Así de sencillo. Un plato completo, nutritivo y apto para quienes están haciendo dieta para bajar de peso o simplemente para mantener una alimentación equilibrada.

 

Anuncios

Ensalada fría de pasta con alioli de piña

26 Ago
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para continuar fieles a las necesidades de alimentación del verano hoy les traigo una ensalada fría de pasta con alioli de piña casero. En esta época del año en casa solemos cenar un plato único, incluso a la hora del almuerzo una receta de ensalada, ya sea verde, de arroz o pasta, puede constituir la mejor opción para disfrutar de un alimento ligero, fresco y que nos permita estar el menor tiempo posible dentro de la cocina o delante de los fogones. Seguramente habrá unos cuantos por ahí que prefiere este tipo de elaboraciones para sofocar el calor de estos días.

En la propuesta de hoy combino productos cocidos como el huevo o la pasta y otros crudos como la zanahoria, para prolongar el bronceado natural del verano, o el pimiento rojo, lleno de vitamina C en proporciones incluso mayores que en algunos cítricos. Es un plato completo con proteínas presentes en el huevo y el jamón york, vitaminas y minerales en las ya mencionadas verduras, así como en la piña, el ajo y la cebolla, estos dos últimas con las ya consabidas propiedades antibióticas; los carbohidratos presentes en la pasta y las grasas cardio-saludables del aceite de oliva virgen extra.

Conociendo de antemano que lo que comeremos tendrá dos cualidades que no tienen por qué estar peleadas: me refiero a alimento saludable y muy sabroso, les propongo que vayamos a por los delantales, directo a la cocina, a ver qué encontramos tras esta ensalada fría de pasta con alioli de piña.

Ingredientes para preparar Ensalada fría de pasta con alioli de piña (para 4 personas)

  • 250 gr de pasta (en este caso escogí unas caracolas Gallo)
  • 200 gr de jamón york cortados a taquitos
  • 2 huevos cocidos
  • 2 rodajas de piña a taquitos
  • 1 lata de maíz dulce
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñitas cortada en taquitos pequeños
  • 1/2 pimiento rojo morrón o de asar
  • 1 cebolla pequeña
  • sal
  • pimienta negra (opcional)

Para el alioli:

  • 1 dientecito de ajo sin el nervio central
  • 2 rodajas no muy finas de piña troceadas
  • 1 huevo
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cuaharadita de vinagre de Jerez
  • sal

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar Ensalada de pasta con alioli de piña

  1. Primeramente prepara el alioli para lo cual debes disponer todos los ingredientes en un vaso batidor. Pon el dispositivo (brazo) batidor bien en el fondo y comienza a batir sin mover el dispositivo hasta que comience a montar y espesar. Una vez consigas que monte comienza a mover poco a poco para que quede todo muy bien integrado. Conseguirás una salsa con cuerpo sin llegar a ser demasiado espesa. Tapa y guarda en la nevera para que tome frío mientras preparas la pasta y dejas listos todos los ingredientes.
  2. Coce la pasta y los huevos en abundante agua. El truco para que los huevos no se rompan es ponerlos con el agua fría, añadir un chorrito de vinagre y dejar cocer entre 7 y 9 minutos después de que alcance la ebullición. A la hora de pelarlos ponlos antes en agua fría. Procede con la pasta como indica el paquete del fabricante y dependiendo de que te guste al dente o más suave dale menos o más tiempo de cocción. Como tomaremos la pasta como ensalada fría, una vez esté cocida, deberás tirar el agua hirviendo y ponerle agua muy fría. Luego escurre y espolvorea con sal (ojo no te pases) y pimienta de forma opcional.
  3. Mientras la pasta se coce corta todos los ingredientes que necesitan ser cortados. Todos en cubitos no muy pequeñitos. La cebolla pásala unos instantes por agua hirviendo para un resultado más suave y agradable al paladar teniendo en cuenta que la pondremos cruda en la ensalada y así evitarás que luego te repita o te deje mal sabor de boca. Córtala de daditos muy pequeñitos o brunoise. Los huevos desházlos en un picadillo con trozitos más o menos pequeños dependiendo de cómo te guste más.
  4. Una vez esté la pasta fría, añade en primer lugar el alioli, del cual dejarás un poco en el recipiente para ponerlo luego a la mesa en caso de que alguien desee poner algo más a su ensalada. Mezcla para que pringue toda la pasta y a continuación añade todos los ingredientes: cebolla, zanahoria, pimientos, jamón york, piña y maíz y mezcla todo bien.
  5. Sirve en cuencos con un trozo de piña como decoración o no olvides el alioli restante.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Buen provecho. Con esta receta como una propuesta abierta te invito a que juegues con los sabores y combinaciones. Prueba a poner pollo, atún o gambas cocidas en lugar de jamón york, y atrévete con un alioli de mango en lugar de piña. Te aseguro que no te aburrirás de poner a la mesa ensaladas de pasta, arroz incluso de cuscús de este tipo.

Quieres saber cómo hacer un pollo a la hawaiana o pollo con piña y jamón, pincha aquí.

Tosta de tomate y queso de cabra con brotes tiernos: sencilla, rápida y deliciosamente sana

31 Ene
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para un viernes, el día favorito de la semana para la mayoría porque anuncia la llegada del fin de semana, os traiga estas Tostas de tomate y queso de cabra con brotes tiernos, un bocadillo delicioso lo mismo para tomar como cena ligera que como entrante generoso de una cena para dos. Esto me recuerda que pronto estaremos de Día de Enamorados y os propongo que os quedéis con esta idea como primer plato de esa comida especial para la cual seguramente ya estaréis conformando menús.

Lo mejor es que se preparan muy rápido y aunque yo os presento los ingredientes concretos que he empleado, podréis hacer vuestras propias adaptaciones. Estas tostas son simplemente una idea más para compartir. En casa las preparo a menudo y siempre gustan muchísimo en cualquier momento del día, en un desayuno, una merienda, una cena, a vosotros os toca elegir. No me ando con más rodeos, porque esta es una receta sencilla que se prepara tan rápido como se nombra. Vayamos al asunto.

Ingredientes para preparar Tostas de tomate y queso de cabra con brotes tiernos (4 personas)

  • 4 rebanadas de pan de molde de semillas (delicioso con el nuevo Oroweat de Bimbo)
  • 2 tomates de ensalada maduros grandes
  • brotes tiernos de lechuga (mix)
  • 8 rodajas de queso de cabra de rulo
  • aceite de oliva virgen extra
  • crema de vinagre balsámico de Módena
  • sal

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar Tostas de tomate y queso de cabra con brotes tiernos

  1. En una sartén tuesta ligeramente las rebanadas de pan con un chorrito de aceite de oliva virgen extra (puedes utilizar una tostadora y poner el aceite a la hora de montar las tostas).
  2. Coloca las rebanadas ya ligeramente tostadas en una superficie y pon encima unas brotes tiernos, encima el tomate previamente cortado en rodajas. Como el tomate que empleé era realmente grande lo corté primero en dos mitades y luego las mitades en finas medias lunas.
  3. Pon una pizca de sal a los tomates y encima incorpora dos rodajas de queso de cabra por tosta.
  4. Por último pon otro hilo de aceite de oliva virgen extra y otro de crema de vinagre balsámico de Módena sobre todo.

Y listo! Ya comprobaréis lo sabrosas que pueden llegar a estar estas sencillas tostas con tomate y queso de cabra. Y si quieres hacer tus propias adaptaciones adelante. Utiliza el pan que más te guste, cambia los brotes por otras hojas de lechuga, espinacas, canónigos o lo que prefieras, y si no eres muy fan del queso de cabra (yo lo soy definitivamente) prueba con el que verdaderamente te guste. Los límites lo ponéis vosotros, yo solo propongo. Un vino tinto y buena compañía y estas tostas con queso saben a gloria. ¡Feliz fin de semana a tod@s!

Nota: Si pinchas AQUÍ y en el siguiente ENLACE encontrarás más ideas de entrantes muy fáciles y rápidos de preparar.

Berenjenas empanadas al horno: receta fácil y sin grasas

10 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La berenjena es una de esas verduras a la que recurro una y otra vez porque además de que me encanta, es acompañamiento ideal para numerosas preparaciones. Una de las formas en que más me gusta es empanada y frita, pero evito hacerla muy seguido de esta manera ya que suele absorber más grasa de la cuenta. Es francamente una pena que tengamos que privarnos de comerla así, por ello la última vez me pareció que podría probar a hacerla en el horno con una ventaja adicional: agregar al pan rallado un complemento que suele gustar muchísimo a casi todos, me atrevería a decir.

Queso. El que más te guste mientras esté rallado le dará un toque extra de sabor a nuestras berenjenas, suaves como suelen ser en su interior pero crujientes por fuera gracias a esta mezcla para empanizado que vamos a preparar.  La berenjena es otro de esos alimentos milenarios; forma parte de la dieta humana hace más de 4000 años. Del persa al árabe, y del árabe al español, bēdinŷêna, berenjena, es así como se conoció y se sigue nombrado en Occidente. Hoy es protagonista culinaria de muchos platos típicos, como la Mousaka griega, el Baba Ganoush árabe, la Caponata o la Parmigiana en Italia, la Escalivada, en Cataluña, entre muchísimos otros.

Aunque estoy segura de que esta forma de prepararla os va a encantar, les voy a dar un truco por si os apetece freírla alguna vez. Si se pone la berenjena, ya cortada en rodajas, durante 24 horas en agua con sal, luego cuando la frías no absorberá grasas. ¿Por qué? Pues sencillo: la carne de la berenjena es cavernosa y está plena de aire. Si la ponemos en remojo ella sustituirá esos espacios por agua y no será capaz después, una vez puesta a freír, de hincharse con los aceites. Así que ya saben, si alguna vez os apetece freírla, ya sea rebozada o empanada, ponlas antes todo un día en agua con sal.  Ahora si vayamos a por nuestra receta de hoy.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Berenjenas empanadas al horno (2 personas)

  • 1 berenjena grande
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 1/2 taza de queso rallado (yo utilicé una mezcla pero usa tu preferido)
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 huevo batido
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar Berenjenas empanadas al horno (2 personas)

  1. En un plato o fuente mezcla muy bien el pan y el queso rallados, el tomillo y el orégano. En otro recipiente bate el huevo con una pizca de sal.
  2. Lava la berenjena y córtala en rodajas transversales de 1 centímetro o algo más (no tienes que medirlas 😉 fíjate en las imágenes). Salpiméntalas.
  3. Pasa cada rodaja primero por el huevo batido pinchándolas con un tenedor y posteriormente por la mezcla de pan rallado y queso. Colócalas en una fuente de horno con papel de hornear o en su defecto pinta con algo de aceite la placa para que no se peguen las berenjenas.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Hornea entre 170 y 180 grados Celsio durante unos 12-15 minutos, quizás antes dependiendo del horno. Cuando estén doradas pincha para chequear que ya están hechas.
  5. Sácalas del horno y sirve enseguida acompañadas con tomate frito y mayonesa o disfrútalas tal cual están.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Como ya habrán podido notar quienes me siguen, casi siempre las recetas están preparadas para dos personas, pero la mayoría son fáciles de interpretar si quieres hacerlas para más personas. En este caso, aconsejo hornear en dos tandas, a no ser que tengas más de una bandeja o placa de horno. La adaptación de los ingredientes es sencilla: solo doblar las cantidades . Ya veis, una receta fácil, sencilla, económica y saludable. Si quieres ver otra receta con berenjenas pincha estas Berenjenas rellenas gratinadas. O si prefieres completar el menú, acompaña la receta de hoy por estos Filetes de ternera al ajillo encebollados.

Garbanzos con chorizo: de la cocina tradicional española

19 Ago

Uno de los primeros platos tradicionales españoles, hecho en casa, que probé cuando llegué a España, fueron los garbanzos con chorizo. Me los preparó una amiga y compañera de piso y desde entonces se ganaron un lugar de privilegio en mi cocina. A menudo los preparo, con uno u otro tipo de chorizo, que siempre le dan a los garbanzos un toque distintivo. ¿Cuál más rico? Realmente no lo sé. Con chorizo dulce, con picante, fresco o tradicional, es que hay tanta variedad que todos le otorgan un sabor especial, como ha sido el resultado de éstos últimos garbanzos con chorizo de pavo que hoy quiero compartir.

Una cosa si no varía, al menos en los garbanzos que preparo de esta manera. Sea cual sea el chorizo que elija, el tomate que empleo es natural maduro y rallado en el mismo momento que voy a usarlo. No tengáis dudas, la diferencia es claramente palpable entre hacerlo así y cocinarlo con un tomate o salsa industrial. La otra cuestión es que los garbanzos con chorizo a la española se obtienen de cocer los garbanzos y escurrirlos para después saltearlos con el tomate y el chorizo. Por eso puedes utilizar un bote de garbanzos ya cocidos, o de lo contrario cocinar tú la legumbre como te explico más adelante.

Es una receta muy nutritiva, llena de proteínas tanto vegetales presente en los garbanzos, como de origen animal en el chorizo. Si es verdad que los garbanzos necesitan ser acompañados de pasta o arroz para sintetizar todos los aminoácidos necesarios al organismo, esta vez le vamos a poner algo de pan, yo utilicé de pita bajo en sodio, con lo cual la cuestión del balance nutricional queda saldada. Cebolla y ajo para defender el sistema inmunitario, y vitaminas, minerales y licopeno en el tomate, hacen de este plato, un plato saludable y sabroso. Entremos a la cocina.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

  • 400 gr de garbanzos cocidos y escurridos (si los vas a cocinar tú que sean 250 gr de garbanzos)
  • 200 gr chorizo de pavo Imperial (puedes utilizar el que prefieras o tengas a mano)
  • 1 cebolla
  • 3-4 tomates de pera maduros
  • 3 dientes de ajo (si cocinas los garbanzos tú necesitarás una cabeza entera)
  • 1 punta de guindilla (opcional)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • hojas de perejil para decorar
  • sal

Cómo preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Si vas a cocinar los garbanzos, deja una taza (250 gr) de garbanzos remojados en agua desde la noche anterior. Cocínalos con sal, 1/2 cucharadita de comino, una hoja de laurel y una cabeza entera de ajos sin pelar. En la olla a presión son 20 minutos a partir de que comience a liberar el vapor. En olla normal de 45 minutos a 1 hora dependiendo de la dureza del grano, aunque no es necesario que estén demasiado blandos. Escúrrelos, desecha los ajos y el laurel y resérvalos.
  2. Los garbanzos que ya compres cocidos, lávalos con agua bien fría en un colador, escurre bien y también reserva.
  3. Calienta el aceite en una sartén o cazuela de barro a prueba de cocción. Añade el ajo en láminas (si has cocido tú los garbanzos no pongas más ajo) y la punta de guindilla. Deja dorar y antes que pueda quemarse agrega la cebolla finamente picada en cubitos o brunoise y una pizca de sal.
  4. Cuando haya transparentado (pochado) incorpora el chorizo sin piel y troceado en medias lunas no muy finas. Para quitar la piel haz un corte transversal y despega con ayuda de la punta del cuchillo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Saltea y añade el tomate previamente rallado con un poco de sal, remueve para que se integre todo.
  6. Por último agrega el garbanzo bien escurrido, tapa y deja unos 10 minutos. Dos minutos antes destapa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¡Listos nuestros garbanzos tradicionales con chorizo!

Sírvelos en platos o cazuelitas de barro y decora con perejil

Como podrás apreciar, son más bien unos garbanzos fritos o salteados que un potaje. En España se suelen cocinar unos platos a base de garbanzos u otras legumbres, sobre todo en invierno, con los cuales se prepara una sopa que resulta el primer plato y luego el sólido se toma como segundo plato. Entre ellos, uno de los más famosos, contundentes y sabrosos, es el Cocido Madrileño. Os lo prometo pero hasta que el invierno no haga de las suyas otra vez, no hay Cocido Madrileño posible. Con estos calores imposible. Pero como ya sé que hay quienes me leen en otras latitudes les dejo este link.

Esta receta que he compartido hoy también puedes prepararla para 4 personas, doblando las cantidades por supuesto. Con respecto al pan, si no eres hipertenso escoge tu preferido, pero si sueles padecer de la tensión arterial te aconsejo mejor que le acompañes con algo de arroz blanco u otro pan bajo en sal. Espero que la disfruten tanto como lo hacemos en casa. Es una receta fácil y rápida para hacer incluso en los días de más prisas por salir de la cocina. Casi lo olvido, el agua de los garbanzos aprovéchala para hacerte una sopa o consomé. Un saludo.

Arroz de la huerta: receta en olla arrocera

31 Jul

Una de las recetas más populares de este blog, de las primeras que publiqué, el Arroz con pollo en olla arrocera, me está dando muchas alegrías últimamente. Las estadísticas lo ponen justo en la cima, y detrás van el Solomillo de pavo en salsa de manzana y la Crema de Mantequilla: cobertura para pasteles, en tercer lugar. Viendo el interés que despierta esta primera receta en olla arrocera, voy a tener que ponerme en función de agregar algunas más. Por el momento, hoy voy a dejarles con un arroz con lo mejor de la huerta. Hortalizas y vegetales que creo están disponibles todo el año en fruterías y supermercados, al menos aquí en España.

A esta propuesta de hoy no le puse proteína animal ninguna, pero podéis ponerle algunas masas de pollo, pavo, cerdo o un buen chorizo español, o si sois más de mar unos camarones pelados, cangrejo o pescado favorito y os quedará aún más sabroso y completo. Sea la carne que sea, o pescado, siempre agregarlo al sofrito y cocer antes de agregar el arroz y ponerlo a cocinar en la olla arrocera. A este arroz de la huerta que preparé no puse proteína dentro porque esta vez fue el complemento de este Solomillo de cerdo en salsa dulce de mostaza. Nada más que ponernos el delantal y a cocinar.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Arroz de la huerta en olla arrocera

  • 2 tazas arroz bomba (Brillante sabros)
  • 4 tazas de caldo de vegetales o pollo (puedes utilizar 2 pastillas Gallina Blanca disueltas en 1 litro de agua hirviendo y dejarlo enfriar)
  • 1 brócoli pequeño
  • 1 berenjena pequeña
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramito de cilantro
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 1 puntica de comino tostado en polvo
  • 1 puntica de azafrán en polvo (puedes usar en hebras hidratadas en 1/2 vaso del caldo de pollo o vegetales)
  • 5 cucharadas de aceite de oliva (preferentemente virgen extra)
  • sal
  • pimienta negra

Cómo preparar Arroz de la huerta en olla arrocera

  1. Separa las ramitas del brócoli, trocea en cubitos pequeños la berenjena, el calabacín y el pimiento verde; las zanahorias en medias lunas finas; el puerro y la cebolla en brunoise. Salpimenta. Reserva todo.
  2. Pela el ajo y májalo en un mortero con una pizca de sal y el comino.
  3. Pon a calentar el aceite en una sartén. Añade el ajo bien majado y a continuación la cebolla y el puerro. Deja pochar.
  4. Si decides agregar carne o pescado, este es el momento. Recuerda sazonar antes. Cocina hasta que dore.
  5. Incorpora el pimiento y la zanahoria, deja unos 5 minutos más.
  6. Añade el brócoli, saltea un par de minutos.
  7. Separa del fuego. Añade la berenjena y el calabacín en el último momento para que no se deshagan cuando cocines todo junto con el arroz. Agrega el pimentón de la vera, el cilantro finamente picado y la hoja de laurel.
  8. Dependiendo del arroz que utilices lávalo o no. Si es un arroz con mucho almidón saltéalo al final junto con el sofrito de las verduras. El Brillante Sabroz no necesita ser lavado, así que lo agregué a las verduras en el último momento.
  9. Mide 4 tazas de caldo y ponlas en la olla arrocera. Agrega el azafrán y a continuación incorpora la sartén con las verduras y el arroz mezclado. Pon la salsa de tomate o tomate frito. Rectifica de sal.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  10. Enchufa, enciende y la olla arrocera hará el resto.

Recuerda que los ingredientes no pueden estar calientes y menos el caldo con que se cocinará el arroz, porque se disparará el mecanismo de la arrocera antes de que todo se haya cocinado. En cuanto el dispositivo te indique que se terminó la cocción, desenchufa de la corriente y déjalo reposar, antes de revolver, unos 8 a 10 minutos. Remueve y sirve enseguida. Una receta con todos los nutrientes de estos vegetales muy bien aprovechados.

Ten en cuenta, si adicionas el extra de carne o pescado, la cantidad de los ingredientes. Yo te aconsejo que pongas la mitad de lo aquí explicado y tampoco te pases poniendo demasiado de ese extra. ¡Qué aproveche! 🙂

Ensaladilla de zanahoria rallada: una receta fresca a tono con el verano

17 May

Ahora que se acerca el verano, y con él, el calor y los días de mucho sol, estaría muy bien tener siempre a mano una receta fresca y nutritiva. La que propongo hoy, además de estar muy rica, tiene una propiedad añadida. Como la base es la zanahoria, rica en beta-carotenos que podemos identificar por su color naranja, esta receta, además de saciarnos, facilitará la protección de nuestra piel de los radicales libres y hará posible que nuestro bronceado sea más duradero y saludable.

Al consumir la zanahoria cruda aprovecharemos mejor todas las propiedades que nos ofrece esta hortaliza, disponible todo el año y además muy económica. Entre sus valores más significativos: ayudan a mantener la salud intestinal evitando el estreñimiento y algunos parásitos como las lombrices intestinales, también evita la aparición de diverticulosis o tumores y cáncer de colon.

Incluirla en nuestra dieta facilitará que tengamos garantizadas nuestras necesidades de carotenos, sin los cuales nuestra vista podría verse perjudicada con la aparición de ceguera nocturna, cataratas y envejecimiento en general. Con una adecuada ingesta de carotenos, presentes en la zanahoria y otros alimentos con este color anaranjado, podemos evitar la sequedad de la piel o por el contrario el acné. Por eso es muy común el uso de la zanahoria en la cosmética natural.

Por otra parte y para aterrizar en nuestra receta, señalar que al poseer elementos alcalinizantes y depuradores de la sangre, la zanahoria es otro fuerte aliado en la lucha contra el colesterol y la arteriosclerosis. ¿Os animáis entonces a preparar esta ensaladilla de zanahoria rallada?

ensaladilla de zanahoria rallada 2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ingredientes para preparar Ensaladilla de zanahoria rallada

  • 3-4 zanahorias
  • 1/2 cebolleta finamente picada
  • 2 latas de atún al natural escurridas (puedes utilizar en aceite pero deberás escurrirlo bien y tener en cuenta que suma calorías)
  • 4 palitos de cangrejo picados en 4
  • 1 manzana troceada en cubitos (yo puse una Golden pero puedes poner tu preferida)
  • 6-7 cucharadas de mayonesa ligera (yo utilizo una Ligeresa)
  • 8 aceitunas rellenas de anchoa troceaditas
  • sal

Cómo preparar Ensaladilla de zanahoria rallada

  1. Lava las zanahorias y con un cuchillo ráspalas muy bien. Rállalas con un rallador fino, espolvorea un poco de sal al gusto y mezcla bien.

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  2. Agrega todos los ingredientes sólidos: cebolleta finamente picada, el atún escurrido, los palitos de cangrejo troceaditos, las aceitunas y la manzana, a la cual dejo la piel pero si prefieres puedes retirarla. Mezcla bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Teceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  3. Por último agrega la mayonesa ligera, remueve y chequea que todo haya quedado bien untado.

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Lista esta sencilla pero rica ensaladilla de zanahoria que podrás utilizar de acompañamiento para pescados y carnes, o simplemente para disfrutar así sola, como suelo hacer yo en la cena. Puedes rallar toda la zanahoria que quieras y guardarla en la nevera bien tapada. Así cuando te apetezca solo tendrás que ponerte a preparar los ingredientes que lleva. Si le pones imaginación puedes agregarle otros que te gusten. El huevo cocido le va fenomenal a esta ensaladilla y si en vez de mayonesa quieres aliñarla con un buen aceite de oliva y una vinagreta, adelante.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ensalada de espinacas con jamón y piña

20 Dic

Hace unos días compré una piña preciosa que estaba tan apetitosa por fuera como por dentro. Y es que ésta es época de la reina de las frutas, y la podemos encontrar en todas las fruterías y supermercados, procedentes de varias regiones tropicales, sobre todo del Sur y Centroamérica, donde este cultivo resulta asombrosamente dulce.

Es el momento de ellas, por eso suelen estar más baratas. En cuanto a sus propiedades, es indiscutible su efecto beneficioso contra las cardiopatías, trombosis, hipertensión y  mala circulación sanguínea, gracias a su efecto anticoagulante. La piña en muy digestiva. Sobre todo si se come después de las comidas ayudará a evitar la pesadez, la acidez de estómago y los gases intestinales.

Podría seguir mencionando sus múltiples beneficios, pero voy a terminar hablando a favor de la piña en las dietas de control y reducción de peso, gracias a su bajo valor calórico, alto poder en fibra y quema grasas, y su gran fuente de vitamina C. Tengo comprobado que es excelente entre comidas y después de ellas para saciar el apetito y comer menos de otros alimentos pesados y muy calóricos.

En fin que como es protagonista de nuestra receta de hoy no podía dejar de hablar un poquito de esta indiscutible reina de frutas. Y para los que no gustan de las espinacas crudas, con esta ensalada vais a querer repetir. Vayamos directo a la cocina.

la foto (1)

Ingredientes para preparar ensalada de espinacas con jamón y piña

  • 100 gr de espinacas
  • 3 rodajas de piña pelada
  • 4 lonchas de jamón cocido
  • 2 tomates maduros

Para el aliño:

  • 2 cucharadas colmadas de mostaza de untar
  • 1  1/2 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de vinagre de jerez
  • 1 pizca de pimienta negra

Cómo preparar ensalada de espinacas con jamón y piña

  1. Disponer las espinacas troceadas en una fuente para ensaladas.
  2. Corta en cubitos los tomates y la piña y agrega a la fuente.
  3. Corta el jamón en tiras e incorpóralo.
  4. Ahora procede a preparar el aliño, tan fácil como poner en un vaso u otro recipiente las cucharadas de mostaza, la miel, el vinagre de jerez y la pimienta negra, mezclar muy bien para que quede todo bien incorporado y regar la ensalada con este aliño. Listo para disfrutar.

Si en vez de jamón quieres ponerle pollo, o los dos, adelante. La piña y el pollo combinan estupendamente y con este aliño agridulce tendrás unos sabores para recordar. Ésta puede ser  una buena elección para acompañar un plato principal y desde luego puede ser plato único para una cena ligera.

Para los amantes de las ensaladas con frutas como yo, ésta es una opción diferente que anima a alejarnos de las siempre bienvenidas lechugas. No es que no me guste la lechuga, pero unas espinacas frescas y crudas son una elección de lujo saludable. A ver si me contáis lo bien que les ha ido con esta receta tan sencilla y rápida de hacer.

Crema de Calabacines: receta fácil y saludable

26 Nov

Para comenzar la semana compensando cualquier exceso del fin de semana, les traigo esta deliciosa crema de calabacines, tan fácil de hacer, saludable e igualmente deliciosa. Ya sabemos de sobra, nos lo tienen bien machacado, que los productos que más nos gustan son casi siempre una bomba de tiempo para nuestro organismo. También sabemos que lo mejor es tener una dieta balanceada donde primen las frutas y verduras sobre las grasas, carnes rojas y los azúcares. Yo no me privo de ninguno. La cuestión es saber equilibrar la balanza y sobre todo sacarle mejor partido a aquello que ciertamente nos beneficia.

A veces por facilismo, falta de tiempo o un poco de imaginación renunciamos a todo el sabor que podríamos sacarle a un par de calabacines, a un manojo de brócoli o unas judías verdes planas. A mi me encantan todos sin excepción y busco la forma de prepararlos de distinta manera, más allá de la simple cocción en agua, donde se quedan todos sus minerales y vitaminas.

Hoy vamos a preparar una crema de calabacines que a los peques les encantará y a los mayores también, claro está. Y aunque vamos a agregar algún que otro ingrediente con más salero, seguirá siendo una receta perfecta para aquellos que están sometidos a una dieta de adelgazamiento o de control de peso, ya que el calabacín tiene muy poco aporte calórico, debido a que su composición fundamental es el agua.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para Preparar Crema de Calabacines para 4 personas

  • 2 Calabacines grandes
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñitas
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • unas hojas de cilantro
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pastilla de caldo de pollo diluida en 500 ml de agua
  • 3 porciones de quesitos para fundir tipo La Vaca que Ríe light
  • sal y pimienta al gusto

Cómo preparar nuestra Crema de Calabacines

  1. Cortamos nuestras verduras en trozos (no tienen que ser muy pequeñas porque más tarde vamos a triturar todo).
  2. Ponemos a calentar nuestras 3 cucharadas de aceite en una sartén profunda donde podamos colocar todos nuestros ingredientes cómodamente. Cuando esté caliente agregamos el ajo, la cebolla y el puerro en ese orden. Dejamos pochar hasta que la cebolla y el puerro se transparenten.
  3. Agregamos entonces la zanahoria y nuestro calabacín troceado y salpimentamos (ojo con la sal porque vamos a utilizar una pastilla de pollo que generalmente ya trae. Yo uso Gallina Blanca que tiene menos sodio y no tiene conservantes ni colorantes).
  4. Dejamos sofreír todo unos 3 ó 4 minutos y a continuación vertimos el caldo de pollo con cuidado de no pasarnos si no queremos obtener una sopa en vez de crema. (Yo suelo dejar de echar caldo antes de cubrir todos los ingredientes. Reservo el caldo que me quede y al final, cuando bato todo, si me queda demasiado espeso entonces agrego más caldo).
  5. Sumamos por último las hojas de cilantro y nuestras porciones de la Vaca que Ríe light y dejamos cocer a fuego vivo, bien tapado, hasta que comprobemos que las zanahorias están blandas. Digo las zanahorias porque los calabacines siempre se ablandan primero.
  6. Cuando hayamos comprobado que está todo bien cocido, retiramos del fuego, dejamos reposar unos minutos y dependiendo de si la batidora aguanta temperaturas elevadas batimos inmediatamente o esperamos a que se atempere.
  7. Por último servimos y coronamos con unas pipas mondadas o semillas de girasol.

A mi me encantan estas pipas, y a falta de unos ricos croutons, suelo ponerle algún fruto seco que aporta más proteína, vitaminas y minerales que el propio pan. Una receta para calentar las cenas de invierno, fría en verano o como primer plato de un menú bien equilibrado. Espero os animéis con esta rica crema de calabacines.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.

myTREcetas

Para descubrir nuevos sabores y momentos.