Anuncios

De la yuca con mojo a la yuca frita: dos recetas de la comida cubana

20 Ene
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Cuando en Cuba se prepara yuca, el primer día se acostumbra comerla cocida con un mojo de ajo y cebolla por encima y al otro, aquella que quedó, generalmente la que no se terminó de ablandar lo suficiente, se fríe en bastoncitos más o menos finos en aceite o manteca bien caliente. Cualquiera de las dos formas de cocinar la yuca está igualmente deliciosa, y lo mejor es que se puede disfrutar de una u otra forma sin mucho trabajo, para regocijo de unos y otros.

Como la pasada Noche Vieja preparé suficiente yuca para seguir las costumbres de mi casa allá en la isla del eterno verano, pues aprovecho para presentaros estas dos recetas de yuca con mojo para el primer día y yuca frita para el día después. La yuca, mandioca, casaba… era producto base en la dieta de los aborígenes americanos. Entre ellos, los taínos que habitaban las islas caribeñas, Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Jamaica, Haití, Islas Caimán, utilizaban la yuca para preparar casabe, especie de pan sin lavadura a partir de la harina de este tubérculo de mucho almidón.

Lo cierto es que con la yuca se sigue preparando, más allá del Caribe hacia el sur americano, no solo casabe, también otros alimentos a partir de la harina de yuca o la propia raíz cocida, como buñuelos, postres aderezados con otros frutos tropicales, lasañas, como acompañamiento de carnes como el cerdo o lechón asado o como ingrediente estrella de otros productos típicos. La receta de hoy, sencilla y fácil, resulta la forma en que tradicionalmente la consumimos en Cuba: yuca con mojo acompañada por lechón asado y unos ricos moros y cristianos.

 

Ingredientes para preparar Yuca con mojo y yuca frita para el día después (4 personas)

  • 2 kg de yuca
  • 1 -2 cebolla según tamaño
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil fresco finamente picado (opcional)
  • jugo (zumo) de una naranja
  • jugo (zumo) de una lima o limón
  • 100 gr de manteca de cerdo o para una versión más saludable 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • un puñado de chicharrones de empella (opcional)
  • sal
  • abundante agua
  • aceite para freír la yuca del día después

Cómo preparar Yuca con mojo

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Pela muy bien la yuca que quede libre de las dos capas de cáscara que la cubren (la más exterior marrón y la rosa o malva a continuación). Si nunca has pelado yuca, tiene truco. No lo hagas como si fuera una patata u otro tubérculo. Si es muy grande córtala primero en dos trozos más manejables. Si haces un corte perpendicular a lo largo podrás separar fácilmente las dos capas de cáscara con la ayuda de la punta del cuchillo como si desprendieras una banda adhesiva. Verás como sale toda la piel y te queda solo la raíz muy blanca que es la yuca. Prometo poner fotos de este procedimiento de la próxima yuca que prepare.
  2. Una vez pelada ponla a cocer en una olla grande con abundante con agua y sal. Una vez comience a hervir el agua déjala el tiempo necesario (depende mucho de la yuca si está fresca o no, tardará más o menos entre 20 y hasta 45 minutos). Por ello vigila la cocción. Cuando veas que los trozos de yuca han abierto echa agua lo más fría posible (a esto le decimos asustar la yuca) deja otros minutos y comprueba que habrán terminado de abrir y estará blanda cuando la pinches con un tenedor. Si ves que se desbarata no temas, esas son las mejores. Y si hay alguna más durita, déjala para hacer la yuca frita del día después. Saca de la olla toda la yuca, bien escurrida, y ponla en una fuente donde podamos sazonarla cómodamente en cuanto terminemos nuestro mojo.
  3. Maja el ajo en un mortero con una pizca de sal (comprueba primero la yuca para que no te pases poniendo sal al mojo o no poniendo ninguna en caso de que te haya quedado muy bajita de sal). Corta la cebolla en juliana muy fina (puedes cortarla en cubitos si no te gusta la cebolla en trozos muy grandes). Mezcla el zumo de naranja y limón con el ajo majado y rectifica de sal si es necesario.
  4. Dispón la cebolla por encima de la yuca y a continuación riega con el adobo de naranja, limón y ajo. Pon los chicharrones y perejil si así lo decides.
  5. Ahora calienta la manteca o aceite muy bien como si fueras a freír en él. Justo cuando haya adquirido la temperatura adecuada, con mucho cuidado de no quemarte, riega la yuca con éste. Al contacto con el ácido del mojo, seguramente oirás un borboteo, perfecto entonces porque habrás conseguido que el aceite se haya calentado lo suficiente como para darle el punto a la cebolla, el ajo y el mojo todo. Sirve enseguida.

Y ahora la yuca frita del día después

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. La yuca que quedó, hayas o no puesto el mojo, córtala en bastoncitos regulares más o menos finos. Quita el exceso de mojo si pueden tener alguno todavía y ponlos a freír con el aceite bien caliente hasta que se doren por todos lados.
  2. Retira del fuego y ponlas sobre papel de cocina para que pierdan en exceso de grasa.
  3. Ponlas en un plato o fuente, corona con unas piedrecitas de sal y a disfrutar

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Así de sencillo, dos formas de preparar la yuca que nos chifla a los cubanos. Es difícil que allá en la Isla se renuncie a poner la manteca de cerdo o los chicharrones, pero os aseguro que con aceite de oliva está igualmente deliciosa.

Esta forma de preparar el mojo es como lo hacía y siguen haciendo mi abuela y mi madre. Hay quienes sofríen la cebolla con el ajo en el aceite y no ponen el ácido, cada quien ha ido adaptando el mojo, pero a mi como más me gusta es así como os lo presento . El zumo de naranja y lima o limón es una adaptación porque aquí en Madrid no se encuentra la naranja agria o amarga que si se encuentra en el Sur de España. También puedes optar por un vinagre de vino blanco o de manzana, pero con cuidado de no pasarte mucho.

Esta es una receta que dedico a una amiga norteamericana, cubana de corazón, habanera en el recuerdo, a la que sé le encanta la yuca frita del día después. Espero que la disfrutes muchísimo Linda y te animes a prepararla.

Anuncios

11 comentarios to “De la yuca con mojo a la yuca frita: dos recetas de la comida cubana”

  1. Isabel abril 11, 2017 a 3:48 pm #

    Muy bien explicado, ahora mismo la estoy preparando. Es la segunda vez que la hago, asi que esta vez quedara de 10. Gracias por compartir esta receta, saludos.

    • magelatosar abril 11, 2017 a 3:53 pm #

      Gracias Isabel, seguro te queda riquísima, nos dejas guardado un poquito 😉

  2. rosa basalone junio 27, 2014 a 11:27 pm #

    Grasias. Hoy comimos en rest. Cubano. Comimos yuca frita y nos dieron un mojito blanco que rico. Quisiera la receta.

  3. Maribel marzo 22, 2014 a 9:17 pm #

    Tesoso, q plato mas rico.. reconozco q no lo he probado,, nunca es tarde xD

    • magelatosar marzo 23, 2014 a 4:46 pm #

      Claro que sí, más vale tarde que nunca. Es uno de esos aciertos de la cocina cubana que nunca faltan en una comida o cena criolla. Un saludo

  4. después de la media rueda enero 23, 2014 a 5:36 am #

    Un buen mojo y a comer yuca. Deliciosas de ambas maneras! Muchos quieros!

  5. laura rivera enero 21, 2014 a 4:14 am #

    Me encanto amiga esta receta….. como buena cubana al fin ya la he comido, pero con tu exquisita narracion y descripcion me supe mejor q nunca edta yuquita…..yumiiiii….. a hacerla en casita…..

    • magelatosar enero 21, 2014 a 9:25 am #

      Welcome to my little kitchen my dear friend! Qué alegría verte por aquí. Estas recetas cubanas están así de explicadas hasta el detalle porque van dirigidas no solo a nuestros paisanos que se las sabrán de memoria, hay gente de todo el mundo que me lee y para facilitarles la experiencia es todo el trabajo. Un abrazote.

  6. recetasbonappetit enero 20, 2014 a 6:47 pm #

    Eres una artista, dominas toda la gastronomia internacional.
    Besos.

    • magelatosar enero 21, 2014 a 9:27 am #

      Qué va, ya me gustaría dominarlo todo, otros blogueros como tú me han ayudado mucho en mi intento por abarcar un poquito de aquí y de allá. De esta gastronomía criolla a la que pertenece esta receta si he bebido mucho, con ella me he alimentado desde que nací jeje 😉 Besos para ti

Comenta y comparte tus ideas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga, Meditation.

A %d blogueros les gusta esto: