Anuncios
Tag Archives: huevo

Ensalada fría de pasta con alioli de piña

26 Ago
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para continuar fieles a las necesidades de alimentación del verano hoy les traigo una ensalada fría de pasta con alioli de piña casero. En esta época del año en casa solemos cenar un plato único, incluso a la hora del almuerzo una receta de ensalada, ya sea verde, de arroz o pasta, puede constituir la mejor opción para disfrutar de un alimento ligero, fresco y que nos permita estar el menor tiempo posible dentro de la cocina o delante de los fogones. Seguramente habrá unos cuantos por ahí que prefiere este tipo de elaboraciones para sofocar el calor de estos días.

En la propuesta de hoy combino productos cocidos como el huevo o la pasta y otros crudos como la zanahoria, para prolongar el bronceado natural del verano, o el pimiento rojo, lleno de vitamina C en proporciones incluso mayores que en algunos cítricos. Es un plato completo con proteínas presentes en el huevo y el jamón york, vitaminas y minerales en las ya mencionadas verduras, así como en la piña, el ajo y la cebolla, estos dos últimas con las ya consabidas propiedades antibióticas; los carbohidratos presentes en la pasta y las grasas cardio-saludables del aceite de oliva virgen extra.

Conociendo de antemano que lo que comeremos tendrá dos cualidades que no tienen por qué estar peleadas: me refiero a alimento saludable y muy sabroso, les propongo que vayamos a por los delantales, directo a la cocina, a ver qué encontramos tras esta ensalada fría de pasta con alioli de piña.

Ingredientes para preparar Ensalada fría de pasta con alioli de piña (para 4 personas)

  • 250 gr de pasta (en este caso escogí unas caracolas Gallo)
  • 200 gr de jamón york cortados a taquitos
  • 2 huevos cocidos
  • 2 rodajas de piña a taquitos
  • 1 lata de maíz dulce
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñitas cortada en taquitos pequeños
  • 1/2 pimiento rojo morrón o de asar
  • 1 cebolla pequeña
  • sal
  • pimienta negra (opcional)

Para el alioli:

  • 1 dientecito de ajo sin el nervio central
  • 2 rodajas no muy finas de piña troceadas
  • 1 huevo
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cuaharadita de vinagre de Jerez
  • sal

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cómo preparar Ensalada de pasta con alioli de piña

  1. Primeramente prepara el alioli para lo cual debes disponer todos los ingredientes en un vaso batidor. Pon el dispositivo (brazo) batidor bien en el fondo y comienza a batir sin mover el dispositivo hasta que comience a montar y espesar. Una vez consigas que monte comienza a mover poco a poco para que quede todo muy bien integrado. Conseguirás una salsa con cuerpo sin llegar a ser demasiado espesa. Tapa y guarda en la nevera para que tome frío mientras preparas la pasta y dejas listos todos los ingredientes.
  2. Coce la pasta y los huevos en abundante agua. El truco para que los huevos no se rompan es ponerlos con el agua fría, añadir un chorrito de vinagre y dejar cocer entre 7 y 9 minutos después de que alcance la ebullición. A la hora de pelarlos ponlos antes en agua fría. Procede con la pasta como indica el paquete del fabricante y dependiendo de que te guste al dente o más suave dale menos o más tiempo de cocción. Como tomaremos la pasta como ensalada fría, una vez esté cocida, deberás tirar el agua hirviendo y ponerle agua muy fría. Luego escurre y espolvorea con sal (ojo no te pases) y pimienta de forma opcional.
  3. Mientras la pasta se coce corta todos los ingredientes que necesitan ser cortados. Todos en cubitos no muy pequeñitos. La cebolla pásala unos instantes por agua hirviendo para un resultado más suave y agradable al paladar teniendo en cuenta que la pondremos cruda en la ensalada y así evitarás que luego te repita o te deje mal sabor de boca. Córtala de daditos muy pequeñitos o brunoise. Los huevos desházlos en un picadillo con trozitos más o menos pequeños dependiendo de cómo te guste más.
  4. Una vez esté la pasta fría, añade en primer lugar el alioli, del cual dejarás un poco en el recipiente para ponerlo luego a la mesa en caso de que alguien desee poner algo más a su ensalada. Mezcla para que pringue toda la pasta y a continuación añade todos los ingredientes: cebolla, zanahoria, pimientos, jamón york, piña y maíz y mezcla todo bien.
  5. Sirve en cuencos con un trozo de piña como decoración o no olvides el alioli restante.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Buen provecho. Con esta receta como una propuesta abierta te invito a que juegues con los sabores y combinaciones. Prueba a poner pollo, atún o gambas cocidas en lugar de jamón york, y atrévete con un alioli de mango en lugar de piña. Te aseguro que no te aburrirás de poner a la mesa ensaladas de pasta, arroz incluso de cuscús de este tipo.

Quieres saber cómo hacer un pollo a la hawaiana o pollo con piña y jamón, pincha aquí.

Anuncios

Tortilla de patatas al estilo italiano

29 Jul

Esta entrada es un homenaje a dos culturas, la española y la italiana, que comparten mucho, sobre todo la riqueza y variedad de la dieta mediterránea. Hace ya algún tiempo, prometí en un comentario en uno de los blogs que sigo, la receta de una tortilla española con sabor a pizza, de ahí lo del estilo italiano. Estoy segura de que no soy la única que habrá pensado en ello; y como en casa nos encanta la tortilla de patatas, siempre ando reinventándola. Otra cosa que disfrutamos de vez en cuando es una pizza, y si es hecha en casa, mejor.

Este fin de semana tuve antojo de las dos. A falta de una masa casera, o mejor dicho de la disposición para ponerme en ella con antelación, opté por una tortilla española con un aderezo a lo italiano que me dejara satisfechas las ansias de pizza. Con un poco de queso, hierbas aromáticas y tomate consigues ese sabor, el resto de los ingredientes  primordiales: huevos y patatas. Con muy poco podemos prepararnos un aperitivo de lujo para brindar a nuestros amigos, para acompañar una cerveza o incluso para un almuerzo o una cena.

¿Os entusiasma la idea? Pues vayamos y cocinémosla.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Tortilla de patatas estilo italiano

  • 2 patatas grandes
  • 4-5 huevos
  • 3 tomates secos previamente rehidratados
  • 4 cucharadas de queso rallado Grana Padano (Parmesano)
  • 1 loncha troceadita de queso Mozzarella + otra para coronar
  • 1 cucharadita de orégano seco (otro poco para coronar)
  • 1/2 cucharadita hierbabuena seca (otro chin para coronar)
  • sal de ajo (puedes utilizar ajo deshidratado molido o un diente bien majado)
  • tomates cherry
  • Hojas de rúcula
  • aceite de oliva
  • sal

Cómo preparar Tortilla de Patatas estilo italiano

  1. En un vaso con agua deja que los tomates secos se hidraten durante unos 15-20 minutos.
  2. Pela y corta en rodajas muy finas las patatas. Fríelas en abundante aceite hasta que estén blandas y comiencen a dorarse ligeramente. No tienes que dejarlas dorar demasiado. Pásalas a un papel de cocina doble absorbente para quitar el exceso de aceite y espolvorea un poco de sal de ajo o en su defecto simplemente sal. Puedes cocerlas en agua hirviendo unos 5-10 minutos si quieres evitar el aceite, o en una bolsa para asar apta para el microondas unos 6-8 minutos a máxima potencia.
  3. Bate los huevos, ponles un poco de sal de ajo o sal normal (no te pases si pusiste suficiente a las patatas), agrega el orégano y la hierbabuena, bate otro poquito para que se integre todo, incorpora las patatas y con un tenedor escáchalas un poco para que se hagan trocitos más pequeños (así se hace la auténtica tortilla española). Añade el queso rallado y la loncha troceadita (recuerda reservar la otra loncha para coronar) y por último el tomate seco rehidratado muy finamente picado. Mezcla todo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. En una sartén antiadherente pon 2 cucharadas de aceite de oliva o del mismo conque freíste las patatas. Vierte la mezcla y empareja todo revolviendo enseguida con ayuda de una cuchara de madera (no temas que no harás un revuelto o revoltillo). Déjala cocinar tapada con el fuego bien bajo para que se cocine bien poco a poco hasta que empiece a burbujear encima. Fíjate que cuando muevas un poco la sartén esté cuajada: es el momento de darle la vuelta. ¿Cómo? Muy fácil: despega con cuidado de los laterales con una espátula, coge un plato a una tapa más grande que la boca de la sartén, tápala, gira y vuelve a colocar con cuidado la tortilla en la sartén. No pasa nada si queda algo de huevo en el plato.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Pon enseguida la loncha de queso mozzarella que habíamos reservado, tapa, deja 2-3 minutos más para que funda el queso mientras termina de cocerse la tortilla. Retira del fuego.
  6. Coloca la tortilla en un plato adornada con los tomates cherry y la rúcula y espolvorea con orégano y hierbabuena.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo, aquí tienes una forma más de preparar una tortilla de patatas. Yo no puse esta vez cebolla. Pero puedes incluirla sin lugar a dudas. Eso sí, no la pongas cruda, sofríela antes de agregarla a la mezcla de huevos. Fíjate en esta otra Tortilla de patatas, que compartí hace no mucho tiempo y que también podrás hacer agregándole los ingredientes de hoy o simplemente preparándola como explico en la receta.

Compártela con los amigos o tu familia con una cerveza bien fría o un refresco para los pequeños y no os arrepentiréis. Un saludo y feliz inicio de semana.

Filetes rusos: la hamburguesa que le encanta a los niños

7 Abr

Creo que en alguna otra ocasión he dejado claro lo socorrido que puede ser tener en el congelador un poco de carne picada. Esta vez vamos a emplearla para hacer una receta que creo le encanta a los peques de casa. Se trata de unos filetes rusos, tan sencillos de preparar como las hamburguesas que ya compartí una vez en este blog y que puedes volver a ver aquí. Adicionando el paso de empanarlas puedes obtener unos ricos filetes rusos, aunque si quieres ver una variación, con un punto diferente, será mejor que sigas esta entrada.

Con cualquiera de las dos recetas estoy segura que triunfarás. Siempre es bueno tener más de una opción para darle alegría a nuestra mesa con un poquito más de ésta o aquella sazón. Vuelvo a emplear una mezcla de carne de cerdo y de ternera, pero si la haces con picada de pollo, te va a quedar igual de buena y sea la que hayas elegido podrás acompañar estos filetes rusos con una ensalada verde, como ésta que puedes ver aquí, con un arroz blanco que también verás aquí o estos ricos tostones de plátano macho.

Vayamos a por los ingredientes para hacer nuestro plato de hoy.

 

filetes ruusos ok

 

Ingredientes para preparar Filetes rusos (4 personas)

  • 450 gr de carne picada mixta de cerdo y ternera (o de pollo)
  • 1/4 de pimiento verde (morrón)
  • 1/2 cebolleta grande o 1 mediana
  • 2 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo (solo la yema) + 1 ó 2 huevos enteros para empanar
  • 3 cucharadas de pan rallado + unos 100 gr o los que necesites para empanar
  • unas hojitas de perejil
  • sal y pimienta
  • aceite oliva suave para freír (puedes usar el que tengas a mano para freir)

Cómo preparar Filetes rusos 

  1. Pon a pochar en una sartén, con las 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la cebolleta y el pimiento verde morrón picado lo más finamente posible. Agrega una pizca de sal. Una vez cocidos, con una espumadera, para dejar el aceite que pueda sobrar, saca la cebolleta y el pimiento para sumarlo a la carne picada sin cocer.
  2. Agrega a la carne picada, además del sofrito que recién terminamos, la yema de huevo, sal y pimienta al gusto, el perejil finamente picado y las 3 cucharadas colmadas de pan rallado. Mezcla bien. Si te ayudas de tus propias manos mejor.filetes rusos 0
  3. Con una cuchara como medida ve cogiendo de la mezcla, haz primero una bola con las manos y luego aprisiona para conseguir el filete.filetes rusos 4filetes rusos 3
  4. Una vez hechos los filetes pásalos por huevo batido y luego por el pan rallado.filetes rusos emp
  5. Fríelos en aceite caliente (no tiene que arder antes de ponerlos así se cocinarán mejor dentro ya que tienden a inflarse un poquito) y sírvelos enseguida con lo que hayas decidido como guarnición.la foto (41)

Puedes guardar los que no utilices en la nevera con un papel transparente dejándole un orificio para que no se humedezca el pan y consumirlos en 48 horas preferiblemente. Si la carne picada que has utilizado es fresca y no ha estado congelada puedes incluso congelar los filetes rusos una vez empanados, siempre que los consumas luego en el día que los descongeles.

Crepes de Pollo y Lechuga

28 Feb

Otra opción sencilla y diferente de presentar el pollo la encontraréis en esta receta que podréis preparar este fin de semana o en cualquier otro momento. No es nada complicada y los ingredientes los tenemos también a mano en cualquier momento. Las crepes son multifacéticas; con la receta base puedes lo mismo preparar un plato salado como el que propongo hoy, o un rico postre que encanta a todos, pequeños y no tan pequeños.

El relleno de hoy consiste en lechuga picada en juliana, un aderezo de salsa de curry y una pechuga de pollo empanada que también puedes hacer a la plancha si quieres un plato mucho más ligero. Yo al final empané los filetes de pechuga porque quería probar un sobre de Knor especial para empanar que me habían regalado y realmente quedaron deliciosas. La ventaja es que no tuve que usar huevos y apenas aceite, o sea que de todas maneras el resultado fue un plato ligero.

crépés pollo y lechuga

 

Ingredientes para preparar las crepes

  • 3 huevos
  • 130 gr harina
  • 250 ml de leche entera
  • sal

Tienes que conseguir mezclar muy bien todos los ingredientes para que obtengas una masa homogénea y sin grumos. Lo mejor es mezclarlo todo en una batidora. Una vez lista nuestra masa para crepes, tienes que dejarla reposar un poco antes de proceder a hacerlas. Así que si tienes pensado hacerlas, puedes perfectamente preparar la mezcla por la mañana, dejarla en la nevera bien tapada y sacar luego a la hora de la comida o la cena.

Pon a calentar una sartén anti-adherente con una punta de mantequilla, deja a fuego medio y con la ayuda de un cazo vierte un poco de la mezcla, distribuye bien para que la mezcla cubra el fondo de la sartén. Cuando comience a cuajar y cambie de color procede a despegar un filo con la ayuda de un tenedor y con las manos dale la vuelta a la crepe. Deja otro minuto y saca.

No temas quemarte cuando la cojas con los dedos. Quema la sartén pero la crepe no. Generalmente la primera suele desecharse pero cuando le coges bien el truquito (ya verás lo fácil que es de conseguir) no tendrás que tirarla y podrás aprovecharla perfectamente.

Ingredientes para el relleno de las crepes (6 crepes)

  • 1/2 Lechuga Batavia
  • 400 gr de pechuga fileteada
  • 1 sobre Knor Rebozado para Pollo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • Para la salsa de curry: 100 ml de nata, 100 ml de leche, 2 cucharaditas de curry en polvo, pizca de sal, pimienta y nuez moscada
  • Mayonesa Ligera

Cómo preparar nuestro relleno

  1. Lava y escurre bien las hojas de la lechuga y pícalas en juliana, resérvalas
  2. Procede a empanar las pechugas con el contenido del sobre de Knor. Recuerda que si no tienes esto a mano puedes recurrir al huevo y el pan rallado de siempre.
  3. En lo que las pechugas toman un poco de la sazón que ya lleva el rebozado procedamos a preparar nuestra salsa de curry. Tan sencillo como poner el agua y la nata a calentar en un recipiente pequeño, agregar el curry, la sal, la nuez moscada y la pimienta, remover bien y dejar que reduzca a fuego bajo hasta que tenga la consistencia deseada. Para mi gusto no tan espesa.
  4. Mientras termina de hacerse la salsa, fríe en poco aceite y a fuego medio los filetes: deben ser 4 ó 5. Con 4 tienes para las 6 crepes. Quedan jugosos y muy crujientes con este rebozado. Pícalos en tiras.
  5. Ahora procede a rellenar las crepes: unta una por una con una cantidad generosa de la salsa de curry, coge un poco de lechuga y reparte en las 6 crepes, a continuación pon unas tres tiras de los filetes de pechuga en cada una y enróllalas. Ya enrolladas y en el plato, riega con un hilo de mayonesa ligera.

    crépes

    Agrégale a la masa de las crepes un poco de perejil picado muy fino si vas a preparar un plato salado.

Si te quedó del preparado de las crepes aprovecha para preparar un rico postre o un desayuno espectacular. Pela un par de manzanas, pícalas en cuatro porciones cada una, riégalas con miel y canela y ponlas 5 minutos en el microondas. Así de fácil, reparte la manzana asada en las crepes, enróllalas, ponle un poco de sirope de chocolate y te sorprenderás.

Pastel de Guayaba y Queso

21 Ene

Hace días tenía añoranza de unos pasteles de guayaba como los que comía en mi infancia en Cuba. No cabe duda de que es una de esas cosas a las que jamás puedes renunciar. Masa de hojaldre, dulce de guayaba y queso, una combinación maravillosa. La guayaba es una fruta riquísima tanto desde el punto de vista del sabor como del nutricional. Tiene tanta o más Vitamina C que la naranja u otros cítricos y comerla en fruta o convertida en casquitos, mermelada o simplemente en la socorrida barra, es una experiencia deliciosa.

Por eso, hace un par de días, cuando me obsequiaron con una de estas barras, no dudé en preparar unos pastelitos de guayaba, que ya no queda ninguno. Nos los hemos merendado con un té bien caliente en estos días que el frío despierta el apetito y clama por calor. Aquí en España, la barra de guayaba podéis encontrarla en las tiendas especializadas en productos latinoamericanos. Suelen ser de calidad como las de La Conchita, elaboradas en Cuba.

En la isla caribeña se come mucha guayaba. Hay una especie de bocata conocido como pan con timba. Esto es pan con barra de dulce de guayaba, no más. Cuando tienes queso y guayaba al mismo tiempo entonces o le sumas el queso al pan con timba o simplemente entre dos lonchas de queso colocas una de guayaba y es una maravilla. Ayy se me hace la boca agua.

Pues volviendo a los pasteles, esta vez no me compliqué en la masa de hojaldre. La compré fresca en el supermercado. Demasiadas prisas por saborear estos sencillos pero riquísimos pastelitos de guayaba y queso.

la foto (6)

Ingredientes para preparar pasteles de guayaba y queso (9 unidades)

  • 1/2 barra de dulce de guayaba
  • 9 porciones pequeñas de queso (yo usé La Vaca que ríe, pero puedes emplear otro que te guste)
  • 1 masa de hojaldre Casa Tarradellas
  • 1 huevo batido para pintar

Cómo preparar los pasteles de guayaba y queso

  1. Primeramente corta las 9 porciones de guayaba en rectángulos de unos 5 milímetros de grosor (la altura y el largo ya vienen dados por la forma que trae de fábrica la guayaba). Haz lo mismo con el queso y reserva.
  2. Haz cuadrados con la masa de hojaldre de forma que la guayaba y el queso queden bien dentro.pasteles1 guayaba
  3. Cierra el pastel y sella aprisionando con un tenedor. Puedes darle la forma que prefieras. Yo hice rectángulos para aprovechar mejor la masa de hojaldre.
  4. Cuando tengas todos los pasteles preparados pinta con un huevo batido y raya sin perforar los pasteles.la foto (7)
  5. Hornéalos según las instrucciones del fabricante de la masa de hojaldre, a unos 200 grados unos 12 a 15 minutos aproximadamente, pero no le quites ojo de encima para que no se quemen. Dependiendo del horno estarán antes o después. Saca del horno, ponlos a refrescar en una rejilla y cómelos aún calientes o fríos.pasteles guava 2

¿Qué les han parecido los pasteles de guayaba? Ya sé la opinión de muchos, pero los que nunca lo habían probado, ¿qué pueden decir de ellos? Espero vuestros comentarios. Nos vemos pronto.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.