Anuncios
Tag Archives: huevos

Fusion rice: receta para amantes de arroces salteados

27 Abr
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Este Fusion rice (arroz fusión) de hoy es una receta de esas nacidas de la necesidad; en realidad alumbradas por la ansiedad de lo que más nos gusta y, cómo no, de tener a mano, en ese preciso momento de iluminación, todo lo que hace falta para construir lo que queremos. Quienes mejor me conocen, quienes han convivido conmigo, saben que en temas culinarios suelo aprovechar lo que tengo a mano. En la cocina de mi abuela, allá en Cuba, vi hacer con amor y poco más algunas maravillas. ¿Qué cubano crecido en nuestra Isla abrasadora no tiene una historia de estas, de madres y abuelas haciendo verdadera magia frente a los fogones?

La experiencia y el entrenamiento en tales lides nos hacen fuertes. Pero aterrizando en nuestra propuesta de hoy, este plato único tiene coincidencias con el arroz tres delicias y con alguno de la cocina Thai. Lo que marca la diferencia entre ellos, quizá, es el uso del ajo tierno y el espárrago, ingredientes que tenía a mano y que sin dudas le dan un toque muy sabroso y fresco a esta receta de arroz. ¿Te apetece comer al estilo Oriental esta semana? Pues vayamos por el delantal y los ingredientes y manos a la obra.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Fusion rice o Arroz salteado a mi manera (2 personas)

  • 1 taza de arroz Jazmín
  • 1 1/2 taza de agua (para cocer el arroz por absorción)
  • 1 filete de ternera
  • 100 gr de gambas peladas
  • 4 espárragos verdes gruesos
  • 1 zanahoria
  • 3 ajos tiernos con el tallo
  • 2 huevos
  • 50 ml de salsa de soja ligera (puedes rebajar la normal con agua 25 y 25 ml de cada)
  •  sal
  • aceite de oliva suave

Cómo hacer Fusion rice o Arroz salteado a mi manera

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Cocina el arroz mediante el método de absorción, para lo cual lava bien el arroz primero, calienta una taza y media de agua en cacerola de fondo amplio y grueso, y cuando haya hervido, añade sal, un chorrito de aceite de oliva, baja a fuego bajo, incorpora el arroz lavado, tapa y deja que cocine unos 12 minutos aproximadamente. Cuando haya absorbido toda el agua, separa del fuego, deja reposar 5 minuto y a continuación remueve. Puedes hacerlo con bastante tiempo de antelación para que se haya enfriado antes de saltearlo.
  2. Haz a la plancha el espárrago y el filete de ternera con unas piedrecitas de sal gorda y un hilo de aceite. Saca a un plato y reserva, y una vez se refresquen corta los espárragos a tu gusto y el filete en tiras finas. Utiliza la misma sartén o plancha para cocinar las gambas peladas unos 2-3 minutos por cada lado hasta que cambien de color. Reserva igualmente.
  3. Bate los huevos, sazona y haz una tortilla en una sartén anti adherente. Haz tiras de ella y reserva.
  4. Trocea el ajo tierno en rodajitas finas y la zanahoria en juliana también fina, échalos a una sartén o wok con un hilo de aceite de oliva suave, sazona y deja saltear unos 5 minutos a fuego medio alto. A continuación agrega el arroz cocido, saltea un par de minutos, riega la salsa de soja ligera, mezcla bien y por último añade el resto de los ingredientes reservados: el espárrago, las tiras de ternera, las gambas y por último las tiras de tortilla. Revuelve todo y sirve enseguida.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

El arroz Jazmín es ideal para recetas como ésta, puedes prepararlo de esta manera o hervirlo en abundante agua y escurrirlo, pero ten en cuenta no cocerlo demasiado ya que vas a saltearlo más tarde. De la manera que yo te propongo el arroz queda en su punto. No queda duro y sí al punto adecuado para saltearlo después sin romper los granos.

Más fácil aún es si el huevo lo cocinas a la manera de revuelto (revoltillo) y no de tortilla. Eso sí, no los rompas demasiado para que te encuentres los tropezones. Queda igual de bueno.

Los espárragos verdes tiernos con su sabor almendrado le da un toque delicioso al salteado de arroz. A la plancha conservarán todas sus propiedades y el sabor se realza. Yo nunca los hiervo. Si quieres puedes utilizar uno solo de los ingredientes proteicos. Escoge ternera o gambas, dobla la cantidad y ya está.

Es un plato único fabuloso, con un poco de ensalada cruda para acompañar, un menú sano y equilibrado. En casa lo pongo a la mesa muy frecuentemente. Y si quieres ver otras propuestas diferentes de arroz, visita este enlace y este otro, donde encontrarás más recetas. ¡Feliz semana!

Anuncios

Tarta de zanahoria con cobertura de queso crema

18 Nov

Todavía me pregunto por qué no había publicado anteriormente mi versión de la muy popular  Tarta de zanahoria o Carrot cake, si es de esos postres con los que me suelo deleitar siempre, sea cuál sea la manera de prepararlo. Sí, porque de tantas veces que lo he preparado, he podido ir jugando con los añadidos para obtener sabores y texturas diferentes, todas ricas y adaptadas a las circunstancias y sobre todo a lo que tenemos en la despensa.

Os voy a dar la receta con la que me estrené en este postre, hoy día tan difundido internacionalmente. En los Estados Unidos, me han contado, suelen preparar unos realmente radicales como los catalogaría una buena amiga. En el otro extremo, en el Reino Unido de Gran Bretaña, también se preparan y venden en numerosas tiendas de repostería. De ellas puede hablar con fundamento mi amiga de Pemberley Cups and Cakes, quien por cierto tiene otra receta que me encanta de la Tarta de Zanahoria.

Volviendo a mi propuesta de hoy señalar que al final de la receta comparto igualmente algunas de las variaciones a las que hago referencia. No dejéis de echarle un vistazo porque así podréis quedaros con la opción que más se ajuste a vuestros gustos y a los productos que tengáis disponibles. Vayamos al meollo del asunto.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar  Tarta de zanahoria o Carrot Cake

  • 200 gr de mantequilla reblandecida
  • 225 gr de azúcar moreno
  • 4 huevos medianos
  • 350 gr de zanahoria rallada
  • zumo y ralladura de una naranja
  • 175 gr de harina integral
  • 2 cucharadas de Polvos Royal (levadura química)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 50 gr de nueces troceadas
  • 50 gr almendras
  • 50 gr de uvas pasas
  • pizca de sal

Para la cobertura:

  • 125 gr de mantequilla
  • 250 gr de queso crema tipo Philadelphia
  • 60 gr de azúcar glas

Cómo preparar Tarta de zanahoria con cobertura de queso crema

  1. Primero prepara el molde que vas a emplear. Preferiblemente de 20 cm de diámetro. Dependiendo del tamaño del molde pueden variar los tiempos de cocción. Por ejemplo si en vez de utilizar solo un molde para toda la mezcla, repartes ésta en dos del mismo tamaño, el tiempo de horneado se reduce a la mitad. También será menos tiempo de cocción si el molde tiene un diámetro superior. Por ejemplo, esta receta, en que empleé un molde de 20 cm para toda la mezcla, tardó entre 70 y 90 minutos. La última vez, que utilicé un molde de diámetro superior (23 cm), demoró 45 minutos.
  2. Ten listos los ingredientes, asegúrate de tenerlos todos a temperatura ambiente: separa las claras de las yemas de cada huevo y ponlos en recipientes separados. Las claras ponlas en una fuente amplia donde puedas montarlas después a punto de nieve. Tamiza la harina conjuntamente con la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal. Ten listo y recién exprimido el zumo de naranja, pero primero ralla la corteza sin llegar a la parte blanca con un rallador muy fino. Ralla también la zanahoria. Mezcla los frutos secos y asegúrate que las nueces estén bien troceaditas. Pre-calienta el horno a 180 grados Celsio.
  3. Todos los ingredientes listos para emplear, bate la mantequilla y el azúcar hasta que obtengas una mezcla cremosa. Añade las yemas de los huevos, mezcla bien e incorpora la ralladura y zumo de la naranja, vuelve a mezclar.
  4.   Ahora es el turno de los ingredientes secos que hemos tamizado. Agrégalos a la mezcla, así como los frutos secos. Mezcla con movimientos muy suaves. Reserva
  5. Bate ahora las claras de los huevos hasta el punto de nieve y súmalas a la mezcla que teníamos reservada y por último añade la zanahoria rallada y remueve hasta que esté todo bien integrado.
  6. Vierte todo en el molde o moldes, haz un pequeño agujero en el centro de la mezcla y pon a hornear. Un solo molde lo tendrás listo entre 70 y 90 minutos. Dos, será la mitad del tiempo. Por ello es mejor que no le pierdas de vista. Cuando la masa esté dorada y firme en el molde pincha con un palillo y si sale limpio es que ya está listo. Saca, deja atemperar unos 10 minutos, desmolda y deja que enfríe completamente sobre una rejilla
  7. El glaseado es muy sencillo y rápido. Bate la mantequilla reblandecida y el azúcar glas hasta que tengas una mezcla esponjosa, pálida y cremosa. A continuación añade el queso y bate otro poco hasta que se integre todo. Resérvala en la nevera unos 20 minutos antes de extender sobre el bizcocho. Puedes abrirlo por la mitad y distribuir la crema de queso en dos capas o disponer una sola de forma generosa por encima. La ventaja de hacer los bizcochos en dos moldes es que tienes el paso de abrir el bizcocho ganado, sobre todo si no eres muy diestro o no tienes una lira, el instrumento adecuado para cortar de forma pareja los bizcochos.

Después de haber salido airosa de esta primera versión de la receta he experimentado con otras variaciones. La segunda vez que hice una tarta de zanahoria, tomando como base la misma receta anterior, sustituí el zumo de naranja y su ralladura, así como los frutos secos por piña en conserva y coco rallado. ¿De qué manera? Tomé tres rodajas de piña en conserva sin azúcares añadidos que troceé y sustituí por los frutos secos. El almíbar de la misma piña (100 ml aproximadamente) fue el sustituto del zumo de naranja, y el coco rallado (2 cucharadas) tomaron el lugar de la ralladura. A la hora de incorporar, lo hice de la misma manera y orden de la receta explicada anteriormente. La crema de queso tal cual, que si notáis no lleva demasiado azúcar glas. Probé una vez así, y así os la doy porque me parece ideal el contraste entre bizcocho más dulce y la cobertura menos dulce pero con todo el sabor del queso.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En la más reciente adaptación de la tarta empleé una harina regular, no integral. La ralladura y zumo de naranja los sustituí por ralladura y zumo de limón y en la mezcla de frutos secos escogí un puñado de almendras, otro de avellanas, así como otro de pasas y arándanos secos. Esta vez, además, sustituí la mantequilla por 1 1/3 taza de aceite de girasol. A la cobertura de crema de queso esta vez la coroné con un poco de canela en polvo.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

A ver con cuál de estas versiones os quedáis, cualquiera de ellas estoy segura que os gustará. Las fotografías corresponden a todas las tartas de zanahoria que he preparado. La última imagen tiene unas virutas de colores que puso la manita atrevida de mi asistenta. Ella quería también poner su granito de arena además de haberme acompañado e intervenido en parte del proceso.

Os dejo otras tartas que he preparado anteriormente: Buen inicio de semana y que os aproveche.

https://traslareceta.wordpress.com/2013/03/20/tarta-de-queso-con-arandanos/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/01/08/tarta-de-limon-como-hacer-bizcocho-y-cobertura-paso-a-paso/

Pincho de tortilla: de la receta española

15 May

Un clásico que no puede faltar en los bares españoles es la tortilla de patatas, un pincho que se suele servir acompañado de una bebida fría, generalmente de una caña. Para los que me leen en otras latitudes, una caña es una cerveza pequeña. Cada bar aquí en España suele dispensar cerveza de una marca determinada de barril. No quiere decir que sea la única que ofrezcan. Si quieres de botella, entonces puedes escoger entre las ofertadas. Pero lo típico cuando vas de paseo es pedirte una caña en la barra o sentados en una terraza cuando hay sol, y esta caña suele acompañarse casi siempre con alguna tapa (un aperitivo), que puede ser perfectamente una porción de tortilla de patata.

Por estos días de mayo se celebra anualmente la Ruta de la Tapa en la capital española. Es una oportunidad para saborear Madrid a muy buen precio. En el enlace podrás enterarte bien de los bares y restaurantes que entran en este itinerario gastronómico que, bajo el co-auspicio del Ayuntamiento madrileño y la marca de cerveza Cruz Campo, resulta una opción de lujo para combinar un paseo por la ciudad y un momento para reponer energías. Por menos de 3 euros podrás beberte una cerveza y probar una tapa.

Seguramente habrá más de una opción en la que sea protagonista un pincho de tortilla. Pero si no puedes darte un saltito por los barrios madrileños, aterricemos en la cocina, donde podrás prepararte tú mism@ una tortilla española y disfrutarla con una cervecita y buena compañía. Yo preparo con cierta frecuencia la tortilla de patatas, por eso he dado con un truco para hacerla menos calórica. Si quieres enterarte sigue leyendo la receta que a continuación explico.

tortilla-de-patatas-y-jamón

Ingredientes para preparar Tortilla de patatas y jamón cocido (4 personas)

  • 5 huevos
  • 2 patatas (no pequeñas)
  • 1/2 cebolleta (usa una entera si es pequeña)
  • 1 diente pequeño de ajo majado
  • 4 lonchas de jamón cocido
  • 1 puntita de Polvos Royal (1/2 cucharadita de postre)
  •  3 cucharadas de aceite de oliva (puedes utilizar otro)
  • sal

Cómo preparar Tortilla de patatas y jamón cocido 

  1. Pela las patatas, córtalas en rodajas de 1/2 cm (aquí va el truco) no las frías, introdúcelas en una bolsa de hornear o en un recipiente tapado apto para microondas, espolvoréalas con sal y cuécelas durante 6-8 minutos dependiendo de la potencia de tu Micro. Transcurrido el tiempo, déjalas refrescar para que no te quemes.
  2. En una sartén anti-adherente pocha la cebolleta picada finamente con las tres cucharadas de aceite y el diente de ajo bien majado. Cuando se haya transparentado sácala con ayuda de una espumadera a un plato hondo. El aceite sobrante déjalo en la misma sartén que luego emplearemos para cocer la tortilla.
  3. Casca los huevos, ponle  la puntita de levadura o Polvos Royal y un poco de sal (no te pases si le pusiste suficiente a las patatas) y bátelos de conjunto con la cebolleta que habíamos reservado.
  4. Incorpora las patatas a los huevos batidos y con un tenedor deshaz las patatas sin llegar a hacer un puré (aquí está la cuestión más importante de la tortilla española que jamás deja las patatas en trozos). Agrega las lonchas de jamón en pequeños rectángulos y remueve.
  5. Vierte toda la mezcla en la sartén, remueve para emparejar los ingredientes, tapa, y deja cocer a fuego bajo para que se haga lentamente.tortilla española cociendo
  6. Cuando veas que está cuajada la mezcla es momento de girarla. Ayúdate de un plato: ponlo como si fuera una tapa y dale la vuelta a la sartén. Deja la parte cocida hacia arriba y dale un par de minutos más para que termine de cocer por dentro. Retira del fuego, sirve en un plato y pícala en cuatro raciones. Lista para disfrutar.tortilla española

Puedes saltarte el jamón cocido y tendrás una auténtica tortilla española igual de sabrosa. O si prefieres agrégale un poco de chorizo bien troceado. Éste último es mi complemento preferido, pero tú pon lo que más te guste o simplemente no pongas más. Segura estoy que te va a quedar deliciosa decidas lo que decidas. Ya sabes, aquí tienes otra receta tradicional, sencilla pero no por ello menos deliciosa. Al final son esos platos de toda la vida los que disfrutamos toda la familia con mayor placer.

 

Tarta de Naranja: receta paso a paso

17 Feb

Hace algunas semanas presenté una tarta de limón que me dejó con ganas de más. Por eso hoy quiero compartir una tarta de naranja que el fin de semana pasado reunió a algunos amigos para celebrar un cumpleaños. Siguiendo los mismos pasos del bizcocho de limón, pero sustituyendo limón por naranja y alguna que otra modificación, el resultado fue maravilloso. Tengo que admitir que hasta ahora es mi favorita.

Y como es ya sabido que el chocolate y la naranja hacen una perfecta combinación de sabores, me decidí por una cobertura de crema de mantequilla de cacao con la que hemos trabajado ya en ocasiones pasadas. La tarta no duró mucho sobre la mesa. Cuando fui a tomar la foto de la porción ya no quedaba mucho que fotografiar, así que les debo la porción, segura de que pronto repetiré.

tarta naranja

Ingredientes para hacer Tarta de Naranja (18-20 cm de diámetro)

  • 175 gr de harina para repostería
  • 175 gr de mantequilla reblandecida
  • 3 huevos grandes
  • 175 gr de azúcar refino + 75 gr para el almíbar
  • 2 naranjas
  • 1/2 sobre polvos Royal o 1 cucharada de otra levadura
  • 1/2 vaso de agua

Cómo hacer bizcocho de naranja

Antes de comenzar a mezclar ingredientes, un consejo que reitero: deja a punto todo. Desde engrasar el molde que vas a utilizar (yo lo forro con papel de hornear para evitar luego tener mucho que limpiar) hasta medir los ingredientes, tamizar (pasar por un colador fino) la harina, tener a punto reblandecida la mantequilla, cascar los huevos y en el caso de hoy, rallar las dos naranjas y luego exprimir todo el zumo para poder utilizarlo en el momento adecuado.

  1. Ahora sí en un bol hondo mezcla el azúcar y la mantequilla y bate hasta que tengas una preparación homogénea pálida y cremosa. 
  2. Incorpora uno a uno los huevos: no pongas otro hasta que esté bien mezclado el anterior.
  3. Ahora agrega la mitad de la ralladura de la naranja y la mitad del zumo, sigue batiendo.
  4. Después incorpora la harina a la mezcla y remueve suavemente hasta que esté todo bien incorporado y vierte en el molde que has preparado.
  5. Introduce en el horno previamente calentado a 180 grados y deja cocer entre 35 y 45 minutos. Chequea más temprano que tarde, pincha con un palillo y si sale limpio ya está. Fuera del horno y déjalo enfriar en una rejilla.
  6. En el tiempo que está el pastel en el horno, prepara un almíbar de naranja. Para ello pon a calentar 1/2 vaso de agua (unos 125 ml) y llévalo a ebullición, baja entonces el fuego agrega 75 gr de azúcar, y el zumo y la ralladura que quedaron de las naranjas. Deja que reduzca y espese (unos 20 minutos a fuego suave a medio). Cuando esté lista deja atemperar antes de vertir en nuestro bizcocho.

Procede a cortar el bizcocho a la mitad. Ten en cuenta que si tienes dos moldes iguales puedes repartir la mezcla que preparamos en los dos y así te ahorras tener luego que picarlos por la mitad si no tienes un instrumento que lo haga con precisión.  Ahora riega con la ayuda de una cuchara un poco del almíbar sobre la mitad del bizcocho (hazlo primero con el que hayas elegido como base), no tiene que estar enchumbado, luego extiende una capa de crema de mantequilla, pon encima el otro bizcocho y procede de igual forma con la almíbar. Recuerda que no tiene que estar empapado a no ser que así lo prefieras.

La forma de hacer crema de mantequilla la tienes dando clic en el enlace. Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Tamízalo junto con el azúcar glas antes de empezar a batir. Esta misma crema la utilicé para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar. Si empleas uno con azúcar te aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. Pero si no te va el rollo o simplemente no tienes deseos de complicarte más. Cubre con la ayuda de una espátula la tarta y para darle un toque final espolvorea un poco de ralladura de naranja por encima. Listo, podrás disfrutar de una tarta con todo el sabor y la frescura de las naranjas de temporada.

Frituras de Malanga: paso a paso

12 Feb

En Cuba, desde pequeños, estamos muy familiarizados con la malanga. Este tubérculo es uno de los primeros alimentos que se introducen allí en la dieta de los bebés, porque se trata de un producto con valores nutricionales muy altos y unas características muy especiales que favorecen la digestión. Por ello la malanga es ideal en la nutrición de pequeños y también de adultos con requerimientos dietéticos especiales, sobre todo con afecciones estomacales. No hay nada mejor para “enderezar” el estómago que un buen puré de malanga.

Pero no solo tenemos recuerdos de la malanga asociados a males de estómago como acidez, gastroenteritis o simplemente mala digestión. Gracias a ella hemos mejorado y también gracias a ella hemos disfrutado unas ricas frituritas de malanga. Quien las haya comido, estoy segura, se habrá quedado para siempre deseando volver a probarlas una vez más. Sencillas de preparar, sencillas de cocinar y sencillamente deliciosas de comer.

frituras de malanga

Frituras de malanga. Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Ingredientes para preparar Frituras de Malanga (4-6 personas)

  • 3 malangas medianas a pequeñas
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado muy finamente
  • 5 dientes de ajo
  • pimienta negra y sal
  • aceite de oliva suave

Cómo preparar Frituras de Malanga

  1. Lava muy bien con un cepillo las malangas y sécalas muy bien. 
  2. Ahora pélalas cuidadosamente. Ellas tienden a resbalar un poco en las manos a medida que vas retirando la piel, así que mucho cuidado no te vayas a cortar.
  3. Ya peladas, ralla las malangas con un rallador fino.  El resultado será una pasta muy blanca.
  4. Pela los dientes de ajo y retira el nervio central, ponlos en un mortero con una pizca de sal y maja hasta que se haga una pasta.
  5. Puedes agregar el perejil al mortero si no has conseguido que te quede tan fino y majarlo junto con el ajo. Incorpora el contenido del mortero al recipiente donde tienes la malanga. Búscate uno hondo para luego puedas mezclar bien todos los ingredientes.
  6. Bate los dos huevos y viértelos en el bol que tiene la malanga, el ajo y el perejil incorporados.
  7. Por último salpimenta a tu gusto y mezcla muy bien hasta que te quede un preparado suave como se muestra a continuación.

    masa de frituras de malanga

    Mezcla para frituras de malanga. Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  8. Déjala reposar un poco en la nevera mientras calientas unas dos tazas de aceite (unos 400 ml) en una sartén honda. También puedes utilizar la freidora.
  9. Cuando ya esté bien caliente, saca la malanga de la nevera, coge una cuchara mediana, llénala y deja caer su contenido suavemente en el aceite bien caliente. Puedes ir haciendo de cinco en cinco cucharadas colmadas. Solo cuando estén bien doradas (dejará de hacer burbujas el aceite) dale la vuelta con ayuda de un tenedor.
  10. Cuando vayas sacando, ponlas en papel de cocina para retirar el exceso de grasa. No las dejes enfriar, disfrútalas acabaditas de freir.
frituritas de malanga

Frituras de malanga. Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Las frituras de malanga absorben mucho aceite, así que no te hagas muy adictos a ellas. Ya sé que es un poco difícil de lo buenas que están. Pero disfrutarlas de vez en cuando, dentro de una dieta equilibrada, hace bien al cuerpo y al espíritu.

Cocidas con un buen mojo también están muy ricas, pero nada comparado con esta forma que he propuesto hoy. Prometo a las mamás seguidoras que también voy a poner el puré de malanga. Es lo más parecido a un “potito” que puedo poner aquí, respondiendo a una petición que me ha llegado hace muy poco de una amiga 😉 .

Bizcocho de chocolate: base para tarta

17 Ene

Hoy quiero compartir con todos un bizcocho de chocolate, base de tartas, y que suele ser preferido de muchos. Nada mejor que un postre hecho en casa. Una ocasión propicia para reunir a los más pequeños en la cocina e interesarlos por ella desde temprano. Más allá de lo didáctico a ellos les encanta eso de mezclar ingredientes, meter los dedos para probar la mezcla o ponerse hasta los pelos de harina y azúcar.

Nada que si queréis disfrutar de una merienda “made in home”, un postre de vez en cuando para homenajear a vuestras visitas, anímate con esta propuesta dulce y con toda la explosión del chocolate. Esta tarta que les presento a continuación fue un auto-regalo de cumpleaños, que ya pasó hace unos meses, pero que ahora tengo la oportunidad de mostrarles. Espero que, si os animáis, os guste tanto como a mis invitados.

2012-10-09 20.08.53

Ingredientes para preparar bizcocho de chocolate (para 1 o 2 moldes de 18-20 cm)

  • 225 gr de mantequilla reblandecida
  • 220 gr de azúcar extrafino
  • 175 gr de harina con levadura (especial para repostería)
  • 4 huevos
  • 50 gr de cacao en polvo (especial para repostería no tiene azúcar)
  • 1 cucharada de agua o leche templada opcional

Cómo preparar bizcocho de chocolate

  1. Primeramente ten medidos y dispuestos en boles separados todos nuestros ingredientes, incluidos los huevos cascados. La harina tamízala, igual que el cacao, y mézclalos bien con una cuchara de madera. Yo también dejo preparado el molde o moldes, forrados con papel de hornear, antes de proceder a con nuestra masa.
  2. Ahora ya puedes comenzar batiendo la mantequilla y el azúcar en un bol hasta que obtengamos una mezcla suave y esponjosa. Puedes usar una batidora de varillas pero unas manuales también te servirán.
  3. A continuación añade los huevos uno por uno mientras sigues batiendo.
  4. Incorporado todo bien, deja las varillas, coge la cuchara de madera y suma a la mezcla la harina con movimientos envolventes hasta que esté todo unido.
  5. Vacía la mezcla en el molde que teníamos a punto y con el horno precalentado unos 4 minutos antes cuece entre 15 y 25 minutos. Comprueba que esté listo el bizcocho introduciendo un palillo. Si sale limpio, fuera del horno.

Deja enfriar en una rejilla antes de proceder a cortar el bizcocho en caso de que hayas utilizado un solo molde, o si vas a decorarlo, también tienes que dejarlo enfriar. Yo tengo un instrumento muy útil para cortar por la mitad el bizcocho, por eso solo utilizo un solo molde. Tampoco mi horno es muy grande, así que prefiero poner uno solo, cómodo, sin que esté pegado a las paredes del horno.

Ya frío, procedí a extender entre ambas partes de bizcocho una capa de crema de mantequilla de chocolate (que podéis ver cómo hacer dando click en el enlace). Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Esta misma crema la extendí para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar, tanto para el bizcocho como para la crema de mantequilla. Si empleáis uno con azúcar os aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. La flor blanca está hecha de glaseado real denso que les explicaré cómo hacer en otro momento.

Pan de Plátano y Nueces o Banana and Nuts Bread

15 Nov

De la gastronomía americana, hoy les propongo un bizcocho riquísimo resultante de la combinación de dos frutos que me encantan. Se trata del “banana and nuts bread” o pan de plátano y nueces. Acabado de hornear, todavía caliente, está delicioso; templado también lo está, e incluso cuando ya tiene un par de días podemos aprovecharlo para hacer un desayuno estelar.

Después de un par de días, si aún te queda de este bizcocho, podrás hacer unas rebanadas y aprovecharlas para hacer unas deliciosas tostadas francesas con todo el sabor original de nuestro pan de plátano y nueces. Lo mejor de todo es lo fácil que resulta hacer este socorrido bizcocho. Nada que ver con la bollería industrial que compramos en el supermercado, os lo puedo asegurar. A ver qué os parece.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pan de Plátano y Nueces

  • 250 gr de harina de trigo      
  • 150 gr de azúcar blanca
  • 55 gr de nueces
  • 2 huevos grandes o 3 medianos
  • 115 gr de mantequilla
  • 4 plátanos bien maduros
  • 8 gr de levadura (medio sobre de polvos Royal)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar el pan de plátano y nueces paso a paso

  1. Precalentamos el horno a 180 grados.
  2. Mezclamos en un bol los ingredientes secos: la harina con la levadura, el azúcar y la sal. Las nueces las reservamos para el último momento.
  3. Mezclamos en otro recipiente los ingredientes húmedos. La mantequilla reblandecida, los huevos, la vainilla y el plátano aplastado con un tenedor, sin llegar a hacerlo puré.

4. Sumamos la mezcla de los ingredientes secos a esta última y mezclamos suavemente hasta incorporar todo.

5. Por último agregamos las nueces y depositamos toda la mezcla en un molde preparado y engrasado que colocamos en el horno durante 1 hora aproximadamente.

Las nueces que empleamos en este bizcocho apenas están troceadas. Yo prefiero ponerlas casi enteras para poder encontrarlas bien en este pan dulce delicioso. Con los plátanos procedo de la misma manera. Prefiero que quede algún que otro trocito en medio de toda la masa. Por eso cuando trituro el plátano con el tenedor no pongo mucho empeño en que quede como un puré homogéneo.

En rebanadas, con helado, solo o con mantequilla, tostado con el paso de los días, como más os guste, siempre está buenísimo y es muy nutritivo. Para los más golosos, más allá de regímenes restrictivos de control de peso, las rebanadas de este pan de plátano y nueces puede ser la base perfecta de unas tostadas francesas. ¿Cómo obtenerlas? Pues muy sencillo. Batimos un huevo, pasamos las rebanadas de nuestro bizcocho por éste y luego las freímos en una sartén con no mucha mantequilla. Con un sirope de “maple” están para chuparse los dedos.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.