Anuncios
Tag Archives: carne de cerdo

Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica

30 Mar
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En más de una oportunidad he publicado sin peros que valgan lo mucho que nos gusta el arroz en casa. Lo mejor de todo es que siempre encuentro, como seguramente muchos harán, una manera de prepararlo para disfrute de todos. Esta vez he montado un arroz, con unos añadidos que he denominado sorpresa ibérica. Sin dudas un presente de la tierra española: el más sabroso chorizo tradicional, magro de cerdo ibérico y garbanzo Pedrosillano: una variedad de calidad más pequeña que otros granos de esta misma legumbre. El resultado un plato completísimo, lleno de sabor y fácil de hacer si no os perdéis el paso a paso de siempre.

Con esta receta comerán hasta seis personas, raciones equilibradas que podréis servir con una ensalada o con unas “mariquitas” o chips de plátano como he puesto yo a la mesa. Si os parece buena la idea, pongámonos ya manos a la obra con nuestro Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica. Ten en cuenta que el proceso comienza un poco antes, o para ser exactos la noche anterior, ya que tendremos que poner en remojo nuestra legumbre y marinar el cerdo. Aunque haya utilizado algunos ingredientes específicos como el garbanzo Pedrosillano o el cerdo, podréis utilizar el que prefieras o consigáis más fácilmente.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica

  • 2 tazas (200 ml) de arroz Brillante Sabros
  • 250 gr de garbanzos secos Pedrosillano
  • 400 gr magro de cerdo (masa sin grasa)
  • 1 trozo de chorizo largo tradicional (unos 90 gr)
  • 1 hueso pequeño de jamón garrón
  • 1 1/2 cebolla
  • 5 dientes de ajo para el adobo + 3 para cocer los garbanzos
  • zumo de 1 lima + zumo de 1 naranja
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1/2 pimiento rojo morrón
  • 2 ramitas de cilantro (una para decorar y otra finamente picada)
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de azafrán (puedes utilizar unas hebras previamente hidratadas en poco caldo de los garbanzos)
  • 1 cucharadita de cominos
  • 2 hoja de laurel
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 1/4 litro de agua

Cómo preparar Arroz con garbanzos y sorpresa ibérica

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. La noche anterior deja marinada la carne de cerdo, para lo cual maja en un mortero 5 dientes de ajo con una pizca de sal y la pimienta negra. Cuando tengas todo bien majado (machacado) como una pasta añade el perejil y el zumo de la lima y la naranja, mezcla bien con una cuchara y unta bien la carne con este adobo. Tapa muy bien con papel film y guarda en la nevera.
  2. En una fuente coloca los garbanzos secos, pon abundante agua y déjalos en remojo toda la noche.
  3. Al otro día, en una olla a presión coloca los garbanzos escurridos del agua de remojo, añade un litro y algo más de agua nueva, sal, el comino, la hoja de laurel, el pimentón dulce, 3 dientes de ajo sin pelar, la media cebolla sin cortar y el hueso de jamón, tapa y en cuanto comience a liberar el vapor cuenta unos 17-19 minutos. Ten en cuenta que el grano no podrá estar desbaratado porque después va a terminar de coger el punto junto con el arroz, de ahí este tiempo de cocción en la olla algo más corto de lo habitual. Una vez transcurrido el tiempo y liberada toda la presión, separa los granos del caldo, desecha la cebolla, los ajos y la hoja de laurel. Chequea que tengas un litro del caldo.
  4. En una sartén caliente con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra dora a fuego vivo la carne hasta que esté dorada. Baja el fuego a medio y agrega si está muy seca la otra cucharada de aceite. Incorpora la cebolla picada en brunoise o cubitos muy pequeños y después añade los dos pimientos troceaditos. Deja que se hagan por unos 5-8 minutos.
  5. Añade el chorizo en rodajas finas a la carne con el sofrito y deja por un par de minutos más. Pasa a una cazuela gruesa con tapa, añade el arroz, saltea para que se impregnen bien de los sabores y a continuación añade el litro de caldo de garbanzos previamente colado, añade el azafrán, otra hoja de laurel y dos tazas de granos de garbanzos bien escurridos (la misma de la medida del arroz) , rectifica de sal, tapa y deja cocer por unos 20 minutos o hasta que haya embebido todo el líquido. Separa del fuego, añade cilantro fresco finamente picado, deja reposar 8 minutos sin tocar y pasado el tiempo remueve, sirve enseguida y decora con unas hojitas de cilantro.

Listo. Recuerda que puedes servir este arroz con una ensalada verde y freír unos chips de plátano verde o mariquitas para disfrute de todos. Espero que disfrutéis tanto de este arroz con garbanzos y sorpresa ibérica como lo hemos hecho en casa. Aquí os dejo otros dos enlaces en los que encontraréis otras formas de preparar arroz. Feliz inicio de semana.

Anuncios

Brochetas de butifarra y champiñones

2 Abr

Excepto las vísceras y los famosos callos (pata y panza como se les conoce en otras latitudes) me encanta el cerdo en su totalidad. Cualquier embutido, desde un buen chorizo con o sin picante, pasando por estas sencillas butifarras de hoy, hasta el jamón más rico que he probado en mi vida (de pata negra ibérico alimentado con bellota), forman parte, en su justa medida, claro está, de mis preferencias en la cocina.

Desde pequeña mi padre me enseñó a amar a estos animales, que han sido desde siempre sustento de familias enteras, y con los cuales crecí, convencida de que la mejor manera de disfrutarlo más tarde en la mesa, es aprender a mimarlos desde pequeñitos, a darles todos los cuidados necesarios, en todo lo cual mi padre es un crack, “el doctor”, como tantos le conocen.

La carne de cerdo tiene un alto valor nutricional. Lejos de lo que muchos creen, no es todo grasas, que es lo que en mayor medida puede perjudicar la salud. Partes de este animal como el lomo concentran incluso menos grasa que un pollo, y la que tiene pertenece a los ácidos grasos esenciales para nuestro organismo, que ayudan a mantener a raya el colesterol malo. Además posee hierro, zinc y fósforo, así como Vitamina B1, encargada de convertir los azúcares en energía para el buen funcionamiento de los músculos.

Y antes de volver a la receta que nos mueve hoy hacia la cocina, super sencilla, económica y rapidísima de preparar, animaros a consumir la carne de cerdo, dentro de una dieta equilibrada por supuesto. No se trata de comerlo todos los días, sino de aprovecharnos de las posibilidades que nos ofrece desde el punto de vista nutricional y también desde la perspectiva del bolsillo.   

brochetas de butifarra y champis 2

Ingredientes para preparar Brochetas de butifarra y champiñones (para 2-3 personas)

  • 6 butifarras frescas
  • 12 champiñones
  • 2 tomates maduros troceados en 4 c/u (puedes utilizar tomates cherri)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal gorda

Para la salsa, una reducción de vino:

  • 200 ml de vino Pedro Jiménez (puedes utilizar otro moscatel)
  • 1/2 cebolleta
  • 20 gr de mantequilla
  • 2 cucharada de vinagre de Jerez

Cómo preparar Brochetas de butifarra y champiñones

  • Pon la cebolleta a pochar con la mantequilla en un cazo pequeño. Cuando empiece a cambiar de color agrega el vino Pedro Jiménez, el vinagre y deja reducir a fuego bajo, unos 20 minutos, hasta que espese un poco.
  • En lo que va reduciendo el vino prepara las brochetas: corta las butifarras en tres partes y distribuye en cada palillo butifarra, champiñón y uno o dos trozos de tomates por cada una. Moja los palillos antes para que no se quemen en el horno.

 

brochetas

  • Riega con un hilo de aceite de oliva y pon unos cristales de sal gorda a champiñones y tomates (solo un toque). Coloca en el horno a 175-180 grados unos 15-20 minutos. Cuando estén dorados, pincha la butifarra a ver si se ha cocido completamente. Si es así saca del horno, quita el palito, emplata y riega con la reducción de vino.

Así de sencillas y ricas estas brochetas, que acompañé con este Arroz meloso con pistachos y dátiles.

brochetas de butifarra y champis

Solomillo de cerdo con salsa dulce de mostaza

17 Feb

Una receta sencilla, fácil y francamente deliciosa es la que les prepongo en este post. No podría ser de otra forma teniendo como base un buen solomillo de cerdo. El solomillo lo tendremos listo en un plis plas y la salsa de mostaza ya veréis lo sencilla de hacer y lo deliciosa que resulta. Ideal para sorprender a unos invitados o simplemente para disfrutar en casa con lo que más te guste como guarnición y para acompañar con un buen vino tinto.

solomillo salsa mostaza

Ingredientes para preparar Solomillo de cerdo con salsa dulce de mostaza para 4 personas.

 

  •  2 solomillos de 470 gr aproximadamente
  • pimienta recién molida
  • sal
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave

Para la salsa:

  • 1/2 vaso pequeño de agua (100 ml)
  • 75 ml de nata para cocinar
  • 4 cucharadas colmadas de mostaza (yo utilicé una con un toque de pimienta pero si empleas otra sin ella ponle tú el toque de pimienta a la salsa)
  • 1 cucharadita de miel
  • un chorro de salsa de soja o salsa china

Cómo preparar la salsa:

  1. Pon a calentar el 1/2 vasito de agua con la nata.
  2. Cuando esté bien caliente pero sin ebullir agrega la mostaza y mezcla bien con una cuchara de madera. Si usas una mostaza sin pimienta, ahora espolvoréale un poco.
  3. A continuación incorpora el chorro de salsa de soja y la cucharadita de miel, remueve bien y déjala reducir hasta que espese a fuego bajo durante unos 20 minutos.

Ya lista la salsa la reservamos caliente y nos ponemos con el solomillo.

Cómo preparar el solomillo.

  1. Corta a la mitad cada uno de los solomillos de manera que te queden 4 trozos. Salpiméntalos.
  2. Pon a calentar el aceite en una sartén a fuego vivo hasta que esté bien caliente.
  3. Pon los solomillos y dóralos. Como el aceite está que arde se dorarán inmediatamente y así daremos color y sellaremos la carne para que no pierda los jugos del interior.
  4. Ya bien doraditos por todas partes, baja el fuego agrega el vino blanco y tapa unos minutos más. Dependiendo si te gustan poco hechos, al punto o bien hechos por dentro tendrás que dejarlos más tiempo. Si tienes dudas da un corte y mira si la carne está cocida o no.
  5. Una vez terminados sírvelos con la salsa de mostaza por encima.

El solomillo, ya sea de cerdo o de vacuno, es una pieza de carne procedente de la parte lumbar. Está localizado entre las costillas inferiores y la columna vertebral, concretamente encima de los riñones y debajo del lomo bajo; por eso el nombre de so-lomillo. Esta parte se considera en la cocina una pieza selecta de carne que se prepara de diversas formas y que toman distintas denominaciones.

Es una carne magra, suave y jugosa con altos valores nutricionales, sobre todo de vitaminas del grupo B y proteínas que favorecen el desarrollo muscular. De ahí que sea adecuado en dietas de deportistas y personas que quieran fortalecer músculos sin engordar.

 

Carne con papas: receta de Cádiz

31 Ene

Hace algunos días, buscando una receta de carne guisada, me encontré con una tradicional de Cádiz, que me dejó con la boca hecha agua. En estos días de frío un guiso de carne viene como anillo al dedo. Los ingredientes son más que sencillos. Carne de cerdo, papas (cómo se dice en la provincia gaditana y otras regiones del sur de España, así como en Cuba) zanahoria, cebolla y algo más.

carne con papas

Esta vez les dejo la foto de mi Carne con Papas, pero como es una copa fiel de JaviRecetas, les dejo a continuación el vínculo directo a su receta original http://javirecetas.hola.com/papas-con-carne-nueva-receta/. Visiten este blog que es referente mío y que tantas ricas propuestas nos ofrece. Tenía que compartirla aquí porque me quedó de maravilla mi Carne con Papas, siguiendo todos los consejos y pasos de este cocinero bloguero.

Lo de cortar las papas en cachelos reconozco que me cuesta un poco, pero con toda la razón del mundo merece la pena aprender. No es complicado teniendo en cuenta que lo que hay que hacer es un poco dejarnos llevar.  Se trata de hacer un corte y arrancar haciendo girar la muñeca. Conseguiremos que la salsa se espese sin necesidad de poner una sola gota de harina. Cuando picamos en cachelos, la patata suelta más almidón al cocer y voilá… salsa más espesa y sabrosa para aprovechar al máximo con un buen trozo de pan.

la foto (9)

 

Si gustan de los guisos de carne, prueben a hacer estas Carcamusas toledanas que hace poco compartí aquí en mi blog. Y hablando de guisos, creo que pronto voy a hacer otro de mis favoritos: un Ragout de Ternera, otro plato de cuchara para calentarnos bien los huesos.

Seguro que habrá más de uno por ahí que esta Carne con Papas se la comería con una buena ración de arroz blanco. ¿Es o no es así?

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de noticias sobre alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.