Anuncios
Tag Archives: torrejas

Leche frita o tostada de crema, más allá de carnavales

26 Feb
lechefrita1

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

A finales de febrero y después de pasados los carnavales, pero nunca es tarde. Esta leche frita que quiero compartir hoy en esta extensión de mi cocina no está pasada de moda en casa. La probamos en los días que suelen estar muertas de risa por doquier y la seguiremos probando cuando ya no se escuche hablar de ellas hasta el próximo año aquí en España.

En la zona del Cantábrico y especialmente en el País Vasco esta delicia se conoce simplemente como tostada de crema. En Galicia leite frito y en Cataluña llet de Pasqua. Como quiera que se haga llamar, la leche frita es una exquisitez que merece estar en nuestros menús y platos de postres cada vez que nos dé antojo, incluso a riesgo de que nos caiga una maldición si probamos este dulce carnavalesco o de Cuaresma fuera de su época natural.

Hay unas cuantas recetas para hacer leche frita, que se remontan incluso a la época medieval, pero yo me quedo con la que comparte Ana Vega ‘Biscayenne’ en “El Comidista” de El País. He seguido sus instrucciones al pie de la letra y no he tenido que quejarme a la Defensora del Cocinero, más allá de que mis raciones fueron 12 y no 16. Una cuestión, seguro, del molde que utilicé para dejar reposar la crema. Imagino que no tenía las mismas proporciones del utilizado por la cocinera.

Ingredientes para preparar Leche Frita

  • 500 ml de leche fría
  • Piel de ½ limón (cuidado no lleve la parte blanca, conocida como albedo, pues amarga)
  • 1 palo de canela
  • 60 g de almidón de maíz (Maicena) o de arroz
  • 3 yemas de huevo
  • 60 g de azúcar
  • Harina para rebosar
  • Un huevo batido
  • Mantequilla
  • Aceite de girasol para freír
  • Canela en polvo
  • Azúcar

Cómo preparar Leche Frita

  1. Aparta un vaso del total de la leche. Vierte el resto en un recipiente con la piel de limón y el palo de canela. Cuando hierva, apaga el fuego y dejar que se infusione durante 5 minutos. Reserva y deja que se atempere.
  2. Disuelve el almidón de maíz o arroz en el vaso de leche fría que habías separado, sin que quede ningún grumo.
  3. Aparte, bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que obtengas una consistencia cremosa. Añade la leche con almidón y remueve hasta que se mezcle todo bien.
  4. Cuela la leche infusionada para quitar el palo de canela y la piel de limón. Vuelve a echarla en el recipiente. (Aunque la receta original recomienda espesar la crema al baño maría, puede ser un poco difícil encontrar un recipiente apto para esta cantidad y la otra opción, elaborada al calor directo, no da problemas siempre que se haga a temperatura suave).
  5. Agrega la mezcla de yemas, azúcar, leche y almidón al recipiente junto con la leche infusionada. Calienta a fuego medio-bajo mientras remueves continuamente con unas varillas, para que no se queme. Sigue el procedimiento mientras la crema espesa hasta que las varillas dejen surco en la mezcla y al levantarlas el pegote que queda en ellas no caiga.
  6. Reparte la crema en una bandeja o fuente cuadrada untada con un poco de mantequilla. Debe quedar una altura de aproximadamente un dedo, más o menos. Alisa la superficie y deja que se temple antes de poner un film plástico en contacto directo, para que no se forme una costra dura en la superficie.
  7. Guarda la crema tapada en la nevera hasta el día siguiente, o al menos 5 horas. Una vez fría, la crema tendrá la consistencia suficiente como para poder cortarla y freírla sin que se deshaga.
  8. Haz cortes con un cuchillo en la crema cuajada, formando cuadrados. Pásalos por harina y luego por huevo batido, friéndolos a continuación por los dos lados en una sartén con aceite caliente hasta que estés dorados.
  9. Pon las tostadas recién fritas en un plato con papel absorbente y ve espolvoreándolas con una mezcla de azúcar y canela en polvo. Sirve tibias o a temperatura ambiente.
lechefrita2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Listo. Estas tostadas de crema o leche frita son una opción que encontrarás en los comercios, timbiriches y mercados en España en febrero. Son muy típicas igual que las torrejas (torrijas aquí). Pruébalas y no hagas caso de maldiciones, hazlas en cualquier época del año.

Anuncios

Tostadas francesas: las primas hermanas de las torrejas

29 Mar

¿Tostadas francesas o torrejas? Son mínimas las diferencias entre ellas. Las dos están igualmente sabrosas y en esencia, la manera de prepararlas difiere muy poco una de otra. Me encantan igualmente las dos, pero tengo que reconocer que suelo prepararlas más a la manera francesa, porque eso de freírlas con un poco de mantequilla, muy poca, además de darles una chispa extra de sabor, resulta ser más sencillo que freírlas en el abundante aceite caliente.

Puedes preparar unas tostadas francesas en un abrir y cerrar de ojos y así disfrutarlas en un desayuno, que es a la hora que más me apetecen a mi. Cuando hago torrejas suelo pasar más tiempo delante de la cocina y como me gusta ponerle almíbar, las prefiero cuando llevan más tiempo en el frigorífico y han absorbido más sabor. Unas tostadas francesas las preparo en el momento que las voy a comer. Calentitas están bien ricas y veréis lo fáciles y rápido que están listas.

tostadas francesas

Ingredientes para preparar tostadas francesas (2 personas)

  • 4 rebanadas de pan (yo empleé uno blanco de molde)
  • 250 ml de leche (1 taza)
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1/2 cucharada de canela en polo para espolvorear
  • 1 trozo de piel de limón o naranja (yo la rallo porque me gusta ver las pintitas)
  • una nuez de mantequilla (25 gr)
  • miel o más azúcar al gusto

Cómo preparar tostadas francesas

  1. Pon en un cazo la leche con la ramita de canela, el azúcar y la piel del limón o la naranja. Llévala a ebullición. En cuanto hierva aparta del fuego y tapa mientras se atempera. Yo pongo agua bien fría en el fregadero y la dejo que se enfríe un poco para que luego las tostadas no se rompan al empaparlas. Puedes hacer esto la noche antes y guardar en la nevera listo para usar en el desayuno.
  2. Bate los dos huevos y mezcla con la leche ya atemperada (esta es otra diferencia con las torrejas que el huevo no se mezcla con la leche). Dispón las rebanadas de pan en una fuente y riega con toda la leche.
  3. Calienta una sartén con la mantequilla. Con una buena temperatura (no muy alta) dora las rebanadas de pan con la leche que han absorbido. Hazlas de dos en dos y déjalas que se doren bien por cada lado.
  4. Retíralas a un plato y ponles un poco de miel por encima o espolvorea azúcar si te gusta más. Por último espolvorea con canela en polvo.

Si usas miel en vez de azúcar darás un toque extra de sabor y mejorarás el valor nutritivo de estas torrejas o tostadas francesas. La combinación de miel con canela tiene unos poderes realmente maravillosos para la salud. Nada aquí les dejo, espero haber despertado un poquito el apetito con estas ricas tostadas enriquecidas.

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.