Anuncios

Empanada de morcilla y manzana, receta sencilla paso a paso

27 Jul
Empanada de morcilla y manzana

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

La historia tras esta receta de empanada de morcilla y manzana es corta, aunque se remonte ya hace al menos dos años. La probé en un viaje exprés por León y Burgos. De esta última provincia española es el ingrediente protagonista de la receta de hoy. Allí te la encuentras presentada de la forma más básica y en preparaciones más elaboradas, que no sofisticadas. Una de ellas fue una empanada que probé casi a pie de calle, no puedo recordar el sitio, entre tantos y a tan poca distancia unos de otros.

La cuestión es que aquel bocado me supo a gloria y me proporcionó las energías para seguir el tour. Más recientemente, ya en Madrid, en Arroyomolinos, en una frutería que además vende productos ecológicos y elaboraciones tradicionales de varias regiones y diversidad, me tropecé con una empanada artesana, también de morcilla y manzana. No dudé en repetir la experiencia y quedé otra vez encantada, ahora con la decisión de intentar replicar los sabores en casa. ¿El resultado? A continuación.

Ingredientes para preparar Empanada de morcilla con manzana

(para 6 personas)

  • 2 masas de empanada cuadradas (utilicé de Mercadona Casa Tarradelas)
  • 1 yema de huevo para barnizar
  • 1 morcilla de Burgos (de unos 320gr)
  • 6 morcillas oreadas de cebolla
  • 2 manzanas Golden troceadas en cubitos pequeñitos
  • 1 cebolla morada grande cortada en brunoise
  • 2-3 dientes de ajo finamente picados
  • 1 punta de guindilla fresca (puedes usar seca)
  • 1/2 cucharada de azúcar moreno
  • sal

Cómo preparar Empanada de morcilla con manzana

pasopasoempanada

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  1. Lo primero, extrae la carne de las morcillas y desecha la tripa. Deshaz un poco todo con ayuda de alguna espátula o tenedor y mezcla.
  2. En una sartén antiadherente echa la carne a fuego vivo (no al máximo) y comienza a cocinar la morcilla.
  3. Una vez empiece a soltar su propia grasa, abre un poco de espacio para poner el ajo picado y la guindilla y que esté en contacto con el fondo de la sartén. Déjalo unos segundos antes de integrarlos a la masa.
  4. A continuación incorpora la cebolla, la manzana, el azúcar moreno y un poco de sal.
  5. Une todo, tapa y deja que se cocine todo entre 12 y 15 minutos a fuego medio.
  6. Una vez pasado este tiempo, retira del fuego y deja reposar hasta que se atempere.
  7. Rellena una capa de masa dejando los bordes alrededor libre, cubre con la otra capa de masa y sella bien todos los bordes. Haz una cruz arriba en medio para que pueda salir el vapor cuando se esté cocinando en el horno. Barniza con una yema de huevo.
  8. Lleva la empanada al horno precalentado y deja cocinar hasta que esté bien dorado. Fíjate en las instrucciones del fabricante de la masa.
empanadamorcillamanzanacomplete

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Si te decides a preparar tu propia masa para empanada fíjate en este paso a paso que te ofrece Laylita.

Anuncios

Arroz primavera: receta con espárragos, mejillones y langostinos

21 May
arroz_primavera

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hoy les traigo una receta de arroz que construí con tres o cuatro ingredientes que tenía en la nevera. Ideal para aprovechar las pocas cantidades que me fueron quedando y ofrecer a cinco comensales un plato completo y muy sabroso. Las proporciones, excepto las del arroz y el caldo para cocinarlo, depende de cada uno, pero de todas formas las comparto para que tengan el mejor resultado. Les doy libertad para sustituir algunos ingredientes. Vayamos a la cocina, manos a la obra.

Ingredientes para preparar Arroz primavera  (4-6 personas)

  • 2 1/2 tazas de arroz redondo (yo utilicé uno vaporizado)
  • 1 litro de caldo de pollo o vegetales
  • 1 1/2 taza de langostinos pelados crudos
  • 1 taza de mejillones cocidos
  • 500 gr de espinacas
  • 1 mazo de espárragos trigueros gordos troceados (quita la parte de abajo más leñosa) y cuida las puntas
  • 4-5 tomates secos en aceite (si usas secos sin aceite, debes hidratarlos antes) troceados a tu gusto
  • 4 gajos de ajos tiernos (cebollino en Cuba) con sus tallos verdes troceado en brunoise
  • 3 dientes de ajo troceados en láminas
  • 1/2 cucharadita de guindilla fresca
  • perejil
  • 3-4 cucharadas aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra recién molida
  • sal

Cómo preparar Arroz primavera

  1. Pon a calentar bien el caldo que hayas elegido. Cuando vaya a hervir apaga y tenlo listo para usar en un rato
  2. En una cazuela de fondo bien amplio pon a calentar el aceite de oliva. A fuego medio añade el ajo y la guindilla. Dora y antes de que se pueda quemar añade los langostinos con una pizca de sal. Déjalos solo un par de minutos. En cuanto cambien su tono gris a rosado saca y reserva en un plato.
  3. En el mismo fondo añade los cebollinos troceados, déjalos pochar unos minutos y a continuación añade las espinacas. Sazona con otro poco de sal y pimienta y en cuanto se “marchite” o reduzca agrega los tomates secos y los espárragos. Saltea un par de minutos.
  4. Añade el arroz, integra todo bien y deja que se impregne con la base de sofrito.
  5. A continuación vierte el caldo y deja cocer a fuego bajo por unos 20 minutos hasta que el arroz haya absorbido todo el líquido y esté tierno. Apaga y no remuevas hasta cinco minutos después.
  6. En este tiempo agrega los mejillones (que ya están cocidos) y los langostinos que habíamos dejado al punto. Solo integra todo cuando hayan pasado los cinco minutos de reposo del arroz. ¡Ahora sí, remueve y listo!
  7. A la mesa y a disfrutar este arroz con un buen vino blanco y una ensalada cruda de primero.

Si quieres nuevas ideas para preparar arroces. Mira este Fusion rice, para los amantes de los salteados, este con curry y plátanos fritos o para gustos más tradicionales este con garbanzos y productos ibéricos.

Albóndigas caseras con salsa de pimientos rojos asados

2 May
albondigasconsalsadepimientos1

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

En casa, como en muchas otras seguramente, las albóndigas son un plato frecuente en los menús. Hay mil maneras de prepararlas, pero hoy les traigo una receta fácil, rápida y sencillamente deliciosa.

Con esta propuesta en realidad van dos recetas en una sola. Estas albóndigas son una receta base, fondo de armario, o mejor dicho, fondo de despensa. Solo tienes que tener una carne picada (picadillo) a disposición y dos o tres ingredientes básicos más. La salsa, por otra parte, puede acompañar otras preparaciones, de carne, pescado o vegetales, no hay límites. Puedes complicarte preparando desde cero los pimientos rojos (morrones) asados, o simplemente, como he hecho yo esta vez, aprovechar unas buenas conservas. Yo siempre tengo a mano estas laticas.

No hay mucha complicación en este dos en uno que les propongo. Puedes dejar preparadas la noche anterior las albóndigas, así cogerán más sabor, y al otro día montar esta salsa en menos de lo que canta un gallo. Pongámonos los delantales y vayamos a la cocina.

Ingredientes para preparar Albóndigas caseras (4-6 personas)

  • 550 gr de carne picada (yo utilicé una mezcla de cerdo y ternera)
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo (puedes utilizar 1 cebolla, 1/2 si es muy grande, escaldada o pochada y cortada muy finamente en brunoise)
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • perejil finamente picado
  • pimienta negra recién molida
  • sal

Para la salsa:

  • 1 cebolla cortada (aquí no tienes que esforzarte demasiado en el tamaño de los trozos)
  • 2-3 dientes de ajo laminado
  • 2 cucharaditas de pasta de pimiento choricero (puedes prescindir de ella, pero le da un plus de sabor y color)
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera picante o ahumado (si no empleas la pasta del pimiento choricero pon 2)
  • 1 cucharadita de caldo concentrado de Bovril (puedes utilizar un vaso de caldo que ya tengas preparado: de pollo, carne o vegetales)
  • 1 1/2 cucharadita de Maicena (dilúyela en el vaso de caldo a temperatura ambiente o frío)
  • 2 latas de pimientos asados rojos en conserva (1-2 pimientos asados por ti sin la piel)
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación de las albóndigas 

  1. Mezcla la carne picada con todos los ingredientes: que se incorporen todos muy bien. Usa las manos bien limpias o ponte unos guantes finos de cocina.
  2. Forma las bolitas del tamaño que prefieras. Yo uso una cuchara de medida e intento coger siempre la misma cantidad, las conformo más bien pequeñas.
  3. Si las haces con antelación, mejor, así cogerán más los sabores de las sazones, pero si no, tampoco pasa nada, pásalas por un poco de harina y fríelas. Yo opté por hacerlas a la plancha, con una pizca de nada de aceite de oliva virgen extra. También puedes hacerlas al horno a 200 grados Centígrados hasta que estén doradas. Cuando estén resérvalas.
  4. Yo freí dos patatas (papas) en cubitos para agregarlas. Son una debilidad y siempre me recuerda la receta cubana de mi abuela.
salsapimientosasadospasos

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Preparación de la salsa

  1. Pon en una cacerola o sartén el aceite de oliva virgen extra, agrega el ajo, dora sin quemar y añade la cebolla. Sazona y deja pochar unos minutos hasta que blanquee la cebolla.
  2. Añade la carne o pasta de pimientos choriceros, a continuación el pimentón de la Vera y enseguida, para que este último no se queme y cambie el sabor, añade el vaso de caldo con la maicena previamente diluida. (Como yo utilicé el extracto de Bovril, empleé un vaso de agua fría y el Bovril lo añadí directamente a la cacerola).
  3. Deja cocinar a fuego suave un par de minutos y cuando espese (lo hará ligeramente) añade los pimientos asados. Lleva a la batidora para triturar todo muy bien y si ves que está demasiado líquida ponla a fuego muy bajito para que reduzca a tu gusto.
  4. Puedes optar en este paso por añadir las albóndigas a la salsa y darles unos 3-4 minutos. Pon las papitas en el último momento.
  5. Para la presentación de este plato opté por poner la salsa a las albóndigas en el último momento de servir, por una cuestión de identificar mejor cada cosa, pero no te prives de poner las albóndigas dentro de la salsa. A chuparse los dedos en familia.

Puedes acompañar esta receta, además, con un arroz blanco desgranadito.

albondigasconsalsadepimientosasados2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

 

Falso tamal en cazuela o harina de maíz criolla, de la cocina cubana

19 Abr
falsotamalenzacazuela

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Los tamales son un clásico de la cocina tradicional cubana. Se elaboran a base de maíz tierno molido o rallado y se presentan envueltos en las hojas del propio maíz. Su preparación es pura efervescencia e implica a casi toda la familia. También está la versión sin hojas, en cazuela, menos trabajosa, pero igual de sabrosa. Lejos de aquella Isla se hace un poco difícil, no imposible, su preparación, sobre todo porque hallar en Europa el maíz tierno (no dulce), con sus hojas y todo, no es tarea fácil.

En casa llevamos con antojos de tamales hace bastante tiempo y hemos descubierto en un supermercado Carrefour una harina de maíz (polenta) ideal para hacer esta adaptación. Lo de falso es porque un tamal en cazuela se hace con maíz tierno, insisto, y no con harina de maíz, que también se comía mucho en Cuba, pero de otras formas. Sin embargo, con un sofrito criollo como el que acompaña esta receta, este plato está muy cerca de los gloriosos tamales cubanos.

Si estás en alguna parte del planeta donde puedas conseguir la materia prima básica para unos tamales de verdad, date una vuelta por La Cocina de Vero. Esta cocinera sabe cómo prepararlos. Ahora, pongamos manos a la obra con esta receta que da para unas ocho personas. Ten en cuenta que si quieres hacer menos puedes reducir a la mitad las cantidades.

Ingredientes para preparar Falso tamal en cazuela o Harina de maíz criolla

(8 personas)

  • 500 gr de harina de maíz o polenta
  • 2 litros de caldo de carne o agua
  • 250 ml de leche
  • 600 gr de magro de cerdo (masitas limpias en trozos pequeños)
  • 150 gr de beicon en taquitos o tiritas
  • 1 diente de ajo
  • pimienta
  • sal

Para la salsa criolla:

  • 1 cebolla grande picada en brunoise
  • 1 diente de ajo grande o 2 pequeñitos
  • 1/4 de pimiento rojo cortado en brunoise
  • 1/4 de pimiento verde cortado en brunoise
  • unos granos de cilantro (opcional)
  • 1 tomate maduro rallado o troceado
  • 1 taza de salsa de tomate o tomate frito
  • 1 cdta de orégano
  • 1 cdta de comino
  • 3 cda aceite de oliva virgen extra (puedes utilizar otro)
  • sal

Procedimiento

pasoapasoharinamaizcriolla

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

  1.  Primero haremos las masitas de cerdo. Sazona la carne troceadita con sal (yo utilicé gorda) y pimienta negra recién molida, reserva.
  2. En una sartén pon a sofreír el beicon. Cuando dore y si ves que suelta poca grasa pon una cucharada de aceite de oliva y añade la carne, primero a fuego vivo para que selle y luego baja la intensidad de la candela para que se cocine poco a poco y vaya dorando sin quemarse. En medio del proceso añade un diente de ajo picadito al gusto.
  3. Cuando la carne ya esté en su punto añade otras dos cucharadas de aceite (si es necesario) y añade la cebolla y los pimientos. Deja sofreír unos cinco minutos.
  4. Mientras, maja en un mortero con una pizca de sal el otro diente de ajo, los granos de cilantro, el comino y el orégano. Añade el majado al sofrito junto con el tomate maduro troceado. Deja sofreír por otros tres minutos y finalmente añade la salsa de tomate o tomate frito. Reserva mientras preparas la harina.
  5. Para cocinar la harina de maíz, lo mejor es que te guíes por las instrucciones del paquete. Las proporciones que indico en los ingredientes por lo general se aplican para casi todos los paquetes, pero a veces no se cumplen. En vez de agua utiliza caldo y leche y ten a mano más agua por si es necesario, dependiendo del espesor que vaya adquiriendo y del gusto. Aquí te dejo una imagen de la polenta que he empleado.

    779024

    Polenta Doña Petrona. (Carrefour)

  6. Lleva el agua o caldo a ebullición. Baja la intensidad del fuego y ve incorporando la harina poco a poco y removiendo, añade la leche y sigue removiendo. Dependiendo del tipo de harina se cocinará y adquirirá el espesor deseado antes o después. Si necesita más líquido pon y mezcla. (Consejo: Busca una polenta finita y pon la candela bajita para que no se queme o pegue)
  7. Una vez tengas al punto la harina añade las masitas con la salsa criolla, mezcla bien y listo. Sirve y a la mesa. La que quede pásala a una fuente cuadrada o algún molde. Podrás trocearla en cuadraditos y ponerla para picar con cerveza.
harinamaizcriolla1

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

¿Quieres acompañar esta harina criolla con otras recetas cubanas? Prueba estos tostones de plátano y como postre este flan de leche y caramelo.

Leche frita o tostada de crema, más allá de carnavales

26 Feb
lechefrita1

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

A finales de febrero y después de pasados los carnavales, pero nunca es tarde. Esta leche frita que quiero compartir hoy en esta extensión de mi cocina no está pasada de moda en casa. La probamos en los días que suelen estar muertas de risa por doquier y la seguiremos probando cuando ya no se escuche hablar de ellas hasta el próximo año aquí en España.

En la zona del Cantábrico y especialmente en el País Vasco esta delicia se conoce simplemente como tostada de crema. En Galicia leite frito y en Cataluña llet de Pasqua. Como quiera que se haga llamar, la leche frita es una exquisitez que merece estar en nuestros menús y platos de postres cada vez que nos dé antojo, incluso a riesgo de que nos caiga una maldición si probamos este dulce carnavalesco o de Cuaresma fuera de su época natural.

Hay unas cuantas recetas para hacer leche frita, que se remontan incluso a la época medieval, pero yo me quedo con la que comparte Ana Vega ‘Biscayenne’ en “El Comidista” de El País. He seguido sus instrucciones al pie de la letra y no he tenido que quejarme a la Defensora del Cocinero, más allá de que mis raciones fueron 12 y no 16. Una cuestión, seguro, del molde que utilicé para dejar reposar la crema. Imagino que no tenía las mismas proporciones del utilizado por la cocinera.

Ingredientes para preparar Leche Frita

  • 500 ml de leche fría
  • Piel de ½ limón (cuidado no lleve la parte blanca, conocida como albedo, pues amarga)
  • 1 palo de canela
  • 60 g de almidón de maíz (Maicena) o de arroz
  • 3 yemas de huevo
  • 60 g de azúcar
  • Harina para rebosar
  • Un huevo batido
  • Mantequilla
  • Aceite de girasol para freír
  • Canela en polvo
  • Azúcar

Cómo preparar Leche Frita

  1. Aparta un vaso del total de la leche. Vierte el resto en un recipiente con la piel de limón y el palo de canela. Cuando hierva, apaga el fuego y dejar que se infusione durante 5 minutos. Reserva y deja que se atempere.
  2. Disuelve el almidón de maíz o arroz en el vaso de leche fría que habías separado, sin que quede ningún grumo.
  3. Aparte, bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que obtengas una consistencia cremosa. Añade la leche con almidón y remueve hasta que se mezcle todo bien.
  4. Cuela la leche infusionada para quitar el palo de canela y la piel de limón. Vuelve a echarla en el recipiente. (Aunque la receta original recomienda espesar la crema al baño maría, puede ser un poco difícil encontrar un recipiente apto para esta cantidad y la otra opción, elaborada al calor directo, no da problemas siempre que se haga a temperatura suave).
  5. Agrega la mezcla de yemas, azúcar, leche y almidón al recipiente junto con la leche infusionada. Calienta a fuego medio-bajo mientras remueves continuamente con unas varillas, para que no se queme. Sigue el procedimiento mientras la crema espesa hasta que las varillas dejen surco en la mezcla y al levantarlas el pegote que queda en ellas no caiga.
  6. Reparte la crema en una bandeja o fuente cuadrada untada con un poco de mantequilla. Debe quedar una altura de aproximadamente un dedo, más o menos. Alisa la superficie y deja que se temple antes de poner un film plástico en contacto directo, para que no se forme una costra dura en la superficie.
  7. Guarda la crema tapada en la nevera hasta el día siguiente, o al menos 5 horas. Una vez fría, la crema tendrá la consistencia suficiente como para poder cortarla y freírla sin que se deshaga.
  8. Haz cortes con un cuchillo en la crema cuajada, formando cuadrados. Pásalos por harina y luego por huevo batido, friéndolos a continuación por los dos lados en una sartén con aceite caliente hasta que estés dorados.
  9. Pon las tostadas recién fritas en un plato con papel absorbente y ve espolvoreándolas con una mezcla de azúcar y canela en polvo. Sirve tibias o a temperatura ambiente.
lechefrita2

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Listo. Estas tostadas de crema o leche frita son una opción que encontrarás en los comercios, timbiriches y mercados en España en febrero. Son muy típicas igual que las torrejas (torrijas aquí). Pruébalas y no hagas caso de maldiciones, hazlas en cualquier época del año.

Pavlova de frutos rojos

12 Feb

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

De Australia o Nueva Zelanda, más allá del origen disputado de la Pavlova, esta receta es un acertado homenaje a la bailarina rusa Ana Pavlova. En esta receta se conjugan, para nuestro disfrute, delicadeza y  ligereza, sin renunciar al dulce placer de un postre.

La más extendida teoría sobre el origen del postre apunta al chef del hotel neozelandés donde la conocida estrella del ballet ruso se hospedó durante una gira que realizara en 1926. El cocinero habría querido agasajar a la bailarina, y para ello bautizó como Pavlova su creación: una tarta a base de merengue horneado con una corona vistosa como la propia bailarina encima del escenario.

Hoy día es un plato muy común tanto en Australia como Nueva Zelanda. Hay versiones con frutos rojos y otras menos ortodoxas, pero igual de sabrosas con frutas tropicales o con añadidos como limón, entre otros ingredientes.

Ingredientes para preparar Pavlova de frutos rojos

  • 4 claras de huevo
  • 200 gr azúcar glass
  • 1 1/2 cdta de vinagre de vino blanco
  • 1 cdta extracto de vainilla (opcional)
  • 1 cucharada colmada de Maicena (almidón de maíz)

Para el relleno:

  • 300 ml de nata para montar
  • 70 gr azúcar
  • Frutos rojos al gusto: Utilicé moras, frambuesas y arándanos azules (un puñado de cada)
  • Hojas de menta o hierbabuena para decorar.

Cómo preparar la Pavlova de frutos rojos

  1. Prepara el merengue: Bate las claras de huevo a punto de nieve. Solo cuando tenga una buena consistencia comienza a añadir, poco a poco, el azúcar glas. Puedes tardar hasta 10 minutos en esto. No hay prisas.
  2. Añade el vinagre y espolvorea la Maicena e integra todo otro poco.
  3. Recubre luego una placa de horno con una hoja de papel sulfurizado o papel vegetal y precalienta el horno a 100ºC.
  4. Vierte el merengue en el centro del papel en forma de montaña. Con la ayuda de una cuchara de metal extiende formando un círculo. Haz una especie de nido ahuecando el centro. Hornear a 100ºC durante 2 horas, hasta que esté duro. Crujiente por fuera.
  5. Saca inmediatamente del horno y deja enfriar totalmente.

El merengue tiene un enemigo que puede arruinar tu base de Pavlova: la humedad. Por ello intenta ponerlo en un lugar seco. Evita dejarlo en el horno caliente y cerrado. Déjalo enfriar bien fuera antes de poner el relleno.

Base de Pavlova

Merengue horneándose

Para el relleno:

  1. Monta la nata. Yo tengo un truco para montarla mejor y con mayor firmeza. Pongo las varillas y el recipiente de metal que voy a utilizar unos pocos minutos en el congelador.
  2. Cuando coja consistencia ve añadiendo el azúcar poco a poco a velocidad media. Cuando se ponga dura y con consistencia, deja de batir.
  3. Pon la nata en una manga pastelera y rellena el nido de merengue. A continuación coloca al gusto las frutas rojas y las hojas de menta o hierbabuena y ya está. Listo. A disfrutar.

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Quieres otras recetas de postre: Pincha esta tarta borracha o mira cómo hago la famosa buttercream o crema de mantequilla, un básico para tantas preparaciones.

Col caramelizada con pasas y manzana

18 Ene
colcaramelizada

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Recientemente estuve viendo un programa de cocina noruega en el que la presentadora preparaba un plato típico cuya base era una col (repollo) caramelizada. La receta completa es una gozada. Más adelante la prepararé de forma íntegra y si queda como espero la comparto en esta extensión de mi cocina.

Por el momento, ya tengo adelantada una parte. Con un par de añadidos he hecho esta versión de la col caramelizada que, tanto si decides usar la mantequilla de la original, como si te decantas por aceite de oliva virgen extra, el resultado será exquisito.

Mis agregados estrellas son precisamente una mezcla de pasas rubias, Moscatel y de Corinto y manzana Golden. El quid de la preparación radica en el mimo y el tiempo que debemos tener en la col cocinando, a fuego medio-bajo durante unos 30 a 45 minutos hasta que adquiera ese color característico de los alimentos caramelizados.

Ingredientes para preparar Col caramelizada con pasas y manzana (4 personas)

  • 1/2 col (repollo) cortada en juliana no muy gruesa
  • 3-4 dientes de ajo laminado finamente
  • 1 cebolla
  • 2 Cayenas (opcional)
  • 75 gr de mantequilla o 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 100 ml vino blanco semidulce
  •  1 puñado de uvas pasas
  • 1 manzana Golden cortada en medias lunas
  • pimienta negra
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • sal

Cómo preparar Col caramelizada con pasas y manzana

  1. En una sartén amplia pon la mantequilla o el aceite a calentar.
  2. Añade el ajo laminado, dora con cuidado y antes de que pueda quemarse incorpora toda la col y la cebolla, mezcla, pon sal y pimienta y deja que cocine a fuego medio removiendo de vez en cuando durante unos 20 minutos.
  3. Pasado este tiempo incorpora las pasas, la manzana, el vino y espolvorea el azúcar moreno.
  4. Sigue cocinando a fuego medio-bajo durante otros 15-20 minutos o hasta que adquiera el color dorado de la caramelización. Si se pega un poco no pasa nada, es buen síntoma. Remueve de vez en cuando para desglasar con los propios jugos y evitar que llegue a quemarse.

Esta col va genial con unas hamburguesas caseras o unos filetes rusos. ¡Buen provecho!

Tarta borracha de coco y chocolate

11 Ene
borracha de coco

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta.com

Hoy quiero compartir una versión mejorada de uno de los postres con que crecí en Cuba. No se trata de algo tan tradicional como el pastel de guayaba o los casquitos, el boniatillo o el arroz con leche, entre otros. Esta panetela, con ingredientes más básicos de los que propongo esta vez, la preparaba mi abuela con mucha frecuencia, para felicidad de todos en casa, y también para la de aquellos a quienes solía regalarlas, con dedicatorias personalizadas.

El secreto está en el bizcocho muy esponjoso y ligero resultante del proceso. Mima lo cocinaba en una olla a presión (pero sin poner la presión por supuesto) con el fuego muy muy bajito. No utilizábamos el horno, que teníamos, pero que se “chupaba” el gas aquel que tenía que durar hasta que “tocara” la próxima balita (mis paisanos saben de lo que hablo). Sin embargo, el resultado era igual de exitoso al método que uso en esta receta.

Si no te gusta el coco, puedes preparar un almíbar simple, con agua, azúcar, la piel de un limón y una ramita de canela o una vaina de vainilla. Este tipo de almíbar era lo que llevaban las “panetelas” de mi infancia. Y aunque ahora en esta adaptación yo recurro además al chocolate para fundir, en realidad las coberturas que utilizaba mi abuela eran de natilla (una natilla espesa) de chocolate o vainilla generalmente. También mi abuela aprovechaba cuando hacía dulce de coco, separaba un poco y lo ponía entre capas y de cobertura.

Esta receta de hoy no empalaga demasiado de coco porque el bizcocho no lleva nada. Puedes saltarte el coco, reitero, y preparar la almíbar simple, con un añadido de ron. Vamos por los ingredientes y entremos de lleno a la cocina.

Ingredientes para prepara Cake o Tarta borracha de coco y chocolate

Para la panetela o bizcocho:

  • 1 1/2 taza de harina de trigo
  • 1 sobre de levadura química (Polvos Royal)
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 5 huevos (4 si son grandes)
  • 1 cucharada de extracto vainilla
  • 1 limón (utilizaremos la ralladura de la piel con cuidado de no rallar la parte blanca + el zumo)
  • pizca de sal
  • agua

Almíbar para emborrachar el bizcocho:

  • 2 tazas (400 ml) de leche de coco
  • 1/2 taza de la almíbar del dulce de coco (si se va un poco del dulce no pasa nada)
  • 1/2 vaso (100 ml) de Malibú (ron con sabor a coco)
  • La cáscara o piel de un limón
  • Agua opcional

Para la cobertura:

  • 200 gr de chocolate negro (75%)
  • 75 ml de leche condensada
  • 100 ml de leche entera o semidesnatada (puede que requieras más o menos)

Cómo preparar Cake o Tarta borracha de coco y chocolate

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Separa las claras de las yemas. Coge las cáscaras del huevo, llénalas hasta la mitad de agua y añádela a las claras. No temas, repite el proceso con cada uno de los huevos después de cascados y una vez separadas las yemas de las claras.
  3. Añade una pizca de sal y bate con ayuda de una licuadora y cuando haya alcanzado el punto de nieve echa el azúcar poco a poco sin dejar de batir.
  4. A continuación agrega las yemas una a una hasta que estén bien integradas.
  5. Deja de batir con la licuadora e incorpora con una paleta o cuchara de madera la harina con la levadura previamente incorporada (si usas una harina especial para repostería o preparado para bizcocho no tendrás que poner levadura). Mueve poco a poco con movimientos envolventes hasta que esté la mezcla homogénea. Agrega la ralladura y el zumo del limón y la vainilla y mezcla.
  6. Vierte la mezcla en tres moldes engrasados (o en dos, para dos pisos) llévalos al horno precalentado y cocina unos 20 minutos o hasta que insertes un palillo y salga limpio.
  7. Para el almíbar pon en un cazo a calentar la leche de coco, el almíbar de dulce de coco, la piel o cáscara de limón y el licor Malibú. Si ves que está muy denso, añade un poco de agua, queremos que la almíbar resultantes sea ligera para que penetre en el bizcocho. Cuando rompa el hervor, baja la intensidad del fuego, deja unos pocos minutos, retira del fuego y deja enfriar.
  8. Para la cobertura pondremos a derretir a baño María el chocolate negro previamente troceado y la leche condensada. La leche entera ponla poco a poco y a conveniencia después de derretido el chocolate para que no pongas demasiado y evitar así que la cobertura te quede demasiado líquida. Retira del fuego y también pon a enfriar.

Montaje:

  1. Una vez los bizcochos se hayan enfriado procede a colocar uno en el plato que hayas escogido, riega poco a poco con la almíbar con ayuda con un cucharón pequeño previendo que no quede muy mojado, pero tampoco que se te queden zonas secas.
  2. A continuación pon un poco de la cobertura de chocolate.
  3. Repite el proceso con el resto de capas. Sé generoso(a) con el glaseado (cobertura) final.
  4. Para coronar y de forma opcional espolvorea con coco rallado al gusto.
porcionborracha

Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Nada más que contar, el resultado final estoy segura que encantará, sobre todo, a los más pequeños, pero incluso a los menos golosos. Es un cake muy dulce, pero muy ligero, sin grasa ninguna en el bizcocho, pero con una esponjosidad que lo hace ideal para absorber el líquido. Se conserva en la nevera. Después de un par de horas de frío, este postre estará más delicioso. Es trabajoso, para los más vagos en la cocina, pero nada complicado. El resultado bien vale la pena. ¡Buen provecho!

Guiso de bacalao con gambas, un plato de cuchara fácil y sabroso

29 Dic

Guiso de Bacalao con Gambas

De vuelta al ruedo tras un prolongado paréntesis, aterrizo en la cocina virtual en días de fiesta, de brindis, de menús, de más excesos de lo habitual. Todo un reto. Para poner coto a esas “comelatas” sin una renuncia completa, aquí va este Guiso de Bacalao con Gambas (o Camarones).

Se trata de un plato sencillo, fácil de preparar, para calentar el invierno, para aprovechar su rica salsa con un buen pan o con arroz blanco. Es una receta de esas que salen con lo que aparece en la despensa en un momento de inspiración. No hay más historia que esa detrás, por lo que les invito a buscar nuestros ingredientes, ponernos el delantal y entrar de una vez a la cocina.

Ingredientes para preparar Guiso de Bacalao con Gambas (2-4 personas)

  • 4 lomos de Bacalao (500 gr) en su punto de sal
  • 200 gr de Gambas peladas
  • Tomaticos Cherry (8-10 unidades) cortados a la mitad
  • 2-3 dientes de ajo cortado en láminas
  • 1 cebolla cortada en brunoise
  • 1/2 tasa de vino blanco (120 ml)
  • 1 1/2 tasa de caldo de pescado (370 ml)
  • unas hebras de azafrán
  • 1 cda de perejil
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal (solo puse una pizca al final para rectificar)
  • 2 cucharaditas de harina de maíz (Maicena)

Cómo preparar Guiso de Bacalao con Gambas

  1. Primero pon en el caldo de pescado muy caliente (para infusionar) las hebras de azafrán, déjalas reposar unos minutos y luego cuela, desecha las hebras y conserva el caldo.
  2. En una sartén o cazuela de barro pon a calentar dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Añade los ajos laminados, dora con cuidado (baja la intensidad del fuego si es necesario) y antes de que puedan quemarse añade las gambas o camarones, déjalos solo unos minutos y retíralos de la sartén. Reserva.
  3. En la propia sartén o cazuela de barro agrega la cebolla y los tomaticos cherry y deja cocinar hasta que poche la cebolla.
  4. A continuación agrega los lomos de bacalao, el vino y el caldo de pescado. Suma las gambas que habíamos salteado con las láminas de ajo y déjalo cocinar todo destapado y sin mover para que no se rompan los lomos durante unos 15 minutos a fuego medio. Casi en el último momento corona con perejil y a la mesa.

Un truco para espesar la salsa es reservar un poco del caldo de pescado (solo un poco y frío) y diluir en este dos cucharaditas colmadas de harina de maíz o Maicena. Échalo si ves que la salsa está demasiado floja durante la cocción. Es solo para dar un poco más de consistencia, porque se trata de un guiso al final. ¡Buen provecho!

Si quieres ver otras recetas con bacalao no te pierdas uno de los más tradicionales en el norte de España, en concreto en Euskadi, el Bacalao al pil pil, o este delicioso plato portugués.

Crema de calabaza al curry con pan frito de cebolla

19 Jul

Para recapitular un poco… aquí va una receta que podremos preparar y tomar fría para refrescar estos días de calor… además, ligera y saludable 😉

tras la receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Hoy traigo una crema de calabaza al curry con pan frito de cebolla que estoy segura os va a encantar. Se trata de otra receta ligera, apta para todos los públicos y el verano, porque podremos tomarla templada e incluso fresquita de la nevera para apaciguar los calores y alimentarnos de una manera sana y equilibrada.

Vamos a ponerle más sabor porque no coceremos simplemente los ingredientes, sino que los sofreiremos con un chorreón de aceite de oliva virgen extra antes de ponerle el caldo, para que terminen de ablandarse tanto calabaza como calabacines. Nos aportará las vitaminas, minerales y fibras presentes en las verduras, y si nos saltamos el pan frito será más apta para regímenes de adelgazamiento y también para celíacos.

Después de probar la crema de calabaza de JaviRecetas hace ya algún tiempo me pareció…

Ver la entrada original 500 palabras más

Bacalao a Bras, una versión de la receta portuguesa

9 Mar

Bacalao à Bràs. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

El Bacalhau à Bràs o Bacalao a Bras es una receta muy popular en todo el territorio portugués, un tesoro de la cocina lusa que por la cercanía geográfica ha llegado a España. De hecho en zonas de la Península cercanas a la frontera con Portugal puede hallarse una variedad de esta receta conocida como Bacalao Dorado. He leído por ahí que no se parece mucho, otros foristas en algunos blogs de cocina, sin embargo, reclaman que se trata del mismo plato. Habría que consultar a un portugués que haya probado ambos para eliminar las dudas.

La propuesta de hoy se encuentra en los menús de restaurantes de algunas zonas portuguesas como Bacalhau à Braz, con zeta, debido a que el creador, el señor Braz, escribía su apellido con esta grafía antigua. En todo caso es un plato lleno de sabor, fácil de preparar, muy apropiado para estas fechas de Cuaresma y un contundente plato único para saciar a lo más golosos.

Se prepara generalmente con bacalao desalado desmigado, pero también con unos filetes que luego serán muy fáciles de desmigar. Yo incluso los preparé con filetes de bacalao congelados. Eso sí, si utilizas esta opción, ten en cuenta que tendrás que secarlo para eliminar el exceso de humedad. Sin más, vayamos por los ingredientes y directo a la cocina.

Ingredientes para preparar Bacalao à Bràs (2-4 personas)

  • 2 filetes gordos de Bacalao (4 finos ó 2 tazas de bacalao desmigado)
  • 1 cebolla picada en brunoise
  • 1 diente de ajo
  • 2 patatas cortadas muy finamente, tipo paja (en el supermercado las venden ya listas pero yo prefiero prepararlas; si sigues los pasos te quedarán perfectas)
  • 5 huevos grandes
  • aceite de oliva suave abundante (para freír las papitas finitas, puedes usar aceite para freír)
  • 3 cucharadas aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 cda perejil
  • sal (ojo con ella si el bacalao está en su punto)
  • 2 rebanadas de pan de semillas (opcional)

Cómo preparar Bacalao à Bràs 

  • Patatas paja:

    Paso a paso de las patatas paja. Todos los derechos reservados por TrasLa Receta

  1. Pela y corta las patatas de manera que te queden muy finitas.
  2. Lávalas y déjalas en agua con sal un rato antes de freírlas. Esto evita el exceso de almidón y que a la hora de freírlas se peguen y quemen.
  3. Pasados al menos 10 minutos escúrrelas bien y sécalas con una paño limpio de cocina.
  4. Ponlas en un cazo con aceite hasta que queden cubiertas. Yo las pongo con el aceite en frío y la candela media a alta pero no al máximo. Reservo la máxima potencia para el final. Te quedarán crujientes y doraditas.
  5. Sácalas a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Ojo con los que revolotean por la cocina que meten mano y acaban con ellas.
  • Bacalao à Bràs, paso a paso:

    Paso a paso. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  1. En una sartén amplia a fuego medio pon el aceite de oliva virgen extra, añade un diente de ajo finamente picado y antes de que se puedan quemar incorpora la cebolla, pon una pizca de sal y deja que poche muy bien (unos 8 minutos).
  2. Añade a continuación los filetes de bacalao bien escurridos en caso de que uses congelados (los que usé estaban al punto de sal por lo que no añadí ninguna) y deja que se cocinen un poco. Cuando empiecen a blanquear mete la pala, rómpelos y mezcla con la cebolla.
  3. Deja que se cocinen unos 5 minutos y en ese tiempo ve batiendo los huevos y sazona con sal y perejil picado (reserva un poco para decorar).
  4. A continuación vierte los huevos batidos en la sartén con el bacalao y la cebolla.
  5. Por último, antes de que cuajen los huevos, añade las patatas pajas, remueve todo y deja cocinar a tu gusto, siempre evitando resecar demasiado el revuelto.
  6. En lo que se termina de cocinar yo he dorado en una sartén con poco aceite unas tiras de pan de semillas. En un plis plas a fuego medio-alto se hacen. Emplata, decora con perejil y las tiras de pan y listo.

    Bacalao à Bràs. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

    La receta original se acompaña con unas aceitunas negras. Está buenísima de esta manera, pero yo opté por unas uvas rojas sin semillas: contrasta más el sabor riquísimo de este “revoltillo de bacalao” ( 😉 seguro que mis paisanos me entienden).

Bomba helada de panetone: receta para Navidades

23 Dic

¿Aún sin saber qué postre preparar para esta Nochebuena? A ver si se animan con este remake… Esta bomba helada de panetone cubierto de chocolate. Lo mejor dejarlo preparado y vertir el chocolate fundido delante de todos justo antes de servir.

tras la receta

Todos los derechos reservados por Tras La Receta Todos los derechos reservados por Tras La Receta

Mis queridos seguidores, lectores, amigos todos que se toman siempre aunque sea unos breves minutos para aparcar los sentidos en esta pequeña extensión virtual de mi cocina: No quería dejar que terminara el año sin compartir con todos esta receta de espíritu navideño. Sí, porque con esta bomba helada que hoy ofrezco podrá helarse hasta el propio invierno pero seguro se derriten paladares y corazones y las fiestas navideñas tendrán un motivo más para celebrar la vida y brindar porque el 2015 no escatime en obsequiarnos felicidad.

Hace ya bastante que no publico una nueva entrada, pero cuento con que la espera haya valido la pena. Aunque es un postre que podría parecer complicado a primera vista, lo cierto es que nada más lejos de eso. En primer lugar no hay que encender fogones ni hornos; quizá solo para dar el toque…

Ver la entrada original 850 palabras más

Lunette di zucchini: Ginos en casa

6 Nov
calabacinesempanados

Lunette de Zucchini o Calabacines empanados al horno. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Por estas latitudes tenemos un restaurante italiano, forma parte de una cadena en realidad, Ginos, al que una que otra vez solemos recurrir. En el último cumpleaños nos reunimos allí algunos amigos y disfrutamos, entre otros platos, de unos ricos Lunette di zucchini, calabacines en tempura con queso parmesano, que me propuse improvisar en este rincón extendido de mi cocina.

Se trata de una versión muy libre. En sustitución de la tempura y la fritura convencional opté por una mezcla de pan rallado con ajo, perejil y queso parmesano y el horno como método de cocción. La salsa tampoco tiene que ver con la salsa toscana con que acompañan los calabacines en Ginos. Hice uso de la despensa y terminé montando una salsa de tomate con queso fundido.

Por último adelantar que se trata de una receta muy sencilla, fácil para todos y sobre todo una manera muy rica y atractiva de presentar los vegetales, sobre todo para niños y renuentes a consumirlos.

Ingredientes para preparar Lunette de Zucchini o Calabacín empanado (2-4 personas)

  • 1 calabacín cortado en finas rodajas
  • 1 huevo batido
  • 1 taza de pan rallado
  • 1 taza de queso parmesano finamente rallado
  • 2 cucharadas de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo (opcional)
  • 2 cucharadas de perejil seco
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar Lunette de Zucchini o Calabacín empanado al horno

pasoapasocalabacines

Calabacines empanados al horno. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

  1. Corta en rodajas finas los calabacines y salpimenta.
  2. Bate el huevo y pon una pizquita de sal.
  3. En otro recipiente mezcla el pan rallado, el ajo, la cebolla, el perejil, el queso y otra pizca de sal.
  4. Prepara la bandeja del horno con una hoja de papel para hornear o de aluminio. Pon un chorrito de aceite de oliva y con un pincel distribuye por toda la superficie.
  5. Pasa las lunas o rodajas de calabacín primero por el huevo batido y luego por la mezcla de pan y queso rallado.
  6. Coloca sobre la bandeja de horno y finalmente riega con un hilo de aceite de oliva.
  7. Hornea a 180 grados Celsius hasta que estén dorados por unos 30 minutos aproximadamente.
  8. En lo que se cocinan prepara una salsa de tomate frito con queso fundido o elige cualquier otra que te parezca adecuada o tengas a mano.
ginos_en_casa

Calabacines empanados al horno. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Para acompañar una comida o cena de inspiración italiana o simplemente para picar con una cerveza fría o un vino blanco. ¡Qué aproveche!

Arroz con chorizo… a la cubana

16 Sep
arroz_con_chorizo_a_la_cubana

Arroz con chorizo a la cubana. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Hace unos días nuestro querido amigo Pepe trajo a casa unos chorizos para pinchos con los que nos aseguramos una entretenida tarde de picoteo. No fue lo único que trajo, pero de estos riquísimos choricitos quedaron los suficientes para montar esta receta de arroz que les propongo hoy, con ingredientes ibéricos pero esencia cubana.

Esperábamos a un “cuarto bate” (como decimos allá en la isla del eterno verano), pero aquel de la Ensalada “La claudicación de Javi” no apareció y lo que se perdió. Prometo repetir los chorizos al vino y de paso comparto con todos los que me leen la propuesta, pero de momento he aprovechado bien los restos.

En Cuba preparamos arroz con cualquier posible ingrediente. Es un producto que acompaña diariamente la dieta y muy versátil. Auxiliador al mismo tiempo. Hasta con “suerte” lo preparamos. Dejo a mis coterráneos que expliquen eso de la suerte, y los que no lo son seguro se lo imaginan. No más rodeos, échale una ojeada a los ingredientes y si te falta alguno vete a por él o improvisa, como lo hacen las abuelas y madres cubanas responsables de la cocina.

Ingredientes para preparar Arroz con chorizo… a la cubana

(para 4 personas)

  • 250 gr de arroz redondo
  • 750 ml de caldo de carne o pollo
  • 12 chorizos (los de la receta son pequeños pero si usas grandes los troceas y adaptas)
  • 1 zanahoria (troceada en cubitos pequeños o medias lunas)
  • 1/2 cebolla (si es pequeña usa una completa, siempre finamente picada)
  • 1/2 pimiento verde italiano (largo, cortado en cubitos pequeños)
  • 1/2 pimiento rojo morrón (de asar, no muy grande, también cortados de la misma forma)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil (fresco o seco, el que tengas)
  • 1 cucharadita de pimentón rojo dulce (yo empleo de la Vera, que es un poco ahumado)
  • 1 hoja de laurel
  • 3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
pasoapaso_arroz_con_chorizo

Paso a paso del arroz con chorizo. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Cómo preparar Arroz con chorizo… a la cubana

  1. Ya cortados de la forma anteriormente descrita la zanahoria, la cebolla y los pimientos, pon en un mortero los ajos con la sal y el perejil y machaca hasta tener una pasta.
  2. Por otro lado lleva a ebullición el caldo y reserva bien caliente.
  3. En una sartén (puedes emplear una olla o cazuela amplia) pon a calentar el aceite y pon a sofreír la cebolla, los pimientos y la zanahoria. Déjalo que se poche todo bien.
  4. Añade el ajo majado, remueve y deja sofreír un par de minutos adicionales.
  5. Incorpora el chorizo y continuación el arroz, remueve, echa el pimentón, vuelve a remover y deja otro par de minutos para que coja todos los sabores.
  6. Agrega el caldo (previamente calentado) y la hoja de laurel. Rectifica de sal. Gradúa el fuego a una temperatura baja-media y deja cocer durante aproximadamente unos 15 minutos. Vigila y cuando el caldo se haya evaporado completamente y el arroz abierto, retira del fuego y deja sin remover entre 5-8 minutos tapado.
  7. Transcurrido el tiempo remueve y listo para servir.

    arroz_con_chorizo_cubana

    Arroz con chorizo a la cubana. Todos los derechos reservados por TrasLaReceta

Si los acompañas con unos plátanos machos fritos y una buena tajada de aguacate entonces sí que ningún cubano se resiste.

¡Disfrútalo mucho!

Garbanzos Por Castilla y León

10 Sep
garbanzos_morcilla_manzana_cecina

Garbanzos con morcilla, manzana, almendras y cecina. TrasLaReceta

Hace un par de meses, quizás menos, la verdad es que últimamente el tiempo se escurre y no precisamente entre costuras, pasé un fin de semana allá por tierras de Castilla y León, entre la geografía accidentada y roja de Las Médulas y las capitales llenas de sabores de Burgos y León. Fue una escapada relámpago, pero a la que todos los amigos involucrados exprimimos el jugo.

Y volví a Madrid con paisajes memorables, un goce de haber desconectado de todo, pero sobre todo con los deseos de repetir ciertas experiencias gastronómicas.

Por cierto, para quienes me leen aquí en España, recomiendo 100% el bar-restaurante El Morito, de la ciudad de Burgos, uno de los mejores sitios en que he comido. Cierto que puede abarrotarse en menos de lo que canta un gallo pero las raciones tienen esas tres cualidades indispensables: buenas, bonitas y baratas. Además, variadas y con lo mejor de los productos de alrededor. La cola que se formó, por suerte después de nuestra entrada acabado de abrir por la tarde, habla por sí sola de la merecida fama que se ha ganado.

En Léon, Jamón Jamón es un clásico, con un servicio que me dejó boquiabierta por la inmediatez: aún no habíamos puesto un pie en el interior (aquello lleno a más no poder y sin donde sentarse nadie) y uno de los camareros detrás de la barra ya estaba poniendo atención al pedido. No hay mucho más allá de los embutidos clásicos: jamón, chorizo, salchichón, queso y cecina, pero eso sí, de calidad. Y por una bebida, la que sea, te sirven de todo esto sin cobrar más allá de lo que cueste una caña (cerveza), una copa de vino o aquello que elijas para tomar.

La receta de hoy no es una réplica de ninguna que hayamos probado en nuestra excursión. Se trata simplemente de un plato homenaje que incluye alguno de los ingredientes estrella de estas regiones castellanas. Morcilla de Burgos y Cecina de León hacen los honores a estos Garbanzos Por Castilla y León. Sin más dilación, vayamos a la cocina.

Ingredientes para preparar Garbanzos Por Castilla y León (2-4 personas)

  • 400 gr de garbanzos cocidos y escurridos (puedes utilizar un bote y si los vas a cocinar entonces serían unos 250 gr de garbanzos crudos secos)
  • 1 morcilla entera de Burgos sin tripa (deshaz la morcilla hasta obtener el picadillo)
  • 1 puñado de almendras crudas
  • 1 manzana no muy grande (yo utilicé Golden) cortada en dados pequeños
  • 2-3 lonchas de Cecina de León
  • 1 cebolla finamente cortada en brunoise
  • 1 diente de ajo fileteado finamente
  • 1 punta de guindilla (puedes utilizar guindilla seca)
  • 1-2 cucharada de perejil fresco bien picadito
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • pimienta recién molida
  • sal

Cómo preparar Garbanzos Por Castilla y León

  1. Pon a tostar en una sartén las almendras a fuego bajo y removiendo cada rato.
  2. Mientras pon a calentar el aceite en una sartén grande. Añade los ajos fileteados y la guindilla, y antes de que puedan quemarse incorpora la cebolla bien picadita, pon un poco de sal y deja pochar.
  3. A continuación agrega el interior de la morcilla hecho picadillo y deja sofreír durante unos minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Cuando esté más negruzca de lo que ya es la Morcilla en sí echa la manzana en daditos y remueve. Deja cocinar otros cinco minutos con tapa.
  5. Escurre bien los garbanzos. Si son de bote lava antes con agua fría. Añádelos a la sartén, rectifica de sal y añade una pizca de pimienta recién molida al gusto y el perejil (deja un poco para poner por encima a la hora de llevar a la mesa).
  6. Por último agrega las almendras tostadas previamente, un poco machacadas pero con cuidado de no hacerlas polvo, y la cecina en tiritas (deja unas cuantas tiras para decorar) remueve, deja reposar un poco y a continuación sirve las raciones en cuencos.

Esta cantidad alcanza para cuatro raciones no muy largas. Si eres una persona golosa se puede reducir a dos raciones bien despachadas y, eso sí, como plato único.

Yo acompañé estos garbanzos untuosos y sabrosos con una ensalada de canónigos y peras aliñadas con aceite de oliva virgen y extra y vinagre balsámico de Módena. Nada más.

Ponle un vino tinto y se convierte en una comida o cena “10”.

Atrévete a prepararlos. Si no te gusta la Morcilla de Burgos (que es de arroz) y prefieres otra (a mí me encanta una que preparan en Salamanca con un toque picante) no dudes en emplearla. Las almendras pueden sustituirlas por piñones (más finos pero también más caros). Y si no eres fan de la cecina, sustituye por jamón ibérico o serrano. ¡Qué los disfrutes!

COMIÉNDOSE EL TIEMPO

Afila tus cuchillos

El Caldero Viajero

Come bien. Viaja a menudo.

Consejo Nutricional

La salud a través de la alimentación y nutrición

Jono & Jules do food & wine

Two foodies and lovers of wine in Dublin.

Comer es Vivir

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"

La cocina de ama

blog de comida casera

dulcedelimón

Recetas caseras para sorprender

BacoyBoca

Un pedacito de lo que guarda mi cocina

Carlos Campillo

Movement, Yoga & Meditation.

myTREcetas

Para descubrir nuevos sabores y momentos.