Anuncios
Tag Archives: pechuga de pollo

Pollo con costra estilo Cajún: nunca tan fácil una pechuga tan sabrosa

9 May
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Pollo con costra estilo cajún

Para aquellos que lo esperaban y para quienes aún no se han enterado, aquí está la pechuga más sabrosa de los últimos tiempos en nuestra mesa, las de este pollo estilo Cajún que combinan magistralmente con tantas cosas. En casa ya hemos disfrutado de esta receta con una ensalada california, con un puré de patatas con mantequilla y queso y con los cubanísimos acompañantes que les presento hoy.

Como siempre, o casi siempre, el “Cajún” va bautizado con un toque personal, una versión propia o una adaptación particular, como quiera que se pueda llamar. Lo de Cajún, gastronómicamente hablando, viene de los ingredientes utilizados hoy en el actual Estado de Louisiana, en las cocinas hoy muy norteamericanas pero que tuvieron inicialmente influencias franco-canadienses, llevadas por los desplazados de la región de Acadia, una vez que la Corona Británica se hiciera con ese y otros territorios franceses en Canadá.

Cuando algún producto va bautizado con el estilo Cajún, ingredientes como el pimentón dulce, el ajo y la cebolla deshidratadas, el tomillo y el orégano, la pimienta de cayena, son denominadores comunes en su preparación. He incluido en mi receta casi todos y añadido otros que le confieren un sabor especial, con la opción de otorgarles un toque picantón o no, de acuerdo a los gustos de cada cual. Si sigue pareciendo una idea atractiva a mis lectores después de conocer estos datos de la propuesta de hoy, pues entonces vayamos a la cocina.

Ingredientes para preparar Pollo con costra estilo Cajún (4 personas)

  • 500 gr de pechugas enteras (2-3 piezas dependiendo del tamaño)
  • 1 1/2 cucharada de pimentón dulce (yo empleé de La Vera con un toque ahumado)
  • 1/2 cucharada de pimentón picante de La Vera (sólo si te gusta el toque picante)
  • 1 cucharada de Curry amarillo
  • 1/2 cucharada de Cilantro molido
  • 1/2 cucharada de ajo deshidratado
  • 1 puntita de cominos molidos
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de perejil + 1 para decorar
  • 2 o 3 vueltas de molinillo de mix de pimientas
  • 1 cucharada de pan rallado
  • pizca sal
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar Pollo con costra estilo Cajún

  1. Corta las pechugas en tiras, no finas. Pon muy poca sal sobre ellas y reserva.
  2. En una fuente o bol amplio y cómodo coloca todas las especies (pimentón, curry, cilantro, ajo, comino, perejil, tomillo, pimienta) y el pan rallado y mezcla muy bien con una cuchara.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Incorpora las tiras gruesas de pechuga y unta bien todas en la mezcla. Haz uso de las manos, no temas mancharte, luego con agua y jabón se quitarán todos los restos. Tapa y deja unos 10 a 15 minutos si no tienes prisas. De lo contrario pasa directamente al próximo paso.
  4. En una sartén, preferiblemente anti adherente pon una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y deja que caliente bien a fuego máximo.
  5. Antes de que pueda quemarse el aceite pero con una temperatura elevada fríe las tiras pocos minutos por cada lado. Si es necesario baja un poco el fuego. Dependiendo del grosor con que las hayas cortado se harán antes o después. Recuerda que la pechuga es muy magra y queremos que quede bien hecha: crujiente y muy dorada por fuera pero suave y jugosa por dentro. Para lograrlo el calor debe ser fuerte para que se selle inmediatamente y queden los jugos en su interior. Cuando presiones y esté firme la carne pero no dura ya estará en su punto.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo nuestro delicioso pollo estilo “Cajún“.  En casa nos gusta el toque picante en las carnes, mariscos y pescados, de ahí que incorporara el Pimentón Picante de La Vera. Pero puedes sustituirlo por un poco más de pimentón Dulce que ya él solo tiene mucha chispa. El curry fue una introducción propia que le viene de maravillas. Puedes decidir saltarlo o no. No te vas a arrepentir de haberlo incluido.

Aposté por un arroz blanco con frijoles negros y unas mariquitas o chips de plátano como guarnición que estoy segura los amantes de la cocina de Luisiana podrían incluir sin problemas en sus menús. El arroz y las verduras nunca faltan en sus preparaciones y aquí hacen gala de su origen criollo y mestizo. Y a tomar un vino blanco semidulce para terminar el convoy y brindar por el buen comer y el sabor profundo de este pollo con costra al estilo “Cajún”.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Y una última nota, a propósito del Día de Las Madres en Latinoamérica. Llegue con esta receta mi felicitación a todas las que se ganan el cariño con la sazón (siempre será la mejor para los hijos) y la justificación de agasajar a nuestras madres con un almuerzo o comida especial en reciprocidad.

A las dos madres más especiales de mi vida, mi mami Bárbara y mi abuela Norma todo el amor que pueda caber en estas letras, en nuestras cocinas y en un abrazo… que no es poco

¡Buen provecho!

Anuncios

Ensalada César: receta con salsa ligera y fácil

24 Jul

Hace ya algunos años que la ensalada César dejó de ser plato estrella local para cruzar fronteras y conquistar el gusto de muchísimos a un lado u otro del planeta. Se dice que la receta fue ideada por un italiano radicado en México, y que fue nombrada en honor del dueño del restaurante donde trabajaba, César Cardini, de mismo apellido que su creador, Alex Cardini.  Este último viajó a Tijuana a un concurso de gastronomía y allí se llevó un premio con su ensalada, cuyo secreto radicaba en el aliño. Cuentan que primero se popularizó y se conoció en California; lo cierto es que hoy ha quedado desvelado.

Otra historia señala que la receta fue inventada por el mismo César Cardini, dueño del mencionado restaurante, por allá por 1930, no se sabe con certeza si en la ciudad de Tijuana o Ensenada, y que surgió cuando unos pilotos norteamericanos solicitaron una ensalada cualquiera y a falta de tomates u otros ingredientes típicos, el señor Cardini acudió a una receta que su madre solía preparar en tiempos de escasez cuando vivían en el sur de Italia. Según cuentan, la ensalada gustó tanto que la llamaron Aviator´s Salad: Ensalada de los Aviadores.

En resumen, sea cual sea la verdadera historia del origen, el plato contenía lechuga romana, huevos, trocitos de pan fritos al aceite, queso seco, vinagre, azúcar, aceite de oliva, unas gotas de salsa inglesa (salsa a base de anchoas) y zumo de limón. La propuesta que traigo hoy es una versión mía aunque con el aliño he tratado de ser bastante fiel, que en definitiva es lo que hace a esta ensalada distintiva y deliciosa. Por otra parte, la ensalada ha ido variando con el pasar de los años y ha asimilado nuevos ingredientes, incluso la anchoa en salazón a la cual se opuso su propio autor antes de morir. El combate no fue contra la anchoa sino contra la salazón pero al final, en esta forma también la disfrutamos hoy.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Ensalada con salsa César (plato único para 2 personas)

(versión opcional con dúo de tomates y palitos de cangrejo)

  • 1 pechuga de pollo grande
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza y cortadas en cubitos
  • 1 lechuga romana 
  • 1 extra de hojas mezcla de lechugas Batavia
  • 50 gr de queso viejo en lascas o Parmesano (esta vez utilicé uno añejo de cabra pero usa el que prefieras)
  • 1/2 cebolleta cortada en juliana
  • 4 palitos de cangrejo cortados en daditos
  • 1 tomate maduro rojo en medias lunas finas
  • 4 tomates cherry pera cortados en 4
  • 1/2 lata de maíz dulce 
  • 2 filetes de anchoas en salazón
  • 2 cucharadas de aceite
  • un chorro de vino blanco
  • pimienta negra
  • sal

Para la Salsa César:

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  • 70 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 huevo grande
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de salsa inglesa Lea & Perrins (opcional)
  • 2 filetes de anchoa

Cómo preparar Ensalada con Salsa César

  1. Corta la pechuga de pollo en tiras pequeñas. Salpiméntalas y ponles un chorro de vino blanco (no tiene que cubrirlas completamente). Tápalas bien y resérvalas en la nevera mientras preparamos el resto de los ingredientes. 
  2. En una sartén calienta las dos cucharadas de aceite y fríe el pan. Más bien se tuesta porque es poco aceite pero así quedarán mejor. Una vez estén dorados los daditos de pan sácalos y resérvalos.
  3. En la misma sartén agrega un chorrito de aceite, si fuera necesario, para cocinar nuestras tiras de pechuga de pollo escurridas (reserva el vino donde estuvieron marinándose) hasta que veas que la carne está cocida. Agrega el vino, sube un poco el fuego, deja que evapore completamente, remueve y verás como las tiras toman un poco más de color. Retíralas antes que puedan resecarse demasiado o quemarse. Déjalas que se atemperen mientras hacemos la salsa César.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. En un recipiente o vaso en el que puedas batir pon todos los ingredientes para el aderezo: el aceite, el huevo, el zumo de limón, el ajo, la mostaza, la anchoa y la salsa inglesa. No pongas nada de sal porque la anchoa ya suele llevar bastante. Con el brazo batidor bien en el fondo comienza a batir. No lo muevas para nada hasta que veas que ya ha emulsionado perfectamente. Entonces puedes mover la batidora para terminar de integrar todo. El resultado es una salsa bastante ligera sin llegar a ser líquida para que pueda penetrar perfectamente entre las hojas de nuestra ensalada. Pero si la prefieres más contundente, en vez de poner un solo huevo suma la yema de otro y tendrás una especie de mayonesa con todo el sabor de la salsa César.  Reserva en la nevera hasta que esté servida la ensalada.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. En una fuente o ensaladera dispón la lechuga, el tomate, los palitos de cangrejo, el maíz, la cebolla y uno de los filetitos de anchoa muy finamente picado (reserva el otro para decorar). Mezcla bien. Sirve en dos platos individuales y reparte el pollo y el queso en cantidades iguales. Riega con un poco de salsa y pon el pan en el último momento para que no se ablande y lo puedas disfrutar bien crujiente. Pon la salsa extra en una salsera por si te apetece poner algo más.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ya está, a disfrutar esta rica ensalada a la que puedes agregar un poco de beicon o panceta crujiente, por ejemplo. O un huevo duro bien troceadito en vez de tomate y cangrejo. Con una salsa como ésta cualquier ingrediente extra le viene de maravillas, pero siempre sin poner demasiado para que no prevalezcan unos sabores más que otros. Tengo otra ensalada, con la fruta estrella de temporada aquí en España, aguardando en la nevera. Estoy ansiosa por compartirla con todos. Mientras, aquí les dejo con otra receta súper sencilla, fresca y que puede resultar una aliada en la conservación del bronceado natural de la piel: Ensaladilla de zanahoria rallada. Ánimo y sean felices que ya queda poco para el fin de semana o esas esperadas vacaciones. Un abrazo. 🙂

Pastel de pollo con champiñones: receta con masa de hojaldre

3 Jul

Aunque ya estamos en pleno verano en esta parte del universo y no apetece mucho encender el horno, me cuesta renunciar a algunas recetas que lo único de incómodo que tienen es el calor que le acompaña. Pero como es tan sencillo y resulta ideal para llevárnoslo a un picnic o a cualquier otra excursión ahora que tenemos oportunidad de irnos a la playa o a la piscina, quiero compartir este pastel con un relleno riquísimo que si te sobra puedes acompañar con un arroz blanco por ejemplo.

Con dos masas de hojaldre y básicamente pechuga de pollo y champiñones conseguiremos dos pasteles grandes para compartir entre cuatro personas y quedarnos más que satisfechos. Es un plato completo y equilibrado así que podemos comerlo sin cargo de conciencia si no tenemos un régimen muy estricto de reducción de peso. La masa de hojaldre cubre las necesidades de carbohidratos para no perder la energía, la pechuga de pollo nos ofrece proteínas de alta calidad con muy escasa grasa; en los champiñones encontramos minerales y vitaminas, una alta concentración de agua y por consiguiente un efecto saciante.

La cebolla y el ajo ayudan a mantener las defensas del sistema inmunitario y las aceitunas y el aceite de oliva proporcionan grasas monosaturadas que protegen el corazón, ya por muchos es sabido que con moderación ayuda a incrementar el colesterol bueno que a su vez mantiene a raya al colesterol malo. Y después de este breve balance nutricional de nuestra receta de hoy, pongámonos manos a la masa.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pastel de pollo con champiñones (4 personas)

  • 2 masas rectangulares de hojaldre (yo usé de la Casa Tarradellas; en el supermercado las venden listas para usar)
  • 1 huevo batido (para barnizar los pasteles)
  • 2 pechugas de pollo (troceada un cubitos pequeños)
  • 1 bandeja de champiñones (200 gr más o menos laminados)
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 1 cebolla troceada en cubitos pequeños
  • 1 pimiento verde italiano también en cubitos
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharadita de pimentón de la Vera (puedes utilizar otro pimentón dulce)
  • 8 aceitunas (yo utilicé unas rellenas de pimiento rojo)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • sal
  • pimienta

Cómo preparar Pastel de Pollo con champiñones

  1. Lo primero será ponernos con el relleno, para lo cual dispón las 3 cucharadas de aceite de oliva (puedes emplear otro que tengas) en una sartén con el ajo, y una vez doradito pero antes de que pueda quemarse agrega la cebolla y el pimiento italiano.
  2. Cuando haya pochado la cebolla agrega el pollo en cubitos previamente sazonado con sal y pimienta al gusto. Si te olvidaste de hacerlo entonces ponle sal y pimienta enseguida que lo eches a la sartén. Déjalo unos minutos con fuego medio hasta que la carne se cocine y comience a cambiar de color.
  3. Pon ahora el pimentón, remueve y suma el champiñón laminado que se cocina en muy poco tiempo. En cuanto cambie de color agrega el tomate frito y las aceitunas y deja que reduzca toda el agua que puedan liberar los champiñones. Debe quedar bastante seco, ten en cuenta que si no es así luego se sale cuando rellenemos el pastel. Pásalo a otro recipiente para que se atempere antes de formar los pasteles.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Precalienta el horno entre 200 y 220 grados según el tipo de horno que tengas o guíate por las instrucciones que ofrece el fabricante de la masa de hojaldre. Mientras vamos a trabajar ya la masa de hojaldre: Corta cada masa en dos partes de forma que obtengas dos rectángulos (en total tendrás 4 rectángulos, dos para la base y dos para tapar).
  5. Echa en dos de ellos el relleno que hemos preparado que ya debe estar atemperado. Trata de ponerlo en el centro de manera que luego puedas cerrar bien.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  6. Coloca encima los otros dos rectángulos de hojaldre y sella los bordes enrollando y aprisionando un poco.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  7. Barniza con huevo batido con una chispa de sal, pincha con un tenedor para que libere el calor mientras se cuecen y ponlo en el horno el tiempo que te indique el paquete del hojaldre. Suele ser unos 10 a 15 minutos dependiendo del horno. Siempre vigila y cuando ya esté dorado es qué está listo.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Si te gusta espolvorea un poco de pimienta recién molida antes de ponerlos en el horno que le da un toque más sabroso a la masa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

     

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un pastel fácil de preparar como habrán visto aquí, así que si no te importa encender el horno en el verano, aquí tienes una buena excusa para ello. Frío está buenísimo también y lo mejor es que podrás llevártelo contigo y disfrutarlo después. También para aquellos que me leen en otras latitudes donde es invierno y un pastel como este, acabado de hornear, es una maravilla para calentar el espíritu.

Si quieres ver otras recetas con masa de hojaldre y pollo pincha aquí. Si deseas preparar unos pastelitos dulces para ofrecer como postre no dejes de ver este otro enlace.

Stroganov de pollo o Pollo en salsa de nata

10 Mar

A pesar de que el nombre pueda presagiar una receta complicada, lo cierto es que es bastante sencilla, y no por eso deja de ser sencillamente deliciosa. El stroganov se cree tiene su origen allá por el año 1980, cuando un chef que trabajaba para el conde Pável Aleksándrovich Stróganov, el famoso general ruso, inventó la receta durante una competición de cocina en San Petersburgo. Es la historia más aceptada aunque en estas cuestiones no hay una última palabra.

De hecho las recetas de cocina medievales de origen ruso ya tenían carne sazonada con crema ácida o nata agria. Tras la caída del Imperio ruso, los inmigrantes rusos y chinos llevaron consigo este plato a los Estados Unidos, generando diversas variantes. La original tiene como base la carne de ternera, pero realmente lo que tiene de característico el Stroganov es la salsa de nata, tan sabrosa en carne de ternera, como de pollo o cualquier otra que queramos emplear.

El Stroganov de esta receta tiene como ingrediente protagonista el pollo, específicamente la pechuga de pollo, que por ser la parte más magra de este, va a equilibrar la grasa que pueda sumarse de otros ingredientes presentes en la receta, como la nata y la mantequilla, aunque esta última la he utilizado en proporciones muy pequeñas, solo para dorar nuestra pechuga. Sin más detalles entremos en la cocina.

strogonov

 

Ingredientes para preparar Stroganov de pollo o Pollo en salsa de nata (2 personas)

  • 2 pechugas de pollo
  • 150 gr de champiñones laminados
  • 1 cebolleta
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de mix de pimienta recién molida (molinillo de varias pimientas)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 nuez de mantequilla  (una cucharada o 25 gr aproximadamente)
  • 150 ml de vino blanco (el que tengas a mano)
  • 1 break de nata para cocinar (200 ml aproximadamente)
  • 2 cucharadas colmadas de aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar Stroganov de Pollo o Pollo en Salsa de Nata

  1. Corta las pechugas en dados pequeños y salpiméntalas. Resérvalas.
  2. Mientras corta en cubitos muy pequeñitos la cebolleta y el ajo en láminas finas. Calienta las dos cucharadas de aceite en una sartén, agrega las láminas de ajo y antes de que puedan dorarse demasiado incorpora la cebolleta. Una vez pochada la cebolleta (unos 5-8 minutos) agrega los champiñones, ponles un poco de sal, mezcla bien y separa del fuego.
  3. En una cacerola aparte pon a calentar a fuego vivo la mantequilla. Una vez bien caliente, pon la pechuga en dados y dóralas. El fuego debe bien alto para que adquieran rápido el color y se sellen sin que suelten el jugo y se sequen demasiado.
  4. Una vez doradas agrega en la misma cazuela el vino blanco y con una cuchara de palo (con la que previamente habrás dado la vuelta a las pechugas) raspa el fondo para que suelte todo el sabor que dejaron las pechugas en el fondo.
  5. Deja evaporar el vino y cuando quede muy poco líquido baja el fuego, incorpora los champiñones salteados con la cebolleta y el ajo que habíamos reservado, agrega la nata, el mix de pimienta, la nuez moscada, rectifica la sal a tu gusto, mezcla bien y deja cocinar con tapa durante unos 10 minutos.
  6. Transcurridos los 10 minutos comprueba que la salsa no tenga demasiada agua. Si es así destapa y deja reducir unos minutos más.

Esta receta tiene una rica salsa para rebañar el pan. Puedes acompañarla con un arroz blanco o con un cous cous con verduras o solo. Yo me decidí por esta última opción y verdaderamente lo disfrutamos muchísimo. Tanto que ya me advirtieron en casa que tendría que repetir muy pronto. Seguro que podréis decir lo mismo si os animáis a prepararla. Buen provecho a tod@s. Si te apetece ver otras recetas con pechuga de pollo haz click en los siguientes links: Rollitos Hojaldrados de Pollo o Crepes de Pollo y Lechuga

 

Crepes de Pollo y Lechuga

28 Feb

Otra opción sencilla y diferente de presentar el pollo la encontraréis en esta receta que podréis preparar este fin de semana o en cualquier otro momento. No es nada complicada y los ingredientes los tenemos también a mano en cualquier momento. Las crepes son multifacéticas; con la receta base puedes lo mismo preparar un plato salado como el que propongo hoy, o un rico postre que encanta a todos, pequeños y no tan pequeños.

El relleno de hoy consiste en lechuga picada en juliana, un aderezo de salsa de curry y una pechuga de pollo empanada que también puedes hacer a la plancha si quieres un plato mucho más ligero. Yo al final empané los filetes de pechuga porque quería probar un sobre de Knor especial para empanar que me habían regalado y realmente quedaron deliciosas. La ventaja es que no tuve que usar huevos y apenas aceite, o sea que de todas maneras el resultado fue un plato ligero.

crépés pollo y lechuga

 

Ingredientes para preparar las crepes

  • 3 huevos
  • 130 gr harina
  • 250 ml de leche entera
  • sal

Tienes que conseguir mezclar muy bien todos los ingredientes para que obtengas una masa homogénea y sin grumos. Lo mejor es mezclarlo todo en una batidora. Una vez lista nuestra masa para crepes, tienes que dejarla reposar un poco antes de proceder a hacerlas. Así que si tienes pensado hacerlas, puedes perfectamente preparar la mezcla por la mañana, dejarla en la nevera bien tapada y sacar luego a la hora de la comida o la cena.

Pon a calentar una sartén anti-adherente con una punta de mantequilla, deja a fuego medio y con la ayuda de un cazo vierte un poco de la mezcla, distribuye bien para que la mezcla cubra el fondo de la sartén. Cuando comience a cuajar y cambie de color procede a despegar un filo con la ayuda de un tenedor y con las manos dale la vuelta a la crepe. Deja otro minuto y saca.

No temas quemarte cuando la cojas con los dedos. Quema la sartén pero la crepe no. Generalmente la primera suele desecharse pero cuando le coges bien el truquito (ya verás lo fácil que es de conseguir) no tendrás que tirarla y podrás aprovecharla perfectamente.

Ingredientes para el relleno de las crepes (6 crepes)

  • 1/2 Lechuga Batavia
  • 400 gr de pechuga fileteada
  • 1 sobre Knor Rebozado para Pollo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • Para la salsa de curry: 100 ml de nata, 100 ml de leche, 2 cucharaditas de curry en polvo, pizca de sal, pimienta y nuez moscada
  • Mayonesa Ligera

Cómo preparar nuestro relleno

  1. Lava y escurre bien las hojas de la lechuga y pícalas en juliana, resérvalas
  2. Procede a empanar las pechugas con el contenido del sobre de Knor. Recuerda que si no tienes esto a mano puedes recurrir al huevo y el pan rallado de siempre.
  3. En lo que las pechugas toman un poco de la sazón que ya lleva el rebozado procedamos a preparar nuestra salsa de curry. Tan sencillo como poner el agua y la nata a calentar en un recipiente pequeño, agregar el curry, la sal, la nuez moscada y la pimienta, remover bien y dejar que reduzca a fuego bajo hasta que tenga la consistencia deseada. Para mi gusto no tan espesa.
  4. Mientras termina de hacerse la salsa, fríe en poco aceite y a fuego medio los filetes: deben ser 4 ó 5. Con 4 tienes para las 6 crepes. Quedan jugosos y muy crujientes con este rebozado. Pícalos en tiras.
  5. Ahora procede a rellenar las crepes: unta una por una con una cantidad generosa de la salsa de curry, coge un poco de lechuga y reparte en las 6 crepes, a continuación pon unas tres tiras de los filetes de pechuga en cada una y enróllalas. Ya enrolladas y en el plato, riega con un hilo de mayonesa ligera.

    crépes

    Agrégale a la masa de las crepes un poco de perejil picado muy fino si vas a preparar un plato salado.

Si te quedó del preparado de las crepes aprovecha para preparar un rico postre o un desayuno espectacular. Pela un par de manzanas, pícalas en cuatro porciones cada una, riégalas con miel y canela y ponlas 5 minutos en el microondas. Así de fácil, reparte la manzana asada en las crepes, enróllalas, ponle un poco de sirope de chocolate y te sorprenderás.

Rollitos de pechuga de pollo rellenos

20 Nov

Como había prometido en la primera receta publicada en este blog, aquí les dejo otra manera de hacer los rollitos de pechuga de pollo. Esta vez con un relleno de bacon, queso y manzana, pero que perfectamente podremos sustituir por otros ingredientes. Por ejemplo, con jamón cocido o jamón serrano, nuestro paté favorito y la fruta que tengamos a mano. Es una invitación a probar combinación de sabores y texturas.

De cualquier manera, esta forma de prepararlo y luego cocinarlo en el horno resulta fácil, delicioso e indiscutiblemente saludable. Si se animan, pongamos manos a la obra.

Ingredientes para preparar rollitos de pechuga de pollo:

  • 8 filetes finos de pechuga de pollo
  • 8 lonchas de beicon
  • 8 lonchas de queso (yo utilicé gouda, pero podéis emplear vuestro preferido)
  • 75 gr de queso mozzarella rallado
  • 2 manzanas Golden cortadas en bastoncitos
  •  Albahaca fresca picada finamente
  • Un chorrito de aceite de oliva para untar una bandeja de horno
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir para preparar rollitos de pechuga de pollo

  1. Salpimentamos cada filete de pollo y los disponemos de forma extendida para poder trabajarlos individualmente.
  2. Colocamos sobre nuestro filete la loncha de beicon de forma longitudinal, agregamos la loncha de queso y por último el bastoncito de manzana de forma horizontal, de manera que podamos enrollar sin complicaciones nuestra pechuga con todos sus ingredientes dispuestos.
  3. Enrollamos, colocamos en una fuente de horno previamente engrasada con el aceite de oliva y cuando estén todos preparados espolvoreamos con el queso rallado y la albahaca.
  4. Introducimos en el horno en posición media a 175 grados durante 15 minutos.

Si vemos que nuestros rollitos tienden a dorarse muy pronto ponemos papel de aluminio para protegerlos y solo cuando estén hechas las pechugas (que no deben tardar si son filetes finos) destapamos y dejamos que se doren un poquito.

Esta misma receta se puede preparar en el microondas en un recipiente apto para cocer alimentos en este tipo de equipos. En menos tiempo (8 minutos) tendremos un resultado muy parecido a si lo hubiéramos cocido en el horno. Así de fácil de preparar y riquísimo al paladar, a los niños les encanta y también es ideal para incorporar en una dieta de adelgazamiento o control de peso.

Rollitos hojaldrados de pollo

8 Nov

Inauguro el blog con esta receta de Rollitos hojaldrados de pollo, dedicada a aquellos que son fanáticos de la pechuga y que no encuentran ya otra forma de prepararlas. Es una receta muy fácil en la que obtenemos una pechuga jugosa con todo el sabor de lo que lleva dentro, y crujiente, gracias a la capa que la cubre de masa de hojaldre. Para convertirla en un plato único y equilibrado la acompañé de un arroz de grano largo y manzana aliñada. Aquí os dejo la receta para 4 personas.

 

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes:

  • 4 filetes finos pero grandes de pechuga de pollo
  • 1 o 2 masas de hojaldre (empleé Casa Tarradellas de venta en supermercados)
  • 4 cucharadas colmadas de pasta de chorizo (con una sobrasada mallorquina te chupas los dedos)
  • 4 lonchas finas de queso curado
  • 50 gr almendras, cacahuetes y avellanas pasadas por el mortero
  • 1 huevo
  • sal
  • pimienta

Cómo prepararlos:

  1. Primero salpimentamos los filetes de pechuga y los disponemos de forma tal que podamos trabajar cómodamente con cada uno.
  2. Untamos con 1 cucharada de pasta de chorizo o sobrasada cada uno de los filetes.
  3. Colocamos encima la loncha de queso de manera tal que toda la porción dispuesta encima no sobresalga el filete.
  4. Ponemos por encima los frutos secos que hemos pasado anteriormente por el mortero. No es necesario hacerlos polvo, a trocitos más o menos pequeños quedan más sabrosos.
  5. Enrollamos y reservamos.
  6. Sobre una superficie anti-adherente extendemos la masa de hojaldre y cortamos en forma de rectángulo teniendo en cuenta el tamaño del rollo que ha resultado. Colocamos el rollo de pollo sobre el rectángulo de forma que también podamos cubrir completamente cada pieza y luego sellamos los extremos ejerciendo presión con los dedos o con un tenedor.
  7. Batimos el huevo con una pizca de sal.
  8. Con el huevo batido barnizamos los rollos ya envueltos en el hojaldre y colocamos sobre papel para hornear en una bandeja de horno.
  9. Horneamos a 175 grados hasta que la masa esté bien dorada, luego saca, deja reposar par de minutos y sirve.

La masa de hojaldre normalmente se hornea entre 200 y 210 grados de temperatura. Depende de cada horno. Suele estar en poco tiempo. Pero en este caso, teniendo en cuenta que el ingrediente principal (la pechuga de pollo) está sin cocer, debemos bajar la temperatura para que el rollito quede perfectamente cocinado dentro sin quemarse la capa exterior de hojaldre. Por esta misma razón los filetes deben ser bien finos, así se cuecen antes de que el hojaldre pueda quemarse. Otro asunto es la posición en el horno. Yo prefiero poner la bandeja una posición más abajo del mismo centro.

Esta misma receta puede hacerse sin el hojaldre. Solo tendríais que saltar el paso de cubrir con la masa de harina. Los ingredientes del relleno también pueden variar de acuerdo con el gusto de cada cual o de lo que tengamos al alcance en nuestras neveras o despensas. De todas formas os presento una versión mucho más “light” AQUÍ.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.