Anuncios
Tag Archives: leche condensada

Pudin de pan con pasas y vino dulce

26 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Como había prometido hace poco, y aprovechando el tiempo libre entre trajines de mudanza, aquí os traigo un Pudin de pan con pasas y vino dulce que, con algunos ajustes propios de mis incursiones en la cocina, trata de emular aquel que solía preparar la hermana de mi abuela, nuestra Ori más querida y que tanto extrañamos todos sus sobrinos y nietos. A ella le quedaba riquísimo, como no podía ser de otra manera siendo su especialidad. Diariamente se daba su paseo a nuestra casa y cuando aparecía con su pudin, yo echaba a saltar igual que hacía el perro cuando su olfato le revelaba que Oristela ya estaba doblando la esquina de nuestra calle.

Mi abuela hacía el pudin con caramelo, a baño María, tal como si fuera un flan. Así continúa haciéndolo. De esta manera está riquísimo, pero el de mi tía abuela, horneado a la manera del pudin inglés, era diferente y con el toque que solo ella le daba. Guardo los mejores recuerdos de mi Ori querida, y seguramente este aliño especial hace que su postre esté grabado tan dulcemente en mi memoria. El pudin de hoy, con pasas, vino dulce y leche condensada no necesita más azúcares que los que ya encontramos en sus ingredientes principales. Espero os guste la mitad de lo que tanto gusto me da a mi compartir.

Ingredientes para preparar Pudin de pan con pasas y vino dulce

  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 1 lata de leche entera (la misma lata de leche condensada te servirá como medida)
  • 500 gr de pan (de barra y debe ser del día anterior)
  • 3 huevos
  • 100 ml de vino dulce de Jerez
  • 1 puñado de pasas Sultanas (las que te quepan en la mano)
  •  1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 cucharada de mantequilla (yo utilicé mantequilla light)
  • canela en polvo (para espolvorear encima al gusto)
  • 1 pizca de sal

Cómo hacer Pudin de pan con pasas y vino dulce

  1. Hidrata las pasas durante unos 10 minutos en el vino dulce de Jerez y un chorro de la leche entera que vamos a emplear.
  2. En una fuente rectangular apta para hornos ponemos la cucharada de mantequilla y distribuimos bien de manera que quede bien untado.
  3. Picamos el pan en rebanadas y lo colocamos en la fuente. Mezclamos la leche condensada, la leche entera y la cucharadita de vainilla y vertemos en la fuente para que el pan se empape pero sin trabajar (tocar) el pan. Deja que absorba bien mientras sigues con el resto de los ingredientes.
  4. En otro recipiente bate los huevos con una pizca de sal y agrega las pasas previamente hidratadas (estarán hinchadas) y el resto del contenido (vino y leche). Vierte en la fuente y ahora procede a mezclar suavemente todo haciendo presión ligera hacia el fondo con unas varillas manuales hasta que esté todo integrado pero no homogéneo. No tienes que desbaratar completamente el pan.
  5. Espolvorea con canela en polvo e introduce en el horno a 180 grados durante 30-40 minutos. Chequea que ya está listo introduciendo un palillo y si sale limpio, saca del horno y deja enfriar completamente.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Este pudin se come frío, en el desayuno, como postre o en una merienda con un café con leche o solo con azúcar como nos gusta en casa. Con este postre no corres riesgo alguno de emborracharte, pero si no te convence el empleo de una bebida de este tipo, sustituye el vino dulce de Jerez por leche entera en la misma proporción y pon unas 3 a 4 cucharadas de azúcar extra. Si por el contrario la cuestión es que no tienes vino de Jerez, emplea otro vino dulce de uva bien madura. Con un Pedro Jiménez te “pones las botas”.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Espero haber complacido a algunos de mis fieles seguidores. Ya más adelante tendré que poner el pudin de mi abuela a baño María, mientras me quedo con el flan de calabaza dándome vueltas en la cabeza. Pero ya para el próximo mes, cuando Halloween nos toque a las puertas. Si queréis ver otro postre casero pincha aquí. Saludos 🙂

 

Anuncios

Flan de caramelo: receta casera

16 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para comenzar la semana os traigo una receta de uno de los postres caseros que más gustan y que de una forma u otra de prepararlo, con unos ingredientes u otros, está presente en casi la mayoría de las cocinas del mundo.  Me refiero al flan de leche. En específico, este flan de caramelo, está hecho de la misma manera en que mi abuela aún lo suele preparar, a baño María en olla a presión u olla rápida o exprés. Una receta sencilla y rápida con un caramelo que podrás hacer fácilmente con tan solo un poco de cuidado.

Este es mi preferido de entre todos los postres caseros, con leche condensada y leche entera, un toque de vainilla y con un caramelo tostado sin llegar a quemar que acaba da darle el contraste de sabor a nuestro flan de hoy.  Puedes hacerlo en la olla a presión de la forma que la presento hoy, en tan solo 20 minutos, o en otra cacerola apropiada que debe quedar muy bien tapada, durante 45 a 50 minutos. Sin más preámbulos vayamos entonces a por nuestros ingredientes.

Ingredientes para preparar Flan de caramelo: receta casera (para molde mediano)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  • 300 ml de leche condensada
  • 200 ml de leche entera
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de aroma de Vainilla
  • 2 cucharadas de azúcar blanca

Para el caramelo:

  • 5 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 1/2 cucharadas de agua

Cómo preparar Flan de caramelo casero

  1. Coloca en un vaso batidor la leche condensada, la leche entera, los huevos, la vainilla y las dos cucharadas de azúcar. Bate con la batidora hasta que esté todo perfectamente integrado. Reserva mientras preparamos el caramelo.
  2. Para preparar el caramelo echa las 5 cucharadas de azúcar y la cucharada y media de agua en el molde que vas a emplear.
  3. Pon al fuego medio para que el azúcar vaya calentando poco a poco hasta que hierva. A partir de este momento ten mucho cuidado, no le pierdas de vista. Se trata de ir tostando poco a poco el azúcar hasta que caramelice completamente. Usa unas agarraderas para que no te quemes. Cuando ya esté hecho el caramelo, retira del fuego, agarra el molde y con mucho cuidado y paciencia ve girándolo sobre sí mismo de forma que el caramelo se pegue a las paredes del molde. Es muy importante que el caramelo sobresalga cuando incorpores la mezcla que hemos batido antes. No dejes que se ponga negro o luego estará amargo.  Fíjate en las imágenes a continuación.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Una vez lo hayas puesto todo en el molde, llena con agua una olla de modo que no cubra el molde cuando lo pongas dentro. Ponle unos corchos de vino para evitar cualquier accidente que arruine el flan y nuestro día.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Pon el molde para el flan dentro de la olla a baño María, tapa, pon la presión y una vez comience a liberar el vapor y pitar, cuenta 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, apaga, separa del fuego y deja que libere toda la presión.
  6. Saca de la olla y deja enfriar a temperatura ambiente o ponlo con agua y cubos de hielo en el fregadero hasta que se atempere para poder guardarlo en la nevera al menos 30 minutos.
  7. Una vez pasado el tiempo, saca de la nevera, con ayuda de un cuchillo o una espátula procede a separar lo que pueda estar pegado aún a las paredes, desmonta y sirve.

Un postre sencillo y riquísimo que puedes preparar en cualquier momento para disfrute de todos. Si te parece puedes usar caramelo que ya viene preparado y se vende con diferentes nombres. Suele ser un poco más empalagoso que si lo preparas en casa, pero es una opción más para ponerlo aún más fácil. Una advertencia: si preparas el caramelo tienes que hacerlo siempre en el mismo molde donde vas a hacer el flan. Cuando se enfría no hay quien lo manipule de ninguna manera. Así que descarta preparar más para utilizar después.

El próximo mes tengo en mente compartir otra receta de flan a base del fruto estrella de octubre y las fiestas de Halloween. ¿Ya imagináis de que se trata? Pues entonces vayan pensando en haceros de una buena calabaza. Por el momento os dejo con otro postre casero: Arroz con leche, otra receta de mi abuela.

Arroz con leche cubano: la receta de mi abuela

21 May

Hay más de una forma de hacer el arroz con leche, cada cual con más o menos aciertos y más de una con éxito garantizado. La que hoy comparto en este espacio tiene el origen en la receta que todavía prepara mi abuela. Yo la recuerdo como una de las más ricas que he probado, pero ya sabemos lo mucho que en este sentido pueden agregar la añoranza y los buenos recuerdos alrededor de una receta familiar.

Lo cierto es que es un clásico de los postres tradicionales y gusta muchísimo, claro está, por lo rico y nutritivo que es. Se consume en casi todo el mundo, me atrevería a afirmar, ya que sus ingredientes están prácticamente presentes en la dieta de la mayoría de los pueblos. Arroz y leche como base y de acuerdo al lugar un producto u otro para dar el toque distintivo.

Tuvo su origen en Asia y poco a poco fue extendiéndose por África y Europa y más tarde por supuesto llevado a América con el descubrimiento del Nuevo Mundo. En la mayoría de los países iberoamericanos se prepara con canela y se aromatiza con limón, en algunos sitios se le agregan uvas pasas, vino de oporto, leche de coco, vainilla u otros. Para ser más específica, en los países anglosajones y nórdicos se suele aromatizar con vainilla; en los mediterráneos, con canelaen Irán, con azafrán; y con cardamomo, en el norte de la India. 

Sin más vayamos entonces a la cocina a por un arroz con leche rico y cremoso en verdad.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ingredientes para preparar Arroz con Leche (para al menos 6 personas)

  • 1 taza de arroz bomba (200 gr arroz grano redondo)
  • 4 tazas de agua (la misma taza o medida que uses para el arroz)
  • 1 rama de canela entera
  • piel de limón (1 dedo de largo y cuida cuando lo peles no profundizar para no llevarte la parte blanca de la piel que amarga)
  • 1 lata de leche condensada entera (de las pequeñas)
  • 50 gr de azúcar opcional (no más porque la leche condensada ya lleva)
  • 1 puñado de frutas confitadas (pasas, papaya, piña, coco) opcional
  • canela en polvo para espolvorear al final
  • pizca de sal

Cómo preparar nuestro Arroz con Leche

  1. Primero mide el arroz y lávalo hasta que salga limpia el agua (esto evitará que el almidón haga que el arroz se pegue y se queme al final de la cocción). Mientras, pon a hervir el agua con la piel del limón, la rama de canela y una pizca de sal.
  2. Una vez hierva el agua pon el arroz y baja el fuego por debajo de la media. Déjalo unos 30 minutos aproximadamente. Para entonces el grano se habrá ablandado. Vierte entonces toda la leche condensada, remueve bien y déjalo otros 15 a 20 minutos, ahora sí sin perderle ojo y removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para que no se pegue.
  3. Cuando empiece a espesar prueba con cuidado de no quemarte y si necesita más azúcar agrega los 50 gr que teníamos como opción. Dependiendo de la leche condensada que utilices necesitará ese extra de azúcar o no. Agrégale, si quieres darle un toque extra y muy tropical, el puñado de frutas confitadas que puse como opcional.
  4. Recuerda que el arroz, una vez retirado del fuego, suele absorber más líquido, y quedará aún más cremoso, así que ojo y no te pases secándolo. Con 15 minutos después de haber echado la leche generalmente basta, pero si aún vez que tiene mucho líquido déjalo un poco más, siempre removiendo para que no se nos pegue y queme. Cuando esté como a ti te gusta, retira del fuego, deja refrescar unos 5 minutos, extrae la piel de limón y la rama de canela, y sirve en 6 recipientes individuales de postre. Espolvorea con la canela en polvo y listo.
Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hay quien gusta de comerlos todavía calientes, como a mi madre. Para quienes lo prefieren fríos, recuerden dejarlos que se atemperen completamente antes de ponerlos en la nevera. Tápalos con plástico para que no absorban los olores de dentro del frío.

El arroz con leche se suele cocinar generalmente con leche entera de vaca, y no se cocina primeramente con agua sino que directamente se pone a cocer con la leche. Tienes una opción de ponerle al final de la cocción un trozo de mantequilla sin sal para hacerlo más cremoso, pero con la leche condensada no hay necesidad de esto último. Y nada más, les dejo con esta receta a la manera de mi abuela y mía, para darles otra opción de conseguir un arroz con leche muy cremoso y tan rico que ya en mi casa no queda ni la mitad 😉

Espero que les salga para chuparse los dedos y que me cuenten.

Pronto les traeré otro postre casero, muy tradicional de Cuba, mientras puedes revisar aquí otras recetas.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.