Anuncios
Tag Archives: carne picada

Picadillo a la habanera: un clásico de la cocina cubana

2 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

A inicios de mi experiencia en la cocina de este rincón virtual compartí una receta de tamalitos de col o repollos envueltos, rellenos de picadillo a la habanera, cuya receta retomo hoy con algunos ajustes que me parecieron oportunos compartir, ya que además de utilizar otros ingredientes, sin saltar los que no pueden faltar a este plato de la gastronomía cubana, ha quedado realmente delicioso, casi como el de mi abuela, y digo casi porque es muy difícil igualar la sazón de nuestras mayores, incluso si has crecido viendo cada detalle y mimo que dedican a nuestras comidas.

Como es casi norma en Cuba, el picadillo a la habanera se come con arroz blanco desgranado que puedes preparar de la forma que te muestro AQUÍ o de otra manera, también efectiva y más rápida, que encontrarás más abajo en esta misma receta. Para hacer una completa estoy segura que mis paisanos incluirían unos plátanos machos maduros fritos, los mismos que ponemos a lo que se conoce aquí en España como arroz a la cubana. Para esta combinación son mis preferidos, pero tal vez unos tostones o mariquitas os pueda servir también para el menú.

 Ingredientes para preparar Picadillo a la Habanera (4 personas)

  • 300 gr carne picada mixta vacuno/cerdo
  • 2 patatas cortadas de cubitos
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo morrón o de asar
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 tomates bien maduros
  • 1 vasito de vino tinto (100 ml aproximadamente, también puedes utilizar blanco)
  • 1 puñado de pasas
  • 6-7 aceitunas sin hueso troceadas
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de mezcla de cilantro con achiote*
  •  pimienta negra
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional) para rectificar la acidez del tomate
  • sal al gusto

Cómo preparar Picadillo a la Habanera

  1. Pula y trocea las papas en cubitos pequeños, ponlas un rato en agua con sal y después de escurridas fríelas en aceite de oliva suave antes o durante la preparación de nuestro picadillo. Pásala por papel de cocina una vez fritas para retirar el exceso de grasa y resérvalas.
  2. Pela y pica el ajo en finas láminas, ponlo a dorar en las 3 cucharadas de aceite de oliva caliente con cuidado de no quemarlos. Antes de que pueda suceder añade la cebolla muy finamente cortada en brunoise. Corta los dos tipos de pimientos en cubitos no necesariamente demasiado pequeñitos e incorpóralos una vez la cebolla esté pochada (transparente). Pon una pizca de sal y deja sofreír a fuego medio unos 3-5 minutos vigilando que no se queme.
  3. Mientras, sazona la carne con sal y pimienta, y escalda, pela y trocea los tomates que no te tomará más de 2 o 3 minutos.
  4. Echa la carne sazonada a la cazuela o sartén (asegúrate de utilizar una que puedas tapar más tarde) con la cebolla y los pimientos, desbarata bien la carne, mezclando todo muy bien y deja que se dore toda, para ello remueve cada rato, esto te llevará unos 5 a 8 minutos a fuego vivo pero no demasiado alto.
  5. Una vez toda la carne haya cambiado su color añade el vino a fuego fuerte hasta que se evapore y a continuación suma el tomate muy bien troceado, el comino y la mezcla de achiote y cilantro y remueve todo muy bien, agrega las pasas, las aceitunas troceadas y las alcaparras y vuelve a mezclar. Tapa y deja cocinar 20 minutos.
  6. Transcurrido el tiempo destapa y rectifica de sal y añade la cucharadita de azúcar si fuera necesario aunque con el dulzor de las pasas debe ser suficiente para neutralizar la acidez del tomate. Si aún la salsa te parece muy líquida déjala otros pocos minutos destapada, pero no la seques demasiado porque este plato necesita de ella para untar el arroz blanco.
  7. Incorpora en el último momento las papas fritas, mezcla y reserva caliente mientras preparamos el arroz blanco desgranado.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para el arroz necesitaremos:

  • 1 taza de 250 ml de arroz  largo (unos 250 gr)
  • 1 1/2  taza de agua (380 ml)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Cómo cocinar el arroz:

  1. Pon la medida de arroz en un colador y lava muy bien hasta que salga el agua transparente.
  2. Mientras pon a hervir el agua en una cazuela honda y amplia con tapa. Una vez alcance el punto de ebullición añade la sal y baja bien el fuego (para que calcules más o menos en una intensidad máxima de 9 ponlo al 3).
  3. Añade el arroz, tapa y deja cocinar hasta haya absorbido toda el agua y el grano esté cocido (entre 8-12 minutos dependiendo del fuego).
  4. Transcurrido el tiempo apaga el fuego, añade un hilo de aceite, vuelve a tapar y deja reposar entre 5 y 10 minutos.
  5. Pasado el tiempo de reposo destapa y remueve todo para que no queden granos pegados. Verás que el arroz así te queda especialmente desgranado.

Ahora solo queda servir el arroz coronado con el picadillo a la habanera y a disfrutar. Este arroz es el mismo que podemos preparar para un arroz a la cubana, con su huevo frito, tomate y los platanitos.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Recuerda que puedes acompañarlo de plátanos, fritos o maduros naturales, o tosotones. Puedes disfrutarlo como plato único o de segundo con una ensalada de tomate, aguacate y aros de cebolla como primero.

*El achiote es un condimento y colorante natural rojizo muy empleado en la cocina de América y el Caribe. Tiene múltiples usos medicinales y sobre todo para dar color, las civilizaciones antiguas de los mayas e incas los empleaban como especie en sus preparaciones culinarias e incluso en sus pinturas para el cuerpo. Si os encontráis en algún producto industrial el código E160b dentro de los ingredientes estarán en presencia de un alimento que ha utilizado achiote para dar color.

Anuncios

Lasagna de pollo y pavo con zanahoria y guisantes

2 Dic
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Me encanta la lasagna, sea cual sea el relleno, pero su preparación me solía dejar a menudo insatisfecha. En mis primeras incursiones las placas siempre fueron las autoras de mis dolores de cabeza, unas veces por la mala calidad, otras porque la forma de hacerlas, aún bajo las indicaciones del fabricante, me dejaban ingratamente sorprendidas.Pero desde que probé el truco de ponerlas poco a poco a cocer según se montan las capas, la historia cambió por completo y ya no me asusta el trabajo con la pasta.

La cuestión es conseguir un relleno sólido, una bechamel espesa y unas placas solo sumergidas un par de minutos en el agua hirviendo sin llegar a cocerlas del todo. El horno las terminará de dejar al punto. Para la receta de hoy, he preparado un picadillo con pollo y pavo enriquecido con tomate, zanahoria y guisantes, la bechamel que no puede faltar y esta vez utilicé una mezcla de queso manchego semicurado y mozzarella.

Ingredientes para preparar Lasagna de pollo y pavo con zanahoria y guisantes (4 personas)

  • 250 gr carne picada de pollo y pavo
  • 100 gr de queso manchego semicurado (emplea un Parmesano si lo prefieres)
  • 9 placas de pasta aproximadamente (puede variar de acuerdo al tamaño del molde por ello ten un paquete entero a tu disposición)
  • 100 gr de queso mozzarella
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 3 tomates maduros
  • 1 zanahoria grande
  • 1 taza de guisantes (yo utilicé de bolsa congelada)
  • 3 cucharadas de aceite virgen extra
  • 1/2 cucharada de tomillo seco
  • 1/2 cucharada de orégano seco
  • pimienta
  • sal

Para la bechamel:

  • 5oo ml de leche
  • 65 gr mantequilla + 1 cucharadita para el fondo del molde (opcional)
  • 65 gr de harina de trigo
  • pizca de nuez moscada
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar Lasagna de pollo y pavo con zanahoria y guisantes

Relleno:

  1. En una sartén con el aceite caliente pon el ajo bien troceado y una vez dorado agrega la cebolla y la zanahoria picadas en brunoise (cubitos muy finos).  Deja pochar hasta que ablande y transparente la cebolla.
  2. A continuación añade los tomates pelados y troceados. Para quitar la piel sin dificultad deberás escaldarlos antes. Pincha el enlace anterior para ver el paso a paso. Añade sal y deja que todo se sofría durante unos 8 minutos o hasta que el tomate haya quedado cocinado y desecho.
  3. Incorpora la carne picada, previamente sazonada con sal, pimienta, orégano y tomillo, así como los guisantes, mezcla bien todo y deja cocinar unos 10 minutos primero con la sartén tapada y otros 5 minutos destapada hasta que haya absorbido toda la salsa posible. Queremos un relleno con poca agua para obtener una lasagna más firme. En lo que termina de cocinar el picadillo y reposa ponte a preparar la bechamel.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Bechamel:

  1. En otro recipiente derrite poco a poco la mantequilla. En un tercer cazo calienta a fuego lento la leche.
  2. Una vez derretida la mantequilla añade la harina tamizada para evitar la formación de grumos.
  3. Incorpora la leche ya caliente, sazona con sal, pimienta y nuez moscada al gusto y lleva a ebullición con el fuego bajo a medio removiendo para que no se pegue o formen grumos. Cocina hasta obtener una salsa espesa.

Montaje de la lasagna:

  1. Primeramente precalienta el horno a 180 grados. En una sartén (yo utilizo una de fondo amplio) lleva a ebullición agua con sal. Una vez conseguido baja el fuego un poco y mantén así  durante todo el proceso de montaje. Pon las placas de pasta de tres en tres en el agua. Se trata solo de ablandar durante un par de minutos la pasta para lo cual ve poniendo a cocer de acuerdo vayas haciendo capas de lasagna.
  2. He utilizado un solo molde rectangular mediano. Sea cual sea el que utilices engrasa con un poco de mantequilla extra o si lo prefieres pon un poco de la bechamel solo para evitar que se peguen las placas al molde.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. A continuación coloca las primeras placas que deberás cortar si fuera necesario, como en este caso, para cubrir completamente todos los espacios vacíos. Añade una primera capa de picadillo, encima una de bechamel, espolvorea con un poco de ambos quesos y otra vez cubre con las placas que habrás puesto en el agua hirviendo en lo que vas formando pisos. Procede de igual forma unas dos veces más dependiendo de la altura del molde y finaliza con picadillo, bechamel y una generosa capa de quesos.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

  4. Pon el horno durante unos 12-15 minutos a 180 grados y luego gratina a temperatura máxima unos 3 minutos más. Saca del horno y deja reposar unos 10 minutos antes de cortar y servir.

Listo, aquí tienes una lasagna muy rica en que conjugas carne y verduras, y con un toque más ibérico si empleas un queso manchego como el de la receta. En casa nos encanta el queso español y por eso siempre ando buscando la manera de incorporarlo. Espero que esta receta os anime a preparar lasagna, una receta diferente que también puede acompañarnos durante las fiestas de diciembre.

Fajitas rellenas de carne con pimientos de padrón y cebolla confitada

4 Nov
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cuando pensamos en fajitas siempre giramos la vista instintivamente al México lindo y querido de la canción. Y un poco, pero solo un poco de su sazón característica, tiene esta propuesta que os traigo hoy, donde se conjugan ingredientes que le otorgan un carácter internacional. Tortillas de maíz y un picadillo con un toque picante que nos recuerdan el país centroamericano, lo acompañamos con unos pimientos de padrón de Galicia, unas cebollitas francesas y una salsa de yogur para refrescar los sabores, que repito están más a la medida de quienes no estamos acostumbrados al fuego de los chiles más duros.

Estas fajitas de carne ya veréis lo fácil que podréis prepararlas, con ingredientes muy sencillos, naturales, fáciles de encontrar y sin tener que recurrir a productos pre-elaborados industrialmente. Yo os propongo un plato completo que podréis variar a vuestro gusto. ¿Que no tienes los pimientos de padrón o las cebollas francesas? Entonces opta por trocear unas patatas en gajos, aliñarlas con aceite de oliva, sal de ajo y alguna hierba aromática y hornearlas hasta que estén doradas para que las acompañes con la riquísima salsa de yogur que también os presento.

Y no me extiendo más que en esta receta no van una sino tres y mi deseo es que nos pongamos ya manos a la obra con estas Fajitas de carne con pimientos de padrón y cebolla confitada.

Ingredientes para preparar Fajitas de carne con pimientos de padrón y cebollas confitadas (para 4 personas)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para el relleno de las fajitas:

  • 8 tortillas de maíz
  • 400 gr de carne picada (yo empleé mezcla de cerdo y ternera pero puedes utilizar también de pollo o pavo)
  • 1 pimiento rojo grande
  • 3 tomates maduros pelados y troceados
  • 1 cebolla
  • 4-5 dientes de ajo
  • 4-6 rodajitas de jalapeños en vinagre
  • 3-4 cucharaditas de pimentón picante (yo utilicé de la vera)
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • 1 cucharadita de cilantro molido o 1 cucharada fresco finamente picado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • sal

Pimientos de Padrón:

  • 400 gr de pimientos de padrón
  • un chorro de aceite de oliva virgen extra
  • sal gorda

Cebollas confitadas:

  • 8 cebollitas francesas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pizca de sal

Salsa fría de yogur:

  • 2 yogures naturales Griego sin azúcar
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • 1 diente pequeñito de ajo (puedes utilizar ajo deshidratado o en polvo)
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón (opcional)
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de perejil
  • sal

Cómo preparar nuestras Fajitas de carne con pimientos de Padrón y cebollas confitadas

Relleno y cebollas confitadas:

  1. Primero que nada pon a cocinar las cebollitas francesas enteras con las dos cucharadas de aceite y una pizca de sal, a fuego muy bajo y lentamente, con el objetivo de que queden caramelizadas o confitadas. Generalmente el confitado consiste en cocer muy lentamente los alimentos cubiertos completamente de un elemento graso como el aceite por ejemplo, pero en el caso de hoy vamos a lograr un efecto muy parecido con muy poco aceite. En lo que preparamos todo, las cebollitas tendrán tiempo suficiente de quedar blandas y doradas. De vez en cuando dales la vuelta.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  2. Vamos al relleno, para lo cual pon en un recipiente la carne picada con sal, pimienta y las 4 cucharaditas de pimentón picante, mezcla bien y deja en la nevera mientras preparamos el resto de los ingredientes.
  3. Pela los ajos y déjalos bien majados con ayuda del mortero. Corta el pimiento y la cebolla en juliana no muy fina. Escalda los tomates para que les retires la piel sin complicaciones, trocéalos y ponles un pelín de sal. Haz un picadillo con las rodajitas de jalapeños en vinagre.
  4. En una sartén caliente el aceite de oliva y una vez caliente echa los ajos bien majados. Antes de que los ajos puedan quemarse agrega la cebolla y el pimiento rojo, ponles otro pelín de sal. Déjalos pochar. Yo prefiero ir poniendo sal, muy poquito a poco, así controlo más las cantidad al final.
  5. Añade la carne que tenías reservada en la nevera, mezcla bien y no permitas que se hagan pelotas. Una vez haya cambiado de color agrega el tomate troceado, el picadillo de jalapeños, el cilantro y el perejil, mezcla bien, tapa y deja cocinar unos 15 minutos.
  6. Destapa y si tiene mucha agua la carne deja reducir destapado otro rato.
  7. Una vez terminado el relleno reserva caliente.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Pimientos de Padrón:

  1. Lava y seca los pimientos de padrón.
  2. En una sartén espaciosa pon las cucharadas de aceite de oliva preferentemente virgen extra. Deja calentar muy bien y a continuación echa los pimientos. Asegúrate de tener una tapa que encaje perfectamente en la sartén para que no te salte el aceite aunque sea poco. Esta es la forma en que suelo hacerlos últimamente y quedan tan buenos como si los hiciera de la forma tradicional en abundante aceite. La ventaja es que tienen mucha menos grasa.
  3. Una vez dorados, sácalos a una fuente con papel absorbente para que eliminen el aceite de más y luego ponles sal gorda a la hora de servir.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Salsa de yogur: 

  1. Mezcla los dos yogures con el ajo bien majado, la mayonesa, la mostaza, sal al gusto, las hierbas aromáticas y la ralladura de limón (opcional). Con un tenedor o varillas de mano integra todo muy bien y deja reposar mientras vamos con los últimos momentos de nuestra receta.

Tortillas de maíz:

  1. Las tortillas de maíz, que puedes comprar en cualquier supermercado, ponlas a calentar en el microondas de dos en dos, o individualmente, durante unos 15 segundos. No las dejes más tiempo que se inflan o endurecen.
  2. Después de una última mirada a nuestras cebollitas, que ya habrán estado como poco unos 40 minutos sino más confitándose, rellena las fajitas con picadillo suficiente pero no demasiado para que las puedas doblar y comer más fácil. Acompaña de los pimientos de padrón y dos cebollas por persona. La salsa de yogur úntala en las tortillas que hayan podido quedar sin relleno. Para ello pícalas en triángulos y úsalas a tu comodidad.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Con esta cantidad de relleno tendrás suficiente para dos fajitas por persona si os parece una muy poco. La verdad es que yo me controlé los deseos de una segunda y la dejé para la cena, pero mi novio no pudo hacer lo mismo, así que ya sabéis, para que no os tome de sorpresa.

Como en casa nos gusta el picante, en el último momento puse unas gotas de tabasco y otras dos rodajas de jalapeños en vinagre dentro de las fajitas, pero sin ellos van ya de maravillas. Os lo comento porque siempre es una opción para llevar a la mesa si tenéis invitados cuyos gustos no conocéis.

Musaka griega, que no lasagna

28 Oct

Hoy quiero compartir en este espacio una musaka que no ha sido preparada en mi cocina. Sin embargo un resultado tan apetitoso a la vista y al paladar no podía dejarle pasar así. Con el consentimiento expreso de su autor, nuestro buen amigo Ernesto Celis, a quien me une entre otras cosas el amor por el buen comer y cocinar con no menos placer, aquí os traigo su receta, un plato que, aún con una pequeña adaptación, estoy segura os encantará tanto como a mi.

La musaka o mousaka, la variación griega que es la más difundida internacionalmente, se prepara originalmente con carne de cordero. La que os presento hoy está elaborada con ternera, pero no por ello deja de estar menos sabrosa. Aunque suele ser una receta tradicional en la cocinas de los Balcanes y el Medio Oriente, la más popular es la forma en que se prepara en Grecia, con berenjenas como capas entre las que van generosamente dispuestas carne y salsa blanca o bechamel, horneadas y gratinadas con queso. Nos recuerda un poco a la lasagna, pero su origen es otro, de ahí la especificación del título.

En países como Serbia, Bulgaria, Rumanía se utilizan patatas en vez de berenjenas, en otros sitios del cercano o más lejano Oriente suele variar y a veces presentarse como una ensalada cocinada a base de tomates y berenjenas. Y aterrizando en nuestra musaka de hoy, en su proceso de elaboración, con este paso a paso fotográfico os resultará francamente fácil poder disfrutarlas sin salir de casa. Aunque en las imágenes van igualmente incluidos los ingredientes y otros detalles, aquí os los dejo como siempre.

Gracias Erne por regalarnos esta maravilla de receta. La próxima va con cordero y el mismo mimo que le has puesto.

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Ingredientes para preparar Musaka griega (para 6 personas)

  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 kg de carne picada de ternera (utiliza la que prefieras)
  • 1 kg de berenjenas
  • 3 tomates grandes
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 manojo de menta fresca
  • 1 taza de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta
  • sal
  • queso rallado para gratinar (emplea tu favorito)
  • bechamel

Ingredientes para preparar tu propia bechamel:

musaka02

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

  • 125 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla
  • 1 litro de leche
  • ralladura de nuez moscada
  • sal (ojo no te pases si utilizas una mantequilla salada)
  • pimienta

Cómo preparar la Bechamel:

Una colaboración de Ernesto Celis para Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Lista la bechamel. Ten en cuenta que puedes hacerla en el mismo momento de utilizarla o antes de comenzar con la preparación de las berenjenas y la carne picada.

Cómo preparar la Musaka griega:

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Colaboración de Ernesto Celis en Tras La Receta

Ahora sólo queda invitaros a probar esta musaka, una forma de empezar la semana bien arriba y enganchados a la cocina. Con esto espero haberos recompensado con tantos días alejada de este, uno de mis rincones favoritos.

Para aquellos que me leen por primera vez y deseen ver algunas de mis recetas, aquí os dejo unos enlaces donde berenjenas y carne picada van también de la mano. ¡Feliz inicio de semana!

https://traslareceta.wordpress.com/2013/09/10/berenjenas-empanadas-al-horno-receta-facil-y-sin-grasas/

https://traslareceta.wordpress.com/2012/12/04/berenjenas-rellenas-gratinadas-receta-paso-a-paso/

Papas rellenas: receta cubana paso a paso

18 Jul

Como había comentado en el pasado post de los Montaditos gratinados de merluza con patatas duquesa hoy traigo una receta representativa de la comida criolla cubana, un clásico y socorrido plato que con mucha papa y poco relleno hace las delicias en cualquier momento del día o de la noche. Generalmente el mencionado relleno suele prepararse a base de carne picada o picadillo (como en la Isla se dice) de lo que haya en el momento. De picadillo de soja, por ejemplo, un sustituto que llegó con la más cruda época de escaseces y que aún hoy persiste, para bien o disgusto de unos y otros. Lo cierto es que a mi abuela le quedaba riquísimo como quiera que lo preparaba: en croquetas, en fritas (una especie de pequeña hamburguesa casera) o con las papas rellenas.

No quiero extenderme contando mucho de las papas rellenas que se hacen en Cuba porque con este paso a paso ya me extiendo bastante. Sí quiero advertir de las diferencias que existen con las patatas rellenas que se hacen en otros lugares, como aquí en España por ejemplo, donde van al horno y no al aceite hirviendo; donde se come con piel y no dan tanto trabajo como las cubanas. Es cierto que son algo trabajosas, pero para nada difíciles. Después que vean el paso a paso se convencerán de ello, y por supuesto después de la labor vale la pena sentarse a disfrutarlas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Papas rellenas cubanas (4 personas)

  • 5 papas o patatas 
  • 40 gr mantequilla (opcional)
  • 2 huevos batidos
  • pan rallado
  • 250 gr de picadillo o carne picada (usa el que prefieras)
  • 1 cebolla picada finamente en brunoise
  • 4 dientes de ajo majados
  • 1/2 pimiento rojo troceado en muy pequeños cubitos
  • 1/2 cucharadita orégano
  • 1/2 cucharadita tomillo
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal
  • pimienta negra

Cómo preparar Papas rellenas cubanas

Para el relleno de picadillo:

  1. Salpimenta la carne picada a tu gusto y mézclala con el ajo majado, el orégano y el tomillo. Pon el aceite a calentar y echa a pochar la cebolla y el pimiento muy bien picado.
  2. Una vez haya transparentado la cebolla incorpora la carne y deja que dore antes de poner el tomate frito (puedes usar tomate natural triturado, como prefieras). Revuelve bien para que se integre todo y si tiene mucho líquido déjalo destapado unos 8 minutos. Si de lo contrario tiene poco tápalo y déjalo cocinar el mismo tiempo.
  3. Una vez esté listo el picadillo, resérvalo en otro recipiente alejado del calor para que se atempere mientras preparamos el puré.

Ten en cuenta que el relleno deberá estar más bien sólido para que no se nos salga todo cuando formemos las papas. Mientras más reposado esté mejor será trabajar después.

Manos a la obra con las papas:

  1. Pon a cocer las papas o patatas en agua hirviendo con sal. Deja unos 10 minutos dependiendo del tamaño en que hayas cortado las patatas.
  2. Haz un puré y añade la mantequilla o no. Rectifica de sal y deja reposar hasta que se atempere.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Transcurrido el tiempo prudencial, con ayuda de una cuchara sopera coge primero una cantidad suficiente para hacer una bola y moldear de manera que dejemos un hoyo en el centro para poner una cucharadita y algo más de picadillo, según el tamaño de la papa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Con la otra mano coge un poco más de puré aplástalo un poco con los mismos dedos, de forma que hagas una circunferencia con la que tapes y formes una bola completa. No te preocupes si no te quedó a la primera muy redondeada. Después coge mejor forma.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Cuando hayas formado todas las bolas que te haya permitido el puré (unas 8-12) toca pasarlas por huevo y luego por pan rallado. Hay quien primero pone algo de harina de trigo, pero no es necesario. En este proceso ya verás como terminas de darle la forma redondeada sin grandes complicaciones.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  6. Ponlas en la nevera al menos 10 minutos mientras te preparas una ensalada o cualquier otro acompañamiento, preferiblemente de verduras, para equilibrar un extra de calorías.
  7. En una sartén honda o freidora, calienta abundante aceite (éste tendrá que estar muy caliente para evitar que las papas se rompan). Fríelas poco a poco. Enseguida se doran y puedes darle la vuelta y luego sacarlas.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Sírvelas con una ensalada de lechuga romana, pepino y tomates con cebolla morada y vinagreta de mostaza y miel como he hecho yo y verás que plato más rico probarás. La vinagreta es muy fácil: 2 1/2 cucharadas soperas de mostaza, 2 cucharaditas de postre de miel, un chorrito pequeño de vinagre de Jerez (puedes usar otro que te guste), una cucharadita de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y pimienta, y mezcla muy bien hasta que todo se integre.

Te aconsejo que si decides hacer papas rellenas lo hagas con bastante tiempo. Puedes hacer el picadillo mientras preparas las papas pero de todas formas tendrás que dar tiempo a que se refresque bien el puré, o sino las patatas o papas se romperán. Tampoco es cosa de dejar el puré que se enfríe demasiado y que luego esté más tieso que un palo.

Con respecto al empanizado o empanado de las papas, si el pan está demasiado fino, a veces es necesario repetir el proceso. O sea volver a pasar por huevo batido y por pan, así se freirán luego mejor y evitarás que absorban más grasa aunque pueda parecer paradójico. Y nada más, animaros a preparar esta receta para el fin de semana que ya está asomando. A disfrutar el viernes 🙂

Croquetas de carne: receta fácil

16 Jun

Las croquetas yo creo que gustan a todos sin distinción. A mi personalmente me fascinan y si no las como más a menudo es porque hay que cuidar de no poner demasiadas calorías y grasas a nuestra dieta y, claro está, variarla para lograr un mayor equilibrio nutricional. Cuando era pequeña era casi la única forma en que lograba comer la carne. Tengo que reconocer que les hice un poco difícil a mi abuela y a mi madre la tarea de alimentarme. Pero hoy ya nada queda de la niña con remilgos a la hora de comer. Ahora me digo a mí misma que desaproveché un montón de cosas riquísimas.

Conocidas y consumidas de una u otra forma en casi todo el mundo, las croquetas son originarias de Francia, pero mucho más consumidas en los Países Bajos y aquí en España. Generalmente se preparan con bechamel, pero se hacen con otras masas. Mi abuela, por ejemplo, las hacía incorporando a la carne picada escogida (pollo, gallina, cerdo, entre otras) pan del día anterior mojado en caldo y que cocinaba junto con la masa hasta que se separara de las paredes de la cazuela, indicio de que estaba lista. La receta la heredé, y con ella se han quedado, como favorita, la mayoría de los amigos a quienes la he dado a probar.

Con más o menos los mismos ingredientes de estas croquetas que les presento puedes preparar también unos filetes rusos. Pincha aquí si te interesa ver la receta.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar croquetas de carne

  • 300 gr de carne picada (yo utilicé esta vez de ternera)
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de harina de trigo o maíz + algo para espolvorear
  • 500 ml de leche (2 vasos)
  • pan rallado (el necesario)
  • 1 cebolla finamente picada
  • 2 dientes de ajo majados
  • 2 cucharadas de perejil fresco finamente picado
  • 2-3 cucharadas de aceite + el necesario para luego freír (yo empleé uno de oliva suave)
  • 1 pizca de nuez moscada (opcional)
  • pimienta negra
  • sal

Cómo preparar las croquetas de carne

  1. En una sartén pon las cucharadas de aceite (si quieres puedes usar 60 gr de mantequilla), agrega la cebolla finamente picada y una vez comience a dorar, incorpora el ajo bien majado y el perejil, e inmediatamente echa la carne muy bien desmenuzada, sazona con sal a tu gusto, mézclala bien para que se integre bien con los condimentos, y déjala que cocine hasta que haya tomado color.
  2. Pon la harina y remueve bien para que ésta se cocine y se integre bien con la carne. Ahora ve vertiendo poco a poco la leche, rectifica de sal, y pon pimienta y nuez moscada al gusto que le va de maravilla. Con unas varillas ve removiendo y trabaja la masa hasta que veas que se compacta y separa de las paredes del recipiente.
  3. Pásala a una fuente y deja enfriar la masa unos 30 minutos para que puedas después elaborar las croquetas más fácilmente.
  4. Coge una cuchara, llénala con la masa, haz primero una bola y luego dale la forma que prefieras. Una vez listas, espolvorea con harina (yo solo le espolvoreo un poco) y a continuación pasa por el huevo batido primero y luego el pan rallado.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Puedes guardarlas en la nevera o incluso congelarlas y luego freírlas sin descongelar en abundante aceite bien caliente. En Cuba el pan con croquetas es tan popular como los bocatas que se suelen preparar aquí en España, de tortilla, chorizo, jamón o lomo. Unas hojas de lechuga, unas rodajas de tomate o de pepinillo encurtido; ketchup, mayonesa o salsa de mostaza, según el gusto, conforman este bocadillo salvador, un “choot” de energía para empezar una larga jornada laboral o de estudios. ¡Qué ricos los que me llevaba yo, preparados por mi abuela! Espero las disfruten solas o convoyadas.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Albóndigas de ternera al curry: una receta importada

6 Jun

Hoy vuelvo a traer una de las propuestas que he encontrado entre los blogs que sigo y que me ha parecido irresistible. Tengo que confesar que la cocina del no tan lejano Oriente siempre me ha atraído muchísimo. Representa un universo, ahora ya no tan misterioso pero aún fascinante, donde las especias enriquecen el más sencillo de los platos e invitan al despertar de nuestros sentidos. A medida que vas dando vida a un plato, como este Kofta Curry, esos sentidos se van agudizando. Todo un festín para el olfato, la vista y finalmente para el paladar.

La receta que he seguido al pie de la letra excepto por algún detalle, la podéis encontrar en la siguiente dirección: http://gastronoming.wordpress.com/2013/06/03/kofta-curry-albondigas-al-curry/. Y quiero compartirla en este blog porque ha sido un éxito rotundo en casa. La receta que encontraréis pinchando en el enlace anterior está concebida para 8 personas, pero yo la adapté para 4 personas. Al final nos comimos todas las albóndigas entre 3. Señal de que quedaron para chuparse los dedos.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Yo utilicé carne de ternera, unos 600 gramos, pero puedes emplear la que prefieras. De hecho, Kofta significa bola elaborada de carne picada, y de acuerdo con el lugar, se preparan indiferentemente con carne de vaca, cordero, cerdo o pollo. En la India se hacen de verduras o de pescado. Sea de lo que sea, se pueden freír, asar, cocinar al vapor o al grill, siempre con una salsa ricamente especiada como la de esta receta.

La cebolla que empleé en las albóndigas la poché junto con el ajo. Ya tengo comprobado que así las bolas quedan mejor y el sabor es más suave y sabroso. Piqué la cebolla lo más finamente posible en brunoise y no la tuve que pasar por la trituradora. Pero aconsejo que sí se pase por la batidora si no tienes un buen cuchillo y mucha habilidad para picarla muy bien. Al huevo separé la clara y la reservé para otra receta. Solo utilizo la yema porque mi abuela me demostró que así es mejor para luego trabajar mejor la masa. Antes de freír les espolvoreé un poco de harina de trigo para evitar que se pegaran entre ellas o en el fondo de la sartén.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

El Garam Masala lo pasé por alto. Me hubiera encantado incluirlo pero como dicen en mi tierra “no lo encontré ni en los centros espirituales”. Las medidas del resto de los ingredientes los reduje a la mitad, teniendo en cuenta que de carne empleé la mitad de la que nos propone la receta. La salsa con yogur es una auténtica gozada, muy especiada, pero en justa medida ningún ingrediente sobresale más que otro, todos hacen inigualables estas deliciosas Albóndigas al curry. Y nada más me queda que invitaros a llevar esta propuesta atrevida a sus mesas como yo. Gracias Gastronoming por desvelarme este plato.

Si quieres ver otras de mis recetas con carne picada pincha los siguientes enlaces: Filetes rusos: la hamburguesa que le encanta a los niños Hamburguesas caseras de carne

Filetes rusos: la hamburguesa que le encanta a los niños

7 Abr

Creo que en alguna otra ocasión he dejado claro lo socorrido que puede ser tener en el congelador un poco de carne picada. Esta vez vamos a emplearla para hacer una receta que creo le encanta a los peques de casa. Se trata de unos filetes rusos, tan sencillos de preparar como las hamburguesas que ya compartí una vez en este blog y que puedes volver a ver aquí. Adicionando el paso de empanarlas puedes obtener unos ricos filetes rusos, aunque si quieres ver una variación, con un punto diferente, será mejor que sigas esta entrada.

Con cualquiera de las dos recetas estoy segura que triunfarás. Siempre es bueno tener más de una opción para darle alegría a nuestra mesa con un poquito más de ésta o aquella sazón. Vuelvo a emplear una mezcla de carne de cerdo y de ternera, pero si la haces con picada de pollo, te va a quedar igual de buena y sea la que hayas elegido podrás acompañar estos filetes rusos con una ensalada verde, como ésta que puedes ver aquí, con un arroz blanco que también verás aquí o estos ricos tostones de plátano macho.

Vayamos a por los ingredientes para hacer nuestro plato de hoy.

 

filetes ruusos ok

 

Ingredientes para preparar Filetes rusos (4 personas)

  • 450 gr de carne picada mixta de cerdo y ternera (o de pollo)
  • 1/4 de pimiento verde (morrón)
  • 1/2 cebolleta grande o 1 mediana
  • 2 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo (solo la yema) + 1 ó 2 huevos enteros para empanar
  • 3 cucharadas de pan rallado + unos 100 gr o los que necesites para empanar
  • unas hojitas de perejil
  • sal y pimienta
  • aceite oliva suave para freír (puedes usar el que tengas a mano para freir)

Cómo preparar Filetes rusos 

  1. Pon a pochar en una sartén, con las 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la cebolleta y el pimiento verde morrón picado lo más finamente posible. Agrega una pizca de sal. Una vez cocidos, con una espumadera, para dejar el aceite que pueda sobrar, saca la cebolleta y el pimiento para sumarlo a la carne picada sin cocer.
  2. Agrega a la carne picada, además del sofrito que recién terminamos, la yema de huevo, sal y pimienta al gusto, el perejil finamente picado y las 3 cucharadas colmadas de pan rallado. Mezcla bien. Si te ayudas de tus propias manos mejor.filetes rusos 0
  3. Con una cuchara como medida ve cogiendo de la mezcla, haz primero una bola con las manos y luego aprisiona para conseguir el filete.filetes rusos 4filetes rusos 3
  4. Una vez hechos los filetes pásalos por huevo batido y luego por el pan rallado.filetes rusos emp
  5. Fríelos en aceite caliente (no tiene que arder antes de ponerlos así se cocinarán mejor dentro ya que tienden a inflarse un poquito) y sírvelos enseguida con lo que hayas decidido como guarnición.la foto (41)

Puedes guardar los que no utilices en la nevera con un papel transparente dejándole un orificio para que no se humedezca el pan y consumirlos en 48 horas preferiblemente. Si la carne picada que has utilizado es fresca y no ha estado congelada puedes incluso congelar los filetes rusos una vez empanados, siempre que los consumas luego en el día que los descongeles.

Tambor de papas o pastel de patatas

22 Feb

Aquí en España se le llama pastel de patatas, pero mis coterráneos y yo lo conocemos, algunos muy bien, por tambor de papas. En esencia los ingredientes y la forma de hacer es la misma. Dos capas de un puré de patatas bien contundente y un relleno que generalmente es preparado con carne picada, pero que podemos hacer con lo que más nos guste o con ingredientes que tengamos en nuestra despensa.

Un plato sencillo, económico y completo desde el punto de vista nutricional si le acompañamos con una ensalada de primero. Para el relleno se puede optar por un Picadillo a La Habanera que encontrarás en la receta de Tamalitos de Col, siempre que tengas en cuenta que deberá estar más seco para que no se cuele dentro del puré, o una opción más sencilla como ésta que presento a continuación.

Sin más preludios, entremos a la cocina.

tambor papas

Ingredientes para preparar Tambor de Papas o Pastel de Patatas

  • 5 patatas muy grandes o 7 medianas
  • 2 litros de agua con sal
  • 350 gr de carne picada mixta (empleé cerdo y ternera)
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 pizca de pimienta recién molida
  • 1 cucharada de pimentón de la vera u otro pimentón dulce
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 50 gr de queso manchego semicurado (puedes usar el que tengas o más te guste)
  • 1 pizca de orégano

Cómo preparar el Tambor de Papas o Pastel de Patatas.

  1. Lava bien las patatas y sin pelar, con la piel intacta, ponlas a cocer en una cacerola con los dos litros de agua con sal. Tardarán un poco más en cocerse porque tienen la piel, pero vale la pena porque el resultado es un puré con más personalidad. Además aprovecharemos ese tiempo para preparar nuestro relleno. Sabrás que la patata está hecha cuando la pinches con una punta de cuchillo y al tratar de sacarla resbalen y caigan al agua. Si no sale, aún no está completamente cocida.
  2. Salpimenta la carne picada, mézclala bien y reserva mientras preparas el sofrito.
  3. Corta la cebolla en daditos muy pequeñitos o en brunoise y ponla a pochar en aceite caliente. Agrega después el ajo en láminas y el pimiento verde cortado igualmente en cuadraditos.
  4. Cuando haya cambiado de color incorpora la carne picada, mezcla bien todo y deja que se dore.
  5. Una vez dorada la carne agrega el vaso de vino blanco, tapa y deja unos 5 a 8 minutos, luego destapa pon el pimentón, mezcla, y si aún tiene agua deja que termine de absorber. Quita del fuego y reserva.
  6. Ya cocidas las patatas, sácalas del agua y deja atemperar para que puedas proceder a retirar la piel sin quemarte. Te va a resultar muy fácil porque suele despegarse con la cocción.
  7. Con un pasapuré o simplemente un tenedor escacha bien las patatas para que consigas un puré homogéneo sin trozos grandes.
  8. Ya el puré y el relleno listos, procede a hacer el tambor o pastel. Si tienes un molde que se desmonte, a la hora de manipular luego el pastel te resultará más fácil y evitarás que se rompa.
  9. Separa en dos mitades el puré. Extiende una mitad en el fondo del molde (yo lo forré con papel de hornear), aprisiona un poco para compactar. Pon ahora el picadillo que hemos preparado y encima la otra capa de puré. Por último espolvorea con el queso, previamente rallado, y con la pizca de orégano.
  10. Coloca el pastel de patatas en el horno y gratina (unos 200 grados) unos 5-10 minutos.

tambor porción

Déjalo atemperar antes de desmoldar y picar las porciones. Una receta tradicional, ideal para comer toda la familia. Creo que a todos gusta, sean adultos o pequeños. Es de esos platos que nadie como nuestra abuela podía preparar.

Hamburguesas caseras de carne

10 Ene

Si queréis comerte unas hamburguesas de lujo, sin remordimientos de haber recurrido a la comida chatarra o comida basura, como suele llamarse justamente a lo que proponen las grandes cadenas a lo Burguer King o MacDonald, entonces ponte manos a la obra y con el delantal puesto entra a tu propia cocina.

En primer lugar vais a darle el gusto a los más pequeños o a ti mismo sin salir de casa, en segundo lugar vais a usar los ingredientes que tienes al alcance y que sabes perfectamente lo que son, nada de aditamentos químicos, 100% natural, y en tercer lugar, vais a disfrutar haciéndolas y luego saboreándolas.

Estas que hoy les propongo son de ternera, pero podéis prepararlas igual de picada mixta de cerdo y ternera, o de pollo o pavo, la que más os guste. Estas son de ternera porque la carnicería tenía una oferta, acabada de picar, y no me lo pensé dos veces. Entremos ya de lleno en la cuestión.

2013-01-09 13.53.47

 

Ingredientes para preparar hamburguesas para 4 personas

  • 500 gr de Carne Picada de Ternera
  • 1 cebolla muy grande
  • 3 dientes de ajos
  • Mix de 5 pimientas
  • 1 yema de huevo grande
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 1 ramillete de perejil (3 0 4 cucharadas ya picado bien fino)
  • 1/2 manzana rallada o un chorrito de zumo de manzana
  • sal al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Cómo preparar hamburguesas de ternera para 4 personas (unas 8 o 10 hamburguesas)

  1. Disponemos la carne picada en un recipiente y salpimentamos, aplastamos bien con un tenedor y reservamos.
  2. Pelamos el ajo, cortamos a la mitad a lo largo y quitamos el nervio central que es el responsable de que lo repitamos cuando lo consumimos crudo. Ponemos los trocitos en el mortero, le agregamos un poco del perejil pecadito bien fino, le agregamos una pizca de sal y majamos hasta que obtengamos una pasta sin trozos de ajo y se lo agregamos a la carne mezclando bien.
  3. Incorpora el resto del perejil, la yema del huevo y las dos cucharadas de pan rallado y remueve bien. Cuando esté todo mezclado usa tus manos para amasar bien la masa.2013-01-09 11.27.502013-01-09 11.34.09
  4. Ahora, si no tienes la herramienta sofisticada de hacer hamburguesas, acude a lo que tienes a mano. Coge una tapa grande redonda o más o menos cuadrada como la que muestro a continuación y un trozo de plástico o “papel film” que, al colocarlo dentro de la tapa te ayudará a dar forma y maniobrar mejor tu hamburguesa a la hora de sacarla de nuestro molde improvisado. 2013-01-09 11.37.47
  5. Ahora pon masa dentro del molde, aprisiona bien y da forma a cada hamburguesa. Con esta idea, que tomé de una amiga, ya veréis lo fácil que es hacer las hamburguesas.2013-01-09 11.39.13
  6. Ya fabricadas nuestras hamburguesas, procede a calentar una parrilla o plancha y cocínalas a tu gusto.
  7. Por último, mientras se van haciendo las hamburguesas, pica en aros o 1/2 aros la cebolla y sofríelas donde mismo se hicieron las hamburguesas con una cucharada de aceite de oliva u otro. Yo siempre uso de oliva, el oro verde de la dieta mediterránea. Cuando estén blandas y hayas adquirido un toque dorado de color, retíralas y corona con ellas las hamburguesas.2013-01-09 13.53.47.ok

Acompañé estas hamburguesas con calabacines a la plancha, sencillo y fácil de hacer, pero si quieren poner las clásicas patatas fritas, adelante. Espero disfruten la receta tanto como en mi casa. Nos vemos pronto cerca de los fogones.

Berenjenas Rellenas Gratinadas: receta paso a paso

4 Dic

Hoy traigo una propuesta tentadora para los amantes de los gratinados. He preparado este fin de semana que recién terminó una receta que mezcla tres ingredientes que me encantan: carne picada, queso y berenjena.

En otras recetas he empleado la carne picada, de una forma u otra, así que ya os daréis cuenta de lo mucho que entra a mi cocina. Además de ser económica, hay un sinfín de maneras de prepararla. Esta vez opto, más o menos, por una bolognesa, o una versión de ésta.

La berenjena, en esta receta, vamos a aprovecharla absolutamente toda. Con un primer horneado, dejaremos asada toda su carne, que aprovecharemos para agregar a nuestro relleno, y un segundo horneado dejará gratinado el queso que pondremos por encima de todo. Sin más presentación, y con los delantales puestos, entremos de una vez a la cocina.

2012-11-21 13.25.35

Ingredientes para preparar Berenjenas Rellenas (para 2 personas)

  •  1 berenjena grande o 2 pequeñitas
  • 200 gr de carne picada (Podéis usar la que más os guste. Esta vez elegí de ternera)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza (250 ml) de tomate frito
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de pimentón de La Vera
  • 1 vaso (100 ml) de vino blanco
  • 150 gr de queso curado (yo empleé tipo Gouda)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta

Paso a paso para preparar Berenjenas Rellenas

    1. Asar nuestra berenjena, para lo cual precalentamos el horno a 180 grados, cortamos la berenjena en dos mitades de forma longitudinal como se muestra en la foto, hacemos unos cortes en la carne con cuidado de no perforar la piel, espolvoreamos con sal y colocamos en una bandeja con papel vegetal o papel para hornear y tapamos con una hoja de este papel unos 30 minutos.
    2. En lo que se van asando las berenjenas preparemos las sazones para nuestro picadillo. Como tenemos que esperar por la carne de las berenjenas solo dejaremos a punto nuestros ingredientes: cortamos en rodajas el ajo y finamente la cebolla. Salpimentamos la carne picada, mezclamos bien y reservamos.
    3. Transcurridos los 30 minutos, sacamos las berenjenas del horno, procedemos a sacar su carne de manera que dejemos unos cuencos listos para rellenar. Ojo de no romper la piel al extraer la carne.2012-11-21 11.44.38

 

  1. Ahora que ya tenemos la carne de la berenjena mezclamos con el picadillo y reservamos.
  2. Calienta en una sartén el aceite a fuego medio. Ten cuidado que no se recaliente. Pon los ajos y antes de que se puedan quemar, agrega la cebolla unos minutos hasta que se transparente.
  3. A continuación pon la carne picada, mezcla bien y deja que cambie todo de color. Pon entonces la cucharadita de Pimentón de La Vera.
  4. Agrega el vaso de vino y pasados dos minutos el tomate frito y 1/2 cucharadita de orégano (reserva la otra media).
  5. Deja unos 5 minutos y transcurridos agrega la mitad del queso, el otro resérvalo. Mezcla bien y deja cocinando hasta que la carne beba casi toda la salsa (seguramente será poco tiempo, ya que el queso la hace espesar bastante rápido).
  6. Listo el picadillo, procede entonces a rellenar con éste las berenjenas. Reparte el queso que habíamos reservado por encima y espolvorea por último con el orégano restante.2012-11-21 13.06.15
  7. Dispón nuevamente las berenjenas, ahora rellenas, en la bandeja de horno, introduce y deja unos 10 minutos. En mi horno ni siquiera tengo que poner el grill los últimos 4 minutos porque se calienta más de la cuenta, pero si el tuyo está como debe ser, no dudes en poner el grill en esos últimos momentos si te gusta el queso tostadito.

El pimentón de La Vera es un producto con Denominación de origen, resultante de la molienda de pimientos rojos de las variedades Ocales, Jaranda, Jariza, Jeromín, y Bola. Como su nombre lo indica se cultiva en La Vera, en Cáceres, España, y aporta a las comidas un intenso color y un sabor pronunciado, que dependiendo de la variedad, puede ser dulzón, agridulce o picante.

Yo suelo utilizarlo mucho pero siempre casi en los últimos momentos de cocción, a excepción de algunas recetas que ya les explicaré en su momento. Si lo agregamos al sofrito inicial suele quemarse.

En esta receta la piel de la berenjena suele quedar tostada, para algunos un poco reseca, pero a mí realmente me encanta así y por eso la como completita. Pero es a gusto del comensal, si no os gusta, conque la dejéis igual que el plato tienen. Espero la disfrutéis. Pronto voy a presentar otra verdura asada y gratinada que es una delicia. Os espero.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.

myTREcetas

Para descubrir nuevos sabores y momentos.