Tag Archives: garbanzos con chorizo

Potaje de garbanzos a la cubana

28 May
Garbanzos a la cubana

Potaje de garbanzos a la cubana. Todos los derechos reservados

El sentido común determina que cuando aprieta el calor los guisos, caldos, sopas, cocidos, platos de cuchara calientes, pasen al recuerdo de los días invernales. Ve a hablarle de sentido común a un cubano. Intenta convencerlo de que lo mejor que puede hacer es renunciar a un potaje de judías (alubias blancas), de frijoles colorados o de unos garbanzos bien contundentes.

Los más de 30 grados de la isla tropical no son razón suficiente para que un cubano deje de comer frijoles, solos o acompañados de arroz. Y es precisamente lo que me sucede. Aclaro que me encantan las sopas frías: un gazpacho de tomates fresquito, una Vichyssoise, un ajoblanco; el salmorejo cordobés merece punto y aparte, porque esa es mi debilidad. Sin embargo, hay días en que el cuerpo, igual que me pide comidas ligeras, se antoja de un potaje lo mismo a la cubana que a la manera más tradicional de garbanzos c.

Aunque aún no ha apretado el calor de verdad aquí en Madrid, ya se siente la calidez del aire seco de la meseta castellana. Razón de más para preparar estos Garbanzos a la cubana, inspirada en las recetas de mi abuela Norma, a quien siempre tengo presente de la sazón de mi cocina. Eso sí, con productos que en la Isla no se encuentran ni haciendo colas en el mercado Palco. Materia prima de calidad con sello de Asturias son los chorizos, por ejemplo.

Pero no más preámbulos. Vayamos a sudar la “gota gorda” con esta rica y fácil receta, lenta, pero que puedes hacer mucho más rápido si echas mano de la socorrida olla a presión.

Ingredientes para preparar Garbanzos a la cubana (5-6 personas)

  • 600 gr de garbanzos castellanos secos (ponlos en agua a remojar durante al menos 12 horas*)
  • 2 litros de agua (o la suficiente para cubrirlos unos dos dedos por encima)
  • 2 pastillas de Avecrem de pollo (100% natural – 0 glutamato)
  • 1 hoja de Laurel
  • 1/2 cdta de comino
  • 3 chorizos asturianos
  • panceta adobada
  • 1/2 taza de salsa de toma o tomate frito
  • 4 zanahorias
  • 1 papa grande o 2 pequeñas
  • 1 cebolleta grande (puedes usar cebolla)
  • 2 dientes de ajo (3-4 si son pequeños)
  • pimiento rojo (usé la mitad de uno mediano)
  • 2-3 cucharadas Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • sal (ojo, no pongas ninguna si el caldo tiene)

Cómo preparar Garbanzos a la cubana

Garbanzos a la cubana

Garbanzos a la cubana. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

  1. Desecha el agua del remojo y enjuaga bien los garbanzos con agua fría hasta que salgan limpios. Ponlos en una cazuela amplia y cúbrelos con el agua. Enciende el fuego a intensidad fuerte primero. Con una cuchara y espumadera retira la espuma que vaya generando. Mientras, en un recipiente aparte pon en hervir y agua y pon los chorizos a hervir por solo 5 minutos (se trata de quitar el exceso de grasa).
  2. Una vez deje de crear espuma el garbanzo y la hayas retirado toda, baja el fuego a media intensidad y añade la hoja de laurel, las pastillas de caldo y el comino. Este es el momento de poner la presión si te decantas por la versión exprés. Añade la panceta. Déjalo unos 20 minutos o el tiempo que sueles emplear en este tipo de granos, según tu olla.
  3. Volviendo a la versión “sin prisas”, tapa su cazuela, agrega los chorizos enteros que ya has desgrasado y la panceta troceada a tu gusto, y deja que vaya cocinando suavemente mientras preparas tu sofrito aparte.
  4. En una sartén calienta el AOVE, añade la cebolleta, el ajo picado finamente y el pimiento picado en cubitos pequeños o “brunoise”. Sazona muy ligeramente y sofríe unos minutos. Cuando ya estén pochados, añade la salsa de tomate o tomate frito, la zanahoria troceada y las papas (patatas) en cachelos. Deja par de minutos más y luego incorpora todo el sofrito a la cazuela con los garbanzos. Vuelve a tapar y deja cocinar por al menos una hora a fuego suave (el tiempo dependerá de la dureza del grano). Saca en el último momento los chorizos enteros y trocea para que a cada persona le toque al menos dos ruedas anchas. Vuelve a incorporarlos al potaje.
  5. Para los que utilizaron la olla a presión o exprés, una vez apagado y liberada la presión, añade el sofrito (que en este caso deberá haber incluido el chorizo ya picado) y vuelve a poner al fuego medio, con tapa, pero esta vez sin presión, durante unos 20 minutos o hasta la zanahoria y la papa estén blandas.
  6. El paso culminante para ambas versiones es sacar un cucharón y medio, o dos, de granos con un poco del propio caldo y pasarlo por la batidora. Cuando lo devuelvas al potaje conseguirán un caldo más espeso. Este proceso justo antes de terminar la cocción o dale después de agregado unos 3 minutos más. ¡Listo!

En casa lo comemos el primer día así solo con un buen trozo de pan. Como generalmente queda, el segundo día lo disfrutamos con un arroz blanco desgranado, como a todo cubano le gusta. ¿Cómo lo prefieres tú?

*Para remojar los garbanzos usa un recipiente en el que puedas poner el doble del volumen de agua. El grano suele hincharse y crecer y aún así debe tener agua suficiente para hidratarse.

Garbanzos con chorizo: de la cocina tradicional española

19 Ago

Uno de los primeros platos tradicionales españoles, hecho en casa, que probé cuando llegué a España, fueron los garbanzos con chorizo. Me los preparó una amiga y compañera de piso y desde entonces se ganaron un lugar de privilegio en mi cocina. A menudo los preparo, con uno u otro tipo de chorizo, que siempre le dan a los garbanzos un toque distintivo. ¿Cuál más rico? Realmente no lo sé. Con chorizo dulce, con picante, fresco o tradicional, es que hay tanta variedad que todos le otorgan un sabor especial, como ha sido el resultado de éstos últimos garbanzos con chorizo de pavo que hoy quiero compartir.

Una cosa si no varía, al menos en los garbanzos que preparo de esta manera. Sea cual sea el chorizo que elija, el tomate que empleo es natural maduro y rallado en el mismo momento que voy a usarlo. No tengáis dudas, la diferencia es claramente palpable entre hacerlo así y cocinarlo con un tomate o salsa industrial. La otra cuestión es que los garbanzos con chorizo a la española se obtienen de cocer los garbanzos y escurrirlos para después saltearlos con el tomate y el chorizo. Por eso puedes utilizar un bote de garbanzos ya cocidos, o de lo contrario cocinar tú la legumbre como te explico más adelante.

Es una receta muy nutritiva, llena de proteínas tanto vegetales presente en los garbanzos, como de origen animal en el chorizo. Si es verdad que los garbanzos necesitan ser acompañados de pasta o arroz para sintetizar todos los aminoácidos necesarios al organismo, esta vez le vamos a poner algo de pan, yo utilicé de pita bajo en sodio, con lo cual la cuestión del balance nutricional queda saldada. Cebolla y ajo para defender el sistema inmunitario, y vitaminas, minerales y licopeno en el tomate, hacen de este plato, un plato saludable y sabroso. Entremos a la cocina.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

  • 400 gr de garbanzos cocidos y escurridos (si los vas a cocinar tú que sean 250 gr de garbanzos)
  • 200 gr chorizo de pavo Imperial (puedes utilizar el que prefieras o tengas a mano)
  • 1 cebolla
  • 3-4 tomates de pera maduros
  • 3 dientes de ajo (si cocinas los garbanzos tú necesitarás una cabeza entera)
  • 1 punta de guindilla (opcional)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • hojas de perejil para decorar
  • sal

Cómo preparar Garbanzos con chorizo de pavo (2 personas)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Si vas a cocinar los garbanzos, deja una taza (250 gr) de garbanzos remojados en agua desde la noche anterior. Cocínalos con sal, 1/2 cucharadita de comino, una hoja de laurel y una cabeza entera de ajos sin pelar. En la olla a presión son 20 minutos a partir de que comience a liberar el vapor. En olla normal de 45 minutos a 1 hora dependiendo de la dureza del grano, aunque no es necesario que estén demasiado blandos. Escúrrelos, desecha los ajos y el laurel y resérvalos.
  2. Los garbanzos que ya compres cocidos, lávalos con agua bien fría en un colador, escurre bien y también reserva.
  3. Calienta el aceite en una sartén o cazuela de barro a prueba de cocción. Añade el ajo en láminas (si has cocido tú los garbanzos no pongas más ajo) y la punta de guindilla. Deja dorar y antes que pueda quemarse agrega la cebolla finamente picada en cubitos o brunoise y una pizca de sal.
  4. Cuando haya transparentado (pochado) incorpora el chorizo sin piel y troceado en medias lunas no muy finas. Para quitar la piel haz un corte transversal y despega con ayuda de la punta del cuchillo.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Saltea y añade el tomate previamente rallado con un poco de sal, remueve para que se integre todo.
  6. Por último agrega el garbanzo bien escurrido, tapa y deja unos 10 minutos. Dos minutos antes destapa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¡Listos nuestros garbanzos tradicionales con chorizo!

Sírvelos en platos o cazuelitas de barro y decora con perejil

Como podrás apreciar, son más bien unos garbanzos fritos o salteados que un potaje. En España se suelen cocinar unos platos a base de garbanzos u otras legumbres, sobre todo en invierno, con los cuales se prepara una sopa que resulta el primer plato y luego el sólido se toma como segundo plato. Entre ellos, uno de los más famosos, contundentes y sabrosos, es el Cocido Madrileño. Os lo prometo pero hasta que el invierno no haga de las suyas otra vez, no hay Cocido Madrileño posible. Con estos calores imposible. Pero como ya sé que hay quienes me leen en otras latitudes les dejo este link.

Esta receta que he compartido hoy también puedes prepararla para 4 personas, doblando las cantidades por supuesto. Con respecto al pan, si no eres hipertenso escoge tu preferido, pero si sueles padecer de la tensión arterial te aconsejo mejor que le acompañes con algo de arroz blanco u otro pan bajo en sal. Espero que la disfruten tanto como lo hacemos en casa. Es una receta fácil y rápida para hacer incluso en los días de más prisas por salir de la cocina. Casi lo olvido, el agua de los garbanzos aprovéchala para hacerte una sopa o consomé. Un saludo.

El blog de la alimentación y cuidados naturales

Intercambio de información e ideas sobre una alimentación y cuidados personales respetuosos de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Luis Perrone Chef de Cuisine

La cocina de Perrone Luis

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

A %d blogueros les gusta esto: