Anuncios
Tag Archives: harina

Cupcakes salados: un entrante diferente para un menú nada corriente

3 Jul
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La idea de unas magdalenas saladas con ingredientes que pueden variar según las preferencias de cada quien, y con una cubierta generosa, también salada, estoy segura que va a encantar a quienes se animen a preparar esta receta. Ya sé que en verano eso de encender el horno puede ser una tarea de mucho coraje, pero también, una vez pasado el momento del “sofocón”, nos puede alegrar una tarde en la playa o la piscina, a la sombra de un árbol o simplemente a la mesa de casa.

Esta vez con ingredientes a mano como cebolla, beicon y nueces, conseguí una base bien sabrosa. Para la cubierta o frosting emplearemos un puré de patata aromatizado. La próxima vez experimentaré con sobrasada o chorizo y cebolla caramelizada, una mezcla que nos encanta, o con espinacas, piñones y queso de cabra. Las opciones puedes ser muchas, pero hoy les dejo una receta en concreto. Vayamos a poner manos en la masa.

Ingredientes para preparar Cupcakes de cebolla, bacon y nueces (12-14 cupcakes)

  • 2 huevos grandes
  • 125 gr de mantequilla salada (yo utilicé reducida en materia grasa)
  • 125 gr de azúcar (puedes utilizar miel)
  • 150 ml de leche
  • 270 gr harina (yo utilicé integral)
  • 2 cucharaditas de polvos Royal
  • 2 cebollas (1 muy grande)
  • 6 lonchas de bacon en tiritas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (si fuera necesario)
  • pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de ajo deshidratado en polvo
  • sal

Para la cobertura:

  • 4 patatas
  • 60 gr de mantequilla (puedes poner queso crema o simplemente aceite de oliva virgen extra)
  • 1 ramita de perejil finamente picado
  • 1/2 dientecillo de ajo majado
  • unos tropezones de jamón serrano o ibérico
  • sal
  • 60 gr de nueces peladas y troceadas

Cómo preparar cupcakes de cebolla, beicon y nueces

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Primero pon a cocer las patatas con su piel en agua con sal hirviendo durante unos 45 minutos.
  2. Precalienta en el horno a 175 grados.
  3. Pon en una sartén con el fuego medio a fuerte el bacon picado en tiritas finas. Una vez esté doradito añade la cebolla previamente pelada y cortada en fina brunoise. Si no ha soltado grasa el bacon porque estaba más bien magro añade antes de la cebolla las dos cucharadas de aceite de oliva o menos según veas que haga falta. No es necesario pasarse con la grasa.
  4. Deja que la cebolla se poche durante unos 8 a 10 minutos y así adquiere todo el sabor del bacon. Separa del fuego y deja enfriar.
  5. En un bol mezcla el azúcar con la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente con consistencia de pomada.
  6. Añade uno a uno los huevos y deja que se incorporen bien y resulte una mezcla ligera y esponjosa.
  7. Incorpora la leche, mezcla bien y a continuación ve sumando la harina tamizada con la levadura y el ajo en polvo o deshidratado.
  8. Agrega la cebolla pochada con el bacon y las nueces previamente pasadas por un poco de la misma harina, lo cual hará que se distribuyan de forma homogénea y no vayan al fondo de las cápsulas de papel.
  9. Coloca en moldecitos individuales o en una bandeja para cupcakes las cápsulas de papel y rellénalas un poco menos de su capacidad.
  10. Hornea entre 18 y 20 minutos a la misma temperatura inicial hasta que hayan subido. Para estar seguros de que están bien horneados pincha con un palillo y si sale limpio ya están listos. Déjalas enfriar sobre una rejilla ya fuera del molde.

La cobertura:

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Una vez cocidas las patatas y con la piel retirada procede a hacer un puré con la mantequilla, mezcla bien el diente de ajo majado, el perejil y la pimienta.
  2. Prueba de sal y si lo requiere rectifica.
  3. Como tercer y último paso, una vez tibio el puré, rellena una manga pastelera y con una boquilla lisa procede a coronar cada magdalena salada.

Yo tengo que confesar que mi manga se abrió a la primera y tuve que recurrir a algo tan sencillo como poner a ojo de buen cubero el puré sobre las magdalenas y con ayuda de un tenedor hacer el diseño que muestro en las imágenes, tan simples pero tan bonitos al final. Conclusión que si no tienes manga o no quieres tener que ensuciar más o simplemente saltarte esta operación van a quedarte igualmente geniales. Una montañita más o menos igual a la de al lado y un caminito con el tenedor. Pon unos daditos de jamón o no y a disfrutar tus cupcakes salados. ¡Feliz fin de semana!

Anuncios

Tarta satinada de chocolate para enamorar

13 Feb
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hay una expresión muy común, extendida internacionalmente, que asegura “El amor entra por la cocina”. No sé cuántos porcentajes y estadísticas podrán respaldar la frase, lo único cierto es que aun cuando igual llega y se va, el amor es un factor primordial en cuestiones culinarias. Todo lo que implica la cocina realmente me apasiona, desde plantearme una idea, buscar los ingredientes, embarcarme en el proceso y por último disfrutar del resultado y ver a otros disfrutarlos por igual.

De la misma manera que cocinar es un placer para muchos sé que otra mitad similar evita a toda costa tener que involucrarse en tal actividad, pero incluso para esas personas, hay una primera, segunda o tercera vez en que merece la pena el intento en nombre del amor. Y con esta tarta satinada que comparto hoy, vais a enamorar. Todavía puedes prepararla para honrar ese vínculo que nos invita a celebrar el Día del Amor, porque al amor podemos agasajarlo un catorce de febrero o un veintiuno de abril. Una fecha, por sí sola, no puede hacer desperezar lo que no somos capaces de mantener despierto.

Esta tarta satinada es una versión sin colorante de la Red Velvet. Con un poco más de chocolate y seguiendo la receta logramos el efecto satinado que da nombre a esta tarta. Un bizcocho muy suave, esponjoso, sedoso y que se deshace en nuestra boca, cuyo sabor es realzado por esta cobertura de queso mascarpone y nata montada, un frosting delicioso de Pemberly Cup and Cakes, a donde una y otra vez regreso cuando de cuestiones reposteras se trata. La receta del bizcocho es de uno de los cuadernos de Pastelería Creativa, con alguna adaptación propia y un resultado de cuatro capas en vez de dos.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Tarta satinada de chocolate

  • 300 gr de harina
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr de azúcar blanco
  • 2 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de aroma o extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de cacao en polvo (cacao puro sin azúcar)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 240 ml de suero de leche o buttermilk (puedes hacerlo tú añadiendo una cucharada de zumo de limón o vinagre a 230 ml de leche y dejar reposar 10 minutos)
  • 1 1/2 cucharaditas de vinagre de vino blanco
  • 1 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico de uso culinario

Para el glaseado de queso y nata:

  • 250 gr de queso Mascarpone
  • 130 gr de azúcar glass (puedes hacer azúcar glass moliendo azúcar refino)
  • 230 ml de nata líquida para montar
  • coco rallado para espolvorear

Cómo preparar tarta satinada de chocolate

  1. Precalienta el horno a 180 grados. Prepara dos moldes iguales de unos 20 cm de diámetro. Puedes engrasarlos o simplemente forrarlos con papel vegetal antiadherente.
  2. Bate la mantequilla y el azúcar en un recipiente hasta obtener una mezcla cremosa. Añade los huevos uno a uno, así como el extracto de vainilla.
  3. En otro bol, tamiza la harina, el cacao en polvo, la levadura y la sal y remueve.
  4. Incorpora una tercera parte de los ingredientes secos en la mantequilla mezclada con el azúcar y los huevos, remueve para mezclar bien, y agrega un tercio del suero de leche sin dejar de batir.
  5. Continúa el mismo procedimiento de los tercios de ingredientes lentamente hasta que todo quede bien integrado. Intenta no batir demasiado la mezcla.
  6. En un vaso mezcla el vinagre y el bicarbonato sódico y tan pronto como reaccione en forma de burbujas añade a la masa.
  7. Divide la masa uniformemente entre los dos moldes y alisa la parte superior con el dorso de una cuchara o espátula.
  8. Hornea los bizcochos entre 20 y 25 minutos o hasta que al introducir un palillo salga limpio.
  9. Saca del horno y deja enfriar unos 5 minutos antes de desmoldarlos. Yo hice el bizcocho por la noche y los dejé toda la madrugada en reposo. Al otro día temprano fue más fácil cortar cada uno de los pasteles por la mitad y proceder a montarlos después de preparado el frosting.
  10. Para ello con una espátula (no con varillas) mezcla el queso mascarpone con el azúcar glass. Una vez tengas una mezcla homogénea, vierte la nata montada que tendrá que haber estado bien refrigerada anteriormente (pon las varillas de la batidora en el congelador unos minutos antes de montar).
  11. Procede a batir (montar) la nata junto con la mezcla de queso. Una vez adquiera la consistencia adecuada no sigas montando o se perderá el efecto. Listo. Ahora puedes proceder con el montaje. Yo hice cuatro bizcochos entre los cuales puse la crema de queso, espolvoreé cada vez con coco rallado y terminé cubriéndolo con lo que quedó y otro poco de coco rallado. Refrigera este pastel, pero sácalo unos 15 a 20 minutos antes de disfrutarlo.

Puedes convertir esta tarta en una Red Velvet agregando colorante rojo líquido de calidad, para lo cual deberás poner solo dos cucharadas de cacao en polvo y agregar el colorante o bien en el suero de leche una vez haya reposado, o haciendo una pasta con el chocolate puro que deberás agregar a la mantequilla y al azúcar antes de añadir la harina, la levadura y el suero.

Puedes hacer una cobertura de crema de mantequilla con queso Filadelfia en vez de Mascarpone, y utilizar mantequilla en sustitución de la nata, pero las proporciones serán diferentes. Tendrás que mezclar 600 gr de azúcar glas tamizado con 100 gr de mantequilla hasta que tengas una mezcla suave y sedosa, añadir por último el queso crema hasta integrar todo. En este caso todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente antes de comenzar a preparar el frosting. Igual puedes preparar una crema de queso como la de esta Tarta de zanahoria, que le va genial igualmente.

Buñuelos de manzana: receta fácil para celebrar la Navidad sin complicaciones

20 Dic

Este mes he visto un montón de ideas estupendas para hacer aún más deliciosas la Navidad y todas las celebraciones que se suscitan alrededor de estas fechas. Algunas muy tradicionales, otras con un toque innovador, todas con algo maravilloso: el de crear, sentarnos a la mesa y compartir. Hoy os traigo unos buñuelos de manzana, una receta fácil para hacernos los ratos en la cocina sin muchas complicaciones y que se me antojaron después de que mi abuela me recordara los que ella solía hacer por estas fechas cuando era niña, aunque con otro ingrediente principal: la yuca, y que pronto os prepararé sin dudas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Buñuelos de manzana (4-6 personas)

  • 3- 4 manzanas Golden dependiendo del tamaño
  • 250 gr de harina
  • 4 huevos
  • 200 ml de leche
  • 120 ml de nata líquida
  • 2 cucharadas de aceite de girasol + necesario para freír
  • 50 ml de vino blanco (puedes utilizar cerveza dorada clara)
  • 50 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • pizca de nuez moscada
  • pizca de sal

Para el almíbar:

  • 250 ml de agua
  • la piel de las manzanas
  • 120 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • piel de naranja o limón (solo un trozo como de un dedo de largo)

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar buñuelos de manzana

  1. Primeramente tamiza la harina con la canela y la nuez moscada. Reserva.
  2. Separa las yemas de la clara de los huevos. Bate las yemas y deja reservadas las claras.
  3. Forma un pozo con la harina tamizada junto con las especies y echa en él las yemas batidas y mezcla bien. Suma lentamente la leche, la nata, el aceite y el vino o la cerveza, el azúcar, una pizca de sal y sigue mezclando hasta que esté bien integrado. Déjala reposar en un sitio fresco durante unos 25 a 30 minutos.
  4. En lo que reposa la mezcla haz el almíbar: pon a hervir el agua con la piel de las manzanas, el azúcar, la rama de canela y la piel del cítrico que hayas escogido. Cuando hierva baja el fuego y deja cocinar unos 5 minutos. Apaga, tapa y cuela después que se haya atemperado. Reserva
  5. Pasado el tiempo de reposo de la masa monta las claras hasta que estén a punto de nieve e incorpora poco a poco a la mezcla que estaba en reposo con ayuda de una espátula hasta que obtengas una masa homogénea y fluida sin llegar a estar muy líquida.
  6. Mientras calientas el aceite en la sartén poco a poco, pela, descorazona y pica las manzanas en rodajas no demasiado finas.
  7. Cuando esté el aceite a punto (vigila que no alcance una temperatura muy alta, que no llegue al máximo el fuego para que no se quemen los buñuelos) sumerge las rodajas de manzana en la mezcla primero y a continuación ponlas a freír de tres en tres a lo sumo. Con que estén unos tres minutos por cada lado hasta que se doren es suficiente. Sácalos con una espumadera, ponlos sobre papel absorbente y sirve pronto acompañados de un poco de almíbar a gusto de cada cual.

Listo. Aunque se deben comer acabaditos de freír puedes hacerlos temprano en el día y poner el almíbar cuando vayas a comerlos. Si te parece mejor puedes hacer el almíbar con miel o simplemente usar un poco de miel encima de los buñuelos. Estarán riquísimos. ¡Buen provecho!

¿Ideas para las cenas navideñas? Aquí os dejo algunas:

https://traslareceta.wordpress.com/2013/12/10/entrante-de-mejillones-en-salsa-picante-suave/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/12/13/lomo-de-cerdo-en-salsa-especiada-a-la-vainilla-con-arroz-salteado/

https://traslareceta.wordpress.com/2013/11/29/lomo-relleno-al-horno-con-salsa-al-queso-de-cabra/

Puedes elegir hacer un bizcocho de chocolate y hacer una cobertura de butter cream o crema de mantequilla con motivos navideños. Nos vemos pronto.

 

Pizza rápida casera

6 Ago

Este mes de agosto estoy de vacaciones intermitentes, por ello quiero compartir, antes de volver a ausentarme algunos días, esta receta de pizza que podréis preparar en casa en mucho menos de lo que imagináis. Hace algunos días, buscando en el supermercado una harina de fuerza para preparar una masa casera, me encontré en la misma sección de harinas, un preparado con el que he logrado una pizza como las que me gustan a mi: una base suave y crujiente a la vez con la que podrás moldear mini pizzas, pizzas más gruesas y contundentes o finas y crujientes.

La harina que encontré está en venta en Mercadona (Preparado para pizzas Aragonesa), pero seguramente estará también disponible en otras cadenas. Al final es una harina que ya viene con la levadura incluida y solo queda añadir agua y aceite como indica el paquete, aunque aquí les dejo las medidas y los extras que particularmente yo utilicé para preparar dos pizzas grandes, para compartir entre 4 o más personas, si se trata de un brindis con otros aperitivos.

¿Con qué cubrirlas y aderezarlas? Tenéis completa y absoluta libertad para agregar lo que más os guste, pero siempre podréis echarle un vistazo a las ideas que os doy más adelante. Muy sencillas pero ricas como han asegurado quienes las han probado. Vayamos a por nuestra masa y ya después, le añadiremos los ingredientes.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar masa rápida de pizza (2 pizzas grandes)

  • 375 gr de Preparado para elaborar pizzas (con levadura incorporada)
  • 190 ml de agua (muy importante que esté caliente, no hirviendo, 30-45 grados Celsio)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (50 ml)
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1/2 cucharadita de orégano

Cómo preparar masa rápida de pizza

  1. Calienta el agua con la cucharadita de azúcar moreno (el calor y el azúcar despiertan la levadura que eleva la masa y la hace más esponjosa).
  2. Pon en una fuente, de cristal preferentemente, el Preparado para pizzas y agrega el agua caliente con el azúcar disuelto. Amasa durante un minuto.
  3. Añade la sal y el aceite y amasa durante tres minutos más.
  4. Agrega el ajo en polvo, el orégano y el tomillo, enharina ligeramente una superficie y amasa otro poco hasta que consigas una masa elástica y suave que no se te pegue a los dedos.
  5. Forma una bola y déjala reposar tapada con un paño en un lugar cálido durante unos 20 minutos, tiempo durante el cual podrás preparar los ingredientes de tu pizza.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  6. Calienta el horno entre 180-200 grados unos 10 minutos antes de poner la pizza al horno.
  7. Vuelve a poner la bola en la superficie con un toque de harina. Separa la masa en dos partes iguales y extiéndelas con tus manos o con la ayuda de un rodillo.
  8. Reparte por encima los ingredientes que más te gusten y hornea entre 12 y 15 minutos, una por una.

Esta vez preparé las dos pizzas de la siguiente manera:  una capa de salsa de tomate y requesón, otra capa de queso Grana Padano, una loncha y media de queso mozzarella troceada, más cebolla, beicon y jamón cocido cortados en juliana, y unos tomatitos cherry en rodajitas. Una vez horneada, saca, espolvorea con orégano y riega con un hilo de aceite de oliva y a disfrutar.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Otra opción más ligera pero también muy sabrosa consiste en preparar mini pizzas. Esta vez extiende la masa los más finamente posible y ponles el ajo en polvo y el orégano y el tomillo (puedes usar otras hierbas aromáticas que te gusten) cuando las hayas extendido.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ralla unos tomates bien maduros, pásalos por un colador para quitar el exceso de agua que puedan liberar, sazona al gusto con sal y orégano, hierbabuena, albahaca o tomillo (a vuestro gusto) y usa este rallado en vez de una salsa de tomate más contundente. Encima pon el queso que más os guste (el mozzarella le va genial al tomate sin freír), corona con unos tomates secos re-hidratados, o con un poco de salsa pesto, solo por citar dos ejemplos, y decora con unas hojas de rúcula. Fíjate en las imágenes a continuación:

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Aquí os dejo unos enlaces de unas masas alternativas de pizza que podréis preparar también en casa si no encontráis este preparado para pizzas que yo he utilizado. Pertenecen a otros blogs que sigo y que he preparado en otras ocasiones. El resultado ha sido muy bueno, pero eso depende de la harina y la levadura de que dispongáis.

Con el preparado he obtenido el mejor resultado, para mi gusto, en mucho menos tiempo y con apenas dificultad a la hora de amasar sin tener que agregar casi nada de harina, que es lo que hace que las masas caseras queden más duras. Al no conseguir que la masa acabe de despegarse de nuestros dedos, añadimos harina de más y luego queda la masa como un bloque. Lo digo por experiencia. No obstante si seguís los consejos que se dan en los siguientes enlaces os quedarán unas ricas pizzas caseras. Aquí os los dejo:

http://www.pizcadesabor.com/2011/09/15/masa-de-pizza-en-1-2-x-3/

http://cdetomate.com/2012/10/11/el-rincon-del-maestro-pizzero/

Y ahora sí me despido por unos días, no sé bien cuántos, pero prometo volver cuanto antes con otras recetas que tengo listas para cocinar con todos y para todos. Feliz agosto 🙂

 

Crepes de Pollo y Lechuga

28 Feb

Otra opción sencilla y diferente de presentar el pollo la encontraréis en esta receta que podréis preparar este fin de semana o en cualquier otro momento. No es nada complicada y los ingredientes los tenemos también a mano en cualquier momento. Las crepes son multifacéticas; con la receta base puedes lo mismo preparar un plato salado como el que propongo hoy, o un rico postre que encanta a todos, pequeños y no tan pequeños.

El relleno de hoy consiste en lechuga picada en juliana, un aderezo de salsa de curry y una pechuga de pollo empanada que también puedes hacer a la plancha si quieres un plato mucho más ligero. Yo al final empané los filetes de pechuga porque quería probar un sobre de Knor especial para empanar que me habían regalado y realmente quedaron deliciosas. La ventaja es que no tuve que usar huevos y apenas aceite, o sea que de todas maneras el resultado fue un plato ligero.

crépés pollo y lechuga

 

Ingredientes para preparar las crepes

  • 3 huevos
  • 130 gr harina
  • 250 ml de leche entera
  • sal

Tienes que conseguir mezclar muy bien todos los ingredientes para que obtengas una masa homogénea y sin grumos. Lo mejor es mezclarlo todo en una batidora. Una vez lista nuestra masa para crepes, tienes que dejarla reposar un poco antes de proceder a hacerlas. Así que si tienes pensado hacerlas, puedes perfectamente preparar la mezcla por la mañana, dejarla en la nevera bien tapada y sacar luego a la hora de la comida o la cena.

Pon a calentar una sartén anti-adherente con una punta de mantequilla, deja a fuego medio y con la ayuda de un cazo vierte un poco de la mezcla, distribuye bien para que la mezcla cubra el fondo de la sartén. Cuando comience a cuajar y cambie de color procede a despegar un filo con la ayuda de un tenedor y con las manos dale la vuelta a la crepe. Deja otro minuto y saca.

No temas quemarte cuando la cojas con los dedos. Quema la sartén pero la crepe no. Generalmente la primera suele desecharse pero cuando le coges bien el truquito (ya verás lo fácil que es de conseguir) no tendrás que tirarla y podrás aprovecharla perfectamente.

Ingredientes para el relleno de las crepes (6 crepes)

  • 1/2 Lechuga Batavia
  • 400 gr de pechuga fileteada
  • 1 sobre Knor Rebozado para Pollo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • Para la salsa de curry: 100 ml de nata, 100 ml de leche, 2 cucharaditas de curry en polvo, pizca de sal, pimienta y nuez moscada
  • Mayonesa Ligera

Cómo preparar nuestro relleno

  1. Lava y escurre bien las hojas de la lechuga y pícalas en juliana, resérvalas
  2. Procede a empanar las pechugas con el contenido del sobre de Knor. Recuerda que si no tienes esto a mano puedes recurrir al huevo y el pan rallado de siempre.
  3. En lo que las pechugas toman un poco de la sazón que ya lleva el rebozado procedamos a preparar nuestra salsa de curry. Tan sencillo como poner el agua y la nata a calentar en un recipiente pequeño, agregar el curry, la sal, la nuez moscada y la pimienta, remover bien y dejar que reduzca a fuego bajo hasta que tenga la consistencia deseada. Para mi gusto no tan espesa.
  4. Mientras termina de hacerse la salsa, fríe en poco aceite y a fuego medio los filetes: deben ser 4 ó 5. Con 4 tienes para las 6 crepes. Quedan jugosos y muy crujientes con este rebozado. Pícalos en tiras.
  5. Ahora procede a rellenar las crepes: unta una por una con una cantidad generosa de la salsa de curry, coge un poco de lechuga y reparte en las 6 crepes, a continuación pon unas tres tiras de los filetes de pechuga en cada una y enróllalas. Ya enrolladas y en el plato, riega con un hilo de mayonesa ligera.

    crépes

    Agrégale a la masa de las crepes un poco de perejil picado muy fino si vas a preparar un plato salado.

Si te quedó del preparado de las crepes aprovecha para preparar un rico postre o un desayuno espectacular. Pela un par de manzanas, pícalas en cuatro porciones cada una, riégalas con miel y canela y ponlas 5 minutos en el microondas. Así de fácil, reparte la manzana asada en las crepes, enróllalas, ponle un poco de sirope de chocolate y te sorprenderás.

Tarta de Naranja: receta paso a paso

17 Feb

Hace algunas semanas presenté una tarta de limón que me dejó con ganas de más. Por eso hoy quiero compartir una tarta de naranja que el fin de semana pasado reunió a algunos amigos para celebrar un cumpleaños. Siguiendo los mismos pasos del bizcocho de limón, pero sustituyendo limón por naranja y alguna que otra modificación, el resultado fue maravilloso. Tengo que admitir que hasta ahora es mi favorita.

Y como es ya sabido que el chocolate y la naranja hacen una perfecta combinación de sabores, me decidí por una cobertura de crema de mantequilla de cacao con la que hemos trabajado ya en ocasiones pasadas. La tarta no duró mucho sobre la mesa. Cuando fui a tomar la foto de la porción ya no quedaba mucho que fotografiar, así que les debo la porción, segura de que pronto repetiré.

tarta naranja

Ingredientes para hacer Tarta de Naranja (18-20 cm de diámetro)

  • 175 gr de harina para repostería
  • 175 gr de mantequilla reblandecida
  • 3 huevos grandes
  • 175 gr de azúcar refino + 75 gr para el almíbar
  • 2 naranjas
  • 1/2 sobre polvos Royal o 1 cucharada de otra levadura
  • 1/2 vaso de agua

Cómo hacer bizcocho de naranja

Antes de comenzar a mezclar ingredientes, un consejo que reitero: deja a punto todo. Desde engrasar el molde que vas a utilizar (yo lo forro con papel de hornear para evitar luego tener mucho que limpiar) hasta medir los ingredientes, tamizar (pasar por un colador fino) la harina, tener a punto reblandecida la mantequilla, cascar los huevos y en el caso de hoy, rallar las dos naranjas y luego exprimir todo el zumo para poder utilizarlo en el momento adecuado.

  1. Ahora sí en un bol hondo mezcla el azúcar y la mantequilla y bate hasta que tengas una preparación homogénea pálida y cremosa. 
  2. Incorpora uno a uno los huevos: no pongas otro hasta que esté bien mezclado el anterior.
  3. Ahora agrega la mitad de la ralladura de la naranja y la mitad del zumo, sigue batiendo.
  4. Después incorpora la harina a la mezcla y remueve suavemente hasta que esté todo bien incorporado y vierte en el molde que has preparado.
  5. Introduce en el horno previamente calentado a 180 grados y deja cocer entre 35 y 45 minutos. Chequea más temprano que tarde, pincha con un palillo y si sale limpio ya está. Fuera del horno y déjalo enfriar en una rejilla.
  6. En el tiempo que está el pastel en el horno, prepara un almíbar de naranja. Para ello pon a calentar 1/2 vaso de agua (unos 125 ml) y llévalo a ebullición, baja entonces el fuego agrega 75 gr de azúcar, y el zumo y la ralladura que quedaron de las naranjas. Deja que reduzca y espese (unos 20 minutos a fuego suave a medio). Cuando esté lista deja atemperar antes de vertir en nuestro bizcocho.

Procede a cortar el bizcocho a la mitad. Ten en cuenta que si tienes dos moldes iguales puedes repartir la mezcla que preparamos en los dos y así te ahorras tener luego que picarlos por la mitad si no tienes un instrumento que lo haga con precisión.  Ahora riega con la ayuda de una cuchara un poco del almíbar sobre la mitad del bizcocho (hazlo primero con el que hayas elegido como base), no tiene que estar enchumbado, luego extiende una capa de crema de mantequilla, pon encima el otro bizcocho y procede de igual forma con la almíbar. Recuerda que no tiene que estar empapado a no ser que así lo prefieras.

La forma de hacer crema de mantequilla la tienes dando clic en el enlace. Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Tamízalo junto con el azúcar glas antes de empezar a batir. Esta misma crema la utilicé para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar. Si empleas uno con azúcar te aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. Pero si no te va el rollo o simplemente no tienes deseos de complicarte más. Cubre con la ayuda de una espátula la tarta y para darle un toque final espolvorea un poco de ralladura de naranja por encima. Listo, podrás disfrutar de una tarta con todo el sabor y la frescura de las naranjas de temporada.

Bizcocho de chocolate: base para tarta

17 Ene

Hoy quiero compartir con todos un bizcocho de chocolate, base de tartas, y que suele ser preferido de muchos. Nada mejor que un postre hecho en casa. Una ocasión propicia para reunir a los más pequeños en la cocina e interesarlos por ella desde temprano. Más allá de lo didáctico a ellos les encanta eso de mezclar ingredientes, meter los dedos para probar la mezcla o ponerse hasta los pelos de harina y azúcar.

Nada que si queréis disfrutar de una merienda “made in home”, un postre de vez en cuando para homenajear a vuestras visitas, anímate con esta propuesta dulce y con toda la explosión del chocolate. Esta tarta que les presento a continuación fue un auto-regalo de cumpleaños, que ya pasó hace unos meses, pero que ahora tengo la oportunidad de mostrarles. Espero que, si os animáis, os guste tanto como a mis invitados.

2012-10-09 20.08.53

Ingredientes para preparar bizcocho de chocolate (para 1 o 2 moldes de 18-20 cm)

  • 225 gr de mantequilla reblandecida
  • 220 gr de azúcar extrafino
  • 175 gr de harina con levadura (especial para repostería)
  • 4 huevos
  • 50 gr de cacao en polvo (especial para repostería no tiene azúcar)
  • 1 cucharada de agua o leche templada opcional

Cómo preparar bizcocho de chocolate

  1. Primeramente ten medidos y dispuestos en boles separados todos nuestros ingredientes, incluidos los huevos cascados. La harina tamízala, igual que el cacao, y mézclalos bien con una cuchara de madera. Yo también dejo preparado el molde o moldes, forrados con papel de hornear, antes de proceder a con nuestra masa.
  2. Ahora ya puedes comenzar batiendo la mantequilla y el azúcar en un bol hasta que obtengamos una mezcla suave y esponjosa. Puedes usar una batidora de varillas pero unas manuales también te servirán.
  3. A continuación añade los huevos uno por uno mientras sigues batiendo.
  4. Incorporado todo bien, deja las varillas, coge la cuchara de madera y suma a la mezcla la harina con movimientos envolventes hasta que esté todo unido.
  5. Vacía la mezcla en el molde que teníamos a punto y con el horno precalentado unos 4 minutos antes cuece entre 15 y 25 minutos. Comprueba que esté listo el bizcocho introduciendo un palillo. Si sale limpio, fuera del horno.

Deja enfriar en una rejilla antes de proceder a cortar el bizcocho en caso de que hayas utilizado un solo molde, o si vas a decorarlo, también tienes que dejarlo enfriar. Yo tengo un instrumento muy útil para cortar por la mitad el bizcocho, por eso solo utilizo un solo molde. Tampoco mi horno es muy grande, así que prefiero poner uno solo, cómodo, sin que esté pegado a las paredes del horno.

Ya frío, procedí a extender entre ambas partes de bizcocho una capa de crema de mantequilla de chocolate (que podéis ver cómo hacer dando click en el enlace). Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Esta misma crema la extendí para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar, tanto para el bizcocho como para la crema de mantequilla. Si empleáis uno con azúcar os aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. La flor blanca está hecha de glaseado real denso que les explicaré cómo hacer en otro momento.

Pan de Plátano y Nueces o Banana and Nuts Bread

15 Nov

De la gastronomía americana, hoy les propongo un bizcocho riquísimo resultante de la combinación de dos frutos que me encantan. Se trata del “banana and nuts bread” o pan de plátano y nueces. Acabado de hornear, todavía caliente, está delicioso; templado también lo está, e incluso cuando ya tiene un par de días podemos aprovecharlo para hacer un desayuno estelar.

Después de un par de días, si aún te queda de este bizcocho, podrás hacer unas rebanadas y aprovecharlas para hacer unas deliciosas tostadas francesas con todo el sabor original de nuestro pan de plátano y nueces. Lo mejor de todo es lo fácil que resulta hacer este socorrido bizcocho. Nada que ver con la bollería industrial que compramos en el supermercado, os lo puedo asegurar. A ver qué os parece.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Pan de Plátano y Nueces

  • 250 gr de harina de trigo      
  • 150 gr de azúcar blanca
  • 55 gr de nueces
  • 2 huevos grandes o 3 medianos
  • 115 gr de mantequilla
  • 4 plátanos bien maduros
  • 8 gr de levadura (medio sobre de polvos Royal)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar el pan de plátano y nueces paso a paso

  1. Precalentamos el horno a 180 grados.
  2. Mezclamos en un bol los ingredientes secos: la harina con la levadura, el azúcar y la sal. Las nueces las reservamos para el último momento.
  3. Mezclamos en otro recipiente los ingredientes húmedos. La mantequilla reblandecida, los huevos, la vainilla y el plátano aplastado con un tenedor, sin llegar a hacerlo puré.

4. Sumamos la mezcla de los ingredientes secos a esta última y mezclamos suavemente hasta incorporar todo.

5. Por último agregamos las nueces y depositamos toda la mezcla en un molde preparado y engrasado que colocamos en el horno durante 1 hora aproximadamente.

Las nueces que empleamos en este bizcocho apenas están troceadas. Yo prefiero ponerlas casi enteras para poder encontrarlas bien en este pan dulce delicioso. Con los plátanos procedo de la misma manera. Prefiero que quede algún que otro trocito en medio de toda la masa. Por eso cuando trituro el plátano con el tenedor no pongo mucho empeño en que quede como un puré homogéneo.

En rebanadas, con helado, solo o con mantequilla, tostado con el paso de los días, como más os guste, siempre está buenísimo y es muy nutritivo. Para los más golosos, más allá de regímenes restrictivos de control de peso, las rebanadas de este pan de plátano y nueces puede ser la base perfecta de unas tostadas francesas. ¿Cómo obtenerlas? Pues muy sencillo. Batimos un huevo, pasamos las rebanadas de nuestro bizcocho por éste y luego las freímos en una sartén con no mucha mantequilla. Con un sirope de “maple” están para chuparse los dedos.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.