Anuncios
Tag Archives: puré de patatas

Cupcakes salados: un entrante diferente para un menú nada corriente

3 Jul
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La idea de unas magdalenas saladas con ingredientes que pueden variar según las preferencias de cada quien, y con una cubierta generosa, también salada, estoy segura que va a encantar a quienes se animen a preparar esta receta. Ya sé que en verano eso de encender el horno puede ser una tarea de mucho coraje, pero también, una vez pasado el momento del “sofocón”, nos puede alegrar una tarde en la playa o la piscina, a la sombra de un árbol o simplemente a la mesa de casa.

Esta vez con ingredientes a mano como cebolla, beicon y nueces, conseguí una base bien sabrosa. Para la cubierta o frosting emplearemos un puré de patata aromatizado. La próxima vez experimentaré con sobrasada o chorizo y cebolla caramelizada, una mezcla que nos encanta, o con espinacas, piñones y queso de cabra. Las opciones puedes ser muchas, pero hoy les dejo una receta en concreto. Vayamos a poner manos en la masa.

Ingredientes para preparar Cupcakes de cebolla, bacon y nueces (12-14 cupcakes)

  • 2 huevos grandes
  • 125 gr de mantequilla salada (yo utilicé reducida en materia grasa)
  • 125 gr de azúcar (puedes utilizar miel)
  • 150 ml de leche
  • 270 gr harina (yo utilicé integral)
  • 2 cucharaditas de polvos Royal
  • 2 cebollas (1 muy grande)
  • 6 lonchas de bacon en tiritas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (si fuera necesario)
  • pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de ajo deshidratado en polvo
  • sal

Para la cobertura:

  • 4 patatas
  • 60 gr de mantequilla (puedes poner queso crema o simplemente aceite de oliva virgen extra)
  • 1 ramita de perejil finamente picado
  • 1/2 dientecillo de ajo majado
  • unos tropezones de jamón serrano o ibérico
  • sal
  • 60 gr de nueces peladas y troceadas

Cómo preparar cupcakes de cebolla, beicon y nueces

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Primero pon a cocer las patatas con su piel en agua con sal hirviendo durante unos 45 minutos.
  2. Precalienta en el horno a 175 grados.
  3. Pon en una sartén con el fuego medio a fuerte el bacon picado en tiritas finas. Una vez esté doradito añade la cebolla previamente pelada y cortada en fina brunoise. Si no ha soltado grasa el bacon porque estaba más bien magro añade antes de la cebolla las dos cucharadas de aceite de oliva o menos según veas que haga falta. No es necesario pasarse con la grasa.
  4. Deja que la cebolla se poche durante unos 8 a 10 minutos y así adquiere todo el sabor del bacon. Separa del fuego y deja enfriar.
  5. En un bol mezcla el azúcar con la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente con consistencia de pomada.
  6. Añade uno a uno los huevos y deja que se incorporen bien y resulte una mezcla ligera y esponjosa.
  7. Incorpora la leche, mezcla bien y a continuación ve sumando la harina tamizada con la levadura y el ajo en polvo o deshidratado.
  8. Agrega la cebolla pochada con el bacon y las nueces previamente pasadas por un poco de la misma harina, lo cual hará que se distribuyan de forma homogénea y no vayan al fondo de las cápsulas de papel.
  9. Coloca en moldecitos individuales o en una bandeja para cupcakes las cápsulas de papel y rellénalas un poco menos de su capacidad.
  10. Hornea entre 18 y 20 minutos a la misma temperatura inicial hasta que hayan subido. Para estar seguros de que están bien horneados pincha con un palillo y si sale limpio ya están listos. Déjalas enfriar sobre una rejilla ya fuera del molde.

La cobertura:

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. Una vez cocidas las patatas y con la piel retirada procede a hacer un puré con la mantequilla, mezcla bien el diente de ajo majado, el perejil y la pimienta.
  2. Prueba de sal y si lo requiere rectifica.
  3. Como tercer y último paso, una vez tibio el puré, rellena una manga pastelera y con una boquilla lisa procede a coronar cada magdalena salada.

Yo tengo que confesar que mi manga se abrió a la primera y tuve que recurrir a algo tan sencillo como poner a ojo de buen cubero el puré sobre las magdalenas y con ayuda de un tenedor hacer el diseño que muestro en las imágenes, tan simples pero tan bonitos al final. Conclusión que si no tienes manga o no quieres tener que ensuciar más o simplemente saltarte esta operación van a quedarte igualmente geniales. Una montañita más o menos igual a la de al lado y un caminito con el tenedor. Pon unos daditos de jamón o no y a disfrutar tus cupcakes salados. ¡Feliz fin de semana!

Anuncios

Papas rellenas: receta cubana paso a paso

18 Jul

Como había comentado en el pasado post de los Montaditos gratinados de merluza con patatas duquesa hoy traigo una receta representativa de la comida criolla cubana, un clásico y socorrido plato que con mucha papa y poco relleno hace las delicias en cualquier momento del día o de la noche. Generalmente el mencionado relleno suele prepararse a base de carne picada o picadillo (como en la Isla se dice) de lo que haya en el momento. De picadillo de soja, por ejemplo, un sustituto que llegó con la más cruda época de escaseces y que aún hoy persiste, para bien o disgusto de unos y otros. Lo cierto es que a mi abuela le quedaba riquísimo como quiera que lo preparaba: en croquetas, en fritas (una especie de pequeña hamburguesa casera) o con las papas rellenas.

No quiero extenderme contando mucho de las papas rellenas que se hacen en Cuba porque con este paso a paso ya me extiendo bastante. Sí quiero advertir de las diferencias que existen con las patatas rellenas que se hacen en otros lugares, como aquí en España por ejemplo, donde van al horno y no al aceite hirviendo; donde se come con piel y no dan tanto trabajo como las cubanas. Es cierto que son algo trabajosas, pero para nada difíciles. Después que vean el paso a paso se convencerán de ello, y por supuesto después de la labor vale la pena sentarse a disfrutarlas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Papas rellenas cubanas (4 personas)

  • 5 papas o patatas 
  • 40 gr mantequilla (opcional)
  • 2 huevos batidos
  • pan rallado
  • 250 gr de picadillo o carne picada (usa el que prefieras)
  • 1 cebolla picada finamente en brunoise
  • 4 dientes de ajo majados
  • 1/2 pimiento rojo troceado en muy pequeños cubitos
  • 1/2 cucharadita orégano
  • 1/2 cucharadita tomillo
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal
  • pimienta negra

Cómo preparar Papas rellenas cubanas

Para el relleno de picadillo:

  1. Salpimenta la carne picada a tu gusto y mézclala con el ajo majado, el orégano y el tomillo. Pon el aceite a calentar y echa a pochar la cebolla y el pimiento muy bien picado.
  2. Una vez haya transparentado la cebolla incorpora la carne y deja que dore antes de poner el tomate frito (puedes usar tomate natural triturado, como prefieras). Revuelve bien para que se integre todo y si tiene mucho líquido déjalo destapado unos 8 minutos. Si de lo contrario tiene poco tápalo y déjalo cocinar el mismo tiempo.
  3. Una vez esté listo el picadillo, resérvalo en otro recipiente alejado del calor para que se atempere mientras preparamos el puré.

Ten en cuenta que el relleno deberá estar más bien sólido para que no se nos salga todo cuando formemos las papas. Mientras más reposado esté mejor será trabajar después.

Manos a la obra con las papas:

  1. Pon a cocer las papas o patatas en agua hirviendo con sal. Deja unos 10 minutos dependiendo del tamaño en que hayas cortado las patatas.
  2. Haz un puré y añade la mantequilla o no. Rectifica de sal y deja reposar hasta que se atempere.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  3. Transcurrido el tiempo prudencial, con ayuda de una cuchara sopera coge primero una cantidad suficiente para hacer una bola y moldear de manera que dejemos un hoyo en el centro para poner una cucharadita y algo más de picadillo, según el tamaño de la papa.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Con la otra mano coge un poco más de puré aplástalo un poco con los mismos dedos, de forma que hagas una circunferencia con la que tapes y formes una bola completa. No te preocupes si no te quedó a la primera muy redondeada. Después coge mejor forma.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Cuando hayas formado todas las bolas que te haya permitido el puré (unas 8-12) toca pasarlas por huevo y luego por pan rallado. Hay quien primero pone algo de harina de trigo, pero no es necesario. En este proceso ya verás como terminas de darle la forma redondeada sin grandes complicaciones.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  6. Ponlas en la nevera al menos 10 minutos mientras te preparas una ensalada o cualquier otro acompañamiento, preferiblemente de verduras, para equilibrar un extra de calorías.
  7. En una sartén honda o freidora, calienta abundante aceite (éste tendrá que estar muy caliente para evitar que las papas se rompan). Fríelas poco a poco. Enseguida se doran y puedes darle la vuelta y luego sacarlas.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Sírvelas con una ensalada de lechuga romana, pepino y tomates con cebolla morada y vinagreta de mostaza y miel como he hecho yo y verás que plato más rico probarás. La vinagreta es muy fácil: 2 1/2 cucharadas soperas de mostaza, 2 cucharaditas de postre de miel, un chorrito pequeño de vinagre de Jerez (puedes usar otro que te guste), una cucharadita de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y pimienta, y mezcla muy bien hasta que todo se integre.

Te aconsejo que si decides hacer papas rellenas lo hagas con bastante tiempo. Puedes hacer el picadillo mientras preparas las papas pero de todas formas tendrás que dar tiempo a que se refresque bien el puré, o sino las patatas o papas se romperán. Tampoco es cosa de dejar el puré que se enfríe demasiado y que luego esté más tieso que un palo.

Con respecto al empanizado o empanado de las papas, si el pan está demasiado fino, a veces es necesario repetir el proceso. O sea volver a pasar por huevo batido y por pan, así se freirán luego mejor y evitarás que absorban más grasa aunque pueda parecer paradójico. Y nada más, animaros a preparar esta receta para el fin de semana que ya está asomando. A disfrutar el viernes 🙂

Tambor de papas o pastel de patatas

22 Feb

Aquí en España se le llama pastel de patatas, pero mis coterráneos y yo lo conocemos, algunos muy bien, por tambor de papas. En esencia los ingredientes y la forma de hacer es la misma. Dos capas de un puré de patatas bien contundente y un relleno que generalmente es preparado con carne picada, pero que podemos hacer con lo que más nos guste o con ingredientes que tengamos en nuestra despensa.

Un plato sencillo, económico y completo desde el punto de vista nutricional si le acompañamos con una ensalada de primero. Para el relleno se puede optar por un Picadillo a La Habanera que encontrarás en la receta de Tamalitos de Col, siempre que tengas en cuenta que deberá estar más seco para que no se cuele dentro del puré, o una opción más sencilla como ésta que presento a continuación.

Sin más preludios, entremos a la cocina.

tambor papas

Ingredientes para preparar Tambor de Papas o Pastel de Patatas

  • 5 patatas muy grandes o 7 medianas
  • 2 litros de agua con sal
  • 350 gr de carne picada mixta (empleé cerdo y ternera)
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 pizca de pimienta recién molida
  • 1 cucharada de pimentón de la vera u otro pimentón dulce
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 50 gr de queso manchego semicurado (puedes usar el que tengas o más te guste)
  • 1 pizca de orégano

Cómo preparar el Tambor de Papas o Pastel de Patatas.

  1. Lava bien las patatas y sin pelar, con la piel intacta, ponlas a cocer en una cacerola con los dos litros de agua con sal. Tardarán un poco más en cocerse porque tienen la piel, pero vale la pena porque el resultado es un puré con más personalidad. Además aprovecharemos ese tiempo para preparar nuestro relleno. Sabrás que la patata está hecha cuando la pinches con una punta de cuchillo y al tratar de sacarla resbalen y caigan al agua. Si no sale, aún no está completamente cocida.
  2. Salpimenta la carne picada, mézclala bien y reserva mientras preparas el sofrito.
  3. Corta la cebolla en daditos muy pequeñitos o en brunoise y ponla a pochar en aceite caliente. Agrega después el ajo en láminas y el pimiento verde cortado igualmente en cuadraditos.
  4. Cuando haya cambiado de color incorpora la carne picada, mezcla bien todo y deja que se dore.
  5. Una vez dorada la carne agrega el vaso de vino blanco, tapa y deja unos 5 a 8 minutos, luego destapa pon el pimentón, mezcla, y si aún tiene agua deja que termine de absorber. Quita del fuego y reserva.
  6. Ya cocidas las patatas, sácalas del agua y deja atemperar para que puedas proceder a retirar la piel sin quemarte. Te va a resultar muy fácil porque suele despegarse con la cocción.
  7. Con un pasapuré o simplemente un tenedor escacha bien las patatas para que consigas un puré homogéneo sin trozos grandes.
  8. Ya el puré y el relleno listos, procede a hacer el tambor o pastel. Si tienes un molde que se desmonte, a la hora de manipular luego el pastel te resultará más fácil y evitarás que se rompa.
  9. Separa en dos mitades el puré. Extiende una mitad en el fondo del molde (yo lo forré con papel de hornear), aprisiona un poco para compactar. Pon ahora el picadillo que hemos preparado y encima la otra capa de puré. Por último espolvorea con el queso, previamente rallado, y con la pizca de orégano.
  10. Coloca el pastel de patatas en el horno y gratina (unos 200 grados) unos 5-10 minutos.

tambor porción

Déjalo atemperar antes de desmoldar y picar las porciones. Una receta tradicional, ideal para comer toda la familia. Creo que a todos gusta, sean adultos o pequeños. Es de esos platos que nadie como nuestra abuela podía preparar.

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.