Anuncios
Archivo | Arroces RSS feed for this section

Cerdo agridulce con arroz basmati

3 May

¿Te apetece una receta estilo oriental sin tener que salir de casa o pagar por que te la traigan? Pues yo te propongo un plato sencillo y tan rico que seguro querrán repetir. Lo mejor es que tienes plena seguridad de lo que empleas y en qué proporciones, además de no pasarte ni con los salsas o grasas que a veces ponen de más en este tipo de cocina. Para nada estoy quitando méritos a los restaurantes orientales, ni hablando en detrimento de ellos. En más de una ocasión los he visitado y en más de una ocasión he salido complacida.

Pero volviendo a nuestra receta hecha en casa, vamos a preparar unas masitas (magro de cerdo) que en un último momento de su cocción sazonaremos con un toque de salsa de soja (salsa de soya o salsa china) y otro de miel de abejas para acabar de dar el sabor agridulce de la comida asiática, en específico de la gastronomía china. Os aclaro que un producto inspirado en Oriente, pero no es original de ninguna región.

Así que si os apetece una receta genuina de la cocina de Tras La Receta, vayamos a por nuestros ingredientes y cocinemos este Cerdo agridulce con arroz basmati como guarnición.Cerdo agridulce

 

Ingredientes para preparar Cerdo agridulce con arroz basmati (2 personas)

  • 400 gr de magro de cerdo (pícalo en cubitos pequeños si te lo venden en trozos grandes)
  •  3 dientes de ajo majados
  • 1/2 limón
  • mix de pimientas (al gusto)
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo morrón
  • 3-4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de miel de mil flores
  • 2 cucharadas de aceite de girasol o de oliva suave
  • 100 ml de agua ( 1 vasito pequeño de los de vino)

Cómo preparar Cerdo agridulce con arroz basmati

  1. Primeramente pon a marinar al menos 1/2 hora antes el magro de cerdo. Para ellos maja los dientes de ajo en un mortero hasta conseguir una pasta, agrega el zumo de limón y unta bien con este adobo la carne. Agrega sal y el mix de pimientas al gusto, tapa y deja en la nevera.
  2. Una vez haya pasado al menos 1/2 hora, saca la carne del frigorífico y ponla en una sartén con las 2 cucharadas de aceite y que se cocine muy lentamente tapada.
  3. Pica la zanahoria en trozos pequeños y agrégala a la carne. Déjalas que se hagan juntas poco a poco hasta que comience la carne freír y dorar muy bien. (aproximadamente 30-40 minutos a fuego bajo a medio)
  4. Es el momento de agregar la cebolla picada en daditos o brunoise y a continuación el pimiento rojo. Deja que se mezclen bien y en cuanto comience a cambiar de color la cebolla agrega la cucharada de miel, la salsa de soja y el vasito de agua. Tapa otra vez, sube un poco el fuego y deja otros 5 minutos.
  5. Si pasado el tiempo ya ha espesado un poco la salsa y se ha integrado todo, apaga el fuego y reserva.
  6. El arroz basmati tiene su truco a la hora de preparar. Si quieres puedes pinchar aquí para ver una manera efectiva de hacerlo, pero si quieres puedes hacerlo también muy fácilmente de la siguiente manera: Pon a hervir agua en una cacerola con espacio para bastante agua. En cuanto rompa la ebullición, agrega sal a tu gusto e inmediatamente una taza de arroz previamente lavado. Deja cocer 12 minutos y una vez pasado el tiempo escurre bien el arroz del agua y déjalo reposar tapado unos minutos. Obtendrás un arroz tan bonito como el de la fotografía, con un grano largo, muy blanco y aromático perfecto para acompañar este cerdo agridulce.
Anuncios

Arroz Plebeyo: receta fácil y económica

21 Abr

Dice mi novio que ningún plato entre cuyos ingredientes se cuente el chorizo puede pertenecer de manera alguna a la realeza. De ahí el nombre con que hemos bautizado este arroz que preparé el fin de semana. Iba a llamarle arroz con suerte, un guiño a aquellos arroces en los que tuvimos que bucear literalmente para poder encontrar “la suerte”. Muy bien lo conocen quienes estuvieron becados alguna vez en Cuba.

Para aquellos que no tienen por qué conocerlo, les cuento que se trataba de un arroz cocinado en grandes cantidades (para comedores de escuelas multitudinarias) y con muy pocos ingredientes que lo enriquecieran. A pesar de los pesares era una de las mejores opciones que teníamos, al menos para quienes preferimos el arroz, con suerte o sin ella.

El arroz que preparé este fin de semana puede ser considerado para plebeyos, pues los ingredientes que empleé son económicos en una tierra tan rica gastronómicamente hablando como España y donde la crisis ha hecho que se coma de acuerdo a los ajustes del bolsillo. Chorizo, jamón de york y magro de cerdo (masitas sin grasa), así como un poco de verde: pimiento italiano o pimiento para freír y champiñones. Muy poquito de cada uno, quién podrá decir aquí en España que no es plato para cualquier bolsillo. No obstante, como la mayoría de los platos tradicionales, cocinados con ingredientes baratos pero de calidad, está para chuparse los dedos.

El arroz bomba u arroz redondo que utilicé para esta receta para plebeyos, el Brillante Sabroz, mucho tuvo que ver en el éxito de la receta. Ya había escuchado en más de una oportunidad hablar muy bien de él, pero como no soy de dejarme atrapar por los comerciales, no me había decidido a comprarlo. Lo cierto es que he logrado un resultado superior al obtenido con cualquier otro arroz de este tipo. No se pasa, soporta mucho líquido y tiene la exquisita cualidad de absorber todo el sabor que le pongamos.

Y ahora sí, si he logrado despertaros el apetito, les presento mi Arroz plebeyo.

Arroz Plebeyo

Ingredientes para preparar Arroz Plebeyo (para 4 personas)

  • 1 taza de arroz Brillante Sabroz
  • 3 tazas (la misma con que mediste el arroz) de caldo de verduras (o lo preparas tú o puedes comprarlo, en cuyo caso siempre aconsejo Gallina Blanca 100% natural)
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva (100 ml aproximadamente)
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gr de magro de cerdo
  • 80 gr de chorizo tradicional picante (si prefieres puedes usar uno sin picante)
  • 80 gr de jamón de York
  • 2 pimientos verdes italianos o pimientos para freír
  • 1 lata de champiñones
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de azafrán en polvo o puedes utilizarlo en hebras
  • pimienta negra
  • sal

Cómo preparar arroz plebeyo (para 4 personas)

  1.  Primeramente salpimenta las masas de cerdo, pon a calentar un chorrito de aceite en una sartén y una vez bien caliente (fuego alto) incorpóralas. Una vez selladas y bien doradas baja el fuego y déjalas que cocinen un poco más dentro. No te pases porque luego terminarán de hacerse con el arroz.
  2. Pela y trocea en láminas finas el ajo e incorpóralos a la sartén con el cerdo. Cuando comiencen a dorar los ajos, antes de pueda quemarse, agrega los pimientos troceados en aros, espera un par de minutos y luego sigue con el chorizo en medias lunas pequeñas y por último el jamón de york troceado como prefieras.
  3. En una sartén grande con tapa o paella vierte el resto del aceite y pasa los ingredientes que ya teníamos al punto, más la hoja de laurel. Pon a fuego medio. Incorpora la taza de arroz y remueve para que se pringue con el aceite y todos los ingredientes. Ahora vierte las 3 tazas de caldo (no tiene que estar caliente, basta con que esté a temperatura ambiente), pon el azafrán y la lata bien escurrida de champiñones y remueve. Rectifica la sal pero si el caldo ya tiene no pongas ninguna porque ya los ingredientes van sobrados.
  4. A fuego medio, en caso de sartén tapada, deja cocer unos 15 minutos, más o menos. Cuando haya absorbido el caldo, separa del fuego y deja reposar unos 5-7 minutos. Casi siempre suele quedar un poco de caldo que luego el arroz absorbe completamente una vez lo remuevas después de haber estado en reposo. Ahora sí lleva a la mesa y a disfrutar.arroz plebeyo 1

Cuando estés cocinando un arroz tipo paella no lo remuevas durante la cocción. Hazlo cuando pongas el arroz en crudo y luego una vez lo hayas dejado reposar. Dependiendo del tipo de arroz, tendrás que utilizar más o menos cantidad de líquido. Un arroz bomba siempre pide más agua o caldo. Otro consejo tiene que ver con el recipiente que vayas a utilizar. Las paellas o arroces de esta naturaleza, con varios ingredientes, necesita espacio de fondo, así que si utilizas una sartén de mayor diámetro y baja de paredes, obtendrás los resultados deseados.

Si quieres conocer algunos trucos para cocinar un arroz exitoso, pincha aquí. Otros dos enlaces que puedes visitar, con otras dos propuestas de arroz, las tienes aquí y aquí.

Arroz meloso con pistachos y dátiles

31 Mar

Para los que gustan del arroz como a mi, les traigo una propuesta 100% de mi inspiración. Es una receta a medio camino del risotto porque empleé un poco de mantequilla, pero pasé por alto el toque del queso. Seguro que si lo prueban no lo echarán en falta. Con sólo un puñado de pistachos tostados y unos dátiles sin huesos conseguirás un plato 10 en sabor y textura.

Resulta que buscando los ingredientes para hacer un risotto, me encontré que faltaba alguno, pero para bien encontré los que son protagonistas del arroz meloso de hoy. Con un toque dulzón proporcionado por los dátiles, es ideal para acompañar un segundo plato con algo más de sal, como unas brochetas de butifarra, por ejemplo, cuya receta podéis ver aquí, o simplemente un filete empanado de pollo.

Vamos entonces a por el delantal y pongámonos manos a la obra con este Arroz meloso con pistachos y dátiles.

arroz con pistachos y dátiles

Ingredientes para preparar Arroz meloso con pistachos y dátiles (para 2 personas)

  • 100 gr de arroz bomba (dos cucharones o cazos sin llenar)
  • 6 cucharones o cazos de caldo de pollo bien caliente (yo utilicé Gallina Blanca que tenía a mano)
  • 40 gr de mantequilla salada
  • 1 cebolleta
  • un puñado de pistachos tostados (unos 20)
  • 7-8 dátiles sin hueso troceados cada uno en 3 partes
  • 100 ml de vino de Jerez Fino (puedes utilizar otro fino o blanco)
  • 2 lonchas de jamón serrano y unas hojas de menta o perejil en su defecto para coronar

Cómo preparar Arroz meloso con pistachos y dátiles (para 2 personas)

  1.  En una cacerola de fondo amplio pon a calentar la mantequilla y cuando se haya derretido agrega la cebolleta picada en brunoise o cubitos bien pequeños.
  2. Una vez comience a tomar color agrega los pistachos y los dátiles. Fíjate en la foto a continuación.arroz pistachos y dát
  3. Un minuto después incorpora el arroz y remueve bien para se pringue bien con la mantequilla y a continuación vierte el vasito de vino, sube un poco el fuego y deja evaporar.arroz con pistachos
  4. Ahora echa el caldo de pollo y reserva un poco para después por si fuera necesario. Pon el fuego de bajo a media intensidad, tapa bien y deja unos 15-18 minutos. Cuando haya transcurrido un poco más de la mitad del tiempo remueve para que no se pegue y vuelve a tapar. Cuando haya absorbido el líquido, si está muy seco, riega con el caldo que habíamos reservado, retira del fuego y deja reposar unos pocos minutos antes de remover y servir. Ahora sí corona con una loncha de jamón y unas hojas de menta o perejil en su defecto, y listo para disfrutar.arroz con pistachos y dátiles 2

Este arroz, que no necesita más sal que la proporcionada por la mantequilla y el caldo de pollo, sorprenderá por su sabor. Encantará a quienes no incluyen en su dieta carnes si se prescinde del jamón, y aporta las proteínas y otros nutrientes necesarios. Los dátiles, imprescindibles en los caminos del desierto árabe, otorgan el punto dulzón a este arroz meloso,  y con unos pocos el resultado es palpable. Por otro lado, los pistachos complementan con su textura crujiente la composición de este plato. En conclusión, que es una delicia de arroz.

Para prepararlo para más personas, para 4 por ejemplo, sólo tener en cuenta doblar las cantidades y proporciones. Si te gusta el arroz prueba a preparar la siguiente de mis recetas: https://traslareceta.wordpress.com/2012/11/14/arroz-con-pollo-en-olla-arrocera/

Arroz con pollo en olla arrocera

14 Nov Arroz con Pollo

Hoy quiero compartir con vosotros una receta de arroz con pollo muy fácil de hacer y que mi abuela solía cocinar con mucha frecuencia. Las razones, más allá de las económicas, solían responder al placer con que todos nos sentábamos a la mesa a degustarlo. Casi siempre lo acompañábamos con una ensalada de tomate y aros de cebolla, y unos tostones de plátano, cuya manera de hacer, a la cubana, puedes ver pinchando aquí.

Con un pollo mediano o la mitad de un pollo grande en mi casa se preparaba un buen consomé, base para hacer el arroz con pollo; quedaba para preparar alguna sopa e incluso con la mitad de la carne de pollo deshuesada y desmenuzada se elaboraba otra receta: un “aporreado” o pollo desmenuzado con un sofrito a base de tomate.

Esta vez, con medio pollo he resuelto un buen caldo base para nuestro arroz y para poner a nuestra propuesta de hoy.

Arroz con Pollo

Arroz con Pollo para 4 personas

Ingredientes para el caldo de pollo:

  • 1 pollo pequeño o mediano cortado en piezas
  • 1 1/2 litro de agua
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 2 patatas
  • cilantro y perejil fresco al gusto
  • pimentón de la vera
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 2 hojitas de Laurel

Ingredientes para el arroz con pollo

  • Pollo extraido del caldo y desmenuzado
  • 2 tazas de arroz bomba
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 1 vasito de los de vino de cerveza clara
  • 100 ml de aceite de oliva virgen
  • 150 ml de tomate frito
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 lata de maiz dulce
  •  sal y pimienta

Cómo preparar el caldo de pollo

  1. En una cacerola u olla exprés ponemos un litro y medio de agua a la que agregamos 1 cebolla pelada pero sin cortar, dos dientes de ajo también enteros, las dos hojas de laurel, el pimentón, el cilantro y el perejil, el puerro cortado en tres partes y la zanahoria y las patatas también en trozos. La zanahoria la raspamos previamente y a las patatas les quitamos la piel.
  2. El pollo, cortado ya en piezas y salpimentado, lo doramos a fuego vivo en una sartén. Cuando tome buen color lo pasamos a la olla, tapamos y ponemos a fuego fuerte hasta que tome presión. Cuando comience a liberar la presión, bajamos el fuego a una posición media y contamos 10 minutos. Transcurridos el tiempo y liberada toda la presión, destapamos, extraemos las piezas de pollo y dejamos enfriar tanto el caldo como el pollo reservado.

Cuando vamos a cocinar arroz en una olla arrocera, a diferencia de cuando lo hacemos en una paellera, es necesario que el caldo y los ingredientes no estén muy calientes. El sistema de cocción de la olla arrocera eléctrica activa “sus alarmas internas” cuando ponemos ingredientes muy calientes y el resultado es que se dispara antes de terminar la cocción del arroz, dejándolo duro y con un exceso de agua.

Por eso es mejor hacer con antelación el caldo o de lo contrario buscar la forma de al menos atemperarlos. Cuando el pollo ya está templado podremos proceder a desmenuzarlo y dejarle libre de huesos. También prefiero retirarle la piel y el exceso de grasa. Quien prefiera dejar el pollo más entero y con sus respectivos huesos y la piel tiene la libertad de hacerlo. En esta receta yo propongo hacerlo a mi manera.

Cómo preparar el arroz con pollo

  1. Ya tenemos listo el pollo desmenuzado. Volvemos al caldo que hemos dejado enfriar y utilizamos 3 tazas previamente pasadas por un colador. Las reservamos.
  2. En un mortero, con una cucharadita de sal y pimienta negra, majamos los 3 dientes de ajo pelados. Cortamos en daditos el ají pimiento rojo y muy fina la cebolla.
  3. Ponemos a calentar en una sartén el aceite de oliva. Agregamos el ajo machacado y a continuación la cebolla, el ají y la hoja de laurel. Cuando la cebolla esté pochada (transparentada) incorporamos el pollo, salteamos y luego echamos la salsa de tomate. Retiramos del fuego y agregamos el arroz para que adquiera todo el sabor. Por último sumamos el caldo y la cerveza, disponemos todo en el cazo de la olla eléctrica y activamos el botón de encendido.
  4. Transcurrido el tiempo de cocción y se dispare el botón correspondiente agregamos la lata de maíz dulce y dejamos reposar durante 10 minutos, desconectado el cable de la corriente. Pasado el tiempo de reposo destapamos y removemos el arroz para que se mezcle bien con el maíz recién incorporado. Ya solo queda disfrutar de este plato que yo suelo acompañar con unos tostones de plátano macho, cuyo paso a paso os dejo aquí.

Para quienes no tienen en casa una olla arrocera eléctrica, pueden emplear una cacerola de fondo amplio y con una tapa ajustada y cocerlo durante 10 a 20 minutos con el fuego muy bajo hasta que el arroz se beba casi toda el agua. El procedimiento después de retirado del fuego es idéntico al explicado anteriormente. Maíz, reposo de 10 minutos y removemos como punto final o inicial 😉

Arroz: alimento milenario

9 Nov
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

El arroz ha sido y continúa siendo sustento de muchos pueblos. Sin dudas es un alimento milenario cuyo origen no se tiene muy claro todavía, pero que se disputan China y la India.

Base de numerosas culturas culinarias, el arroz tiene gran preponderancia en la dieta básica de países de todo el mundo, sobre todo en Asia y América Latina. En Cuba se consume diariamente en las principales comidas. Las madres cubanas han tenido que recurrir al él una y otra vez y reinventar las maneras de cocinarlo o acompañarlo para hacer fuertes a sus familias, sobre todo en los tiempos más duros del período especial.

De acuerdo con estudios realizados, el arroz es el segundo cereal en producción mundial después del maíz y el número uno en la dieta humana, con más de 10 mil variedades del grano. Los usos  y modos de cocción varían según las características del cereal. De acuerdo a la cantidad de almidón que posea, debe tenerse en cuenta el empleo de  más o menos agua y tiempos de cocción.

Existen las variedades de grano largo con más amilosa; los de grano medio con menos y más usado en España, donde se le conoce como arroz bomba, en Italia para el risotto o en Puerto Rico y República Dominicana, cuyo consumo también es diario; el grano corto casi esférico, ideal para el sushi, se emplea en Japón, Norte de China y Corea; y el arroz silvestre alcanza unos 2 centímetros el grano y se recoge silvestre o en cultivos.

Otra característica que lo define es el aroma, sobre todo los de tipo basmati o jazmín, cuyo olor nos puede transportar o hacer pensar en almendras o setas. Podemos encontrar especies glutinosas, pigmentadas o tratadas industrialmente como el vaporizado o precocido, éstos últimos guardan mejores sus aspectos nutricionales y facilitan una cocción que nunca se pasa o queda pegajosa.

Aunque posee pocas proteínas en comparación con otros cereales, el arroz constituye una excelente opción calórica y energética, más digestiva y con más lisina y amilopeptina que contribuyen a la formación y buen funcionamiento de los músculos.  Cierto es que cuando comemos arroz nos sentimos satisfechos más pronto, lo cual lo hace ideal para las dietas de control de peso. Claro está, si no le ponemos mucha grasa u otros alimentos en su cocción.

Aquí les dejo la forma en que yo cocino el arroz de grano largo y el aromático. Si seguís al pie de la letra estos consejos facilísimos, os aseguro que les quedará desgranadito y perfecto para acompañar cualquier menú que se os antoje.

Consejos para obtener un arroz largo desgranado. 

  1. Lo primero es tener en cuenta cuántas medidas de arroz hemos empleado.
  2. Enjuagamos el arroz hasta que el agua salga casi transparente. Así quitamos el exceso de almidón que suele tener esta variedad y que puede resultar en un arroz pegajoso.
  3. Cuando ya hemos enjuagado el arroz tomaremos la misma medida para poner las cantidades correspondientes de agua. Siempre debemos emplear una medida y media por cada medida de arroz. Yo suelo hacer dos tazas de arroz, para lo cual pongo tres trazas de agua. Si pongo 4 tazas de arroz entonces pongo 6 de agua.
  4. Ponemos  sal al gusto y una cucharadita de aceite opcional todo en una cacerola de fondo ancho (muy importante) y bien tapada.
  5. Dejamos cocer durante 15 a 20 minutos, a fuego bien bajo y dependiendo de la potencia de cada placa.
  6. Cuando comprobemos que se ha bebido toda el agua apagamos y dejamos reposar con la tapa en la misma hornilla  y sin remover durante 10 minutos.
  7. Pasado los 10 minutos removemos bien y tendremos un arroz desgranadito y listo para servir.

Con el arroz  basmati o jazmín procedemos igual solo que las medidas difieren y lavar el arroz sería un sacrilegio. Para estos casos debemos usar la misma cantidad de agua que de arroz. Otra opción (para los escasos de tiempo) es poner a hervir abundante agua como si fuéramos a cocer pasta. Una vez que rompa el hervor, ponemos sal en mayor proporción y el arroz aromático o basmati. Cuenta 10 a 12 minutos, escúrrelo con ayuda de un colador, y así de rápido y más fácil.

Espero que estos “tips ” os vengan como anillo al dedo. Y si quieres ver una receta con arroz basmati pincha aquí

El blog de la alimentación y cuidados naturales

Intercambio de información e ideas sobre una alimentación y cuidados personales respetuosos de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Luis Perrone Chef de Cuisine

La cocina de Perrone Luis

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

A %d blogueros les gusta esto: