Anuncios
Tag Archives: calabaza

Pumpkin bread o pan dulce de calabaza, receta casera

30 Sep
pumpkinbread

Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

A tono con el otoño y para seguir explotando la versatilidad de una rica calabaza, hoy les traigo una receta típica americana. Este pumpkin bread o pan dulce de calabaza me lo descubrió una amiga en un grupo de cocina en Facebook en el que nos lo pasamos deliciosamente, nunca mejor dicho. La receta es de Once Upon a Chef (Érase una vez un chef) con alguna variación.

Por ejemplo, la autora utiliza una pulpa de calabaza en conserva (100% calabaza), pero en los supermercados que tengo en los alrededores de donde vivo, al sur de Madrid, no la encontré y me decidí a preparar una masa o pulpa en casa, con ayuda del horno. Recorriendo un mercadillo de domingo me tropecé con un muy bonito ejemplar y me puse enseguida manos a la obra al llegar a casa.

Otros dos añadidos de esta versión del pumpkin bread que comparto hoy son las pipas (semillas) de calabaza tostadas y un toque extra de vainilla. Esta receta es una gozada desde el momento en que se mezclan los ingredientes. Cuando entra en el horno ya es todo una fiesta. Las especias que lleva llenarán de aromas tu cocina y ese olor te acompañará hasta el momento de probar una porción. Para mi, algo así como la gloria.

Ingredientes del Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

  • 250 gr de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de clavo de olor molido
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 1 puñado de pipas (semillas) de calabaza
  • 170 gr de mantequilla sin sal, reblandecida
  • 350 gr de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 425 gr pulpa de calabaza asada (1/2 calabaza mediana  o una pequeña)

Cómo preparar Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

pumpkin bread

Pumpkin bread o Pan de calabaza

  1. El día antes corta en dos mitades la calabaza, límpiala, pero deja la piel (cáscara). En una bandeja de horno coloca las dos mitades con la cáscara hacia arriba. Hornea durante 30 minutos o hasta que esté bien tierna. Sácala, déjala refrescar y con una cuchara podrás extraer con facilidad toda la masa. Ponla en colador de malla y aprieta para que suelte toda el agua, debe quedar solo la pulpa. Guarda refrigerada hasta el día siguiente o úsala una vez se enfríe completamente a temperatura ambiente.
  2. Engrasa con mantequilla un molde rectangular (14x7x29cm) o dos más pequeños(20×10) y espolvorea con un poco de harina. También pon a calentar el horno a 170 grados Celsio.
  3. En un recipiente mezcla los siguientes ingredientes secos: harina, polvo de hornear, bicarbonato, sal y especias molidas (clavo, canela y nuez moscada) .
  4. En otro recipiente bien amplio mezcla la mantequilla a punto de pomada o reblandecida con la cucharadita de vainilla y el azúcar. Yo he utilizado unas varillas eléctricas.
  5. Una vez bien mezclados agrega uno a uno los huevos. No pongas el segundo hasta que el primera esté bien integrado.
  6. A continuación, si utilizaste unas varillas eléctricas, baja a la menor velocidad para añadir la mezcla de harina con los ingredientes que teníamos, poco a poco. Al final, el resultado va a ser una mezcla bien densa. Añade un puñado de semillas de calabaza y vuelve a mezclar y a continuación vierte en el molde previamente engrasado.
  7. Por último, corona con otro puñado de pipas de calabaza y lleva al horno en la parte media y deja por unos 80-90 minutos o hasta que introduzcas un palillo y salga limpio. Si pones la mezcla en dos moldes el tiempo se reducirá será entre 60-70 minutos o hasta que compruebes que sale limpio el palillo.

Listo, disfruta con un té o la bebida que prefieras, para una merienda o para el desayuno. En casa, junto al Banana bread, ya es parte de nuestros imprescindibles. ¡Buen provecho!

Anuncios

Flan de calabaza, receta de postre casero

16 Sep
flandecalabaza

Flan de Calabaza. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Hoy les traigo una receta de flan de calabaza, una versión de la receta que preparaba mi abuela y que tantos recuerdos me trae. Es una preparación sencilla, en base a la receta original del flan de leche y caramelo, pero que necesita un poco más de cocción. Necesitaremos una flanera o molde para flan y lo tendremos listo a baño María.

A las puertas del otoño, la estación estrella de las calabazas, esta es otra manera de disfrutarla. Sin muchos más preámbulos vayamos al meollo del asunto.

Ingredientes para preparar Flan de calabaza

  • 500gr de calabaza (yo usé tipo Cacahuete, la mitad)
  • 300ml de leche entera
  • 200ml de leche condensada
  • 3 huevos grandes
  • 3cda de maicena
  • 1 cda de vainilla
  • 1 estrella de anís (opcional)

Cómo preparar Flan de calabaza 

flancalabaza

Flan de calabaza. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

  1. Cocina la calabaza en trozos cubriéndola con agua con una cucharadita de sal y la estrella de anís hasta que esté blanda. Saca del agua los trozos de calabaza y reserva hasta que se temple.
  2. Deslíe la maicena en parte de la leche entera (fría mejor).
  3. Pasa por la batidora la calabaza, con la leche entera (la maicena incorporada) y la condensada, los huevos y la vainilla. Como lleva leche condensada (que tiene ya azúcar) y la calabaza ya tiene bastante dulzor, no ponemos nada de azúcar añadida.
  4. Cubre con caramelo el molde. Puedes comprarlo en supermercados ya listo para utilizar o puedes hacerlo en casa, es sencillo, pero lleva cuidado. Aquí puedes ver cómo hacerlo sin riesgo de que se queme el caramelo.
  5. Pon a baño María a fuego medio durante al menos 1 hora 30 minutos. Vigila que el agua del baño no se consuma completamente. Si tu molde te lo permite, chequea que el medio esté cuajado y si no añade unos 10 minutos más. Al flan de calabaza le cuesta llegar a su punto ideal, pero el final vale la pena.

¡Buen provecho!

Crema de calabaza al curry con pan frito de cebolla

19 Jun
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hoy traigo una crema de calabaza al curry con pan frito de cebolla que estoy segura os va a encantar. Se trata de otra receta ligera, apta para todos los públicos y el verano, porque podremos tomarla templada e incluso fresquita de la nevera para apaciguar los calores y alimentarnos de una manera sana y equilibrada.

Vamos a ponerle más sabor porque no coceremos simplemente los ingredientes, sino que los sofreiremos con un chorreón de aceite de oliva virgen extra antes de ponerle el caldo, para que terminen de ablandarse tanto calabaza como calabacines. Nos aportará las vitaminas, minerales y fibras presentes en las verduras, y si nos saltamos el pan frito será más apta para regímenes de adelgazamiento y también para celíacos.

Después de probar la crema de calabaza de JaviRecetas hace ya algún tiempo me pareció apropiado presentarles esta especie de versión con inspiración propia que no defraudará a quienes gusten de este tipo de sopas. Los ingredientes que lleva hacen de este plato una propuesta además de sana y rica, económica, fácil y rápida.

Ingredientes para preparar Crema de Calabaza al curry con pan frito de cebolla

  • 500 gr de calabaza
  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolleta grande o 2 (puedes utilizar cebolla)
  • caldo de verduras (si no tienes preparado diluye 1 pastilla de caldo Gallina Blanca 100% natural en 500 ml)
  • 1 cucharada colmada de curry amarillo
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra recién molida
  • sal
  • pan de cebolla frito (un puñadito opcional)
  • taquitos de jamón serrano o ibérico (opcional)

Cómo preparar Crema de Calabaza al curry con pan frito de cebolla

  1. Corta en cubos no muy grandes la calabaza, así como la cebolla y el calabacín. Trocea en láminas el ajo.
  2. Calienta en una olla que puedas tapar después las tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y añade el ajo laminado. Antes de que pueda tostarse demasiado añade la cebolla con una pizca de sal.
  3. Una vez haya transparentado la cebolla suma la calabaza y el calabacín, pon otro poco de sal y deja que se sofría todo unos 5 minutos.
  4. Incorpora la cucharada colmada de curry, remueve un poco para que se mezcle bien y añade caldo hasta que queden cubiertas las verduras sin pasarte. Reserva otro poco de caldo por si a la hora de licuar todo necesitaras más dependiendo de cómo prefieras la crema, espesa o más ligera. Deja cocinar unos 15 minutos o hasta que al pinchar con un tenedor la calabaza esté suave.
  5. Separa del fuego, añade una pizca de pimienta negra recién molida, deja refrescar y luego pasa todo por la batidora hasta que obtengas una mezcla pareja y sin grumos. Aquí es donde decides poner más caldo o no y rectifica de sal.
  6. Sirve con el pan frito de cebolla, unos tropezones de jamón de forma opcional y un hilo de aceite de oliva para coronar la presentación.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

El pan de cebolla frito lo venden en algunos supermercados, pero si quieres puedes hacerlo en casa triturando una cebolla con una pizca de sal y medio dientecillo de ajo y untando con esta preparación una barra de pan normal previamente cortada en rebanadas. Después de hornearlas y conseguir unas deliciosas tostadas puedes pasar a freírlas en aceite de oliva. Aunque si ponen aceite de oliva a la cebolla triturada antes de hornear el pan te habrás ahorrado este último paso y además estarán igual de sabrosas y más saludables.

Si no te gusta el jamón, puedes saltar este ingrediente o sustituir por daditos de jamón york u otro ingrediente que te guste. Si se te ocurre alguno, no dudes en compartir. Listo, dejo ya que se pongan manos a la obra con esta receta rica, fácil y saludable.

Ensalada tibia de calabaza y habichuelas

8 Oct
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Después de un tiempo fuera de la cocina virtual, que no la real, os traigo una receta sencilla, fácil de hacer y con el ingrediente estrella de esta estación del año por estas latitudes del planeta. Una ensalada tibia de calabaza y habichuelas con huevo, cebolleta y bonito del norte que podréis preparar sumando o sustituyendo por otros productos similares que más os gusten o que tengáis en vuestras despensas. Al final yo he utilizado lo que tenía a mano y ha salido un plato muy nutritivo y riquísimo.

Las habichuelas no son otras que las llamadas aquí en España judías redondas o judías Bobby, desde hace ya algún tiempo presente en muchísimas fruterías. Si esta variedad no está entre tus favoritas puedes emplear en su lugar unas judías verdes planas. El bonito del norte muy bien se puede sustituir por atún, la cebolleta por una cebolla blanca o la que más os guste. Y no me complico más, os invito a entrar en la cocina y preparar este plato apto para todas las dietas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Ensalada tibia de calabaza y habichuelas

  • Una rodaja gruesa de calabaza cortada en dados  (300 gr más o menos)
  • 200 gr (un manojo) de habichuelas (judías redondas o judías Bobby)
  • 2 huevos
  • 1 lata de bonito del norte o atún
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • zumo de 1/2 lima o limón
  • sal
  • agua

Cómo preparar Ensalada tibia de calabaza y habichuelas

  1. Pon en una olla abundante agua fría con sal y los dientes de ajo enteros y sin pelar, para cocer nuestros ingredientes. Primero pon los huevos con el agua fría. Una vez comience a hervir, agrega las habichuelas o judías verdes redondas y la calabaza troceada en dados. Deja que se cuezan unos 8 a 10 minutos según el grado de cocción que prefieras.
  2. En una sartén saltea la cebolleta cortada en juliana con las 2 cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal hasta que estén transparentes.
  3. Una vez cocidas las verduras, desecha los ajos, escurre y colócalas en una fuente, pela los huevos cocidos , trocea a tu gusto e incorpora. Deja unas medias lunas para decorar.
  4. Añade la cebolleta pochada y mezcla. Ahora, si te gusta un toque de acidez, rocía con el zumo de lima o limón.
  5. Por último agrega el bonito o atún y corona con las medias lunas de huevo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo. Una receta que os servirá para poner como entrante, como acompañamiento o como una cena ligera apta para aquellos que no quieran perder la línea o tengan un régimen de adelgazamiento o control de peso.

La calabaza siempre la aprovecho completamente y me gusta comer hasta la piel, por ello esta vez tampoco renuncié a ella, que logra ablandarse y le da un extra a nuestra receta. Pero si no os gusta, podéis retirarla antes de cocerla y os quedará igual de rica. Puedes cocinar los ingredientes por separado pero no pasa nada si todo lo haces en la misma cacerola, respetando los momentos de incorporación y cocción.

Aunque no acabo de retornar a tiempo completo a la blogósfera, si que tengo preparadas unas cuantas recetas para compartir en cuanto los horarios y el tiempo se pongan otra vez de mi lado. Nos vemos pronto. 🙂

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.