Anuncios

Auténtico Mojito cubano: la receta Havana Club

26 Jul

Mucho calor, aquí tiene un mojito, para prepararlo en casa y llevártelo a la piscina 😉

tras la receta

Ya es viernes, se avecina un fin de semana cálido y nos merecemos desconectar con una bebida que nos transporte, aunque sólo sea mediante el paladar. He aquí el auténtico mojito cubano, ese que preparan con tanta tradición en la Bodeguita del Medio, en pleno corazón de La Habana, a donde acudía el escritor Ernest Hemingway en los días que residió en la capital cubana, a tomarse, claro está, su mojito.

El origen del mojito aún hoy está muy discutido. Algunos entendidos afirman de forma categórica que el nombre de mojito viene por aquello del mojo, un aliño cubano preparado para aderezar varios platos y entre cuyos ingredientes se encuentran la lima y alguna hierba aromática. Incluso antes de que la bebida mejorara durante el siglo XIX con las innovaciones tecnológicas en el proceso de añejamiento del ron, una historia sitúa el nacimiento…

Ver la entrada original 479 palabras más

Anuncios

Gazpacho de sandía: mi versión de temporada

16 Jul

Temporada de sandía y tomates… aprovecha y prepárate un gazpacho diferente, tan rico y refrescante que no dejarás de prepararlo.

tras la receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En la tierra del gazpacho, donde la sandía*y el melón están ahoraen su mejor momento, a quién no le apetece una sopa fríacomo esta para refrescar del calor, para saciar el apetito de la manera más sana y, cómo no, para disfrutar de unos sabores que combinados maridan a la perfección. Yosiempre tengo una jarra esperando en la nevera y para no aburrir los sabores lo mismo pruebo un gazpacho tradicional, otro de fresas, de melón o de sandía como el que les traigo hoy.Unos buenos tomates maduros son la clave de un buen gazpacho, sino el más tradicional de los platos españoles uno de los más representativos de la cultura gastronómica de la península y probablemente sus islas.

Recuerdo que aún viviendo en Cuba traté de preparar un gazpacho siguiendo las orientaciones de nuestra entrañable…

Ver la entrada original 654 palabras más

Vichyssoise: ¿sopa fría o crema ligera caliente?

15 Jul

tras la receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta Todos los derechos reservados por Tras La Receta

En casa disfrutamos la vichyssoise de dos maneras. La primera, y nada convencional, acabada de hacer y todavía caliente, para complacer al niño grande de la casa que prefiere comerla caliente. La segunda, a la hora de la cena, como plato único, o al otro día, como se encargaron sus creadores de presentar esta receta, bien fría y con los sabores bien asentados. De cualquier manera que la tomemos es un delicioso entrante o una ligera única opción para quienes como yo, en la noche, prefieren algo no muy pesado y a la vez saciante y nutritivo.

Entre el casi siempre origen discutido de una receta, el de la vichyssoise tampoco escapa al debate. Dos de las versiones más conocidas sitúan a sus inventores en Estados Unidos o Francia. Un cocinero francés del hotel Ritz, en Nueva York, señala habérsele ocurrido la…

Ver la entrada original 644 palabras más

Potaje de garbanzos a la cubana

28 May
Garbanzos a la cubana

Potaje de garbanzos a la cubana. Todos los derechos reservados

El sentido común determina que cuando aprieta el calor los guisos, caldos, sopas, cocidos, platos de cuchara calientes, pasen al recuerdo de los días invernales. Ve a hablarle de sentido común a un cubano. Intenta convencerlo de que lo mejor que puede hacer es renunciar a un potaje de judías (alubias blancas), de frijoles colorados o de unos garbanzos bien contundentes.

Los más de 30 grados de la isla tropical no son razón suficiente para que un cubano deje de comer frijoles, solos o acompañados de arroz. Y es precisamente lo que me sucede. Aclaro que me encantan las sopas frías: un gazpacho de tomates fresquito, una Vichyssoise, un ajoblanco; el salmorejo cordobés merece punto y aparte, porque esa es mi debilidad. Sin embargo, hay días en que el cuerpo, igual que me pide comidas ligeras, se antoja de un potaje lo mismo a la cubana que a la manera más tradicional de garbanzos c.

Aunque aún no ha apretado el calor de verdad aquí en Madrid, ya se siente la calidez del aire seco de la meseta castellana. Razón de más para preparar estos Garbanzos a la cubana, inspirada en las recetas de mi abuela Norma, a quien siempre tengo presente de la sazón de mi cocina. Eso sí, con productos que en la Isla no se encuentran ni haciendo colas en el mercado Palco. Materia prima de calidad con sello de Asturias son los chorizos, por ejemplo.

Pero no más preámbulos. Vayamos a sudar la “gota gorda” con esta rica y fácil receta, lenta, pero que puedes hacer mucho más rápido si echas mano de la socorrida olla a presión.

Ingredientes para preparar Garbanzos a la cubana (5-6 personas)

  • 600 gr de garbanzos castellanos secos (ponlos en agua a remojar durante al menos 12 horas*)
  • 2 litros de agua (o la suficiente para cubrirlos unos dos dedos por encima)
  • 2 pastillas de Avecrem de pollo (100% natural – 0 glutamato)
  • 1 hoja de Laurel
  • 1/2 cdta de comino
  • 3 chorizos asturianos
  • panceta adobada
  • 1/2 taza de salsa de toma o tomate frito
  • 4 zanahorias
  • 1 papa grande o 2 pequeñas
  • 1 cebolleta grande (puedes usar cebolla)
  • 2 dientes de ajo (3-4 si son pequeños)
  • pimiento rojo (usé la mitad de uno mediano)
  • 2-3 cucharadas Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • sal (ojo, no pongas ninguna si el caldo tiene)

Cómo preparar Garbanzos a la cubana

Garbanzos a la cubana

Garbanzos a la cubana. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

  1. Desecha el agua del remojo y enjuaga bien los garbanzos con agua fría hasta que salgan limpios. Ponlos en una cazuela amplia y cúbrelos con el agua. Enciende el fuego a intensidad fuerte primero. Con una cuchara y espumadera retira la espuma que vaya generando. Mientras, en un recipiente aparte pon en hervir y agua y pon los chorizos a hervir por solo 5 minutos (se trata de quitar el exceso de grasa).
  2. Una vez deje de crear espuma el garbanzo y la hayas retirado toda, baja el fuego a media intensidad y añade la hoja de laurel, las pastillas de caldo y el comino. Este es el momento de poner la presión si te decantas por la versión exprés. Añade la panceta. Déjalo unos 20 minutos o el tiempo que sueles emplear en este tipo de granos, según tu olla.
  3. Volviendo a la versión “sin prisas”, tapa su cazuela, agrega los chorizos enteros que ya has desgrasado y la panceta troceada a tu gusto, y deja que vaya cocinando suavemente mientras preparas tu sofrito aparte.
  4. En una sartén calienta el AOVE, añade la cebolleta, el ajo picado finamente y el pimiento picado en cubitos pequeños o “brunoise”. Sazona muy ligeramente y sofríe unos minutos. Cuando ya estén pochados, añade la salsa de tomate o tomate frito, la zanahoria troceada y las papas (patatas) en cachelos. Deja par de minutos más y luego incorpora todo el sofrito a la cazuela con los garbanzos. Vuelve a tapar y deja cocinar por al menos una hora a fuego suave (el tiempo dependerá de la dureza del grano). Saca en el último momento los chorizos enteros y trocea para que a cada persona le toque al menos dos ruedas anchas. Vuelve a incorporarlos al potaje.
  5. Para los que utilizaron la olla a presión o exprés, una vez apagado y liberada la presión, añade el sofrito (que en este caso deberá haber incluido el chorizo ya picado) y vuelve a poner al fuego medio, con tapa, pero esta vez sin presión, durante unos 20 minutos o hasta la zanahoria y la papa estén blandas.
  6. El paso culminante para ambas versiones es sacar un cucharón y medio, o dos, de granos con un poco del propio caldo y pasarlo por la batidora. Cuando lo devuelvas al potaje conseguirán un caldo más espeso. Este proceso justo antes de terminar la cocción o dale después de agregado unos 3 minutos más. ¡Listo!

En casa lo comemos el primer día así solo con un buen trozo de pan. Como generalmente queda, el segundo día lo disfrutamos con un arroz blanco desgranado, como a todo cubano le gusta. ¿Cómo lo prefieres tú?

*Para remojar los garbanzos usa un recipiente en el que puedas poner el doble del volumen de agua. El grano suele hincharse y crecer y aún así debe tener agua suficiente para hidratarse.

Irish Stew o Estofado de ternera con cerveza negra, receta a mi manera

12 May
Estofado irlandés

Irish Stew. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.

En casa no solemos comer con frecuencia la carne roja. La ternera nos encanta en guisos o estofados. Nos gusta el ragout y a mi, particularmente, me vuelve loca un estofado con cerveza negra o Irish Stew, un plato de cuchara, típico de la cocina irlandesa, que bien ganado tiene su lugar y fama.

Si estás aburrido o aburrida de los guisos con tomate, apúntate esta receta cuya base es la cerveza negra, la famosa Guinnes, o puedes usar una más dulzona como la que he empleado esta vez. Pero si no entiendes de cervezas, no sabes cuál es más dulce o menos, o simplemente quieres que tu plato irlandés sea más auténtico, decántate por la Guinnes.

La historia del estofado irlandés se remonta a la época de los celtas. Con su llegada a Irlanda llegaron también sus métodos de agricultura y ganadería, con los cultivos de verduras y cereales y la crianza de cerdos y ovejas. Esta última especie fue su principal fuente de subsistencia, ya que proporcionaba lana para ropa, leche y más tarde carne.

¿En qué momento se les ocurre poner la cerveza como base de la cocción? No está claro, al menos no he logrado dar con esa circunstancia. A algunas recetas siempre las rodea cierto aura de misterio. Lo que sí es cierto es que en este plato se puede encontrar lo mejor de los productos irlandeses.

Como vivo en España, me fui a la carnicería del barrio, no por cordero, que es la base de una de las versiones fundamentales de esta receta, sino por ternera. Un trozo de aguja que me recomendó el carnicero y que ciertamente ha quedado como prometió: tierna y jugosa. Sin más preámbulos vayamos a la cocina, antes de que el calor del verano apriete. Seguro que eso a mis paisanos de la isla caribeña más grande de las Antillas, cubanos donde quiera que estén, no les importa mucho.

Ingredientes para preparar Estofado de ternera con cerveza negra o Irish Stew

(4-6 personas)

Estofado de ternera

Irish Stew. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.

  • 800gr de aguja de ternera troceada en cubos
  • 1 cerveza negra (Guinnes)
  • 1 chorro de vino seco (puedes usar cualquier otro)
  • 2 nabos
  • 3 zanahorias
  • 2 patatas
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 3 cdtas de Bovril (extracto de caldo de Buey)
  • sal (yo utilicé Rosa del Himalaya, un molinillo para ocasiones especiales)
  • pimienta negra recién molida
  • harina de trigo o maíz
  • 3-4 AOVE (Aceite de oliva virgen extra)

Como preparar Estofado de ternera con cerveza o Irish Stew

  1. Pela y corta a tu gusto (en pedazos no muy pequeños) las zanahorias y los nabos. Las papas o patatas trocéalas en cachelos (rasgar con el cuchillo para provocar que suelte su almidón durante la cocción y espese la salsa). Corta en brunoise el pimiento verde italiano y la cebolla y en láminas finitas los dientes de ajo. Sazona la carne con sal y pimienta negra.
  2. Calienta el AOVE en la olla o cazuela en la que vayas a preparar tu estofado. Mientras calienta, pasa la carne por un plato con la harina que hayas decidido utilizar. Quita el exceso de harina y añade al aceite caliente para que se dore a fuego fuerte, se selle y queden dentro los jugos, y queden con color dorado. Con una pala de madera ve moviendo. Si ves que empieza a pegarse un poco, baja un poco el fuego, pero no demasiado, no te asustes. Cuando haya cogido color la carne es el momento de añadir el vino y empieza a desglasar (raspar) con la cuchara o palita de madera (ojo que no ralle) para sacar todo el sabor de la carne.
  3. Si se ha secado mucho, pon otra cucharada de AOVE y a continuación incorpora la cebolla, el ajo y el pimiento verde. Saltea dos o tres minutos y aprovecha para seguir desglasando y que en el fondo no se haya quedado nada pegado.
  4. A continuación agrega los vegetales, la cerveza y el Bovril. Tapa, baja el fuego a mínimos (yo lo puse en 3 de 9 máximo en una cocina de inducción) y deja entre una  1h con 40 min o hasta 2 horas. Destapa la última media hora si ves que tiene como líquido.
estofado irlandés

Irish Stew. Todos los derechos reservados

Voilá! Yo lo he acompañado con un pan de hogaza de centeno y mi vino tinto preferido. Una ensalada de tomate y pimientos asados, de primero. Al otro día acompañé mi Irish Stew con arroz blanco desgranado y plátanos maduros fritos 😉  No me puedo resistir casi nunca a una carne con una rica salsa y arroz. Es una combinación que nos encanta en Cuba. Espero les guste esta receta y la compartan. Siempre puedes sustituir la ternera por cerdo o cordero, también por pavo, pero entonces habrá que ajustar los tiempos de cocción dependiendo de la dureza de la carne. ¡Buen provecho y feliz Días de las Madres en Latinoamérica!

Lomo de cerdo al Oporto, a tiempo para Nochevieja

25 Dic
lomocerdooporto1

Lomo de cerdo al Oporto. TrasLaReceta.com

En Cuba el cerdo no falta en la mesa de las fiestas de fin de año. Tanto en Nochebuena como en la cena del 31 de diciembre, o Nochevieja, esta carne, la mayoría de las veces asada en púa, al horno, con leña…  es un clásico casi insustituible.

Hoy quiero compartir con ustedes otra forma de preparar un rico cerdo asado, de una de las partes más magras, el lomo, enriquecido con un buen vino al Oporto. El resultado es agridulce, así que ideal para aquellos que gusten de esa combinación de dulce con salado. Así que, sin más preámbulos, vayamos a la cocina.

Ingredientes para preparar Lomo de cerdo al Oporto

(4 personas)

  • 1 1/2 kg de Lomo de cerdo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 vasos de vino Oporto
  • 1 cda de salsa de soja
  • 250gr de beicon en lonchas
  • 2 cebollas grandes cortadas en juliana
  • 2 cdas azúcar (utilicé morena)
  • pimienta negra
  • sal

Para la salsa

  • Ralladura y zumo de dos naranjas
  • Ralladura y zumo de dos limas (limón criollo)
  • 2 cucharadas de miel

Cómo preparar Lomo de cerdo al Oporto

  1. Primero, para preparar la salsa agridulce, mezcla el zumo de los cítricos y sus ralladuras, la salsa de soja y reserva. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. En una sartén a fuego fuerte reduce el Oporto hasta la mitad. Ya fuera del fuego incorpora la mezcla que reservamos y remueve despacio hasta su completa integración.
  3. Sazona con sal y pimienta el lomo y a continuación dora en una sartén con aceite de oliva a fuego fuerte durante unos cinco minutos. Intenta dorar todas las partes. Con esto sellaremos la carne para que los jugos se queden dentro.
  4. Una vez completado este proceso coloca el lomo en un recipiente (yo utilicé un molde de aluminio) tapa con papel de aluminio y lleva al horno precalentado por unos 20 minutos.
  5. Transcurrido el tiempo saca y forra el lomo con las lonchas de beicon. Yo utilicé palillos para fijar las lonchas y evitar que cayeran o se despegaran.
  6. A continuación baña con la salsa al Oporto, rectificamos con sal y pimienta al gusto y llevamos otra vez al horno, esta vez sin papel aluminio, durante 20 minutos más.
  7. En lo que termina de hacerse la carne en el horno, pocha las dos cebollas en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Puedes usar otra cucharada de salsa de soja y saltarte entonces la sal. Una vez doradas, añade el otro vaso de vino Oporto y reduce. Añade las dos cucharadas de azúcar, remueve y deja sofreír unos minutos.
salsaoporto1

Salsa de Oporto reducida. TrasLaReceta.com

¡Listo! Para presentar el plato, pon sobre una fuente la cebolla al Oporto. Encima el lomo de cerdo cubierto de beicon. La salsa del propio asado de la carne es un plus. Si te quedó bastante redúcela al fuego. Puedes disolver una o dos cucharaditas de maicena en dos dedos de leche fría y añadir a la salsa mientras se reduce para que espese.

Quieres otras recetas de cerdo. ¿Qué te parece un solomillo con salsa de mostaza? Si quieres una propuesta de inspiración oriental, aquí tienes este cerdo con verduras.

 

Caldo estilo oriental, para calentar los días de invierno

27 Nov
caldooriental

Caldo estilo oriental. TrasLaReceta.com

Sacado de un “hot pot” chino en plena meseta castellana, viene este caldo estilo oriental con espinacas, setas shiitake y champiñones. Es una sopa muy fácil de preparar, casera y muy confortable para días fríos como los que tocan en algunas latitudes.

Al “hot pot” o caldero mongol va un conjunto de alimentos que se cocinan frente a tus narices en un caldo en ebullición constante ubicado en el centro de una mesa.

El desfile de productos para cocinar en el “hot pot” va desde carnes, verduras de hojas, setas, wontons, huevos, dumplings, tofus hasta pescados y mariscos. Después de cocinados en el caldo hirviendo se untan en una salsa a partir de muchas salsas que tú mismo puedes crear. En muchas áreas los “hot pot” se sirven sólo en invierno, aunque mi choque con esta experiencia no fue precisamente en invierno.

Fue, eso sí, inolvidable, y gracias a este descubrimiento hoy traigo este caldo oriental, muy humilde, pero sabroso.

Ingredientes para preparar Caldo estilo oriental

Para la base del caldo:

  • 500 gr de morcillo o falda de res
  • 3 litros de agua
  • 1 palo de apio
  • 1 puerro
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 nabo
  • 1 trozo de jengibre pelado
  • 3 cdas de salsa de soja
  • sal (ojo)

Para el caldo:

  • 250 gr de champiñones frescos
  • 200 gr de setas shiitake
  • 500 gr de acelgas chinas o espinacas frescas troceadas
  • 100 gr de tofu picado en cubitos
  • 2 dientes pequeños de ajo laminado
  • 1 cdta de chile seco (opcional para los que gustan de picante)
  • 2 cda de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 2-3 cda de salsa de ostras
  • 1 cda de miel + un chorro de salsa de soja (baja en sodio yo utilizo)
  • 4 rodajas de jengibre fresco
  • 1 puñadito de semillas de sésamo o ajonjolí

Cómo preparar Caldo estilo oriental

  1. Pon en una olla a presión los 3 litros de agua más todos los ingredientes para la base del caldo. Yo no puse nada de sal. La salsa de soja ya tiene suficiente y luego pondremos un extra cuando añadamos a nuestra sopa la salsa de ostras. Cocina unos 30 minutos contando a partir de que comience a pitar la olla.
  2. Pasado este tiempo, cuela el caldo y reserva todos los ingredientes dentro para otro plato. Con el morcillo deshilachado puedes preparar ropa vieja o vaca frita.
  3. Una vez tengas el caldo colado y en la olla mantén caliente.
  4. En una sartén pon a calentar el AOVE y a continuación dora sin que se queme el ajo laminado. Es el momento de poner también el chile si te animas. Baja el fuego y añade la salsa de ostras, remueve.
  5. Agrega este sofrito al caldo colado y a continuación echa también las acelgas chinas o espinacas cortadas en juliana, los champiñones y setas laminados, más las rodajas de jengibre.
  6. Deja cocinar todo a fuego medio durante unos 10 a 11 minutos y deja reposar por otros 5 tras la cocción.
  7. Mientras, mezcla bien la miel con la salsa de soja. Con este marinado baña los dados de tofu. Déjalos así unos 5 minutos. Luego escurre bien y pásalos por la plancha con un chorrito de aceite para dorarlos. Usa aceite de sésamo para este paso si tienes. Si no, emplea AOVE.
  8. Sirve el caldo en platos individuales y reparte el tofu a la plancha por encima. Corona finalmente con las semillas de sésamo o ajonjolí.
caldoriental

Caldo estilo oriental. TrasLaReceta.com

¡Listo! A calentarse en el invierno con un rico sopón como este.

Este puede ser un plato vegetariano si en vez de caldo de ternera te planteas una base de verduras. También hay buenos caldos ya preparados en el mercado y podrías ahorrarte trabajo. Puede ser confort food sí así lo deseas.

 

Pavo a la cerveza, estofado para entrar poco a poco en calor

4 Oct
Estofado de Pavo a la Cerveza.

Estofado de Pavo a la Cerveza

El otoño empieza a refrescar los días y con la bajada paulatina de las temperaturas también comienzan a echarse en falta los platos de cuchara, los guisos, los estofados como este de pavo a la cerveza que les propongo hoy.

Ya van dos ocasiones que lo preparo en casa para acompañar lo mismo un arroz blanco desgranado que para disfrutar de un buen pan de pueblo, candeal o tu preferido. Es una receta de esas de la abuela con alguna adaptación propia cuya salsa es la gloria.

Los ingredientes son bastante simples, quizá lo menos básico en la despensa sean las alcaparras o la mostaza de Dijón, pero estos pueden ser sustituidos por unas simples aceitunas sin hueso y una mostaza corriente. No me extiendo más, vamos a por el delantal y de cabeza a la cocina.

Ingredientes para preparar Estofado de pavo a la cerveza (4-6 personas)

  • 1 kg de pavo en tacos o cubos
  • 1 cerveza tostada
  • 2 patatas cortadas en cachelos (este corte en el que se rasga la patata es ideal porque permite que la salsa espese al soltar más fácilmente el almidón)
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijón (o la que tengas)
  • 40 ml de salsa de soja (salsa de soya o salsa china)
  • 3-4 dientes de ajo picados finamente
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 lata (unos 200 gr) de tomate natural triturado (puedes utilizar tomates bien maduros)
  • 100 ml de tomate frito
  • 2 cucharadas de alcaparras o un puñado de aceitunas
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 3 cucharadas de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • pimienta negra
  • sal

Cómo preparar Estofado de pavo a la cerveza

receta de pavo a la cerveza estofado

Estofado de pavo a la cerveza

  1. Primeramente sazona el pavo con sal (no pongas demasiada) y pimienta negra.
  2. En una sartén (yo he utilizado un Wok) pon 2 cucharadas de AOVE y a fuego fuerte pon a dorar el pavo. Cuando comience a tomar color añade la mitad del ajo finamente picado y continúa cocinando y removiendo de vez en cuando hasta que la carne tome buen color sin llegar a quemar.
  3. Saca la carne y pon en una cazuela en la que luego terminarás de hacer el estofado junto a las patatas cortadas en cachelos.
  4. En la sartén donde doraste la carne y con el fuego medio sofríe la cebolla, el pimiento y el resto del ajo picado. Cuando comience a pochar añade el tomate triturado, el tomate frito, el comino, el orégano y deja sofreír unos 5 minutos.
  5. Ahora intercambia los recipientes y pon al fuego el de la carne con las patatas y antes de que pueda pegarse añade la lata de cerveza completa (330ml), deja que evapore un poco, y a continuación añade la mostaza de Dijón, la salsa china y el sofrito que habíamos preparado más las alcaparras y las hojas de laurel.
  6. Tapa y deja que cocine unos 15 minutos a fuego bajo-medio. Pasado ese tiempo destapa, si quieres espesar más la salsa déjalo otros 5 minutos al fuego, pero destapado. No lo seques demasiado, así podrás disfrutar de la exquisita salsa resultante.
receta de pavo a la cerveza estofado

Pavo a la cerveza estofado

¡Listo! A disfrutar con una ensalada de canónigos con higos y tomates con una vinagreta de AOVE y vinagre balsámico de Módena o simplemente con un arroz como el que les propongo al inicio o ese pan que tanto te gusta. ¿Quieres otra receta de pavo? ¿Qué te parece este solomillo en salsa de manzana?

Pumpkin bread o pan dulce de calabaza, receta casera

30 Sep
pumpkinbread

Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

A tono con el otoño y para seguir explotando la versatilidad de una rica calabaza, hoy les traigo una receta típica americana. Este pumpkin bread o pan dulce de calabaza me lo descubrió una amiga en un grupo de cocina en Facebook en el que nos lo pasamos deliciosamente, nunca mejor dicho. La receta es de Once Upon a Chef (Érase una vez un chef) con alguna variación.

Por ejemplo, la autora utiliza una pulpa de calabaza en conserva (100% calabaza), pero en los supermercados que tengo en los alrededores de donde vivo, al sur de Madrid, no la encontré y me decidí a preparar una masa o pulpa en casa, con ayuda del horno. Recorriendo un mercadillo de domingo me tropecé con un muy bonito ejemplar y me puse enseguida manos a la obra al llegar a casa.

Otros dos añadidos de esta versión del pumpkin bread que comparto hoy son las pipas (semillas) de calabaza tostadas y un toque extra de vainilla. Esta receta es una gozada desde el momento en que se mezclan los ingredientes. Cuando entra en el horno ya es todo una fiesta. Las especias que lleva llenarán de aromas tu cocina y ese olor te acompañará hasta el momento de probar una porción. Para mi, algo así como la gloria.

Ingredientes del Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

  • 250 gr de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de clavo de olor molido
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 1 puñado de pipas (semillas) de calabaza
  • 170 gr de mantequilla sin sal, reblandecida
  • 350 gr de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 425 gr pulpa de calabaza asada (1/2 calabaza mediana  o una pequeña)

Cómo preparar Pumpkin bread o Pan dulce de calabaza

pumpkin bread

Pumpkin bread o Pan de calabaza

  1. El día antes corta en dos mitades la calabaza, límpiala, pero deja la piel (cáscara). En una bandeja de horno coloca las dos mitades con la cáscara hacia arriba. Hornea durante 30 minutos o hasta que esté bien tierna. Sácala, déjala refrescar y con una cuchara podrás extraer con facilidad toda la masa. Ponla en colador de malla y aprieta para que suelte toda el agua, debe quedar solo la pulpa. Guarda refrigerada hasta el día siguiente o úsala una vez se enfríe completamente a temperatura ambiente.
  2. Engrasa con mantequilla un molde rectangular (14x7x29cm) o dos más pequeños(20×10) y espolvorea con un poco de harina. También pon a calentar el horno a 170 grados Celsio.
  3. En un recipiente mezcla los siguientes ingredientes secos: harina, polvo de hornear, bicarbonato, sal y especias molidas (clavo, canela y nuez moscada) .
  4. En otro recipiente bien amplio mezcla la mantequilla a punto de pomada o reblandecida con la cucharadita de vainilla y el azúcar. Yo he utilizado unas varillas eléctricas.
  5. Una vez bien mezclados agrega uno a uno los huevos. No pongas el segundo hasta que el primera esté bien integrado.
  6. A continuación, si utilizaste unas varillas eléctricas, baja a la menor velocidad para añadir la mezcla de harina con los ingredientes que teníamos, poco a poco. Al final, el resultado va a ser una mezcla bien densa. Añade un puñado de semillas de calabaza y vuelve a mezclar y a continuación vierte en el molde previamente engrasado.
  7. Por último, corona con otro puñado de pipas de calabaza y lleva al horno en la parte media y deja por unos 80-90 minutos o hasta que introduzcas un palillo y salga limpio. Si pones la mezcla en dos moldes el tiempo se reducirá será entre 60-70 minutos o hasta que compruebes que sale limpio el palillo.

Listo, disfruta con un té o la bebida que prefieras, para una merienda o para el desayuno. En casa, junto al Banana bread, ya es parte de nuestros imprescindibles. ¡Buen provecho!

Flan de calabaza, receta de postre casero

16 Sep
flandecalabaza

Flan de Calabaza. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Hoy les traigo una receta de flan de calabaza, una versión de la receta que preparaba mi abuela y que tantos recuerdos me trae. Es una preparación sencilla, en base a la receta original del flan de leche y caramelo, pero que necesita un poco más de cocción. Necesitaremos una flanera o molde para flan y lo tendremos listo a baño María.

A las puertas del otoño, la estación estrella de las calabazas, esta es otra manera de disfrutarla. Sin muchos más preámbulos vayamos al meollo del asunto.

Ingredientes para preparar Flan de calabaza

  • 500gr de calabaza (yo usé tipo Cacahuete, la mitad)
  • 300ml de leche entera
  • 200ml de leche condensada
  • 3 huevos grandes
  • 3cda de maicena
  • 1 cda de vainilla
  • 1 estrella de anís (opcional)

Cómo preparar Flan de calabaza 

flancalabaza

Flan de calabaza. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

  1. Cocina la calabaza en trozos cubriéndola con agua con una cucharadita de sal y la estrella de anís hasta que esté blanda. Saca del agua los trozos de calabaza y reserva hasta que se temple.
  2. Deslíe la maicena en parte de la leche entera (fría mejor).
  3. Pasa por la batidora la calabaza, con la leche entera (la maicena incorporada) y la condensada, los huevos y la vainilla. Como lleva leche condensada (que tiene ya azúcar) y la calabaza ya tiene bastante dulzor, no ponemos nada de azúcar añadida.
  4. Cubre con caramelo el molde. Puedes comprarlo en supermercados ya listo para utilizar o puedes hacerlo en casa, es sencillo, pero lleva cuidado. Aquí puedes ver cómo hacerlo sin riesgo de que se queme el caramelo.
  5. Pon a baño María a fuego medio durante al menos 1 hora 30 minutos. Vigila que el agua del baño no se consuma completamente. Si tu molde te lo permite, chequea que el medio esté cuajado y si no añade unos 10 minutos más. Al flan de calabaza le cuesta llegar a su punto ideal, pero el final vale la pena.

¡Buen provecho!

Calamares al ajillo, a la plancha, receta sencilla y rápida

6 Sep
calamaresajillo1

Calamares al ajillo, a la plancha. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

En un reciente paso por Lisboa, Figueira da Foz y Oporto, en Portugal, pude probar el buen pescado siempre disponible en el más humilde de los restaurantes. Las sardinas más ricas que he probado las comí en Figueira da Foz, a pie de playa, en dos sitios diferentes, en A Muralha y en Vista a Mar. Este último es el único plato que ofrece. Por un precio de 12 euros puedes comerte toda la sardina que seas capaz. Viene acompañada con una ensalada sencilla, pero deliciosa, y unas patatas cocidas maravillosas.

En Oporto probamos las famosas francesinhas y el bacalhau à brás en Golfinho (Rua Sá Noronha 137) un lugar pequeño, alejado de las zonas para turistas, pero realmente auténtico, atendido por un camarero al que no le gusta que le echen prisas, pero tan auténtico como su lugar de trabajo. Si no me equivoco, es el propio dueño, de quien se dice se negó a que el chef francés recién fallecido Anthony Bourdain fuera allí a grabar uno de sus programas. No habría querido darle las señas de su plato estrella: las francesinhas, que le hacen la competencia a la croque monsieur. Una bomba calórica realmente sabrosa.

También en Oporto (Porto), al lado del río, probé los calamares a la plancha, de los que les traigo hoy una versión porque quedé maravillada. Se han convertido en mis preferidos por varias razones: es un plato económico, sencillo, fácil de hacer y muy rápido, una vez tienes limpios los calamares. Yo compré piezas pequeñas que se hacen de esta manera en un abrir y cerrar de ojos. Sin más preámbulos, vayamos a la cocina a preparar esta receta bien rica.

Ingredientes para preparar Calamares al ajillo, a la plancha (para 4 personas)

  • 1 kg de calamares (utilicé piezas pequeñas)
  • 70 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 3-4 dientes de ajo finamente picado
  • 2 cdas de perejil fresco bien picadito o 1 cda de perejil seco
  • sal
  • 1 limón+rodajas para decorar o poner extra según el gusto

Cómo preparar Calamares al ajillo, a la plancha

  1. Mezcla el ajo, el perejil, la pizca de sal y el AOVE y échala al calamar. Puedes dejarlo así de un día para otro en el frío.
  2. Pon a fuego vivo una plancha o sartén antiadherente. Cuando tenga bastante calor echa a pocos los calamares y déjalos par de minutos por cada lado. Baja un poco el fuego si es necesario para que no se quemen. No los tengas demasiado tiempo en el fuego para que no se pongan duros y pierdan sus jugos.
  3. Cuando los tengas todos preparados, retíralos y en la misma sartén echa el jugo del limón, desglaza y reduce un poco. Utiliza esta salsita para coronarlos.
calamaresajillo2

Calamares al ajillo, a la plancha. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Acompañé los calamares con unas patatas, primero cocidas en agua, enteras y sin pelar, y luego escachadas un poco para darles un toque de unos pocos minutos en el grill del horno con pimienta negra, AOVE y unas escamas de sal. Completé con una ensalada de lechuga, pimientos de piquillo asados y tomates negros. Puedes preparar tu ensalada preferida. Así de sencillo. Un plato completo, nutritivo y apto para quienes están haciendo dieta para bajar de peso o simplemente para mantener una alimentación equilibrada.

 

Empanada de morcilla y manzana, receta sencilla paso a paso

27 Jul
Empanada de morcilla y manzana

Empanada de Morcilla y manzana 

La historia tras esta receta de empanada de morcilla y manzana es corta, aunque se remonte ya hace al menos dos años. La probé en un viaje exprés por León y Burgos. De esta última provincia española es el ingrediente protagonista de la receta de hoy. Allí te la encuentras presentada de la forma más básica y en preparaciones más elaboradas, que no sofisticadas. Una de ellas fue una empanada que probé casi a pie de calle, no puedo recordar el sitio, entre tantos y a tan poca distancia unos de otros.

La cuestión es que aquel bocado me supo a gloria y me proporcionó las energías para seguir el tour. Más recientemente, ya en Madrid, en Arroyomolinos, en una frutería que además vende productos ecológicos y elaboraciones tradicionales de varias regiones y diversidad, me tropecé con una empanada artesana, también de morcilla y manzana. No dudé en repetir la experiencia y quedé otra vez encantada, ahora con la decisión de intentar replicar los sabores en casa. ¿El resultado? A continuación.

Ingredientes para preparar Empanada de morcilla con manzana

(para 6 personas)

  • 2 masas de empanada cuadradas (utilicé de Mercadona Casa Tarradelas)
  • 1 yema de huevo para barnizar
  • 1 morcilla de Burgos (de unos 320gr)
  • 6 morcillas oreadas de cebolla
  • 2 manzanas Golden troceadas en cubitos pequeñitos
  • 1 cebolla morada grande cortada en brunoise
  • 2-3 dientes de ajo finamente picados
  • 1 punta de guindilla fresca (puedes usar seca)
  • 1/2 cucharada de azúcar moreno
  • sal

Cómo preparar Empanada de morcilla con manzana

pasopasoempanada

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  1. Lo primero, extrae la carne de las morcillas y desecha la tripa. Deshaz un poco todo con ayuda de alguna espátula o tenedor y mezcla.
  2. En una sartén antiadherente echa la carne a fuego vivo (no al máximo) y comienza a cocinar la morcilla.
  3. Una vez empiece a soltar su propia grasa, abre un poco de espacio para poner el ajo picado y la guindilla y que esté en contacto con el fondo de la sartén. Déjalo unos segundos antes de integrarlos a la masa.
  4. A continuación incorpora la cebolla, la manzana, el azúcar moreno y un poco de sal.
  5. Une todo, tapa y deja que se cocine todo entre 12 y 15 minutos a fuego medio.
  6. Una vez pasado este tiempo, retira del fuego y deja reposar hasta que se atempere.
  7. Rellena una capa de masa dejando los bordes alrededor libre, cubre con la otra capa de masa y sella bien todos los bordes. Haz una cruz arriba en medio para que pueda salir el vapor cuando se esté cocinando en el horno. Barniza con una yema de huevo.
  8. Lleva la empanada al horno precalentado y deja cocinar hasta que esté bien dorado. Fíjate en las instrucciones del fabricante de la masa.
empanadamorcillamanzanacomplete

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Si te decides a preparar tu propia masa para empanada fíjate en este paso a paso que te ofrece Laylita.

Arroz primavera: receta con espárragos, mejillones y langostinos

21 May
arroz_primavera

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hoy les traigo una receta de arroz que construí con tres o cuatro ingredientes que tenía en la nevera. Ideal para aprovechar las pocas cantidades que me fueron quedando y ofrecer a cinco comensales un plato completo y muy sabroso. Las proporciones, excepto las del arroz y el caldo para cocinarlo, depende de cada uno, pero de todas formas las comparto para que tengan el mejor resultado. Les doy libertad para sustituir algunos ingredientes. Vayamos a la cocina, manos a la obra.

Ingredientes para preparar Arroz primavera  (4-6 personas)

  • 2 1/2 tazas de arroz redondo (yo utilicé uno vaporizado)
  • 1 litro de caldo de pollo o vegetales
  • 1 1/2 taza de langostinos pelados crudos
  • 1 taza de mejillones cocidos
  • 500 gr de espinacas
  • 1 mazo de espárragos trigueros gordos troceados (quita la parte de abajo más leñosa) y cuida las puntas
  • 4-5 tomates secos en aceite (si usas secos sin aceite, debes hidratarlos antes) troceados a tu gusto
  • 4 gajos de ajos tiernos (cebollino en Cuba) con sus tallos verdes troceado en brunoise
  • 3 dientes de ajo troceados en láminas
  • 1/2 cucharadita de guindilla fresca
  • perejil
  • 3-4 cucharadas aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra recién molida
  • sal

Cómo preparar Arroz primavera

  1. Pon a calentar bien el caldo que hayas elegido. Cuando vaya a hervir apaga y tenlo listo para usar en un rato
  2. En una cazuela de fondo bien amplio pon a calentar el aceite de oliva. A fuego medio añade el ajo y la guindilla. Dora y antes de que se pueda quemar añade los langostinos con una pizca de sal. Déjalos solo un par de minutos. En cuanto cambien su tono gris a rosado saca y reserva en un plato.
  3. En el mismo fondo añade los cebollinos troceados, déjalos pochar unos minutos y a continuación añade las espinacas. Sazona con otro poco de sal y pimienta y en cuanto se “marchite” o reduzca agrega los tomates secos y los espárragos. Saltea un par de minutos.
  4. Añade el arroz, integra todo bien y deja que se impregne con la base de sofrito.
  5. A continuación vierte el caldo y deja cocer a fuego bajo por unos 20 minutos hasta que el arroz haya absorbido todo el líquido y esté tierno. Apaga y no remuevas hasta cinco minutos después.
  6. En este tiempo agrega los mejillones (que ya están cocidos) y los langostinos que habíamos dejado al punto. Solo integra todo cuando hayan pasado los cinco minutos de reposo del arroz. ¡Ahora sí, remueve y listo!
  7. A la mesa y a disfrutar este arroz con un buen vino blanco y una ensalada cruda de primero.

Si quieres nuevas ideas para preparar arroces. Mira este Fusion rice, para los amantes de los salteados, este con curry y plátanos fritos o para gustos más tradicionales este con garbanzos y productos ibéricos.

Albóndigas caseras con salsa de pimientos rojos asados

2 May
albondigasconsalsadepimientos1

Albóndigas caseras con salsa de pimientos rojos asados. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

En casa, como en muchas otras seguramente, las albóndigas son un plato frecuente en los menús. Hay mil maneras de prepararlas, pero hoy les traigo una receta fácil, rápida y sencillamente deliciosa.

Con esta propuesta en realidad van dos recetas en una sola. Estas albóndigas son una receta base, fondo de armario, o mejor dicho, fondo de despensa. Solo tienes que tener una carne picada (picadillo) a disposición y dos o tres ingredientes básicos más. La salsa, por otra parte, puede acompañar otras preparaciones, de carne, pescado o vegetales, no hay límites. Puedes complicarte preparando desde cero los pimientos rojos (morrones) asados, o simplemente, como he hecho yo esta vez, aprovechar unas buenas conservas. Yo siempre tengo a mano estas laticas.

No hay mucha complicación en este dos en uno que les propongo. Puedes dejar preparadas la noche anterior las albóndigas, así cogerán más sabor, y al otro día montar esta salsa en menos de lo que canta un gallo. Pongámonos los delantales y vayamos a la cocina.

Ingredientes para preparar Albóndigas caseras (4-6 personas)

  • 550 gr de carne picada (yo utilicé una mezcla de cerdo y ternera)
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo (puedes utilizar 1 cebolla, 1/2 si es muy grande, escaldada o pochada y cortada muy finamente en brunoise)
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • perejil finamente picado
  • pimienta negra recién molida
  • sal

Para la salsa:

  • 1 cebolla cortada (aquí no tienes que esforzarte demasiado en el tamaño de los trozos)
  • 2-3 dientes de ajo laminado
  • 2 cucharaditas de pasta de pimiento choricero (puedes prescindir de ella, pero le da un plus de sabor y color)
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera picante o ahumado (si no empleas la pasta del pimiento choricero pon 2)
  • 1 cucharadita de caldo concentrado de Bovril (puedes utilizar un vaso de caldo que ya tengas preparado: de pollo, carne o vegetales)
  • 1 1/2 cucharadita de Maicena (dilúyela en el vaso de caldo a temperatura ambiente o frío)
  • 2 latas de pimientos asados rojos en conserva (1-2 pimientos asados por ti sin la piel)
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación de las albóndigas 

  1. Mezcla la carne picada con todos los ingredientes: que se incorporen todos muy bien. Usa las manos bien limpias o ponte unos guantes finos de cocina.
  2. Forma las bolitas del tamaño que prefieras. Yo uso una cuchara de medida e intento coger siempre la misma cantidad, las conformo más bien pequeñas.
  3. Si las haces con antelación, mejor, así cogerán más los sabores de las sazones, pero si no, tampoco pasa nada, pásalas por un poco de harina y fríelas. Yo opté por hacerlas a la plancha, con una pizca de nada de aceite de oliva virgen extra. También puedes hacerlas al horno a 200 grados Centígrados hasta que estén doradas. Cuando estén resérvalas.
  4. Yo freí dos patatas (papas) en cubitos para agregarlas. Son una debilidad y siempre me recuerda la receta cubana de mi abuela.
salsapimientosasadospasos

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Preparación de la salsa

  1. Pon en una cacerola o sartén el aceite de oliva virgen extra, agrega el ajo, dora sin quemar y añade la cebolla. Sazona y deja pochar unos minutos hasta que blanquee la cebolla.
  2. Añade la carne o pasta de pimientos choriceros, a continuación el pimentón de la Vera y enseguida, para que este último no se queme y cambie el sabor, añade el vaso de caldo con la maicena previamente diluida. (Como yo utilicé el extracto de Bovril, empleé un vaso de agua fría y el Bovril lo añadí directamente a la cacerola).
  3. Deja cocinar a fuego suave un par de minutos y cuando espese (lo hará ligeramente) añade los pimientos asados. Lleva a la batidora para triturar todo muy bien y si ves que está demasiado líquida ponla a fuego muy bajito para que reduzca a tu gusto.
  4. Puedes optar en este paso por añadir las albóndigas a la salsa y darles unos 3-4 minutos. Pon las papitas en el último momento.
  5. Para la presentación de este plato opté por poner la salsa a las albóndigas en el último momento de servir, por una cuestión de identificar mejor cada cosa, pero no te prives de poner las albóndigas dentro de la salsa. A chuparse los dedos en familia.

Puedes acompañar esta receta, además, con un arroz blanco desgranadito.

albondigasconsalsadepimientosasados2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

 

Falso tamal en cazuela o harina de maíz criolla, de la cocina cubana

19 Abr
falsotamalenzacazuela

Falso tamal en cazuela. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Los tamales son un clásico de la cocina tradicional cubana. Se elaboran a base de maíz tierno molido o rallado y se presentan envueltos en las hojas del propio maíz. Su preparación es pura efervescencia e implica a casi toda la familia. También está la versión sin hojas, en cazuela, menos trabajosa, pero igual de sabrosa. Lejos de aquella Isla se hace un poco difícil, no imposible, su preparación, sobre todo porque hallar en Europa el maíz tierno (no dulce), con sus hojas y todo, no es tarea fácil.

En casa llevamos con antojos de tamales hace bastante tiempo y hemos descubierto en un supermercado Carrefour una harina de maíz (polenta) ideal para hacer esta adaptación. Lo de falso es porque un tamal en cazuela se hace con maíz tierno, insisto, y no con harina de maíz, que también se comía mucho en Cuba, pero de otras formas. Sin embargo, con un sofrito criollo como el que acompaña esta receta, este plato está muy cerca de los gloriosos tamales cubanos.

Si estás en alguna parte del planeta donde puedas conseguir la materia prima básica para unos tamales de verdad, date una vuelta por La Cocina de Vero. Esta cocinera sabe cómo prepararlos. Ahora, pongamos manos a la obra con esta receta que da para unas ocho personas. Ten en cuenta que si quieres hacer menos puedes reducir a la mitad las cantidades.

Ingredientes para preparar Falso tamal en cazuela o Harina de maíz criolla

(8 personas)

  • 500 gr de harina de maíz o polenta
  • 2 litros de caldo de carne o agua
  • 250 ml de leche
  • 600 gr de magro de cerdo (masitas limpias en trozos pequeños)
  • 150 gr de beicon en taquitos o tiritas
  • 1 diente de ajo
  • pimienta
  • sal

Para la salsa criolla:

  • 1 cebolla grande picada en brunoise
  • 1 diente de ajo grande o 2 pequeñitos
  • 1/4 de pimiento rojo cortado en brunoise
  • 1/4 de pimiento verde cortado en brunoise
  • unos granos de cilantro (opcional)
  • 1 tomate maduro rallado o troceado
  • 1 taza de salsa de tomate o tomate frito
  • 1 cdta de orégano
  • 1 cdta de comino
  • 3 cda aceite de oliva virgen extra (puedes utilizar otro)
  • sal

Procedimiento

pasoapasoharinamaizcriolla

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

  1.  Primero haremos las masitas de cerdo. Sazona la carne troceadita con sal (yo utilicé gorda) y pimienta negra recién molida, reserva.
  2. En una sartén pon a sofreír el beicon. Cuando dore y si ves que suelta poca grasa pon una cucharada de aceite de oliva y añade la carne, primero a fuego vivo para que selle y luego baja la intensidad de la candela para que se cocine poco a poco y vaya dorando sin quemarse. En medio del proceso añade un diente de ajo picadito al gusto.
  3. Cuando la carne ya esté en su punto añade otras dos cucharadas de aceite (si es necesario) y añade la cebolla y los pimientos. Deja sofreír unos cinco minutos.
  4. Mientras, maja en un mortero con una pizca de sal el otro diente de ajo, los granos de cilantro, el comino y el orégano. Añade el majado al sofrito junto con el tomate maduro troceado. Deja sofreír por otros tres minutos y finalmente añade la salsa de tomate o tomate frito. Reserva mientras preparas la harina.
  5. Para cocinar la harina de maíz, lo mejor es que te guíes por las instrucciones del paquete. Las proporciones que indico en los ingredientes por lo general se aplican para casi todos los paquetes, pero a veces no se cumplen. En vez de agua utiliza caldo y leche y ten a mano más agua por si es necesario, dependiendo del espesor que vaya adquiriendo y del gusto. Aquí te dejo una imagen de la polenta que he empleado.

    779024

    Polenta Doña Petrona. (Carrefour)

  6. Lleva el agua o caldo a ebullición. Baja la intensidad del fuego y ve incorporando la harina poco a poco y removiendo, añade la leche y sigue removiendo. Dependiendo del tipo de harina se cocinará y adquirirá el espesor deseado antes o después. Si necesita más líquido pon y mezcla. (Consejo: Busca una polenta finita y pon la candela bajita para que no se queme o pegue)
  7. Una vez tengas al punto la harina añade las masitas con la salsa criolla, mezcla bien y listo. Sirve y a la mesa. La que quede pásala a una fuente cuadrada o algún molde. Podrás trocearla en cuadraditos y ponerla para picar con cerveza.
harinamaizcriolla1

Falso tamal en cazuela. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

¿Quieres acompañar esta harina criolla con otras recetas cubanas? Prueba estos tostones de plátano y como postre este flan de leche y caramelo.

El blog de la alimentación y cuidados naturales

Intercambio de información e ideas sobre una alimentación y cuidados personales respetuosos de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Luis Perrone Chef de Cuisine

La cocina de Perrone Luis

sarde e finocchietto

le ricette di casa mia

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

A %d blogueros les gusta esto: