Anuncios
Tag Archives: recetas saludables

Calamares al ajillo, a la plancha, receta sencilla y rápida

6 Sep
calamaresajillo1

Calamares al ajillo, a la plancha. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

En un reciente paso por Lisboa, Figueira da Foz y Oporto, en Portugal, pude probar el buen pescado siempre disponible en el más humilde de los restaurantes. Las sardinas más ricas que he probado las comí en Figueira da Foz, a pie de playa, en dos sitios diferentes, en A Muralha y en Vista a Mar. Este último es el único plato que ofrece. Por un precio de 12 euros puedes comerte toda la sardina que seas capaz. Viene acompañada con una ensalada sencilla, pero deliciosa, y unas patatas cocidas maravillosas.

En Oporto probamos las famosas francesinhas y el bacalhau à brás en Golfinho (Rua Sá Noronha 137) un lugar pequeño, alejado de las zonas para turistas, pero realmente auténtico, atendido por un camarero al que no le gusta que le echen prisas, pero tan auténtico como su lugar de trabajo. Si no me equivoco, es el propio dueño, de quien se dice se negó a que el chef francés recién fallecido Anthony Bourdain fuera allí a grabar uno de sus programas. No habría querido darle las señas de su plato estrella: las francesinhas, que le hacen la competencia a la croque monsieur. Una bomba calórica realmente sabrosa.

También en Oporto (Porto), al lado del río, probé los calamares a la plancha, de los que les traigo hoy una versión porque quedé maravillada. Se han convertido en mis preferidos por varias razones: es un plato económico, sencillo, fácil de hacer y muy rápido, una vez tienes limpios los calamares. Yo compré piezas pequeñas que se hacen de esta manera en un abrir y cerrar de ojos. Sin más preámbulos, vayamos a la cocina a preparar esta receta bien rica.

Ingredientes para preparar Calamares al ajillo, a la plancha (para 4 personas)

  • 1 kg de calamares (utilicé piezas pequeñas)
  • 70 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 3-4 dientes de ajo finamente picado
  • 2 cdas de perejil fresco bien picadito o 1 cda de perejil seco
  • sal
  • 1 limón+rodajas para decorar o poner extra según el gusto

Cómo preparar Calamares al ajillo, a la plancha

  1. Mezcla el ajo, el perejil, la pizca de sal y el AOVE y échala al calamar. Puedes dejarlo así de un día para otro en el frío.
  2. Pon a fuego vivo una plancha o sartén antiadherente. Cuando tenga bastante calor echa a pocos los calamares y déjalos par de minutos por cada lado. Baja un poco el fuego si es necesario para que no se quemen. No los tengas demasiado tiempo en el fuego para que no se pongan duros y pierdan sus jugos.
  3. Cuando los tengas todos preparados, retíralos y en la misma sartén echa el jugo del limón, desglaza y reduce un poco. Utiliza esta salsita para coronarlos.
calamaresajillo2

Calamares al ajillo, a la plancha. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Acompañé los calamares con unas patatas, primero cocidas en agua, enteras y sin pelar, y luego escachadas un poco para darles un toque de unos pocos minutos en el grill del horno con pimienta negra, AOVE y unas escamas de sal. Completé con una ensalada de lechuga, pimientos de piquillo asados y tomates negros. Puedes preparar tu ensalada preferida. Así de sencillo. Un plato completo, nutritivo y apto para quienes están haciendo dieta para bajar de peso o simplemente para mantener una alimentación equilibrada.

 

Anuncios

Guiso de bacalao con gambas, un plato de cuchara fácil y sabroso

29 Dic

Guiso de Bacalao con Gambas

De vuelta al ruedo tras un prolongado paréntesis, aterrizo en la cocina virtual en días de fiesta, de brindis, de menús, de más excesos de lo habitual. Todo un reto. Para poner coto a esas “comelatas” sin una renuncia completa, aquí va este Guiso de Bacalao con Gambas (o Camarones).

Se trata de un plato sencillo, fácil de preparar, para calentar el invierno, para aprovechar su rica salsa con un buen pan o con arroz blanco. Es una receta de esas que salen con lo que aparece en la despensa en un momento de inspiración. No hay más historia que esa detrás, por lo que les invito a buscar nuestros ingredientes, ponernos el delantal y entrar de una vez a la cocina.

Ingredientes para preparar Guiso de Bacalao con Gambas (2-4 personas)

  • 4 lomos de Bacalao (500 gr) en su punto de sal
  • 200 gr de Gambas peladas
  • Tomaticos Cherry (8-10 unidades) cortados a la mitad
  • 2-3 dientes de ajo cortado en láminas
  • 1 cebolla cortada en brunoise
  • 1/2 tasa de vino blanco (120 ml)
  • 1 1/2 tasa de caldo de pescado (370 ml)
  • unas hebras de azafrán
  • 1 cda de perejil
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal (solo puse una pizca al final para rectificar)
  • 2 cucharaditas de harina de maíz (Maicena)

Cómo preparar Guiso de Bacalao con Gambas

  1. Primero pon en el caldo de pescado muy caliente (para infusionar) las hebras de azafrán, déjalas reposar unos minutos y luego cuela, desecha las hebras y conserva el caldo.
  2. En una sartén o cazuela de barro pon a calentar dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Añade los ajos laminados, dora con cuidado (baja la intensidad del fuego si es necesario) y antes de que puedan quemarse añade las gambas o camarones, déjalos solo unos minutos y retíralos de la sartén. Reserva.
  3. En la propia sartén o cazuela de barro agrega la cebolla y los tomaticos cherry y deja cocinar hasta que poche la cebolla.
  4. A continuación agrega los lomos de bacalao, el vino y el caldo de pescado. Suma las gambas que habíamos salteado con las láminas de ajo y déjalo cocinar todo destapado y sin mover para que no se rompan los lomos durante unos 15 minutos a fuego medio. Casi en el último momento corona con perejil y a la mesa.

Un truco para espesar la salsa es reservar un poco del caldo de pescado (solo un poco y frío) y diluir en este dos cucharaditas colmadas de harina de maíz o Maicena. Échalo si ves que la salsa está demasiado floja durante la cocción. Es solo para dar un poco más de consistencia, porque se trata de un guiso al final. ¡Buen provecho!

Si quieres ver otras recetas con bacalao no te pierdas uno de los más tradicionales en el norte de España, en concreto en Euskadi, el Bacalao al pil pil, o este delicioso plato portugués.

Crema de calabacín con semillas de chía: templada para los días de verano

21 Ago
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La chía es quizá tan antigua como el lino o el sésamo, pero lo cierto es que hasta hace muy poco su empleo era apenas conocido y hoy ha cobrado un auge tremendo,  sobre todo fuera de sus fronteras naturales. Y nos alegra en esta otra parte del planeta que así haya sido porque sus beneficios no son pocos. Tengo que reconocer que la primera vez que probé estas semillas de chía, más que diluidas hinchadas en un vaso de agua para contrarrestar los efectos de cansancio y deshidratación ante una carrera larga, no fue para nada de mi agrado, pero en elaboraciones como esta crema de calabacín que os traigo hoy, seguramente querrán incorporarla a vuestra alimentación regular conociendo su efecto positivo directo sobre la salud.

Tomar las semillas de chía con otros alimentos complementa y completa nuestras necesidades de vitaminas, minerales y proteínas. Para aquellos que están a régimen y quieren controlar el apetito es ideal ya que sacian antes y reducen los antojos a la larga. El por qué se debe a que absorben diez veces su peso en agua; al combinarlas con líquidos forman una gelatina que produce la sensación de saciedad y que de paso ayuda a conseguir en algunas elaboraciones consistencias más densas, respetando los sabores gracias a su suavidad, como en el caso de la receta de crema de calabacín de hoy.

Excelentes fuente de fibra y antioxidantes, las semillas de chía poseen además altos valores en calcio, proteínas y los bien conocidos y aliados anticolesterol y antitriglicéridos, ácidos grasos omega 3 ciento por ciento de origen vegetal. Aunque hay pocos estudios científicos realizados que avalen el impacto en humanos de sus propiedades, lo cierto es que su uso generalizado por deportistas de alto rendimiento ha coadyuvado en que sean cada vez más los que prueban este alimento, disponible en la mayoría de los herbolarios del mundo y cuyo consumo tenían en tercer lugar los antiguos pobladores de México, tras el maíz y los frijoles.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Crema de Calabacín con semillas de chía (4 personas)

  • 2-3 calabacines grandes (yo empleado uno solo de la huerta que pesaba por 3)
  • 400 ml de caldo de vegetales
  • 1 cebolla
  •  1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharada de queso parmesano en lascas por comensal (opcional)
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar Crema de Calabacín con semillas de chía

  1. Lava muy bien los calabacines a los que dejaremos esta vez la piel (si no te gusta puedes pelarlos) y corta en trozos no necesariamente pequeños.
  2. Pon a calentar el caldo de vegetales en una olla con tapa (si no tienes hecho disuelve una pastilla de caldo de vegetales Gallina Blanca o bien utiliza solo agua con algo de sal) y una vez alcance la ebullición añade los calabacines y tapa. Deja cocer unos 6 a 8 minutos hasta que estén hechos pero no desbaratados. No importa que veas poco caldo, porque con el vapor y el agua que sueltan los calabacines se harán y tendrán la consistencia apropiada.
  3. Uno o dos minutos antes de terminar añade la cebolla en trozos grandes y el diente de ajo pelado.
  4. Transcurrido el tiempo de cocción de los calabacines separa del fuego, agrega las semillas de chía y una vez haya reposado unos minutos (verás como las semillas doblan su tamaño y espesan el caldo)  pasa por la batidora hasta que esté todo perfectamente integrado.
  5. Prueba y rectifica de sal si fuera necesario y estará lista para servir coronada, opcionalmente, con una cucharada de queso parmesano en lascas pequeñitas .
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Esta es una crema que puedes consumir lo mismo en invierno acabada de hacer bien calentita o en verano, templada o incluso fría como se tomaría un gazpacho. Las semillas completan nutricionalmente cualquier preparación en la cual las empleemos y además, por su sabor muy suave, no variará en nuestro paladar cualquier elaboración a la que estemos acostumbrados. Comienza a pensar en estas semillas como aliadas si quieres rebajar peso o simplemente para controlar lo que comas y mantenerte sobre todo saludable.

¿Te apetece probar otra crema de calabacín, también ligera pero con otra manera de preparar? Pinc

ha AQUÍ. Que quieres elaborar en casa un pan muy fácil y nutritivo con semillas muy ricas como la chía, haz click también AQUÍ.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.