Anuncios
Tag Archives: clavo de olor

Pumpkin bread o pan dulce de calabaza, receta casera

30 Sep
pumpkinbread

Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

A tono con el otoño y para seguir explotando la versatilidad de una rica calabaza, hoy les traigo una receta típica americana. Este pumpkin bread o pan dulce de calabaza me lo descubrió una amiga en un grupo de cocina en Facebook en el que nos lo pasamos deliciosamente, nunca mejor dicho. La receta es de Once Upon a Chef (Érase una vez un chef) con alguna variación.

Por ejemplo, la autora utiliza una pulpa de calabaza en conserva (100% calabaza), pero en los supermercados que tengo en los alrededores de donde vivo, al sur de Madrid, no la encontré y me decidí a preparar una masa o pulpa en casa, con ayuda del horno. Recorriendo un mercadillo de domingo me tropecé con un muy bonito ejemplar y me puse enseguida manos a la obra al llegar a casa.

Otros dos añadidos de esta versión del pumpkin bread que comparto hoy son las pipas (semillas) de calabaza tostadas y un toque extra de vainilla. Esta receta es una gozada desde el momento en que se mezclan los ingredientes. Cuando entra en el horno ya es todo una fiesta. Las especias que lleva llenarán de aromas tu cocina y ese olor te acompañará hasta el momento de probar una porción. Para mi, algo así como la gloria.

Ingredientes del Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

  • 250 gr de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de clavo de olor molido
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 1 puñado de pipas (semillas) de calabaza
  • 170 gr de mantequilla sin sal, reblandecida
  • 350 gr de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 425 gr pulpa de calabaza asada (1/2 calabaza mediana  o una pequeña)

Cómo preparar Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

pumpkin bread

Pumpkin bread o Pan de calabaza

  1. El día antes corta en dos mitades la calabaza, límpiala, pero deja la piel (cáscara). En una bandeja de horno coloca las dos mitades con la cáscara hacia arriba. Hornea durante 30 minutos o hasta que esté bien tierna. Sácala, déjala refrescar y con una cuchara podrás extraer con facilidad toda la masa. Ponla en colador de malla y aprieta para que suelte toda el agua, debe quedar solo la pulpa. Guarda refrigerada hasta el día siguiente o úsala una vez se enfríe completamente a temperatura ambiente.
  2. Engrasa con mantequilla un molde rectangular (14x7x29cm) o dos más pequeños(20×10) y espolvorea con un poco de harina. También pon a calentar el horno a 170 grados Celsio.
  3. En un recipiente mezcla los siguientes ingredientes secos: harina, polvo de hornear, bicarbonato, sal y especias molidas (clavo, canela y nuez moscada) .
  4. En otro recipiente bien amplio mezcla la mantequilla a punto de pomada o reblandecida con la cucharadita de vainilla y el azúcar. Yo he utilizado unas varillas eléctricas.
  5. Una vez bien mezclados agrega uno a uno los huevos. No pongas el segundo hasta que el primera esté bien integrado.
  6. A continuación, si utilizaste unas varillas eléctricas, baja a la menor velocidad para añadir la mezcla de harina con los ingredientes que teníamos, poco a poco. Al final, el resultado va a ser una mezcla bien densa. Añade un puñado de semillas de calabaza y vuelve a mezclar y a continuación vierte en el molde previamente engrasado.
  7. Por último, corona con otro puñado de pipas de calabaza y lleva al horno en la parte media y deja por unos 80-90 minutos o hasta que introduzcas un palillo y salga limpio. Si pones la mezcla en dos moldes el tiempo se reducirá será entre 60-70 minutos o hasta que compruebes que sale limpio el palillo.

Listo, disfruta con un té o la bebida que prefieras, para una merienda o para el desayuno. En casa, junto al Banana bread, ya es parte de nuestros imprescindibles. ¡Buen provecho!

Anuncios

Crema de Manzana

24 Ene

Hacía tiempo estaba por hacer una receta de crema de manzana. En este tiempo me paso la vida tratando de encontrar nuevas sopas o platos que me calienten del frío y que a la vez me alimenten y sacien. No sé si habrá muchos por ahí que el invierno y el frío les abra el apetito, pero lo que es a mí, me pone a prueba definitivamente.

Estuve investigando en páginas y programas de cocineros algunas recetas de crema de manzana o sopa de manzana. La que he hecho es un híbrido de las dos que más me gustaron, o sea al final una receta propia con un poquito de otros.

Hice una primera crema con manzanas Reinetas. La crema me encantó porque el resultado fue una maravillosa combinación entre dulce y un toque ácido. A mi novio no le gustó mucho el ácido al final, y entonces decidí repetir la misma receta con unas manzanas Golden. Esta vez si quedó encantado porque esta variedad no tiene nada de ácido. Yo disfruté muchísimo las dos versiones. Con cualquier variedad de manzana que la hagáis, estoy segura que va encantar.

2013-01-17 20.57.03

 

Ingredientes para preparar crema de manzana

  • 4 manzanas Reineta 
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 cucharadita pequeña de canela
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de clavo de olor en polvo
  • 1 pizca de pimienta
  • 100 ml de nata para cocinar
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de vino blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal
  • 50 gr de jamón serrano cortado en taquitos
  • 3 rebanadas de pan sin corteza cortado en dados

Cómo preparar crema de manzana

  1. Corta la cebolla en juliana y ponla a pochar en las tres cucharadas de aceite caliente.
  2. Cuando se haya transparentado agrega la manzana previamente pelada, descorazonada  y cortada en medias lunas.
  3. Mezcla con las cebollas y pon la canela, la nuez moscada y el clavo de olor.
  4. A continuación agrega el vino y el caldo de pollo y cuando haya comenzado a hervir agrega la nata.
  5. Salpimenta, baja el fuego por debajo de la media, tapa y dejar cocer durante 15 minutos.
  6. Mientras, corta el pan en dados, por una cucharada colmada de aceite y fríe el pan hasta que esté tostado y dorado, resérvalo y úsalo para coronar nuestra crema después de servida, junto con el jamón serrano a taquitos.
  7. Pasados los 15 minutos destapa, si está muy espesa la crema aligera con un poco más caldo. Si por el contrario tiene mucho líquido, destapa, sube un poco el fuego, y deja espesar.
  8. Por último pasa por la batidora todo y sirve caliente con el pan y el jamón.

Aquí tenéis otra rica crema para cenar ligero o como primer plato de una comida. Son sabores que quizá a algunos puedan parecer raros. Más que raros son para paladares que quieran experimentar nuevos sabores. Eso de utilizar las frutas para elaborar platos salados, combinar con carnes, en cremas como la de hoy y en salsas para acompañar otros alimentos, me encanta y seguiré repitiendo.

 Y se me olvidaba, la ramita que adorna el plato, es de perejil. No crean que solo sirvió de adorno, también lo incluí en la cena.  

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.