Anuncios
Tag Archives: receta rápida

Ensalada “La claudicación de Javi”: restos bien aprovechados

25 May
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¿Recuerdan el pollo estilo cajún? Pues la entrada de hoy, que no quise seguir postergando (de ahí lo breve pero sustanciosa de la receta y el post) tiene el objetivo de aprovechar algunas tiras de pechuga que quedaron y que dieron un extra más de valor a esta ensalada, para que un renegado a las “hierbitas” como dice nuestro amigo Javier cayera seducido, no dejara resto en el plato y encima quisiera repetir.

De ahí el nombre de “La claudicación de Javi” para bautizar a este jardín verde con mucho condumio y sabor para conquistar a ciertos testarudos y renuentes de las ensaladas. Aquí les dejo la receta que podrán preparar ya no con el pollo cajún sino con aquellos otros restos de cualquier asado con el que no hayáis podido.  😉

Ingredientes para preparar Ensalada “La claudicación de Javi” (4 personas)

  • 1 bolsa de brotes tiernos (u otra mezcla de lechugas que te guste)
  • tomatitos cherry
  • 1 puñado cebolla frita crujiente
  • 4 lonchas de bacon frito troceaditas
  • picatostes
  • 1 puñado de pasas
  • 1 puñado de nueces no muy troceadas
  • pollo a trocitos

Para la salsa aliño:

  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de miel
  • 1 chorrito de aceite de oliva (opcional)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • pizca de pimienta negra recién molida

Cómo preparar la Ensalada

  1. En un bol o fuente para ensaladas dispón las hojas de lechuga.
  2. Prepara la salsa de mostaza a la miel mezclando muy bien todos los ingredientes. No es necesario pasarla por la batidora o licuadora. Con ayuda de una cucharilla y removiendo todo muy bien es suficiente.
  3. Coge un poco de esta mezcla y ponla sobre las lechugas, unta bien y a continuación o bien repártela en 4 platos en los que distribuirás proporcionalmente todos los ingredientes o mezcla todo en la fuente y luego reparte.
  4. Lleva a la mesa y dispón el resto del aliño para que cada quien se pueda servir más a gusto de cada quien.

Las cantidades están a ojo de buen cubero: sin recargar demasiado para que los ingredientes no pesen sobre las lechugas y vayan al fondo de la fuente o los platos. Si eres muy goloso en un plato aparte pon más de cada uno de los complementos para añadir algo más si así lo deseas tú o tus invitados.

Esta salsa de mostaza a la miel está muy rica con esta ensalada así como para enriquecer recetas de pescado y carnes. Hace muy poco la preparé para acompañar unos nuggets caseros y deliciosos que muy pronto compartiré aquí mismo en esta pequeña extensión de mi cocina.

Espero puedan lograr hacer comer un poquito de verde a aquellos que queréis más con esta receta rápida, fácil y llena de sabores. Buen inicio de semana y que seáis muy felices compartiendo en la mesa frente a una deliciosa comida.

Anuncios

Navajas a la plancha con ajo y limón: un aperitivo rápido, fácil y con sabor a mar

2 Mar
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Aunque llevo algunos días sin publicar nada, tengo el tiempo un poco ajustado últimamente, no he dejado de cocinar y pensar en este pequeño espacio en que mis raticos en la cocina son protagonista. Para despedir o iniciar otra semana, dependiendo del calendario de cada cual, os traigo estas navajas a la plancha con ajo y limón que resaltan todo el sabor a mar que poseen estos humildes pero riquísimos moluscos, procedentes generalmente de los mares de Galicia, Irlanda o Portugal, y que se preparan en menos de lo que canta un gallo.

Imagen tomada de artículo de diario El País.

Imagen tomada de artículo del diario El País.

Las probé hace relativamente poco tiempo, en una de nuestras salidas de tapeo por Madrid. Me las recomendó una amiga y aquí están en mi mesa de tanto que me gustaron. Con un vino blanco, Verdejo de Rueda, están de vicio, además de muy saludables y nutritivas. Tardan en hacerse lo que puedan tardarse en abrirse que es muy poco. Yo utilicé una sartén muy amplia con una tapa para concentrar el vapor y se hicieran antes. Unos dientes de ajo bien majados con perejil, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón al gusto para dar el toque final a nuestras navajas. Para los amantes de los mariscos o, como dice mi novio, de todos esos “bichos del mar” he aquí esta delicia.

Ingredientes para preparar Navajas a la plancha con ajo y limón (2-4 personas)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  • 1 maso de navajas (unos 300-400 gr)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • zumo de limón (al gusto) + unas rodajas del limón extras
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • crema de balsámico de Módena (opcional para decorar el plato)

Cómo preparar Navajas a la plancha con ajo y limón

  1. Primero pon las navajas durante unos 15 minutos en un recipiente con agua con sal o con agua gaseada para que las navajas eliminen toda la arena que puedan tener dentro.
  2. Prepara el majao de los ajos con solo una pizca de sal, la cucharada de perejil y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, mezcla bien y unta la sartén ya caliente con la mitad de esta pasta, reserva la otra mitad con zumo de limón incorporado.
  3. Añade las navajas antes de que se pueda quemar el ajo. Tapa la sartén. En unos pocos minutos (2-4 minutos) se abrirán las navajas. Destapa,  riega con el resto del majado con zumo de limón incorporado (dos cucharadas) y deja un par de minutos más a fuego vivo para que se evapore el líquido.
  4. Separa del fuego para que no resequen.
  5. Coloca las navajas en un plato decorado en el fondo con crema de balsámico de Módena y acompaña con unas rodajas de limón.

¡Listo!  Un aperitivo fácil, rápido de preparar y muy rico. Si alguna de las navajas no se abrió, deséchala.

Spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef

3 Feb
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para hoy os traigo unos spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef que he preparado más de una vez en casa y se ha convertido en una de las formas de acompañar la pasta que más me piden últimamente. Por ello quiero compartirla con todos vosotros, con la esperanza de que os guste tanto y que la hora de prepararlos se convierta en un rato corto, porque se trata de una receta sencilla, rápida, fácil, pero francamente deliciosa. En casa preparamos un plato de pasta al menos una vez a la semana y siempre trato de encontrar nuevas maneras de enriquecer esta experiencia.

Los ingredientes son muy sencillos y el chopped beef, una especie de mortadela o spam muy económico, nos encanta. Si no es de su preferencia este embutido podéis sustituirlo por lacón o simplemente por jamón cocido. La salsa es de tomates maduros naturales con cebolla y orégano, básicamente, pero el sabor que le otorgan el chopped beef o bien el lacón es realmente bueno. Muy bien podría convertirse en el plato principal de esa cena de San Valentín que ya estaréis planificando. Como primero esta ensalada de espinacas con jamón y piña o estas tostas con tomate y queso de cabra.  Para cerrar un postre como esta tarta de queso con arándanos.

La pasta ya sabéis que podréis prepararla de forma casera si tenéis suficiente tiempo y maña, aquí os dejo una receta por si os apetece enrollaros un poco más, pero en el supermercado encontramos pastas de calidad a las que ya seguramente sois fieles.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef (2-4 personas)

  • 250 gr de Spaghetti #3 (yo utilicé de Gallo)
  • 200 gr de chopped beef cortado en bastoncitos (recuerda también pueden utilizar lacón en lascas)
  • 125 gr de queso Parmesano rallado (puedes sustituirlo por un queso viejo de oveja y estará igualmente rico)
  • 2 tomates grandes maduros o 3 más pequeños (o 1/2 lata de tomates troceados sin piel)
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 1 cebolla grande cortada en juliana fina
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharadita de ajo deshidratado en polvo (puedes sustituirlo por un diente de ajo bien majado)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • una ramita de hierbabuena o albahaca
  • sal
  • abundante agua para cocer la pasta

Cómo preparar Spaghetti con tomate, cebolla y chopped beef 

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Prepara la salsa: en una sartén con las dos cucharadas de aceite de oliva pon a pochar la cebolla en juliana con una pizca de sal. Una vez esté transparente y suave añade el tomate pelado y troceado con el orégano y el ajo y otra pizca de sal. Deja que se sofría el tomate durante unos 8-10 minutos. Agrega las cucharaditas tomate frito y la mitad del queso rallado y en lo que se reduce otro poco la salsa pon a hervir en una olla abundante agua para cocer la pasta.
  2. Añade el chopped beef, remueve, baja al mínimo el fuego solo para que se mantenga caliente la salsa en lo que cocinamos los spaghetti.
  3. Una vez haya alcanzado el punto de ebullición el agua añade suficiente sal y la ramita de hierbabuena o albahaca. Incorpora los spaghetti y deja cocinar según las instrucciones del fabricante. Recuerda que si los quieres al dente tendrás que dejarlos menos tiempo, así como si es pasta fresca recién preparada los tiempos de cocción se reducen a la mitad.
  4. Si la salsa está muy espesa coge un cucharón pequeño del agua de cocción de los spahetti y añádela a la salsa.
  5. Escurre muy bien la pasta e incorpórala enseguida a la salsa. Deshazte de la ramita. Remueve con cuidado para se integre todo muy bien y sirve enseguida acompañando con la otra mitad del queso para espolvorear por encima al gusto. Por unas hojitas de albahaca o hierbabuena para decorar.

Listo! Dependiendo de cuán goloso seáis los que os sentáis a la mesa, esta receta puede alcanzar para 4 personas o solo para 2 comensales si eres de los que cuando come pasta no come nada más. Confieso que estoy sin dudarlo un instante en el segundo grupo: un plato de pasta como plato único. Pero ya sabéis si perteneces al grupo de los más moderados y optas por un menú completo como el del inicio de la entrada esta receta da para 4 raciones equilibradas. Nada más por el momento, os dejo con esta otra receta de pasta y mis deseos de que tengáis la mejor de las semanas.

 

Montaditos gratinados de merluza con patatas duquesa

15 Jul

Es verdad que las patatas duquesa con quien mejor van acompañadas es de carnes, pero hoy las presento como guarnición de unas ricas merluzas rellenas de jamón y queso y gratinadas con queso y almendras tostadas. Un menú que ideé pensando en una pequeña invitada a la que sólo gustaban las patatas y el pescado, ambos fritos, y que de antemano me advirtieron no los comería de ninguna otra forma que no fuera esa. 

Aunque barajé la opción y preparé para echar mano de ella si hubiese sido necesario, me arriesgué con algo diferente pero que llamara la atención de mi tan exigente comensal. Al final no tuve que recurrir a su opción preferida y mi invitada, además de haber resultado una “pinche de cocina” entusiasta y disciplinada, me obsequió al final con su plato totalmente vacío. O sea que si tienen ustedes por casa a alguien reacio a comer pescado y patatas de otra forma que no sean fritos, póngales delante este combinado con el que seguramente quedarán encantados.

Es una receta muy fácil de hacer y en cuyo proceso pueden participar los más pequeños, encantados de ayudar en la cocina como casi siempre están. Las patatas duquesa, una forma de elaborar el tubérculo, muy francesa y popular en su gastronomía, resultan una manera extra, y deliciosa por cierto, de disfrutar en la mesa, y como señalé al principio son ideales para acompañar carnes. Los montaditos de merluza, así los llamé dudando entre lasaña y alguna que otra denominación, están realmente sabrosos y muy fáciles y rápidos de hacer. Así que, ya conociendo de antemano el éxito que han tenido, los animo a prepararlos en casa, para disfrute de niños y de adultos claro está. Vamos una vez más a por dos recetas en una.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Patatas duquesa (para 4 personas)

  • 4-6 patatas (dependiendo del tamaño)
  • 50 gr de mantequilla con sal
  • 40 gr de queso rallado (usa el que prefieras)
  • 2 yemas de huevo
  • agua para cocer las patatas
  • sal
  • pimienta negra (opcional)

Cómo preparar Patatas duquesa

  1. Pela las patatas y córtalas en cubos (dependiendo del tamaño se cocerán antes o después) ponlas a cocinar en agua con sal unos 8-10 minutos dependiendo del grosor de los trozos. No dejes que se ablanden demasiado.
  2. Ya cocidas, sácalas del agua, escúrrelas bien, y aplástalas hasta formar un puré grueso. Cuando tengas la mitad de las patatas escachadas pon 25 gr de mantequilla (la mitad), una yema de huevo batida, la mitad también del queso, sigue incorporando patatas y puré con el resto y al final añade la mantequilla y el queso que quedaba. Ponle pimienta si lo deseas y rectifica de sal.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Es la hora del trabajo manual (aquí puedes llamar al pinche o la ayudante). Coge una manga pastelera con una boquilla de estrella (si no tienes puedes hacer una manga con una bolsa de plástico apta para la manipulación con alimentos y hacerle un corte en forma de cruz; no te saldrán tan perfectas las “duquesitas” pero estarán igual de ricas). Ten ya preparada una bandeja de horno con papel encerado o para hornear. Llena la manga pastelera con el puré y haz rosas presionando la manga para que salga el puré poco a poco.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Una vez ya convertido el puré en nuestras rosas o estrellas, coge la otra yema de huevo batida con una pizca de sal y barniza con un pincel. Introduce en el horno pre-calentado a 200 grados Celsio unos pocos minutos hasta que se doren las patatitas. No las dejes mucho tiempo para evitar que se resequen. Sácalas del horno y vamos a preparar las merluzas en un abrir y cerrar de ojos.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Montaditos gratinados de merluza (2 personas)

  • 6 filetes de merluza sin espinas y sin piel
  • 4 lonchas de jamón cocido
  • 4 lonchas de queso Gouda (si son muy grandes las lonchas usa 2 picadas en dos como hice yo y el queso puede ser el que prefieras)
  • 2 cucharadas colmadas de queso rallado (el que tengas)
  • 1 puñado de almendras tostadas trituradas
  • sal
  • pimienta
  • un chorrito de aceite de oliva (puede ser otro vegetal)

Cómo preparar nuestros Montaditos gratinados de merluza

  1.  Primeramente seca muy bien los filetes de merluza si estuvieron previamente congelados. Sazónalos con sal y pimienta a tu gusto.
  2. En una sartén antiadherente (pon unas gotas de aceite si es necesario). Calienta bien y dale vuelta y vuelta a los filetes, solo unos instantes por cada lado. Ten en cuenta que los filetes de pescado se hacen en nada y como vamos a darle otro golpe de cocción en el horno no queremos que se sequen demasiado.
  3. En una fuente para horno pon otras gotas de aceite en el fondo para que no se pequen los montaditos durante el breve horneado.
  4. Pon un filete como primera capa, a continuación una loncha de jamón (doblada o no dependiendo del tamaño de los filetes de merluza), una loncha de queso, otro filete de merluza, y otra vez una loncha de jamón, otra de queso y otro filete, por último espolvorea con una cucharada de queso rallado y un poco de almendras tostadas por encima. Procede de la misma manera con el otro montadito. Si quieres preparar montaditos para 4 personas dobla las proporciones de los ingredientes.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Coloca en el horno pre-calentado con la opción de grill (220-250 gr C) unos 5 minutos. Que se funda y dore el queso y saca enseguida.

Ya está, ahora toca servir nuestro plato combinado para disfrute de pequeños y grandes.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¿Quieres ver otra receta a base de patatas? Pincha este Tambor de papas. Y si te apetece preparar otra receta con merluza fíjate AQUÍ.  Muy pronto vengo con una receta de la cocina cubana que encanta a unos cuantos de mis paisanos. Unas añoradas papas rellenas. Hasta ese día, os espero por este rinconcito de mi cocina. Feliz inicio de semana 🙂

Aquí puedes ver también una versión en inglés de esta entrada. Here you have the English version of this post.

Minutas de merluza o filetes empanados de merluza

2 Jul

Este fin de semana ofrecí un homenaje a la comida criolla cubana. Hacía mucho no preparaba unos frijoles negros dormidos a la manera que se hacen en la Isla caribeña, por ello opté por cocinarlos y acompañar el plato principal que presento hoy. Se trata de unas minutas de merluza, así se llaman en Cuba a los filetes de pescado empanados, que generalmente suelen ser de pargos pequeños (familia del mero), de merluza u otro pescado blanco. Ya sé que el menú (merluza empanada con ensalada y patatas con un primer plato de arroz blanco con frijoles negros y plátano maduro) es bastante calórico y contundente, pero creánlo o no, así de calóricos suelen ser las comidas y cenas, no solo en Cuba, también en sus vecinas del Caribe.

Actualmente me he sumergido tanto en la cultura gastronómica española que ciertamente ya me cuesta mucho comer de esta forma, aunque de vez en cuando me doy un homenaje ;). Después de haber salido a correr esta mañana mis 30 minutos ya no tengo cargo de conciencia para poder compartir con mis lectores esta cita del fin de semana con mis raíces culinarias. Solo la merluza empanada con ensalada o patatas ya es suficiente, pero si quieren un menú criollo completo ya sabes que puedes pinchar en los enlaces que destaqué anteriormente.

Y antes de pasar al meollo del asunto, destacar lo bueno del consumo de pescado, ya sea azul o blanco. En el caso de hoy, un pescado blanco que es bajo en grasas y calorías, y aunque con la técnica que usamos hoy le sumamos algunas, sigue siendo una carne rica y nutritiva, con vitaminas del grupo B12 y minerales como el fósforo, el potasio y el magnesio, indispensable para algunas funciones vitales del organismo.

Ahora sí vamos por las minutas de merluza, la forma más atractiva, me arriesgo a afirmar, de presentar el pescado a los niños y a aquellos que suelen hacer muecas cuando se los ponemos delante de otras maneras.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar minutas o filetes empanados de merluza (2 personas)

  • 4 filetes de merluza (sin piel y limpios de espinas)
  •  1 huevo batido
  • 1 taza (250 ml) de pan rallado
  • harina de trigo (suficiente para enharinar ligeramente)
  • 4 dientes de ajo muy bien majados (puedes utilizar ajo en polvo)
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva suave para freir
  • 1 lima

Cómo preparar minutas o filetes empanados de merluza

  1. Seca con papel de cocina o un paño muy limpio los filetes de merluza (esto es muy importante sobre todo si los filetes han estado congelados porque el exceso de agua puede arruinar el éxito del empanado). Pon a cada filete por ambos lados el ajo muy bien majado o en polvo y agrega sal y pimienta al gusto.
  2. Espolvorea la harina de trigo por ambos lados de los filetes (no tienes que poner demasiado).

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Pasa ahora por el huevo batido con una pizca de sal y por último es el turno del pan rallado. Asegúrate de empanarlo bien sin apretar mucho contra la carne.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Pon aceite suficiente en una sartén (no tienes que llenar el recipiente) y cuando esté caliente (ojo que no esté muy muy caliente) fríe los filetes de dos en dos dando la vuelta una vez estén dorados.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ten cuidado de no quemar los filetes. Yo aconsejo que el fuego no esté al máximo. Otro truco para que el aceite no se llene de pan y se queme pronto es sacudir un poco los filetes para retirar el exceso del pan que pueda no estar pegado. Así te saldrán unos filetes empanados muy ricos. Yo los pongo en papel absorbente claro está y me quedan crujientes por fuera, jugosos por dentro y para nada grasosos. A los niños les encantará. Sirve con una rodaja de lima, un poco de ensalada y unas patatas como las prefieras. Una receta fácil y muy pero que muy rica. Eso lo aseguro. Pronto vengo con más, hasta entonces espero que se den alguna vuelta por mi cocina 🙂

Ensalada de espinacas con jamón y piña

20 Dic

Hace unos días compré una piña preciosa que estaba tan apetitosa por fuera como por dentro. Y es que ésta es época de la reina de las frutas, y la podemos encontrar en todas las fruterías y supermercados, procedentes de varias regiones tropicales, sobre todo del Sur y Centroamérica, donde este cultivo resulta asombrosamente dulce.

Es el momento de ellas, por eso suelen estar más baratas. En cuanto a sus propiedades, es indiscutible su efecto beneficioso contra las cardiopatías, trombosis, hipertensión y  mala circulación sanguínea, gracias a su efecto anticoagulante. La piña en muy digestiva. Sobre todo si se come después de las comidas ayudará a evitar la pesadez, la acidez de estómago y los gases intestinales.

Podría seguir mencionando sus múltiples beneficios, pero voy a terminar hablando a favor de la piña en las dietas de control y reducción de peso, gracias a su bajo valor calórico, alto poder en fibra y quema grasas, y su gran fuente de vitamina C. Tengo comprobado que es excelente entre comidas y después de ellas para saciar el apetito y comer menos de otros alimentos pesados y muy calóricos.

En fin que como es protagonista de nuestra receta de hoy no podía dejar de hablar un poquito de esta indiscutible reina de frutas. Y para los que no gustan de las espinacas crudas, con esta ensalada vais a querer repetir. Vayamos directo a la cocina.

la foto (1)

Ingredientes para preparar ensalada de espinacas con jamón y piña

  • 100 gr de espinacas
  • 3 rodajas de piña pelada
  • 4 lonchas de jamón cocido
  • 2 tomates maduros

Para el aliño:

  • 2 cucharadas colmadas de mostaza de untar
  • 1  1/2 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de vinagre de jerez
  • 1 pizca de pimienta negra

Cómo preparar ensalada de espinacas con jamón y piña

  1. Disponer las espinacas troceadas en una fuente para ensaladas.
  2. Corta en cubitos los tomates y la piña y agrega a la fuente.
  3. Corta el jamón en tiras e incorpóralo.
  4. Ahora procede a preparar el aliño, tan fácil como poner en un vaso u otro recipiente las cucharadas de mostaza, la miel, el vinagre de jerez y la pimienta negra, mezclar muy bien para que quede todo bien incorporado y regar la ensalada con este aliño. Listo para disfrutar.

Si en vez de jamón quieres ponerle pollo, o los dos, adelante. La piña y el pollo combinan estupendamente y con este aliño agridulce tendrás unos sabores para recordar. Ésta puede ser  una buena elección para acompañar un plato principal y desde luego puede ser plato único para una cena ligera.

Para los amantes de las ensaladas con frutas como yo, ésta es una opción diferente que anima a alejarnos de las siempre bienvenidas lechugas. No es que no me guste la lechuga, pero unas espinacas frescas y crudas son una elección de lujo saludable. A ver si me contáis lo bien que les ha ido con esta receta tan sencilla y rápida de hacer.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.