Anuncios
Archivo | Postres RSS feed for this section

Flan de caramelo: receta casera

16 Sep
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Para comenzar la semana os traigo una receta de uno de los postres caseros que más gustan y que de una forma u otra de prepararlo, con unos ingredientes u otros, está presente en casi la mayoría de las cocinas del mundo.  Me refiero al flan de leche. En específico, este flan de caramelo, está hecho de la misma manera en que mi abuela aún lo suele preparar, a baño María en olla a presión u olla rápida o exprés. Una receta sencilla y rápida con un caramelo que podrás hacer fácilmente con tan solo un poco de cuidado.

Este es mi preferido de entre todos los postres caseros, con leche condensada y leche entera, un toque de vainilla y con un caramelo tostado sin llegar a quemar que acaba da darle el contraste de sabor a nuestro flan de hoy.  Puedes hacerlo en la olla a presión de la forma que la presento hoy, en tan solo 20 minutos, o en otra cacerola apropiada que debe quedar muy bien tapada, durante 45 a 50 minutos. Sin más preámbulos vayamos entonces a por nuestros ingredientes.

Ingredientes para preparar Flan de caramelo: receta casera (para molde mediano)

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  • 300 ml de leche condensada
  • 200 ml de leche entera
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de aroma de Vainilla
  • 2 cucharadas de azúcar blanca

Para el caramelo:

  • 5 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 1/2 cucharadas de agua

Cómo preparar Flan de caramelo casero

  1. Coloca en un vaso batidor la leche condensada, la leche entera, los huevos, la vainilla y las dos cucharadas de azúcar. Bate con la batidora hasta que esté todo perfectamente integrado. Reserva mientras preparamos el caramelo.
  2. Para preparar el caramelo echa las 5 cucharadas de azúcar y la cucharada y media de agua en el molde que vas a emplear.
  3. Pon al fuego medio para que el azúcar vaya calentando poco a poco hasta que hierva. A partir de este momento ten mucho cuidado, no le pierdas de vista. Se trata de ir tostando poco a poco el azúcar hasta que caramelice completamente. Usa unas agarraderas para que no te quemes. Cuando ya esté hecho el caramelo, retira del fuego, agarra el molde y con mucho cuidado y paciencia ve girándolo sobre sí mismo de forma que el caramelo se pegue a las paredes del molde. Es muy importante que el caramelo sobresalga cuando incorpores la mezcla que hemos batido antes. No dejes que se ponga negro o luego estará amargo.  Fíjate en las imágenes a continuación.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  4. Una vez lo hayas puesto todo en el molde, llena con agua una olla de modo que no cubra el molde cuando lo pongas dentro. Ponle unos corchos de vino para evitar cualquier accidente que arruine el flan y nuestro día.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

  5. Pon el molde para el flan dentro de la olla a baño María, tapa, pon la presión y una vez comience a liberar el vapor y pitar, cuenta 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, apaga, separa del fuego y deja que libere toda la presión.
  6. Saca de la olla y deja enfriar a temperatura ambiente o ponlo con agua y cubos de hielo en el fregadero hasta que se atempere para poder guardarlo en la nevera al menos 30 minutos.
  7. Una vez pasado el tiempo, saca de la nevera, con ayuda de un cuchillo o una espátula procede a separar lo que pueda estar pegado aún a las paredes, desmonta y sirve.

Un postre sencillo y riquísimo que puedes preparar en cualquier momento para disfrute de todos. Si te parece puedes usar caramelo que ya viene preparado y se vende con diferentes nombres. Suele ser un poco más empalagoso que si lo preparas en casa, pero es una opción más para ponerlo aún más fácil. Una advertencia: si preparas el caramelo tienes que hacerlo siempre en el mismo molde donde vas a hacer el flan. Cuando se enfría no hay quien lo manipule de ninguna manera. Así que descarta preparar más para utilizar después.

El próximo mes tengo en mente compartir otra receta de flan a base del fruto estrella de octubre y las fiestas de Halloween. ¿Ya imagináis de que se trata? Pues entonces vayan pensando en haceros de una buena calabaza. Por el momento os dejo con otro postre casero: Arroz con leche, otra receta de mi abuela.

Anuncios

Cóctel de frutas con almíbar de canela y limón

29 Ago
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Me encanta la fruta cuando está plena de sabor y dulzor. Y se supone que la fruta de temporada deba estar mucho mejor, pero lo cierto es que las últimas que compré este verano me decepcionaron un poco. No sé si concluir que no estaban en su óptimo momento de maduración o simplemente que no eran piezas de calidad, lo que sí puedo asegurar es que la mayoría estaba insípida. Pero como no tiro o desecho nada, decidí hacer un cóctel de frutas con almíbar de canela y limón.

Lo del cóctel es una pasada porque lo prepararas de una vez y lo mantienes en la nevera listo para tomar en cualquier momento. Y si se trata de convencer a los niños de tomar fruta, de esta manera lo lograrás antes, teniendo en cuenta que resulta mucho más agradable a la vista y les ahorras el trabajo de tener que manipular la fruta o decidir cuál tomar. Si las piezas están dulces naturalmente, como suele suceder con las frutas tropicales (qué añoranza de mango, mamey y frutabomba*) no tendrás que ponerle almíbar, ni miel u otro edulcorante, pero si tienes que hacerlo aquí te doy una solución.

Es un almíbar suave y ligero con un toque de canela y limón que rescatará ese sabor escondido o perdido en la propia fruta. Algunas son de temporada, las encuentras durante los meses de verano aquí en España, otras no, pero suelo comprarlas casi siempre ya que se encuentran entre mis preferidas. Este combinado puedes hacerlo con la fruta que más te guste a ti, así que no te cohíbas de poner estas u otras.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para el Cóctel de frutas con almíbar de canela y limón 

  • 1 manzana roja grande
  • 2 peras
  • 2 kiwis verdes
  • 2 melocotones amarillos
  • 1 nectarina
  • 1 paraguayo

Para el almíbar:

  • 100 gr de azúcar
  • 250 ml de agua
  • como un dedo de largo de la piel de un limón
  • zumo 1/2 limón
  • 1 ramita de canela
  • 1 cucharadita de esencia de Vainilla (opcional)

Cómo preparar Cóctel de frutas con almíbar de canela y limón

  1. Lava y pela la fruta si lo prefieres. Excepto el kiwi y el melocotón, el resto puedes consumirla con piel. Corta a tu gusto las piezas de frutas, diferenciando un poco el corte entre unas y otras para que te quede más presentable.
  2. Haz el almíbar antes para que esté fresco cuando lo eches a la fruta. Pon todos los ingredientes en un cazo: agua, azúcar, zumo y piel de limón, canela y la vainilla. Lleva a ebullición, deja 3 minutos y listo. Separa del fuego y déjalo enfriar.
  3. Una vez frío baña las frutas, guarda en un recipiente con tapa y déjalo todo en la nevera para servir en cualquier momento.

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todavía queda algo de calor por delante, así que este cóctel de frutas, bien fresquito, es una delicia para refrescarnos y alegrar el paladar; como tentempié entre comidas, para desayunar o incluso como postre. El almíbar también puedes hacerlo con miel, ya no será tan suave, pero estará igual de rico, sobre todo para los amantes de la miel; además con la canela resulta muy beneficiosa para la salud.

Entonces, ¿tienes algunas frutas sueltas por casa que pueden desperdiciarse si no las consumes pronto? Anímate y prepárate este “shoot” de vitaminas. ¿Quieres ver otra propuesta de postre con fruta como protagonista? Mira este Banana and Nuts bread o Pan de Plátano y Nueces.

*Frutabomba: Así se denomina América Latina a la papaya.

Cake pops o bocaditos de bizcocho: receta fácil y rápida

22 Ago
Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

¿Te ha sobrado un buen trozo de bizcocho y no quieres desaprovecharlo? A mi me pasa frecuentemente y aunque generalmente termino la faena agotada no me gusta tirar los recortes. Por otra parte, algunas veces también queda algo de tarta al final de alguna celebración y tampoco queremos desperdiciarla. En cualquiera de los dos casos puedes preparar unos cake pops o bolitas de bizcocho que podrás guardar en la nevera, sumar al catering de algún cumple o simplemente brindar a tus amigos o disfrutar tú en cualquier momento.

Con la última tarta que hice para un cumpleaños de la familia me quedaron unas cuantos recortes. Tengo que reconocer que preparé dos bizcochos más grandes para poder después hacer unos cuantos de estos bocaditos o cake pops que suelen quedar tan ricos. A propósito, tengo que mencionar que la crema de merengue suizo con que cubrí el bizcocho, de chocolate con pepitas, es una receta de un blog que en cuestiones de repostería se lleva mi nota más alta. Nunca había hecho una crema de merengue suizo y siguiendo los consejos de la receta me ha salido de maravilla. Una textura sedosa y definitivamente más fina que la crema de mantequilla. Lleva un poco más de trabajo pero vale la pena.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Aquí les dejo el enlace directo a la crema de merengue suizo que preparé. Solo aclarar que no empleé la lavanda ni el color morado. Para esta tarta utilicé colorante rojo en gel y azúcar avainillado que sumé a la hora de trabajar el azúcar normal, pero el resto igual que en la receta original de Pemberly Cups and Cakes. Me he desviado un poco de la receta de hoy, pero al final les dejo en esta misma entrada tres recetas que guardan relación y seguramente querrás preparar en uno u otro momento. El bizcocho de chocolate puedes hacerlo de la manera que explico aquí, solo añadiendo las pepitas de chocolate casi en el último momento, después de añadir la harina.

Y ahora si veréis qué fácil se preparan estos cake pops, bolitas de bizcocho o bocaditos de bizcocho, como queráis llamarlos. Los ingredientes son a ojo de buen cubero, se trata de lograr una consistencia al mezclarlos que puedas conformar bolitas sin que se pegue ningún resto a la mano. Para los de hoy empleé coco rallado y fideos de chocolate. En total salieron unos 30 bocaditos de bizcocho: 15 de chocolate y otros 15 de coco. Me salté los palitos y directamente los puse en pequeños moldecitos de papel.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

Ingredientes para hacer cake pops  (mitad chocolate y mitad coco)

  • recortes de bizcocho desmenuzado o triturado (un bol o plato hondo)
  • 4-5 cucharadas soperas de queso crema tipo Filadelfia
  • coco rallado (para cubrir)
  • fideos de chocolate (para cubrir)

Cómo preparar cake pops de chocolate y coco

  1. Desmenuza, desmiga o tritura con tus propias manos, un tenedor o una trituradora los recortes de bizcocho.
  2. Agrega el queso crema y amasa bien hasta que se integre todo y puedas hacer bolitas con facilidad. Toma una cuchara y coge la misma cantidad una y otra vez para que te salgan todas del mismo tamaño.
  3. Coloca en dos platos distintos las virutas o fideos de chocolate y el coco rallado.
  4. Pasa cada bolita por el chocolate o el coco, indistintamente, y coloca en los moldes de papel. Guárdalas en la nevera y sácalas cuando las vayas a consumir.

Así de fácil. Van a la nevera porque están hechas con queso crema. No son nada empalagosas porque el queso sin más azúcar les otorga un frescor y un sabor más suave. Otros cake pops se pueden hacer también agregando crema de mantequilla de chocolate en vez de queso crema. Mucho más calóricos, aunque esos puedes conservarlos fuera de la nevera. Si quieres complicarte un poco más, con ayuda de palitos de brochetas o pinchos cortados en dos haz chupachups y en vez de fideos de chocolate o coco báñalos en chocolate negro o blanco fundido.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Si vas a hacer los cake pops de esta manera, tienes que mojar en el chocolate fundido el extremo del palito que vas a introducir en la bolita, así se agarrará mejor. Ya tienes más de dos ideas para crear, así que manos a las obra. Hacía bastante no compartía una receta de postre, por eso me he extendido más de la cuenta. Espero que os aproveche. Un saludo.

Tarta de cumpleaños Peppa Pig

26 Jun

El pasado lunes fue el cumpleaños del niño de una amiga, y el domingo anterior se lo celebramos con sus más allegados amigos. Al pequeño Alejandro le encanta Peppa Pig, un personaje animado como en dos dimensiones que hace de sus protagonistas unos seres muy simpáticos. Casi todos los niños pequeños se han hecho fans de Peppa Pig, como también se hicieron de Pocoyó o Bob Esponja.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Antes de que la madre del cumpleañero me hablara de esta encantadora cerdita y su familia yo no tenía idea de su existencia, pero como me había propuesto regalarle el “cake” a Alejandro no dudé en decorar el bizcocho con este personaje cautivador. Y como era de esperar al niño le encantó, tanto que se sentó antes de comenzar el cumple frente a la mesa de la tarta a ver cuando le servían su trozo 🙂

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Me decidí por un bizcocho tipo galletas con chips y crema que encontré en uno de los programas de Ana Obregón. Pincha aquí si quieres ver la receta. Sólo advertir que adapté las cantidades para unos bizcochos más grandes; al relleno le agregué chocolate y la cobertura es una buttercream solo con un toque de vainilla, porque no podía tener ningún color para poder darle luego ese verde muy claro.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Me hubiera gustado hacer una foto más adecuada al corte pero no me dieron mucho tiempo. Estaba riquísimo 😉

Would you like to see this post in English? Click here.

Tarta de queso y galletas Oreo: receta fácil sin hornear

22 Jun

En el verano apetecen postres frescos, fáciles de preparar y sobre todo que no tengas que poner a funcionar el horno. Hacía tiempo tenía dando vueltas a la cabeza una “Oreo Cheescake” y visitando unos cuantos blogs y páginas con propuestas a la vista deliciosas, me decidí finalmente por una receta muy parecida a la que compartí hace algún tiempo por estos mismos rumbos: la Tarta de queso con arándanos, solo que utilicé esta vez las galletas Oreo. El resultado, como no podía ser otro.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar Tarta de queso y galletas Oreo

  • 400 gr de queso cremoso tipo Filadelfia
  • 300 ml de nata para cocinar (1 1/2 briks pequeños)
  • 1 paquete de los pequeños de galletas Oreo (156 gr)
  • 40 gr mantequilla
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 50 gr de azúcar blanco
  • 2 o 3 cucharadas de agua

 Cómo preparar Tarta de queso y galletas Oreo

  1. Cuando abras el paquete de galletas reserva 4 de ellas, con el resto procede a abrir cada una, retira la crema y resérvala también. Tritura las galletas ya sin crema en una fuente honda.
  2. Agrega la mantequilla que deberá estar derretida para obtener una pasta homogénea al incorporarla con las galletas. Trabaja bien la mezcla con las manos. Distribuye una capa de un centímetro de espesor en el fondo de un molde, preferiblemente desmontable para evitar romper la tarta más tarde. Deja en la nevera mientras sigues con la preparación de la receta.
  3. Pon en un recipiente con agua templada las hojas de gelatina neutra (no tiene sabor) para que se hidraten durante unos 8 a 10 minutos.
  4. En un cazo hondo pon a calentar a fuego medio la nata con el azúcar, el queso y la crema de las galletas hasta que llegue a ebullición. Emplea unas varillas manuales para remover bien todo.
  5. Inmediatamente después retira del fuego, agrega las hojas de gelatina neutra y mezcla bien hasta que se disuelva. Deja refrescar. Saca entonces el molde con la base de galletas de la nevera y llénalo con la mezcla que hemos preparado. Coge dos de las galletas que habíamos reservado, trocéalas y coloca cada pedazo con cuidado dentro de la mezcla con cuidado de que no se vayan al fondo (no debe ocurrir porque la mezcla debe tener ya una buena consistencia)
  6. Corona con una galleta en el centro y ralla la última de nuestras galletas por encima. Vuelve a poner en la nevera y déjala unas 6 horas. Si la haces por la noche, al otro día será más fácil a la hora de desmoldar y servir.
    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    Todos los derechos reservados por Tras La Receta

    tarta queso y oreo porción

Así de fácil tendrás un postre riquísimo y fresco por si te animas a prepararlo mañana mismo. Y antes de despedirme quiero compartir con mis lectores un sorteo al que me he apuntado con la esperanza de ganarme una heladera que haga nuestro verano más apetecible. Pincha aquí para conocer los detalles.

Feliz Domingo a todos!!!

Paso a paso de la Tarta de Fresas y Mantequilla

28 May

Como había prometido aquí está el paso a paso de la tarta de fresas y mantequilla. Si quieres aprovechar lo que queda de temporada de fresas, anda por unas bien maduras. A estas alturas del año es cuando mejor calidad y mejor precio tienen, al menos aquí en España. No dejes pasar la oportunidad para preparar este pastel suave y delicioso. Un bizcocho esponjoso producto de la nata y fresas naturales utilizadas, y una cobertura untuosa y delicada a base de mantequilla con un toque de fresa y vainilla.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Ingredientes para preparar el bizcocho de nata y fresas

Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

  •  175 gr de harina especial para repostería tamizada
  • 1 cucharada de levadura química (yo utilicé Polvos Royal)
  • 200 gr de azúcar blanquilla
  • 1 jarra fresas naturales troceadas (yo utilicé una jarra grande de cerveza como medida)
  • 200 ml de nata para montar (a temperatura ambiente)
  • 4 huevos
  • 90 gr de mantequilla reblandecida

Cómo preparar el bizcocho de nata y fresas

  1. Lava y trocea las fresas y ponlas en una jarra (puedes reservar unos trozos para ponerlos enteros en el bizcocho) agrega la nata y pásalos por la batidora hasta que obtengas un licuado de fresas y nata. Déjalo listo para utilizar.
    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta


  2. En un bol mezcla bien la mantequilla con el azúcar y luego incorpora los huevos uno a uno hasta que esté cada uno bien integrado a la mezcla. 
  3. Agrega el batido de fresas y nata y mezcla bien.
    preparado bizcocho 0

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

     

  4. Incorpora la harina tamizada (pasada por un colador) y la levadura e integra todo bien con movimientos suaves y envolventes.

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

  5. Agrega las fresas picadas que dejaste para poner en el bizcocho. Las fresas suelen irse al fondo del pastel pero a mi me encanta encontrarme con los pedacitos cuando lo estoy comiendo. Si no te gustan los trozos entonces licua todo.
  6. Vierte la mezcla en un molde forrado con papel para hornear y colócalo en el horno previamente calentado a 180 grados durante unos 30-40 minutos. Chequea si está ya el bizcocho introduciendo un palillo y si sale limpio ya está listo.

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

  7. Saca del horno deja que se atempere. Desmolda y déjalo que se enfríe completamente en una rejilla antes de ponerte a trabajar con él en el relleno y cobertura.
    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

    Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

     

Ahora vamos a preparar la cobertura, para lo cual montaremos una crema de mantequilla a la que agregaremos 3 o 4 cucharadas de sirope de fresa y 1/2 cucharadita de postre de azúcar avainillado. Veamos a continuación:

Ingredientes para hacer Crema de Mantequilla de fresa. Puedes ver la original pinchando aquí

  • 350 gr de azúcar glas
  • 175 gr de mantequilla salada reblandecida
  • 3-4 cucharadas de sirope (si ven la receta original verán que he sustituido el agua por el sirope)
  • 1/2 cucharadita de postre de azúcar avainillado.

Cómo hacer la Crema de Mantequilla de fresa

  1. Tamizar (pasar por un colador) el azúcar glas en un bol y añadir la mantequilla reblandecida (como pomada).
  2. Batir con una batidora eléctrica de varillas o en su defecto con un tenedor y mezclar bien.
  3. Añade el azúcar avainillado y el sirope cucharada por cucharada y mezcla hasta obtener una masa con un toque pálido de color, blanda y esponjosa. SI quieres que quede más rosa deberás acudir a un colorante apto con el sirope solo conseguirás un color tenue que era lo que yo realmente quería.

En esta receta puede poner en el centro un poco de esta crema que hemos preparado pero yo tenía una trufa de chocolate negro que había preparado hacía un par de días y quise aprovecharla. Las hojas son de pasta de azúcar que modelé como quise. Fíjate en las imágenes siguientes.

Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

Reservados todos los derechos por TrasLaReceta

Reservados todos los derechos por TrasLaReceta

 

Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

Todos los Derechos Reservados por Tras La Receta

Espero que hayan quedado satisfechos. Si se animan a prepararla, seguro que quedarán encantados. Seguimos tras la receta… 🙂

 

Tarta de fresa y mantequilla

23 May

Quiero compartir ya con todos la tarta de fresa y mantequilla que recién he terminado, pero quiero ponerla incluso antes de explicarles bien todo el proceso. Lo haré cuanto antes pero sé que me va a tomar un tiempo que ahora mismo se me queda corto. Mientras, quédense con la imagen. Aún no la hemos probado pero les aseguro que ha salido un bizcocho muy suave y esponjoso de fresa y nata, y para cubrir una crema de mantequilla con un toque de vainilla y fresa. La fresa que corona el cake está bañada en chocolate negro, de un poco que utilicé hace un par de días y que no quise tirar.

Reservados todos los derechos por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por Tras LaReceta

Todos los derechos reservados por Tras LaReceta

 

 

Arroz con leche cubano: la receta de mi abuela

21 May

Hay más de una forma de hacer el arroz con leche, cada cual con más o menos aciertos y más de una con éxito garantizado. La que hoy comparto en este espacio tiene el origen en la receta que todavía prepara mi abuela. Yo la recuerdo como una de las más ricas que he probado, pero ya sabemos lo mucho que en este sentido pueden agregar la añoranza y los buenos recuerdos alrededor de una receta familiar.

Lo cierto es que es un clásico de los postres tradicionales y gusta muchísimo, claro está, por lo rico y nutritivo que es. Se consume en casi todo el mundo, me atrevería a afirmar, ya que sus ingredientes están prácticamente presentes en la dieta de la mayoría de los pueblos. Arroz y leche como base y de acuerdo al lugar un producto u otro para dar el toque distintivo.

Tuvo su origen en Asia y poco a poco fue extendiéndose por África y Europa y más tarde por supuesto llevado a América con el descubrimiento del Nuevo Mundo. En la mayoría de los países iberoamericanos se prepara con canela y se aromatiza con limón, en algunos sitios se le agregan uvas pasas, vino de oporto, leche de coco, vainilla u otros. Para ser más específica, en los países anglosajones y nórdicos se suele aromatizar con vainilla; en los mediterráneos, con canelaen Irán, con azafrán; y con cardamomo, en el norte de la India. 

Sin más vayamos entonces a la cocina a por un arroz con leche rico y cremoso en verdad.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Ingredientes para preparar Arroz con Leche (para al menos 6 personas)

  • 1 taza de arroz bomba (200 gr arroz grano redondo)
  • 4 tazas de agua (la misma taza o medida que uses para el arroz)
  • 1 rama de canela entera
  • piel de limón (1 dedo de largo y cuida cuando lo peles no profundizar para no llevarte la parte blanca de la piel que amarga)
  • 1 lata de leche condensada entera (de las pequeñas)
  • 50 gr de azúcar opcional (no más porque la leche condensada ya lleva)
  • 1 puñado de frutas confitadas (pasas, papaya, piña, coco) opcional
  • canela en polvo para espolvorear al final
  • pizca de sal

Cómo preparar nuestro Arroz con Leche

  1. Primero mide el arroz y lávalo hasta que salga limpia el agua (esto evitará que el almidón haga que el arroz se pegue y se queme al final de la cocción). Mientras, pon a hervir el agua con la piel del limón, la rama de canela y una pizca de sal.
  2. Una vez hierva el agua pon el arroz y baja el fuego por debajo de la media. Déjalo unos 30 minutos aproximadamente. Para entonces el grano se habrá ablandado. Vierte entonces toda la leche condensada, remueve bien y déjalo otros 15 a 20 minutos, ahora sí sin perderle ojo y removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para que no se pegue.
  3. Cuando empiece a espesar prueba con cuidado de no quemarte y si necesita más azúcar agrega los 50 gr que teníamos como opción. Dependiendo de la leche condensada que utilices necesitará ese extra de azúcar o no. Agrégale, si quieres darle un toque extra y muy tropical, el puñado de frutas confitadas que puse como opcional.
  4. Recuerda que el arroz, una vez retirado del fuego, suele absorber más líquido, y quedará aún más cremoso, así que ojo y no te pases secándolo. Con 15 minutos después de haber echado la leche generalmente basta, pero si aún vez que tiene mucho líquido déjalo un poco más, siempre removiendo para que no se nos pegue y queme. Cuando esté como a ti te gusta, retira del fuego, deja refrescar unos 5 minutos, extrae la piel de limón y la rama de canela, y sirve en 6 recipientes individuales de postre. Espolvorea con la canela en polvo y listo.
Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hay quien gusta de comerlos todavía calientes, como a mi madre. Para quienes lo prefieren fríos, recuerden dejarlos que se atemperen completamente antes de ponerlos en la nevera. Tápalos con plástico para que no absorban los olores de dentro del frío.

El arroz con leche se suele cocinar generalmente con leche entera de vaca, y no se cocina primeramente con agua sino que directamente se pone a cocer con la leche. Tienes una opción de ponerle al final de la cocción un trozo de mantequilla sin sal para hacerlo más cremoso, pero con la leche condensada no hay necesidad de esto último. Y nada más, les dejo con esta receta a la manera de mi abuela y mía, para darles otra opción de conseguir un arroz con leche muy cremoso y tan rico que ya en mi casa no queda ni la mitad 😉

Espero que les salga para chuparse los dedos y que me cuenten.

Pronto les traeré otro postre casero, muy tradicional de Cuba, mientras puedes revisar aquí otras recetas.

Tostadas francesas: las primas hermanas de las torrejas

29 Mar

¿Tostadas francesas o torrejas? Son mínimas las diferencias entre ellas. Las dos están igualmente sabrosas y en esencia, la manera de prepararlas difiere muy poco una de otra. Me encantan igualmente las dos, pero tengo que reconocer que suelo prepararlas más a la manera francesa, porque eso de freírlas con un poco de mantequilla, muy poca, además de darles una chispa extra de sabor, resulta ser más sencillo que freírlas en el abundante aceite caliente.

Puedes preparar unas tostadas francesas en un abrir y cerrar de ojos y así disfrutarlas en un desayuno, que es a la hora que más me apetecen a mi. Cuando hago torrejas suelo pasar más tiempo delante de la cocina y como me gusta ponerle almíbar, las prefiero cuando llevan más tiempo en el frigorífico y han absorbido más sabor. Unas tostadas francesas las preparo en el momento que las voy a comer. Calentitas están bien ricas y veréis lo fáciles y rápido que están listas.

tostadas francesas

Ingredientes para preparar tostadas francesas (2 personas)

  • 4 rebanadas de pan (yo empleé uno blanco de molde)
  • 250 ml de leche (1 taza)
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1/2 cucharada de canela en polo para espolvorear
  • 1 trozo de piel de limón o naranja (yo la rallo porque me gusta ver las pintitas)
  • una nuez de mantequilla (25 gr)
  • miel o más azúcar al gusto

Cómo preparar tostadas francesas

  1. Pon en un cazo la leche con la ramita de canela, el azúcar y la piel del limón o la naranja. Llévala a ebullición. En cuanto hierva aparta del fuego y tapa mientras se atempera. Yo pongo agua bien fría en el fregadero y la dejo que se enfríe un poco para que luego las tostadas no se rompan al empaparlas. Puedes hacer esto la noche antes y guardar en la nevera listo para usar en el desayuno.
  2. Bate los dos huevos y mezcla con la leche ya atemperada (esta es otra diferencia con las torrejas que el huevo no se mezcla con la leche). Dispón las rebanadas de pan en una fuente y riega con toda la leche.
  3. Calienta una sartén con la mantequilla. Con una buena temperatura (no muy alta) dora las rebanadas de pan con la leche que han absorbido. Hazlas de dos en dos y déjalas que se doren bien por cada lado.
  4. Retíralas a un plato y ponles un poco de miel por encima o espolvorea azúcar si te gusta más. Por último espolvorea con canela en polvo.

Si usas miel en vez de azúcar darás un toque extra de sabor y mejorarás el valor nutritivo de estas torrejas o tostadas francesas. La combinación de miel con canela tiene unos poderes realmente maravillosos para la salud. Nada aquí les dejo, espero haber despertado un poquito el apetito con estas ricas tostadas enriquecidas.

Tarta de Naranja: receta paso a paso

17 Feb

Hace algunas semanas presenté una tarta de limón que me dejó con ganas de más. Por eso hoy quiero compartir una tarta de naranja que el fin de semana pasado reunió a algunos amigos para celebrar un cumpleaños. Siguiendo los mismos pasos del bizcocho de limón, pero sustituyendo limón por naranja y alguna que otra modificación, el resultado fue maravilloso. Tengo que admitir que hasta ahora es mi favorita.

Y como es ya sabido que el chocolate y la naranja hacen una perfecta combinación de sabores, me decidí por una cobertura de crema de mantequilla de cacao con la que hemos trabajado ya en ocasiones pasadas. La tarta no duró mucho sobre la mesa. Cuando fui a tomar la foto de la porción ya no quedaba mucho que fotografiar, así que les debo la porción, segura de que pronto repetiré.

tarta naranja

Ingredientes para hacer Tarta de Naranja (18-20 cm de diámetro)

  • 175 gr de harina para repostería
  • 175 gr de mantequilla reblandecida
  • 3 huevos grandes
  • 175 gr de azúcar refino + 75 gr para el almíbar
  • 2 naranjas
  • 1/2 sobre polvos Royal o 1 cucharada de otra levadura
  • 1/2 vaso de agua

Cómo hacer bizcocho de naranja

Antes de comenzar a mezclar ingredientes, un consejo que reitero: deja a punto todo. Desde engrasar el molde que vas a utilizar (yo lo forro con papel de hornear para evitar luego tener mucho que limpiar) hasta medir los ingredientes, tamizar (pasar por un colador fino) la harina, tener a punto reblandecida la mantequilla, cascar los huevos y en el caso de hoy, rallar las dos naranjas y luego exprimir todo el zumo para poder utilizarlo en el momento adecuado.

  1. Ahora sí en un bol hondo mezcla el azúcar y la mantequilla y bate hasta que tengas una preparación homogénea pálida y cremosa. 
  2. Incorpora uno a uno los huevos: no pongas otro hasta que esté bien mezclado el anterior.
  3. Ahora agrega la mitad de la ralladura de la naranja y la mitad del zumo, sigue batiendo.
  4. Después incorpora la harina a la mezcla y remueve suavemente hasta que esté todo bien incorporado y vierte en el molde que has preparado.
  5. Introduce en el horno previamente calentado a 180 grados y deja cocer entre 35 y 45 minutos. Chequea más temprano que tarde, pincha con un palillo y si sale limpio ya está. Fuera del horno y déjalo enfriar en una rejilla.
  6. En el tiempo que está el pastel en el horno, prepara un almíbar de naranja. Para ello pon a calentar 1/2 vaso de agua (unos 125 ml) y llévalo a ebullición, baja entonces el fuego agrega 75 gr de azúcar, y el zumo y la ralladura que quedaron de las naranjas. Deja que reduzca y espese (unos 20 minutos a fuego suave a medio). Cuando esté lista deja atemperar antes de vertir en nuestro bizcocho.

Procede a cortar el bizcocho a la mitad. Ten en cuenta que si tienes dos moldes iguales puedes repartir la mezcla que preparamos en los dos y así te ahorras tener luego que picarlos por la mitad si no tienes un instrumento que lo haga con precisión.  Ahora riega con la ayuda de una cuchara un poco del almíbar sobre la mitad del bizcocho (hazlo primero con el que hayas elegido como base), no tiene que estar enchumbado, luego extiende una capa de crema de mantequilla, pon encima el otro bizcocho y procede de igual forma con la almíbar. Recuerda que no tiene que estar empapado a no ser que así lo prefieras.

La forma de hacer crema de mantequilla la tienes dando clic en el enlace. Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Tamízalo junto con el azúcar glas antes de empezar a batir. Esta misma crema la utilicé para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar. Si empleas uno con azúcar te aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. Pero si no te va el rollo o simplemente no tienes deseos de complicarte más. Cubre con la ayuda de una espátula la tarta y para darle un toque final espolvorea un poco de ralladura de naranja por encima. Listo, podrás disfrutar de una tarta con todo el sabor y la frescura de las naranjas de temporada.

Pastel de Guayaba y Queso

21 Ene

Hace días tenía añoranza de unos pasteles de guayaba como los que comía en mi infancia en Cuba. No cabe duda de que es una de esas cosas a las que jamás puedes renunciar. Masa de hojaldre, dulce de guayaba y queso, una combinación maravillosa. La guayaba es una fruta riquísima tanto desde el punto de vista del sabor como del nutricional. Tiene tanta o más Vitamina C que la naranja u otros cítricos y comerla en fruta o convertida en casquitos, mermelada o simplemente en la socorrida barra, es una experiencia deliciosa.

Por eso, hace un par de días, cuando me obsequiaron con una de estas barras, no dudé en preparar unos pastelitos de guayaba, que ya no queda ninguno. Nos los hemos merendado con un té bien caliente en estos días que el frío despierta el apetito y clama por calor. Aquí en España, la barra de guayaba podéis encontrarla en las tiendas especializadas en productos latinoamericanos. Suelen ser de calidad como las de La Conchita, elaboradas en Cuba.

En la isla caribeña se come mucha guayaba. Hay una especie de bocata conocido como pan con timba. Esto es pan con barra de dulce de guayaba, no más. Cuando tienes queso y guayaba al mismo tiempo entonces o le sumas el queso al pan con timba o simplemente entre dos lonchas de queso colocas una de guayaba y es una maravilla. Ayy se me hace la boca agua.

Pues volviendo a los pasteles, esta vez no me compliqué en la masa de hojaldre. La compré fresca en el supermercado. Demasiadas prisas por saborear estos sencillos pero riquísimos pastelitos de guayaba y queso.

la foto (6)

Ingredientes para preparar pasteles de guayaba y queso (9 unidades)

  • 1/2 barra de dulce de guayaba
  • 9 porciones pequeñas de queso (yo usé La Vaca que ríe, pero puedes emplear otro que te guste)
  • 1 masa de hojaldre Casa Tarradellas
  • 1 huevo batido para pintar

Cómo preparar los pasteles de guayaba y queso

  1. Primeramente corta las 9 porciones de guayaba en rectángulos de unos 5 milímetros de grosor (la altura y el largo ya vienen dados por la forma que trae de fábrica la guayaba). Haz lo mismo con el queso y reserva.
  2. Haz cuadrados con la masa de hojaldre de forma que la guayaba y el queso queden bien dentro.pasteles1 guayaba
  3. Cierra el pastel y sella aprisionando con un tenedor. Puedes darle la forma que prefieras. Yo hice rectángulos para aprovechar mejor la masa de hojaldre.
  4. Cuando tengas todos los pasteles preparados pinta con un huevo batido y raya sin perforar los pasteles.la foto (7)
  5. Hornéalos según las instrucciones del fabricante de la masa de hojaldre, a unos 200 grados unos 12 a 15 minutos aproximadamente, pero no le quites ojo de encima para que no se quemen. Dependiendo del horno estarán antes o después. Saca del horno, ponlos a refrescar en una rejilla y cómelos aún calientes o fríos.pasteles guava 2

¿Qué les han parecido los pasteles de guayaba? Ya sé la opinión de muchos, pero los que nunca lo habían probado, ¿qué pueden decir de ellos? Espero vuestros comentarios. Nos vemos pronto.

Bizcocho de chocolate: base para tarta

17 Ene

Hoy quiero compartir con todos un bizcocho de chocolate, base de tartas, y que suele ser preferido de muchos. Nada mejor que un postre hecho en casa. Una ocasión propicia para reunir a los más pequeños en la cocina e interesarlos por ella desde temprano. Más allá de lo didáctico a ellos les encanta eso de mezclar ingredientes, meter los dedos para probar la mezcla o ponerse hasta los pelos de harina y azúcar.

Nada que si queréis disfrutar de una merienda “made in home”, un postre de vez en cuando para homenajear a vuestras visitas, anímate con esta propuesta dulce y con toda la explosión del chocolate. Esta tarta que les presento a continuación fue un auto-regalo de cumpleaños, que ya pasó hace unos meses, pero que ahora tengo la oportunidad de mostrarles. Espero que, si os animáis, os guste tanto como a mis invitados.

2012-10-09 20.08.53

Ingredientes para preparar bizcocho de chocolate (para 1 o 2 moldes de 18-20 cm)

  • 225 gr de mantequilla reblandecida
  • 220 gr de azúcar extrafino
  • 175 gr de harina con levadura (especial para repostería)
  • 4 huevos
  • 50 gr de cacao en polvo (especial para repostería no tiene azúcar)
  • 1 cucharada de agua o leche templada opcional

Cómo preparar bizcocho de chocolate

  1. Primeramente ten medidos y dispuestos en boles separados todos nuestros ingredientes, incluidos los huevos cascados. La harina tamízala, igual que el cacao, y mézclalos bien con una cuchara de madera. Yo también dejo preparado el molde o moldes, forrados con papel de hornear, antes de proceder a con nuestra masa.
  2. Ahora ya puedes comenzar batiendo la mantequilla y el azúcar en un bol hasta que obtengamos una mezcla suave y esponjosa. Puedes usar una batidora de varillas pero unas manuales también te servirán.
  3. A continuación añade los huevos uno por uno mientras sigues batiendo.
  4. Incorporado todo bien, deja las varillas, coge la cuchara de madera y suma a la mezcla la harina con movimientos envolventes hasta que esté todo unido.
  5. Vacía la mezcla en el molde que teníamos a punto y con el horno precalentado unos 4 minutos antes cuece entre 15 y 25 minutos. Comprueba que esté listo el bizcocho introduciendo un palillo. Si sale limpio, fuera del horno.

Deja enfriar en una rejilla antes de proceder a cortar el bizcocho en caso de que hayas utilizado un solo molde, o si vas a decorarlo, también tienes que dejarlo enfriar. Yo tengo un instrumento muy útil para cortar por la mitad el bizcocho, por eso solo utilizo un solo molde. Tampoco mi horno es muy grande, así que prefiero poner uno solo, cómodo, sin que esté pegado a las paredes del horno.

Ya frío, procedí a extender entre ambas partes de bizcocho una capa de crema de mantequilla de chocolate (que podéis ver cómo hacer dando click en el enlace). Solo ten en cuenta que en vez de poner el azúcar avainillado de la receta original de crema de mantequilla, sustituye ésta por otros 50 gr de cacao en polvo. Esta misma crema la extendí para terminar de cubrir. Ojo con el chocolate en polvo, que debe ser cacao puro y no con azúcar, tanto para el bizcocho como para la crema de mantequilla. Si empleáis uno con azúcar os aseguro que quedará tan dulce que empalaga.

Con una manga pastelera improvisada y una boquilla en forma de estrella hice la decoración. La flor blanca está hecha de glaseado real denso que les explicaré cómo hacer en otro momento.

Crema de Mantequilla: cobertura para pasteles

15 Ene

Para continuar con las recetas de tartas, quiero dejar lista para poder emplear en el momento requerido esta receta base de crema de mantequilla o “butter cream“. Y es que vamos a tener que recurrir a ella más de una vez para, con unos ingredientes u otros, conseguir un glaseado fenomenal conque decorar magdalenas, o rellenar pasteles o cubrir los bizcochos.

La de hoy es una receta base, muy fácil de hacer, y que podremos explotar al máximo en nuestras futuras recetas de bizcochos. Sólo vamos a necesitar básicamente mantequilla y azúcar glas.

2012-12-23 20.27.28

Tarta rellena y cubierta por crema de mantequilla de chocolate (chocolate butter cream)

Ingredientes para hacer Crema de Mantequilla

(suficiente para decorar 12 magdalenas o rellenar y cubrir un pastel de 20 cm de diámetro)

  • 350 gr de azúcar glas
  • 175 gr de mantequilla salada reblandecida
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado.

Cómo hacer la Crema de Mantequilla

  1. Tamizar (pasar por un colador) el azúcar glas en un bol y añadir la mantequilla reblandecida (como pomada).
  2. Batir con una batidora eléctrica de varillas o en su defecto con un tenedor y mezclar bien.
  3. Añade una cucharada de agua (si está muy dura la mezcla agrega la otra, si no déjala) y el azúcar avainillado y sigue mezclando hasta obtener una masa pálida, blanda y esponjosa.

Así de fácil esta receta base de mantequilla. Ya conociéndola podremos jugar con los sabores y colores. De chocolate como la foto de arriba y la empleada en esta Tarta de Naranja, de limón, de fresa, de café, en fin ya iremos viendo a cada bizcocho qué se le da mejor y aplicaremos. Seguimos tras las recetas que preparo en mi cocina.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

La anterior fotografía pertenece a una tarta que preparé con la misma receta de la buttercream, añadiendo unas gotas de aroma de almendras y muy poco colorante en gel en verde para dar ese tono pastel pálido. Las figuras todas están preparadas con pasta de azúcar. Haz click en el siguiente enlace para que te enteres de los detalles del bizcocho.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Esta otra imagen es de una de mis tartas favoritas, porque combina un bizcocho muy húmedo de naranja y una cobertura de crema de mantequilla de chocolate. Deliciosa. Pincha aquí y verás la receta paso a paso.

Tarta de Limón: cómo hacer bizcocho y cobertura paso a paso

8 Ene

Como os prometí hace un tiempo, hoy vengo con una receta de un bizcocho de limón delicioso y fácil de preparar si seguís todas las indicaciones. Seguro va a ser una buena oportunidad para que los peques de la casa os ayuden y participen en una actividad que a muchos suele llamar la atención. Y ésta no será la única receta de tarta, prometo compartir pronto más.

La de hoy es una tarta cuya base es un bizcocho esponjoso y con el sabor auténtico del limón, bañado con almíbar, la justa, y cubierto con una crema pastelera también de limón. Aquí mismo os explico el paso a paso del bizcocho, de la almíbar y de la crema pastelera. Una combinación fresca, dulce y con un toque ácido que es una explosión maravillosa en el paladar. Con esta tarta, la preferida de mi novio, comienzo esta ronda pastelera.

Espero disfrutéis tanto como yo haciendo estas delicias. No sé a vosotros, pero a mi la parte que más me gusta es cuando el horno comienza a calentar la casa con efluvios de mantequilla, azúcar y masa cocinándose. Mmmm, cómo huele…

2012-12-13 18.29.24

Ingredientes para preparar Bizcocho de Limón

  • 175 gr de mantequilla reblandecida
  • 175 gr de azúcar blanco
  • 175 gr de harina con levadura (harina especial para repostería)
  • 1 cucharada de levadura (Polvos Royal)
  • 3 huevos
  • 2 limones

Paso a paso para el Bizcocho de Limón

  1. Ante todo vamos a dejar listos para usar nuestros ingredientes: la harina tamizada con la levadura incorporada, el azúcar medido, los huevos cascados, la mantequilla blanda, la corteza de los 2 limones rallados sin llegar a rallar la piel blanca, solo el exterior amarillo, y el zumo de uno solo de los limones, todo en sus respectivos recipientes.
  2. Ya cada ingrediente puesto a punto, batimos en un bol grande la mantequilla y el azúcar hasta que esté bien mezclado todo. Lo ideal es utilizar una batidora con varillas pero si no, podéis emplear unas varillas manuales, solo que tendréis que batir con más energía y durante más tiempo.
  3. Añadimos los huevos uno a uno a la mezcla hasta que esté homogénea la mezcla y solo entonces incorporamos la ralladura de los dos limones y el zumo de uno y mezclamos otro poco.
  4. Si empleasteis la batidora es el momento de dejarla a un lado y sustituir por una cuchara larga de madera con la cual incorporaremos la harina tamizada con levadura en movimientos envolventes hasta que esté todo bien mezclado.
  5. En un molde circular de unos 18 a 20 cm, previamente forrado en papel de hornear, vertemos la mezcla y horneamos entre 40 y 50 minutos a 180 grados. El horno tendréis que precalentarlo unos pocos minutos antes (4 min).2012-12-13 16.32.45
  6.  En lo que horneáis el pastel podéis preparar el almíbar, para lo cual necesitaréis 150 gr de azúcar glas (que es la ideal, pero si no tenéis sustituye por 200 gr de azúcar extrafino), más 25 ml de zumo de limón, más otros 30 ml de agua. Calienta el azúcar glas, el agua y el zumo de limón en un recipiente pequeño, removiendo regularmente hasta que se transparente sin dejar que llegue a hervir en caso de que sea azúcar glass (si es azúcar refino entonces deja que hierva).
  7. Aún queda por preparar nuestra cobertura: una crema pastelera de limón para la cual vamos a necesitar 250 ml de leche entera, 2 yemas de huevo (la clara la dejamos para otra receta o para hacerte una mascarilla) 30 gr de Maizena  (harina de maíz más fina y ligera que la de trigo), 30 gr de azúcar blanco, el zumo de un limón y un pedazo grande de su corteza que luego podamos retirar.
  8. En lo que ponemos a calentar la leche con la corteza de limón en un recipiente a fuego bajo a medio, batimos en otro bol las yemas de huevo con el azúcar, el zumo de limón y la maizena.
  9. Una vez tengamos una mezcla bien homogénea la vertemos en la cacerola de la leche y cocemos a fuego bajo sin dejar de remover hasta que espese. Una vez haya espesado completamente (tendrán que llegar a hervir en más o menos 20 minutos), retiramos del fuego y reservamos para luego emplearla en el relleno y cobertura de nuestro bizcocho.
  10. Ya horneado el pastel (sabréis que está bien cocido cuando introduzcáis un palillo y salga limpio) déjalo enfriar completamente sobre una rejilla antes de proceder a abrirlo y rellenarlo. Frío evitarás que se rompa al dividirlo en dos mitades. Ya abierto, riega con la mitad del almíbar nuestra base del bizcocho, luego dispón sobre esta un poco de la crema pastelera de forma uniforme y extendida y luego cubre con la otra mitad del bizcocho y riega la parte superior con el resto del almíbar, como se muestran en las ilustraciones a continuación: 2012-12-13 17.46.20

    2012-12-13 17.47.13

    Las dos mitades unidas por el relleno de crema pastelera y bañadas con el almíbar

  11. Con el resto de la crema pastelera cubre completamente la tarta. Para decorar yo utilicé pasta de azúcar de colores a la cual di la forma deseada. Vosotros podéis dar rienda suelta a la imaginación. Con la propia corteza mondada del limón podemos decorar esta tarta, o con pieles o frutas confitadas. Si usáis pasta de azúcar, ten en cuenta que tendréis que trabajarla antes y dejarla secar; y al colocar las figuras en la tarta, sobre todo si se trata de esta crema pastelera, tiene que estar completamente fría, cobertura incluida.

Aquí les dejo un trocito. Buen Provecho 😉

2012-12-13 21.42.14

Écleairs, ¿Vainilla o chocolate?

12 Dic

Hace unas semanas prometí en algún sitio de las redes sociales, que pondría una receta de écleairs caseros. Siempre imaginé que sería complicadísimo, pero después de un taller de postres al que me apunté, terminé por desterrar tal idea. Por eso quiero compartirlo en este blog. Eso sí, hay que enrollarse un poco, pero muy poco si se tiene en cuenta que para conseguir unos écleairs hay que trabajar 3 aspectos fundamentales: la masa para las lionesas, una crema para el relleno y un glaseado para la cobertura. La palabra écleair proviene del francés, y parece ser que fue un francés quien inventó esta delicia. Ciertamente no encuentro una fuente fidedigna que me aclare el origen, pero de que es un referente de la pastelería francesa, lo es, sin dudas.

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta

 

 

Ingredientes para preparar la masa base de las lionesas (para 16 écleairs)

  • 120 ml de agua
  • 120 ml de leche
  • 100 gr de mantequilla
  • 4 huevos más 1 para barinzar
  • 150 gr de harina de pastelería tamizada + 10 gr para la placa
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • una pizca de sal

Cómo preparar masa base para lionesas 

  1. Caliente en un recipiente el agua, la leche, la mantequilla, el azúcar y la pizca de sal. (Mientras puedes ir preparando el horno. Precaliéntalo a 200 grados Celsio unos 7 minutos)
  2. Cuando comience a hervir, separa el cazo del fuego, vierte la harina de una sola vez y mezcle de forma enérgica con una espátula o cuchara de madera.
  3. Vuelve a calentar 1 minuto sin dejar de remover y la masa deberá despegarse del recipiente
  4. Añade uno tras otro los huevos y continúa mezclando hasta que esté todo bien incorporado y retira del fuego.
  5. En una placa de horno coloca una hoja de papel vegetal o papel para hornear, untada con mantequilla y esparcida con harina. (En mi placa hay espacio para ocho lionesas con buen espacio entre ellas para que puedan crecer: Por ello las lionesas las horneé en 2 tandas de 8 cada una)
  6. Con una manga pastelera (si no tienes puedes usar una bolsa de plástico sin usar, a la que abrirás un agujero de unos 3 o 4 cm). Llénala con la masa de lionesas que acabamos de preparar y forma bastones de unos 10 cm. Barniza con huevo batido para que dore y con un tenedor mojado raya la superficie de las lionesas como se muestra en la figura a continuación.2012-11-29 16.21.16
  7. Tapa con un papel doble para hornear e introduce en el horno durante unos 20 minutos. Un par de consejos del maestro pastelero que he seguido al pie de la letra son no abrir el horno durante los primeros 15 minutos de cocción y comprobar con un termómetro de cocina que realmente el horno tiene la temperatura que dice marcar. El mío siempre está por encima.
  8. Pasado el tiempo deja enfriar sobre una rejilla y luego abre cada lionesa por el lado sin llegar a abrirlas completamente y procede a rellenarlas con crema pastelera de chocolate con ayuda de otra manga.

Ingredientes para hacer crema pastelera de chocolate.

  • 250 gr de leche entera
  • 60 gr de chocolate para fundir
  • 2 huevos
  • 30 gr de azúcar
  • 25 gr de Maicena (harina de maíz)

Pasos para preparar crema pastelera de chocolate

  1. A fuego medio funde el chocolate en la leche mientras en un bol aparte bate los huevos e incorpora el azúcar y la harina hasta obtener una mezcla homegénea.
  2. Agrega el batido de huevos, azúcar y harina al cazo con la leche y el chocolate ya fundido y deja cocer sin dejar de remover hasta que hierva y espese nuestra crema pastelera.
  3. Retira del fuego, deja refrescar y procede a rellenar los écleairs con la ayuda de la manga pastelera.

Si os parece que ya han trabajado mucho como para preparar el glaseado podéis optar por espolvorear con azúcar glas, pero les aseguro que es muy fácil preparar un glaseado de vainilla o de chocolate, incluso de los dos. Si se animan aquí van los ingredientes y el paso a paso.

Ingredientes para hacer Glaseado:

  • 500 gr de azúcar glass
  • 2 claras de huevo medianas
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de azúcar avainillada
  • 1 cucharadita de cacao en polvo especial para repostería

Cómo preparar glaseado base:

  1. Tamizar el azúcar glas en un bol (pasar por un colador fino)
  2. Añadir las claras de huevo y el zumo de limón y batir todo con una batidora eléctrica (no de varillas) durante unos 4 a 5 minutos hasta que quede una preparación suave y brillante.
  3. Separa la mezcla en dos mitades iguales si quieres preparar 8 écleairs con glaseado de vainilla y 8 con glaseado de chocolate. Si quieres todos iguales agrega vainilla o chocolate (el doble de la cantidad indicada en los ingredientes).
  4. Pon a una mezcla la 1/2 cucharadita de azúcar avainillada y bate 1 minuto más; y agrega a la otra mitad la cucharadita de cacao en polvo especial para repostería y mezcla otro minuto.

Ya lista nuestra cobertura para los écleairs solo queda cubrirlos con el glaseado de vainilla o de chocolate, o con los dos. Con una espátula pon un poco de glaseado distribuye uniformemente y retira el exceso. Deja enfriar y consume los écleairs el mismo día o más tardar al siguiente.

Si 16 écleairs os parecen mucho porque no tenéis invitados o no sois tan golosos, podéis preparar solo 8 con la mitad de nuestros  ingredientes, así de fácil.

Al final he compartido 3 recetas que no siempre tienen por qué ir unidas. La masa de las lionesas está perfecta para rellenar con algún ingrediente salado y ponerlas de entrantes, aperitivos o meriendas. La crema pastelera es ideal base para tantísimos postres, y con nuestro glaseado podemos decorar o cubrir pasteles o tartas.

Ya tengo el pretexto perfecto para continuar presentándoles mis ideas en la cocina. Pronto vengo con tarta, que por estas fechas nos encanta compartir con amigos y familiares. No os perdáis. Ahh y para contestar a la pregunta que da título a este post, pues me quedo con los écleairs cubiertos con glaseado de vainilla :). ¿Cuál prefieres tú?

Luis Perrone Chef de Cuisine

La cocina de Perrone Luis

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

A %d blogueros les gusta esto: