Anuncios
Tag Archives: receta de cuba

Picadillo a la habanera: un clásico de la cocina cubana

2 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

A inicios de mi experiencia en la cocina de este rincón virtual compartí una receta de tamalitos de col o repollos envueltos, rellenos de picadillo a la habanera, cuya receta retomo hoy con algunos ajustes que me parecieron oportunos compartir, ya que además de utilizar otros ingredientes, sin saltar los que no pueden faltar a este plato de la gastronomía cubana, ha quedado realmente delicioso, casi como el de mi abuela, y digo casi porque es muy difícil igualar la sazón de nuestras mayores, incluso si has crecido viendo cada detalle y mimo que dedican a nuestras comidas.

Como es casi norma en Cuba, el picadillo a la habanera se come con arroz blanco desgranado que puedes preparar de la forma que te muestro AQUÍ o de otra manera, también efectiva y más rápida, que encontrarás más abajo en esta misma receta. Para hacer una completa estoy segura que mis paisanos incluirían unos plátanos machos maduros fritos, los mismos que ponemos a lo que se conoce aquí en España como arroz a la cubana. Para esta combinación son mis preferidos, pero tal vez unos tostones o mariquitas os pueda servir también para el menú.

 Ingredientes para preparar Picadillo a la Habanera (4 personas)

  • 300 gr carne picada mixta vacuno/cerdo
  • 2 patatas cortadas de cubitos
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo morrón o de asar
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 tomates bien maduros
  • 1 vasito de vino tinto (100 ml aproximadamente, también puedes utilizar blanco)
  • 1 puñado de pasas
  • 6-7 aceitunas sin hueso troceadas
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de mezcla de cilantro con achiote*
  •  pimienta negra
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional) para rectificar la acidez del tomate
  • sal al gusto

Cómo preparar Picadillo a la Habanera

  1. Pula y trocea las papas en cubitos pequeños, ponlas un rato en agua con sal y después de escurridas fríelas en aceite de oliva suave antes o durante la preparación de nuestro picadillo. Pásala por papel de cocina una vez fritas para retirar el exceso de grasa y resérvalas.
  2. Pela y pica el ajo en finas láminas, ponlo a dorar en las 3 cucharadas de aceite de oliva caliente con cuidado de no quemarlos. Antes de que pueda suceder añade la cebolla muy finamente cortada en brunoise. Corta los dos tipos de pimientos en cubitos no necesariamente demasiado pequeñitos e incorpóralos una vez la cebolla esté pochada (transparente). Pon una pizca de sal y deja sofreír a fuego medio unos 3-5 minutos vigilando que no se queme.
  3. Mientras, sazona la carne con sal y pimienta, y escalda, pela y trocea los tomates que no te tomará más de 2 o 3 minutos.
  4. Echa la carne sazonada a la cazuela o sartén (asegúrate de utilizar una que puedas tapar más tarde) con la cebolla y los pimientos, desbarata bien la carne, mezclando todo muy bien y deja que se dore toda, para ello remueve cada rato, esto te llevará unos 5 a 8 minutos a fuego vivo pero no demasiado alto.
  5. Una vez toda la carne haya cambiado su color añade el vino a fuego fuerte hasta que se evapore y a continuación suma el tomate muy bien troceado, el comino y la mezcla de achiote y cilantro y remueve todo muy bien, agrega las pasas, las aceitunas troceadas y las alcaparras y vuelve a mezclar. Tapa y deja cocinar 20 minutos.
  6. Transcurrido el tiempo destapa y rectifica de sal y añade la cucharadita de azúcar si fuera necesario aunque con el dulzor de las pasas debe ser suficiente para neutralizar la acidez del tomate. Si aún la salsa te parece muy líquida déjala otros pocos minutos destapada, pero no la seques demasiado porque este plato necesita de ella para untar el arroz blanco.
  7. Incorpora en el último momento las papas fritas, mezcla y reserva caliente mientras preparamos el arroz blanco desgranado.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para el arroz necesitaremos:

  • 1 taza de 250 ml de arroz  largo (unos 250 gr)
  • 1 1/2  taza de agua (380 ml)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Cómo cocinar el arroz:

  1. Pon la medida de arroz en un colador y lava muy bien hasta que salga el agua transparente.
  2. Mientras pon a hervir el agua en una cazuela honda y amplia con tapa. Una vez alcance el punto de ebullición añade la sal y baja bien el fuego (para que calcules más o menos en una intensidad máxima de 9 ponlo al 3).
  3. Añade el arroz, tapa y deja cocinar hasta haya absorbido toda el agua y el grano esté cocido (entre 8-12 minutos dependiendo del fuego).
  4. Transcurrido el tiempo apaga el fuego, añade un hilo de aceite, vuelve a tapar y deja reposar entre 5 y 10 minutos.
  5. Pasado el tiempo de reposo destapa y remueve todo para que no queden granos pegados. Verás que el arroz así te queda especialmente desgranado.

Ahora solo queda servir el arroz coronado con el picadillo a la habanera y a disfrutar. Este arroz es el mismo que podemos preparar para un arroz a la cubana, con su huevo frito, tomate y los platanitos.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Recuerda que puedes acompañarlo de plátanos, fritos o maduros naturales, o tosotones. Puedes disfrutarlo como plato único o de segundo con una ensalada de tomate, aguacate y aros de cebolla como primero.

*El achiote es un condimento y colorante natural rojizo muy empleado en la cocina de América y el Caribe. Tiene múltiples usos medicinales y sobre todo para dar color, las civilizaciones antiguas de los mayas e incas los empleaban como especie en sus preparaciones culinarias e incluso en sus pinturas para el cuerpo. Si os encontráis en algún producto industrial el código E160b dentro de los ingredientes estarán en presencia de un alimento que ha utilizado achiote para dar color.

Anuncios

Arroz con leche cubano: la receta de mi abuela

21 May

Hay más de una forma de hacer el arroz con leche, cada cual con más o menos aciertos y más de una con éxito garantizado. La que hoy comparto en este espacio tiene el origen en la receta que todavía prepara mi abuela. Yo la recuerdo como una de las más ricas que he probado, pero ya sabemos lo mucho que en este sentido pueden agregar la añoranza y los buenos recuerdos alrededor de una receta familiar.

Lo cierto es que es un clásico de los postres tradicionales y gusta muchísimo, claro está, por lo rico y nutritivo que es. Se consume en casi todo el mundo, me atrevería a afirmar, ya que sus ingredientes están prácticamente presentes en la dieta de la mayoría de los pueblos. Arroz y leche como base y de acuerdo al lugar un producto u otro para dar el toque distintivo.

Tuvo su origen en Asia y poco a poco fue extendiéndose por África y Europa y más tarde por supuesto llevado a América con el descubrimiento del Nuevo Mundo. En la mayoría de los países iberoamericanos se prepara con canela y se aromatiza con limón, en algunos sitios se le agregan uvas pasas, vino de oporto, leche de coco, vainilla u otros. Para ser más específica, en los países anglosajones y nórdicos se suele aromatizar con vainilla; en los mediterráneos, con canelaen Irán, con azafrán; y con cardamomo, en el norte de la India. 

Sin más vayamos entonces a la cocina a por un arroz con leche rico y cremoso en verdad.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ingredientes para preparar Arroz con Leche (para al menos 6 personas)

  • 1 taza de arroz bomba (200 gr arroz grano redondo)
  • 4 tazas de agua (la misma taza o medida que uses para el arroz)
  • 1 rama de canela entera
  • piel de limón (1 dedo de largo y cuida cuando lo peles no profundizar para no llevarte la parte blanca de la piel que amarga)
  • 1 lata de leche condensada entera (de las pequeñas)
  • 50 gr de azúcar opcional (no más porque la leche condensada ya lleva)
  • 1 puñado de frutas confitadas (pasas, papaya, piña, coco) opcional
  • canela en polvo para espolvorear al final
  • pizca de sal

Cómo preparar nuestro Arroz con Leche

  1. Primero mide el arroz y lávalo hasta que salga limpia el agua (esto evitará que el almidón haga que el arroz se pegue y se queme al final de la cocción). Mientras, pon a hervir el agua con la piel del limón, la rama de canela y una pizca de sal.
  2. Una vez hierva el agua pon el arroz y baja el fuego por debajo de la media. Déjalo unos 30 minutos aproximadamente. Para entonces el grano se habrá ablandado. Vierte entonces toda la leche condensada, remueve bien y déjalo otros 15 a 20 minutos, ahora sí sin perderle ojo y removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para que no se pegue.
  3. Cuando empiece a espesar prueba con cuidado de no quemarte y si necesita más azúcar agrega los 50 gr que teníamos como opción. Dependiendo de la leche condensada que utilices necesitará ese extra de azúcar o no. Agrégale, si quieres darle un toque extra y muy tropical, el puñado de frutas confitadas que puse como opcional.
  4. Recuerda que el arroz, una vez retirado del fuego, suele absorber más líquido, y quedará aún más cremoso, así que ojo y no te pases secándolo. Con 15 minutos después de haber echado la leche generalmente basta, pero si aún vez que tiene mucho líquido déjalo un poco más, siempre removiendo para que no se nos pegue y queme. Cuando esté como a ti te gusta, retira del fuego, deja refrescar unos 5 minutos, extrae la piel de limón y la rama de canela, y sirve en 6 recipientes individuales de postre. Espolvorea con la canela en polvo y listo.
Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hay quien gusta de comerlos todavía calientes, como a mi madre. Para quienes lo prefieren fríos, recuerden dejarlos que se atemperen completamente antes de ponerlos en la nevera. Tápalos con plástico para que no absorban los olores de dentro del frío.

El arroz con leche se suele cocinar generalmente con leche entera de vaca, y no se cocina primeramente con agua sino que directamente se pone a cocer con la leche. Tienes una opción de ponerle al final de la cocción un trozo de mantequilla sin sal para hacerlo más cremoso, pero con la leche condensada no hay necesidad de esto último. Y nada más, les dejo con esta receta a la manera de mi abuela y mía, para darles otra opción de conseguir un arroz con leche muy cremoso y tan rico que ya en mi casa no queda ni la mitad 😉

Espero que les salga para chuparse los dedos y que me cuenten.

Pronto les traeré otro postre casero, muy tradicional de Cuba, mientras puedes revisar aquí otras recetas.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.