Anuncios
Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Tarta de queso y frambuesas: regalo para mamá

5 May

Tarta de queso y frambuesas: regalo para mamá.

Anuncios

Fricasé de pollo a la cubana: para olla exprés o normal

19 Feb
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La cocina cubana es una gran mezcla de diferentes culturas, por ello puedes encontrar desde un plato que hace un guiño a los cocidos españoles hasta una receta con salsas parecidas a las italianas o con vocablos indígenas, ingleses o incluso franceses como este fricasé de pollo que hoy os quiero mostrar. No sabemos a ciencia cierta cuándo ni quién introdujo en nuestra cocina este rico guiso de ave. Se dice que fue la burguesía habanera por allá por los siglos XVIII o XIX. Tampoco conocemos cuál es la receta original definitiva debido a la variedad de ingredientes con que se ha preparado a lo largo de los años.

Lo cierto es que con unos u otros productos, respetando la salsa a base de tomate, se ha llevado a la mesa como una receta donde proteínas, verduras y carbohidratos se complementan magistralmente. Algunas referencias gastronómicas indican que en un fricasé la carne no se cocina demasiado, pero definitivamente ese no es nuestro fricasé en que solo se acortan los tiempos de cocción porque el pollo va en piezas más pequeñas y su carne suele cocerse antes. Nos gusta la carne bien cocinada y adobada (marinada) y nos empeñamos en que así sea. En la olla a presión este fricasé de pollo queda tierno pero bien hecho, así que aprovéchala si la tienes en casa.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Fricasé de pollo (para 2-3 personas)

  • 1/2 pollo troceado en partes: muslo y encuentro (cuarto trasero), ala y pechuga
  • 1-2 patatas
  • 1-2 zanahorias
  • 1 lata de tomate natural triturado (400 ml)
  • 250 ml caldo de pollo (puedes disolver una pastilla de caldo Avecream en la misma medida de agua)
  • 100 ml de vino blanco
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 12 aceitunas rellenas de pimiento (que aunque no utilicé esta vez la pongo como opcional)
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde cortado en cubitos
  • 1-2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de azúcar
  • perejil finamente picado para decorar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Para el adobo del pollo si te decides a hacerlo (marinarlo) previamente:

  • 4-5 dientes de ajo
  • pizca de pimienta
  • zumo de 1 naranja + 1 lima o limón (en sustitución de la naranja agria que siempre utilizamos en los adobos cubanos)
  • 1 cucharadita sal

Majando muy bien en el mortero el ajo con la pimienta y la sal haz una pasta con la que untarás todas las piezas de pollo. Yo le quito la piel porque no me gusta la grasa que acumula, pero puedes dejársela si lo prefieres. Coloca las piezas de pollo en un recipiente y riega con el zumo de la naranja y el limón. Tapa muy bien y déjalo en la nevera toda la noche. Este marinado marca la diferencia con un fricasé sin adobo anterior, pero si por cuestiones de programación o tiempo no tuviste en cuenta esto, podrás preparar una receta igual de rica siguiendo los pasos a continuación para un pollo marinado a no.

Cómo preparar Fricasé de pollo a la cubana

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  1. En una sartén calienta las 3 cucharadas de aceite de oliva (puedes emplear de girasol) y cuando esté bien caliente sella y dora bien por todos lados el pollo (hazlo en dos tandas si no tienes espacio para todas las piezas y si no lo marinaste asegúrate de salpimentarlo). Colócalas en la olla según vayas terminando de dorar  (yo siempre utilizo mi olla exprés para esta receta y en solo 12 minutos la tengo lista).
  2. Una vez todas las piezas selladas y doradas utiliza la sartén en que preparaste el sofrito. Ten cuidado que la temperatura del aceite restante no esté demasiado alta, baja bien el fuego o separa si es necesario hasta que tengas las sazones listas.
  3. Pon la cebolla en juliana a pochar junto con el pimiento hasta que se ablanden. Si tiene muy poco aceite pon otra cucharada y aprovecha para desglasar el fondo de la sartén para que la cebolla y el pimiento se impregnen de los sabores dejados por la carne del pollo.
  4. A continuación vierte el vino y deja evaporar el alcohol. Suma el tomate triturado y el caldo de pollo, el ajo bien triturado o majado, el orégano, el comino y el laurel y la cucharadita de azúcar. Prueba de sal y rectifica y deja sofreír todo unos 5 minutos.
  5. Mientras pela las patatas y córtalas en cachelos (trozos irregulares) y raspa y corta en rodajas la zanahoria. Añádelos al pollo.
  6. Echa el sofrito a la olla y agrega las alcaparras o aceitunas por último. Fíjate que la salsa cubra el pollo, si no es así pon algo más de agua para evitar que se pegue durante la cocción. Tapa, pon el fuego alto y una vez alcance la presión y comience a echar vapor, baja el fuego a la mitad y deja cocinar unos 10-12 minutos dependiendo de la olla. También puedes hacerlo en una cacerola con tapa durante unos 30 minutos. Espolvorea con perejil de forma opcional a la hora se servir, una costumbre que he adquirido aquí en España.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Listo, tendrás una receta de pollo en salsa exquisita y que podrás aprovechar para acompañar un arroz blanco desgranado o un trozo de pan para rebañar. En Cuba a un fricasé como éste podrían irle de maravillas unos Moros y Cristianos, unos Tostones y una buena tajada de aguacate. Una “completa” que puede incluirse perfectamente en nuestros menús criollos. Aunque solemos ser bastante golosos, en un menú como éste las porciones son más pequeñas, aunque hay algunos que muy bien repiten si todavía queda en la mesa. ¡Buen provecho!

Écleairs, ¿Vainilla o chocolate?

27 Nov

Un postre que me traía patas arriba y cuando descubrí lo fácil de hacer lo he repetido más de una vez. Fue un clásico de mi infancia con el que me solían recompensar.
Nunca fui amante de las golosinas como suelen ser la mayoría de los niños, pero unos ecleairs de chocolate me derretían literalmente. Espero os resulte de utilidad.

tras la receta

Hace unas semanas prometí en algún sitio de las redes sociales, que pondría una receta de écleairs caseros. Siempre imaginé que sería complicadísimo, pero después de un taller de postres al que me apunté, terminé por desterrar tal idea. Por eso quiero compartirlo en este blog. Eso sí, hay que enrollarse un poco, pero muy poco si se tiene en cuenta que para conseguir unos écleairs hay que trabajar 3 aspectos fundamentales: la masa para las lionesas, una crema para el relleno y un glaseado para la cobertura. La palabra écleair proviene del francés, y parece ser que fue un francés quien inventó esta delicia. Ciertamente no encuentro una fuente fidedigna que me aclare el origen, pero de que es un referente de la pastelería francesa, lo es, sin dudas.

 

 

Ingredientes para preparar la masa base de las lionesas (para 16 écleairs)

  • 120 ml de agua
  • 120…

Ver la entrada original 882 palabras más

Frijoles negros: receta cubana a la manera de mi madre

25 Nov

Aquí os dejo otro plato de cuchara, caliente, 100% vegetal y muy rico en proteínas, saludable y perfecto para continuar paleando el frío.
Ya pensando en las próximas fiestas os estoy preparando un lomo con un relleno y salsa especiales. Un saludo y nos vemos pronto por aquí.

tras la receta

“Cada maestro tiene su librito”, eso suele decir mi abuela a la hora de interpretar una receta de cocina. Y al pie de la letra lo siguió mi madre, que no se mete mucho en la cocina, pero cuando lo hace, sobre todo si es para hacer unos frijoles negros, sabe cómo ponerle sazón a la sazón. Por eso les presento la receta de frijoles negros que ella preparaba con tanto celo, los más ricos que me he comido.

Ya sé que la sazón de nuestras madres es la mejor de todas, ahí cada quien tiene la última palabra. Los sabores de la infancia, sobre todo cuando se recuerdan con amor, son ciertamente insuperables. Quien haya probado unos buenos frijoles negros, seguro encontrará en esta receta, la forma de repetir. A buscar entonces nuestros ingredientes.

Ingredientes para preparar Frijoles Negros

  •  450 gr de frijoles negros (alubia negra)
  • 2 litros de…

Ver la entrada original 521 palabras más

Potaje de chícharos: receta de Cuba

21 Nov

Desde hace unos días el frío dijo aquí estoy yo por estos lados del planeta. Por ello os dejo un potaje cubano, herencia hispana, para que entremos en calor como es debido. Esta es una de las entradas más visitadas del blog por mis paisanos. Un saludo caluroso para quitarnos este frío.

tras la receta

Antes de decidirme a poner una receta de los chícharos que se conocen en Cuba, estuve leyendo un poco en la red de redes y me encontré con algunas sorpresas. En el sur de España, las abuelas solían preparar en potaje de chícharos cuya base es un tipo de alubia o frijol distinto al que conocemos en Cuba y otros países latinoamericanos. Lo cierto es que desde que estoy en Madrid, cuando voy a por los chícharos del potaje que se hace en Cuba, los encuentro empaquetados con el nombre de arveja o guisante seco.

Todos tienen su razón a la hora de denominar las cosas. Lo que en algunos sitios se conoce por un nombre, en otros puede ser algo completamente diferente, pero no por ello deja de ser válido. Por eso especifico en este caso de dónde es la receta, para que puedan ubicarse y si les…

Ver la entrada original 849 palabras más

Tamalitos de col o repollo con relleno de Picadillo a La Habanera

20 Nov

Otro de los primeros pasos de TrasLaReceta. Una propuesta de la infancia a la que ya nunca más he podido renunciar. Dos recetas en una. Para aquellos que solo quieran saber cómo hago el Picadillo a la habanera, aquí tienen mi versión. Buen provecho!!

tras la receta

Una hortaliza que podemos encontrar en las fruterías casi todo el año es la col o repollo. Esta verdura, que se cultiva mucho antes del despertar de las sociedades modernas, fue muy popular en Grecia y los romanos se dieron a la tarea de extenderla allá por los territorios que conquistaban. Hoy, más allá del sur de Europa, origen de este cultivo, se cosecha en casi todo el mundo. Desde Asia hasta África y en América Latina y El Caribe.

De los beneficios y propiedades naturales del repollo podría hablarles y mucho, pero necesitaría todo un “post” para ello. En forma general sí os menciono sus probados efectos sobre el estreñimiento, las úlceras estomacales, las afecciones de la piel y hasta sobre el envejecimiento prematuro. Eso si, el repollo tiene que estar crudo. En ensalada, picado bien fina como me enseñó mi bisabuela, está riquísimo. SI pinchas aquí 

Ver la entrada original 1.011 palabras más

Pan de Plátano y Nueces o Banana and Nuts Bread

13 Nov

Otra de las primeras recetas del blog. Un bizcocho con frutos bastante popular en todo el mundo. ¿Qué os aproveche!

tras la receta

De la gastronomía americana, hoy les propongo un bizcocho riquísimo resultante de la combinación de dos frutos que me encantan. Se trata del “banana and nuts bread” o pan de plátano y nueces. Acabado de hornear, todavía caliente, está delicioso; templado también lo está, e incluso cuando ya tiene un par de días podemos aprovecharlo para hacer un desayuno estelar.

Después de un par de días, si aún te queda de este bizcocho, podrás hacer unas rebanadas y aprovecharlas para hacer unas deliciosas tostadas francesas con todo el sabor original de nuestro pan de plátano y nueces. Lo mejor de todo es lo fácil que resulta hacer este socorrido bizcocho. Nada que ver con la bollería industrial que compramos en el supermercado, os lo puedo asegurar. A ver qué os parece.

Ingredientes para preparar Pan de Plátano y Nueces

  • 250 gr de harina de trigo      

Ver la entrada original 318 palabras más

TrasLaReceta celebra su primer aniversario

8 Nov

feliz aniversario

Después de unos cuantos intentos por recordar que un día como hoy, hace un año, comencé mi aventura Tras La Receta, hoy wordpress se ha encargado de tomarme por sorpresa de todas formas. Trabajando en una nueva entrada como si hoy fuera otro viernes cualquiera me llegó el mensaje de Feliz Aniversario. Vaya cabecita la que tengo en estos últimos tiempos. Tantas cosas y situaciones revoloteando y presentándose sin más me tienen bastante desenchufada de lo que realmente me gusta.

Aunque no he abandonado completamente mi rinconcito entre la cocina e Internet, lo cierto es que me encantaría dedicarle aún más de mis energías, pero por el momento me tengo que conformar con lo que va saliendo, que no por menos va con menos cariño y toda la ilusión posible. Voy a aprovechar este mes de cumpleaños para rebloguear algunas de mis primeras recetas, así que ya sabéis, aun con menor frecuencia, espero seguir acompañándolos por mucho mucho tiempo. Mucha salud y buen provecho a todos los que me leen, la razón más elevada de este espacio pequeño en la enorme vorágine de la gran red.

Noodles with Alfredo sauce: my way

13 Jul

I usually prepare pasta with a delicious sauce called Alfredo. But mine it´s an own version as rich as the sauce was created by the Italian Alfredo Di Lelio. This was elaborated by the restaurateur on his mother´s restaurant located on it used to be Piazza Rosa, in Rome, in 1908. Nowadays, their descendants still preparing it on “Il Vero Alfredo”, although they´ve moved to another site in the Italian capital. Essentially, it is a very creamy sauce, made it with butter and Parmesan cheese, and these ingredients make possible season it in many ways.

The present recipe doesn´t use butter, but I can assure is not necessary. I´ve used bacon that I´ve fried with a little bit olive oil. The fat that usually releases the bacon is enough for stir-fry the chive and the cornflour. Once more I decided to cook noodles, because is between pastas one of my favorites, but you can prepare yours. Is always the sauce the authentic main character. Let’s go into the kitchen.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredients

150 gr bacon finally cut
150 gr mushrooms
1 chive
2 garlic cloves
1 cup cream + 1/4 cup milk
1-2 tbsp extra virgin olive oil
1 tbsp Maizena corn flour
80 gr grated Parmesan cheese
1 pinch ground nutmeg
black pepper
1 tsp finally chopped fresh peppermint
salt

How to prepare Alfredo Sauce: my way

  1. Fry the bacon with 1 tbsp of olive oil until they browned. Add more olive oil if it were necessary and add the garlic, finally laminated, and the chive. Put salt to taste, sauté for a few minutes and later add the Maizena and stir.
  2. Incorporate the laminated mushrooms, add salt, sauté a couple of minutes and then add the cream and milk. Season it with ground nutmeg, black pepper and check the salt.
  3. Let it cooking down-middle heat until the sauce have thickened. Add the half of the cheese before finish cooking.
  4. Once it has thickened incorporate the pasta, previously cooked in plenty of salty water and very well drained.
  5. Serve immediately and sprinkle with the rest of the cheese and the chopped peppermint.

This is another way, easy and delicious, to prepare pasta. Whatever pasta you prefer, put a peppermint twig or a bay leaf into the water you cook the pasta and you will see such a great result. If you want to read more Italians recipes click here.

Oreo Cheesecake, non bake easy recipe

23 Jun

In the summer we prefer fresh desserts, easy to prepare them and better if you don´t have to turn on the oven. Since a time ago, I had an idea turning around my head, and visiting a few blogs and other websites, where you can find delicious recipes, I finally decided for a recipe that mixed cookies and cheese cream, very close from one that I shared here a few months ago. It was Blueberry Cheescake. Just a little change: this time I used Oreo cookies and the result couldn´t be other.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredients:

  • 400 g Philadelphia cheese cream
  • 300 ml milk cream (1 1/4 cup)
  • 156 g Oreo cookies
  • 40 g butter
  • 4 leaves of neutral jelly + 1 cup water
  • 50 g white sugar
  • 2 ó 3 tsp water

How to prepare our Oreo Cheesecake

When you opened your cookies packet reserve four of them. With the other cookies you must open every one and to take off the cream. Keep it for later. Crushed the cookies.

  • Now add the butter completely melted and mix it with the crushed cookies. Work as well as you can this mix. Distribute a 1 cm layer in a tart pan, better if it is removable. Save it on the refrigerator while you move on with our recipe
  • Fill a bowl with cold water and put the leaves of neutral jelly for 8-10 minutos.
  • Heat softly the cream with the sugar, the cheese and the cookies cream until it boils. It will help you using a whisk.
  • When it boils remove form the fire, add the hydrated jelly leaves and blend it until all be integrated. Let it refresh. Fill the tart pan, take two of the four cookies that we save, chop it and put carefully the pieces into the mix.
  • Crown with one cookie in the middle and grate the last one over our cheesecake. Save once more on the fridge and let it there 6 hours at least.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Enjoy this fresh dessert as I did. Soon I will share all my old posts in English, but it´ll be little by little; and please if you see any mistake don´t doubt make me know, it is the only way to improve and make me understand as well as in my native language. Be patients and be happy too.

     

Aguacates rellenos con tzatziki y atún

10 Jun

¿Quieres empezar la semana con una comida ligera, sana y nutritiva? Pues apúntante esta receta super fácil y que prepararás en “menos de lo que canta un gallo”, una frase del campo cubano para describir las cosas que haces muy rápido, y quizá heredada de la inmigración española y sobre todo canaria que arribó a la mayor de las islas antillanas. La expresión viene a colación porque de Canarias son los aguacates que he utilizado en esta preparación. Si bien los aguacates que encontramos generalmente en Madrid y otros sitios en España no son tan ricos como la variedad Catalina cubana, dulce y panuda como ninguna, de esta forma estará muy rico y definitivamente diferente y atractiva si quieres impresionar a tus invitados.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Con respecto al relleno, a base de tzatziki, tengo que mencionar que lo probé y conocí de sus orígenes griegos, en las vacaciones del año pasado, cuando un amigo francés nos lo ofreció en una tarde calurosa para acompañar unas tostadas de pan. Fue impactante la sensación fresca y sabrosa con la que me quedé. Hace poco utilicé una salsa parecida en una Mujaddara, pero la de hoy lleva un par de cosas más que la distinguen de aquella y que les revelaré enseguida. Nos contó de lo popular que es en las cocinas de Grecia y Turquía, un acompañamiento indispensable de los meze, una especie de tabla de aperitivos de la cocina del este mediterráneo y el Oriente Medio.

Ingredientes para preparar Aguacates rellenos con tzaziki y atún (para 4 personas)

  • 2 aguacates
  • 1 latica de atún al natural
  • 1 pepino grande o 2 pequeños
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 lima
  • 1/2 cebolleta
  • 1 yogur natural griego (puedes utilizar uno que no sea griego)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de hierbabuena fresca o menta muy finamente picada
  • pizca de pimienta negra
  • sal

Cómo preparar Aguacates rellenos con tzaziki y atún (para 4 personas)

  1. Prepara el tzatziki de la manera siguiente: pela el pepino y rállalo (hay quien lo tritura en alguna máquina pero yo lo prefiero así) mezcla con el yogur, el aceite de oliva, el zumo de la lima, el diente de ajo bien majado en un mortero, la pimienta, la hierbabuena y la sal al gusto. Deja que se integre bien y puedes dejarlo en la nevera bien tapado para que coja bien todo el sabor.
  2. Abre en dos los aguacates y abre también un poco más el espacio que antes ocupaba el hueso. Reserva los trocitos que quitaste para coronar al final.
  3. Mezcla el tzatziki con la cebolleta picada finamente en cubitos o brunoise y con el atún. Deja unas migas de atún para decorar.
  4. Rellena cada mitad de los aguacates con esta preparación. Coloca los trocitos de aguacate y el atún restante encima.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Este fue el entrante que puse en una comida del fin de semana para dar paso a un segundo plato de risotto de espinacas y jamón cocido que AQUÍ os dejo. Solo les adelanto que está para chuparse los dedos. Hasta muy pronto cociner@s!!!

Boniato o batata al horno con mantequilla

19 Abr

Familia cercana de la patata, la batata o boniato comparte más de un vínculo con su pariente. Y es que además de ser un alimento extendido mundialmente, ha aplacado el hambre en más de una población. Se pueden encontrar variedades amarillas, moradas o blancas, y aunque hace bastante están diseminadas en lejanas latitudes, el origen lo tienen en la zona neotropical: extensión que abarcan América del Sur, Centroamérica, las Antillas y partes de Estados Unidos y México.

Batata, boniato, papa dulce, patata de Málaga, camote, chaco, minina o muniatos son nombres comunes que se le han dado a este tubérculo de sabor dulce y energético. Cada denominación responde a una zona determinada. Batata o boniato, así llamado en Puerto Rico y Cuba, respectivamente, provienen del taíno, sociedades indígenas extendidas en las Antillas que ya cultivaban el producto como parte importante de su dieta.

Hoy día sigue jugando un papel fundamental en la alimentación de estos pueblos y de otros. Hay mil maneras de prepararlo, para acompañar las comidas, cocido o frito, en postres deliciosos como el boniatillo que se suele preparar en Cuba. Por cierto nunca he probado uno tan rico como el que hacía mi abuela. Es una deuda pendiente que tengo y que pronto compartiré, aunque la variedad que se encuentra en España (la amarilla) no es la misma con que se prepara este manjar (boniato blanco).

Y retomando su papel en la nutrición humana, hace relativamente poco se ha introducido este cultivo en países africanos y asiáticos, que es sabido tienen requerimientos especiales de nutrición, debido a la escasez de alimentos y por tanto desnutrición. Teniendo en cuenta las propiedades de la batata o boniato ha sido considerado de impacto positivo su introducción en estos pueblos, víctimas de grandes hambrunas y lo que ellas conllevan de forma directa sobre la salud.

Imposible entonces no mencionar las características beneficiosas de esta patata dulce, cuyo sabor se debe precisamente a la sacarosa, la glucosa y fructosa que la componen. Además de contar con grandes cantidades de fibras como la celulosa y la pectina, que mejoran el tránsito intestinal y previenen el cáncer de colon, aporta minerales entre los que destaca el potasio.

Aunque en valor energético, el boniato supera a la patata, su contenido de lípidos es bajo. Además cuenta con una importante fuente de vitaminas como la provitamina A (betacaroteno) y las B1, C (ácido ascórbico) y E (tocoferol). Cuanto más amarilla es su raíz, más betacaroteno posee. Tanto la piel como su pulpa poseen antioxidantes que previenen enfermedades cardíacas, la diabetes y el cáncer.

Y después de haber ensalzado las propiedades de este alimento que tanto me gusta, les propongo una forma de prepararlo que les encantará. Aunque vamos a emplear un poco de mantequilla, será en pequeñas cantidades, justo para darle un toque aún más sabroso a nuestros Boniatos asados.

batata al horno con mantequilla

Ingredientes para preparar Batata al horno con mantequilla

  • 3-4 boniatos según tamaño y comensales
  • 25 gr mantequilla
  • sal marina gorda

Cómo preparar Boniato al horno con mantequilla

  1. Primeramente derrite la mantequilla de modo que puedas untarla con una brocha o pincel de cocina. Precalienta el horno a 120 grados.
  2. Lava bien los boniatos y déjales la piel excepto si tiene manchas o puntitos negros. En la piel se concentra buena cantidad de las propiedades de esta raíz dulce que cuando se hornea adquiere un sabor acentuado y una textura algo crujiente. Corta en rodajas no finas de unos 2 cm aproximadamente y colócalas en una bandeja de horno untada con un poco de la mantequilla. Una vez dispuestas las rodajas úntalas bien con el resto de la mantequilla. Tienes que barnizar todas las porciones de batata. Si te queda mantequilla, resérvala, no tienes que usarla si ya has logrado dejar bien untado el boniatoEspolvorea con unos granitos de sal gorda. A los alimentos dulces les va de maravilla una chispa de sal, sobre todo para diferenciarlos de un postre.
  3. Introduce en el horno unos 20 minutos aproximadamente. Con un palillo fino pincha y si ya están blandos y dorados, es señal de que ya puedes sacarlos.
    Barniza las batatas con mantequilla y espolvorea unos granitos de sal marina gorda

    Barniza las batatas con mantequilla y espolvorea unos granitos de sal marina gorda

    Entre 100 y 120 grados en el horno durante unos 20 minutos más o menos

    Entre 100 y 120 grados en el horno durante unos 20 minutos más o menos

     

 A la mesa y a disfrutar. Puedes combinarlo con un plato de carne, el que prefieras. Y si te apetece combinar con unas hamburguesas caseras pincha aquí.

Fufú de plátano: una variación ajustada a los recursos

17 Abr

Una de las recetas más populares de la cocina criolla cubana es el fufú de plátano, que en Puerto Rico más o menos suele prepararse del mismo modo pero es llamado “mofongo”. También en República Dominicana se elabora este tipo de puré de plátano conocido allí como “mangú”. Los tres nombres tienen su raíz en la cultura africana. Y es que la base de este plato, el plátano, era comida de los negros traídos al Caribe y a América como esclavos.

Según apuntes del investigador y etnógrafo cubano Don Fernando Ortiz, en tiempos de la dominación inglesa después de la Toma de La Habana, los negreros daban de comer a los esclavos un puré de plátano cocido y majado que anunciaban como Food! Food! (comida, comida). Se cree así que desde entonces se le llama fufú a esta forma de preparar el plátano, cuyos orígenes señalan a Ghana y Sierra Leona.

Sin embargo, otras fuentes indican que aunque el fufú sí es efectivamente una preparación de la cultura culinaria ghanesa, en específico de la etnia ashanti, los productos que utilizan para su elaboración no son el plátano. Se trata de una receta a base de raíces con alto contenido de almidón como el ñame o la casava (yuca), cocidas previamente y trituradas posteriormente en un mortero de madera.

Volviendo a la receta que quiero presentar hoy, apuntar que se trata de una adaptación a los recursos a disposición. A falta de los chicharrones o empellas de la receta que ofrecen en la Bodeguita del Medio de La Habana Vieja, por ejemplo, yo utilicé bacon ahumado. Y como sustituto de la manteca de cerdo empleé aceite de oliva virgen extra. El resto de los ingredientes: el plátano, la cebolla y el ajo… esos sí que no faltaron. Vayamos de lleno a la cocina. fufú de plátano 2

Ingredientes para preparar fufú de plátano (2-4 personas)

  • 2 plátanos machos verdes + 2 plátanos machos pintones (sin llegar a madurar)
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo majados en mortero
  • 5 lonchas de bacon ahumado
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • agua

Cómo preparar Fufú de Plátano

  1. Corta cada plátano en 4 cilindros, deja la piel y haz un corte longitudinal en cada trozo para que una vez cocinados puedas retirar sin dificultad la piel. Ponlos a cocer en abundante agua con sal y el chorrito de zumo de limón. En la olla a presión conseguirás ablandar mejor y más rápido los plátanos machos que por naturaleza tardan bastante en ablandarse. Una vez alcanzada la presión (el vapor comienza a salir por la válvula) baja a media intensidad el fuego, y deja cociendo entre 15-18 minutos. (Para alcanzar la presión tienes que poner el fuego a tope y una vez comience a salir el vapor y sonar baja siempre la intensidad del fuego o corres el riesgo de quemar lo que estés haciendo, sobre todo si no lleva mucha agua). En una cacerola normal tendrás que chequear cuando estén blandos, pero suelen tardar entre 40 y 50 minutos.
  2. En lo que se cuece el plátano, corta el bacon en cubitos pequeñitos y ponlo a freír. Si tiene poca grasa agrégale un poquito del aceite de oliva y deja que dore bien. A continuación incorpora la cebolla finamente picada y una vez comience a pochar echa el majado de ajos (ojo con el fuego no lo pongas muy alto). Si ya está listo el sofrito, saca del fuego y reserva.
  3. Una vez cocido el plátano, retira la piel y agrega uno por uno a la cacerola con el sofrito que pondremos nuevamente al fuego muy suave mientras vamos macerando los plátanos. Rocía poquitos del agua de cocción para que logres una mezcla más suave. Sigue mezclando y escachando todo el plátano hasta que consigas un puré bien integrado con las sazones. Rectifica de sal y pon pimienta al gusto.
    Con cuidado de no quemarte retira la piel del plátano ya cocido

    Con cuidado de no quemarte retira la piel del plátano ya cocido

    Agrega el plátano al sofrito y escacha bien antes de seguir poniendo más plátano

    Agrega el plátano al sofrito y escacha bien antes de seguir poniendo más plátano

    Agrega el caldo de la cocción si es necesario para lograr una mezcla menos seca

    Agrega el caldo de la cocción si es necesario para lograr una mezcla menos seca

    Unos escalopes de pechuga de pollo y brócoli para acompañar el fufú de plátano

    Unos escalopes de pechuga de pollo y brócoli para acompañar el fufú de plátano

    Si quieres otras recetas con plátano macho verde pincha en los siguientes enlaces: Tostones de plátano de macho o Mariquitas o Chips de Plátano

Imagen

Reunión de frutas en la mesa

29 Mar

Hoy, después de terminar mi jornada en la cocina, dediqué la tarde a hacer algo que me gusta muchísimo. Como pasatiempo y puramente siguiendo mis sentidos porque realmente no tengo nociones ninguna de técnicas de pintura. Pero la comparto porque hacía rato estaba buscando una foto de cabecera para mi blog, y se me ocurrió que mirando por aquí y fijándome por allá, podía pintar yo misma esta reunión de frutas a la mesa.

Hay bodegones preciosos de pintores reconocidos y no tan conocidos, pero por eso de los derechos de autor me decidí finalmente a hacer mi propio bodegón. Y he aquí el resultado:

la foto (45)

Montaditos de Jamón y Huevos de Codorniz

1 Mar

Ya está aquí el fin de semana y si tienes algo que celebrar, o una reunión con los amigos, un partido de fútbol o simplemente una buena película, puedes ir pensando en unos ricos montaditos para acompañar una cervecita o mejor un vino tinto que mitigue el frío de estos últimos días. Sin complicaciones, por si no quieres salir de casa pero tampoco quieres enrollarte demasiado en la cocina.

Tan sencillo como tener a mano una barra de pan (el que prefieras), unos tomates maduros rallados, jamón serrano y huevos de codorniz. Vamos entonces manos a la obra.

la foto (21)

Ingredientes para preparar Montaditos de Jamón y Huevos de Codorniz (12 tostas)

  • 1 barra de pan
  • 90 gr de jamón serrano en lascas
  • 12 huevos de codorniz
  • 3 tomates de pera
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar Montaditos de Jamón y Huevos de Codorniz

  1. Lo primero que dejaremos listo es el tomate conque untaremos nuestras tostas. Lava bien los tomates, sécalos y pásalos por un rallador. Quita el exceso de agua que pueda tener el tomate pasándolo por un colador. Agrega entonces un diente de ajo previamente machacado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. No pongas nada de sal. Ten en cuenta que luego pondremos jamón, el cual ya lleva su buena dosis.
  2. Corta el pan en rebanadas. Haz cortes un poco transversales para que las rebanadas salgan más grandes. Pon a tostarlas donde prefieras hasta que tomen color. Yo utilizo una parrilla donde tengo mayor espacio para colocarlas.
  3. Las lascas de jamón trocéalas un poco para que después sea más fácil comer la tosta y que no te lleves en la primera mordida todo el jamón.
  4. Cuando ya tengas el pan listo, unta con una capa generosa de tomate rallado, coloca encima un poco de jamón y ten listas todas para poner los huevos una vez los tengamos fritos.
  5. Los huevos de codorniz son pequeños y tienen una cáscara muy fina así que suele a veces ser un poco pesado abrirlos para freír, por eso yo no suelo golpearlos, sino con un cuchillo fino y bien afilado les hago un pequeño corte con cuidado de no pinchar la yemita y entonces abrirlo resulta mucho más fácil. Con una sartén antiadherente, el fuego bajo y unas pinceladas de aceite puedes freír de 4 en 4 los huevos de codorniz.
  6. Ve sacando según se vayan haciendo y corona cada tostada con un huevo frito de codorniz.

Puedes ponerle una pizca de pimienta y darle un golpe de calor en el horno o saltarte este último paso e ir directamente al asunto que nos concierne más. Disfrutarlas con quienes prefieras y acompañarlas de tu bebida preferida. Están de escándalo.

El blog de la alimentación y cuidados naturales

Intercambio de información e ideas sobre una alimentación y cuidados personales respetuosos de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Luis Perrone Chef de Cuisine

La cocina de Perrone Luis

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

A %d blogueros les gusta esto: